La Ruta de las Recoveras con alumnado de Primaria

Las palabras son atemporales, el lenguaje las coloca en el momento en que alguien las necesita para dar sentido a su sentir. ¡Qué maravilla es el lenguaje!

Las palabras tienen el poder de tocar el  corazón y conformar el pensamiento y, cuando tras recorrer los vericuetos del aparato fonador salen y se suben a las ondas para buscar posibles receptores, entonces se obra el milagro del compartir.

Cuando hay palabras que ya están en desuso, arrinconadas  por el inexorable paso del tiempo y costumbres caducadas, o por el olvido interesado de una Historia sesgada, y llega un día y niñas como Matilda, Elsa, Ana, María o niños como Adrián,  Sala, o José y las hacen suyas, ese momento es muy especial, casi un prodigio.Eso sentíamos, vivir un momento mágico, cuando escuchábamos a los niños y las niñas del CEIP Blas Infante de Casares hablar de las recoveras el pasado 8 de junio caminando por esas veredas, tan transitadas en otros tiempos.

De eso se trata, de que el delgado y sutil hilo de la Memoria desmemoriada traiga aquellas palabras, cargadas de historias de vida de mujeres valientes, hasta estos chicos y chicas de otro mundo.  Para que les ayuden a saber de las huellas que quedan en esos caminos de Andalucía, de tantas criaturas que los recorrieron cargados sus cuerpos con pesados bultos.

Todas esas palabras sin matices, diciendo lo que fue,  para que estas mentes en construcción se nutran de todas ellas. Para que estén presentes en su lenguaje y así cumplir con nuestra responsabilidad de traerles la Historia negada y que sean ellas y ellos quiénes saquen sus propias conclusiones.

Nuestro agradecimiento a las familias de Casares que autorizaron la salida de sus niños y niñas, a las jovencísimas maestras: Leticia, Blanca, Elena y Anais…. A nuestro guía Quique Morales, biznieto de recovera, al Equipo Directivo del CEIP Blas Infante, Marta, Directora y Marilina,  Jefa de Estudios; a Rocío Ruíz, Concejala del Ayuntamiento de Casares, que una vez más estuvo atenta a todo detalle,  -regalaron unos originales petos y dispuso el autobús para facilitar el regreso-.

Gracias a Inmaculada Serrano, que a partir de propuestas didácticas de Carmen y Lulú, elaboró las actividades para la salida. Trabajar con Inma y Lulú, es un auténtico disfrute. La creatividad y experiencia de Inma es enriquecedora al máximo, el entusiasmo y la imaginación de Lulú, inagotable. Manolo Galán ha aportado más detalles a la información sobre la ruta. Toda esta red la ha ido tejiendo Luis, cómo no!. Por mi parte, solo puedo dar las gracias por estar en el lugar adecuado, en el momento adecuado.

Ahora, tenemos que añadir los cambios que necesarios tras la práctica.

Ana Mora, socia de ASPA

Deja un comentario