Archivo de la categoría: Comunicados

Nos adherimos al Manifiesto #DefendiendoAMaleno

Nos unimos a la defensa de Helena Maleno Garzón y denunciamos un nuevo intento del Gobierno de M. Rajoy de criminalizar a las personas y entidades que ayudan a lxs más necesitadxs.

Manifiesto #DefendiendoAMaleno

El pasado miércoles la defensora de derechos humanos Helena Maleno Garzón recibió una visita de la Policía, que la citaba ante la justicia marroquí este martes 5 de diciembre. Sin tener acceso a toda la información judicial para conocer en detalle las acusaciones que se vierten sobre ella, la documentación legal proporcionada concluye que la Defensora de Derechos Humanos es acusada por España de crimen internacional de tráfico de seres humanos e inmigración clandestina. El Estado español ha realizado investigaciones sobre su labor, por lo que podría haber pedido colaboración a Marruecos al ser Helena residente en este país. La base para la acusación de la Defensora son las llamadas de petición de auxilio que habría realizado a Salvamento Marítimo acerca de embarcaciones de personas migrantes que se encuentran a la deriva y/o desaparecidas. Un proceso judicial claramente destinado a criminalizar el trabajo que desarrolla Helena Maleno desde hace años como defensora de derechos humanos. Cabe remarcar que Helena Maleno es una periodista y defensora de derechos humanos española especialista en Migraciones y Trata de seres humanos. Desarrolla desde 2001 en Frontera Sur una labor de apoyo permanente en derecho a la salud, educación, identidad y a la vida de las personas migrantes.

En su larga actividad se ha dedicado a :

– Investigar la situación de los Derechos Humanos de las personas migrantes en la frontera Sur: vulneraciones por parte de las autoridades, ayuda en caso de agresiones y violencia, denegación de acceso al asilo, protección de menores y víctimas de trata, ayuda humanitaria, etc.

– Documentar casos de violencia contra las personas migrantes en las ciudades españolas de Ceuta y Melilla, visibilizando prácticas ilegales como las ‘devoluciones en caliente’ y denunciando políticas como la ‘externalización de fronteras’.

– Protección del derecho a la Vida: alertando a los servicios de Salvamento y rescate de los países correspondientes toda vez que personas migrantes han realizado llamadas de auxilio desde el mar. Seguir leyendo Nos adherimos al Manifiesto #DefendiendoAMaleno

Denunciamos que Interior de uso de CIE a la prisión de Archidona

Nos hemos adherido al siguiente comunicado y además como ASPA hemos firmado la queja al Defensor del Pueblo.

Ayer, lunes 21 de noviembre, fueron recluidos en el Centro Penitenciario de Archidona (aún sin inaugurar) 464 personas argelinas y marroquíes llegadas los días anteriores en patera a las costas levantinas. El centro no cuenta con agua corriente potable y es una cárcel que depende directamente de Instituciones Penitenciarias.

Policía entrando en la cárcel de Arquidona con las personas inmigrantes.

Las organizaciones firmantes recuerdan que la ley impide que los Centros de Internamiento de Extranjeros tengan “carácter penitenciario”. No podemos entender cómo el Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha dado el visto bueno para esta operación.

En lugar de dispositivos de acogida, el Ministerio de Interior se ha apresurado maniobrar de forma que se facilite la expulsión de estas personas (España tiene acuerdos de expulsión con Argelia y Marruecos).

Además, dada la improvisación de la que han hecho gala en la gestión de esta situación, nos preocupa seriamente que derechos básicos de toda persona que se encuentre en estas circunstancias (no superar las 72 h de detención antes de pasar a disposición judicial, asistencia letrada y traducción adecuadas o acceso al procedimiento de asilo) hayan podido ser vulnerados antes del traslado a Archidona.

Nuestra posición es clara: consideramos que los Centros de Internamiento de extranjeros son una aberración jurídica, unas cárceles opacas en las que se encierra a personas que no han cometido delito alguno. En este caso, se trata de supervivientes de un viaje traumático en el que han arriesgado su vida y en que, recordemos, al menos 6000 personas han fallecido en los últimos 25 años.

Exigimos al Ministerio de Interior que no utilice cárceles como Centros de Internamiento de Extranjeros y que, en su lugar, habilite dispositivos de acogida para los supervivientes de este traumático viaje.

Comunicado contra nuevos CIEs en Andalucía

Las entidades Asoc. Pro-Derechos Humanos, Granada Acoge, Accionenred, ASPA  y otras ONGs, nos posicionamos en contra de la construcción de nuevos CIEs  y os invitamos a que os suméis a este comunicado de protesta que será presentado en rueda de prensa y entregado en subdelegación del gobierno la próxima semana.

COMUNICADO CONTRA NUEVOS CIES EN ANDALUCÍA

Expresamos nuestro absoluto rechazo al anuncio de proyecto de construcción de un Centro de Internamiento de Extranjero (CIE) en la provincia de Granada realizado por el delegado de gobierno en Andalucía Antonio Sanz el pasado 10 de Julio de 2017.

Las organizaciones abajo firmantes nos oponemos al anuncio del delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, de construir Centros de Internamiento de Extranjeros en Granada y Almería. Consideramos que las medidas a tomar ante la llegada de personas migrantes no deben ser represivas, sino solidarias y de acogida.

Los Centros de Internamiento de Extranjeros son espacios que, aunque no tienen carácter penitenciario, funcionan como auténticas cárceles cuyo objetivo es facilitar la expulsión de personas extranjeras en situación administrativa irregular. Dicho objetivo no se cumple ya que, según datos del propio Ministerio del Interior, el 71% de los internos no son expulsados, por lo que estos centros incumplen su finalidad. De hecho, si lo que se persigue es la localización de una persona, podría realizarse de forma respetuosa con los derechos humanos (pisos de localización, retirada del pasaporte, presentaciones periódicas, etc.).

Esta situación de privatización de la libertad de personas que no han cometido delito alguno por una falta administrativa vulnera la legislación nacional, internacional y los derechos humanos. Ha sido denunciada en multitud de ocasiones por el movimiento asociativo, entidades europeas, comisiones del Parlamento Europeo e instituciones españolas, así como por el Defensor del Pueblo y sus equivalentes autonómicos y por la propia Fiscalía General del Estado.

Las organizaciones firmantes nos mostramos en contra de la propia existencia de estos Centros de Internamientos de Extranjeros por ser un instrumento represivo de las políticas migratorias, innecesarias, inútiles y criminalizadas, que priva de libertad a aquellas personas que no han podido obtener o renovar su permiso de residencia.

Es por ello que, mientras seguimos trabajando para que los CIEs actualmente en funcionamiento se cierren, nos negamos a la construcción de nuevos centros de este tipo en el resto del estado. Anunciamos que nos opondremos con todas nuestras fuerzas a la construcción de dichos centros en Andalucía oriental y que exigiremos a todos los actores políticos que se posicionen ante este anuncio. También continuaremos el trabajo con la sociedad civil informando de las intenciones de las administraciones responsables.

Se admiten apoyos vía internet aquí: https://goo.gl/forms/68LKSN7ksVnnZjsy2

Cumplimos 30 años acompañando la solidaridad internacional y la sensibilización social

ASPA, hoy 24 de mayo, cumple 30 años acompañando la cooperación internacional y la sensibilización social. 30 intentando hacer efectiva la solidaridad, eso que Gioconda Belli llama “la ternura de los pueblos” y en el que las socias y lo socios han jugado un papel impagable y decisivo con su apoyo.

ASPA es la primera ONG andaluza, que nace en 1987, intentando articular una voz en la construcción de la política española de cooperación, desde una Andalucía que buscaba salir de su secular abandono y reivindicaba sus señas de identidad. Sus primeros años, finales de la década de los ochenta, que cerraba con la caída del muro de Berlín el ciclo de la guerra fría, estuvieron marcados por la creación de instrumentos de financiación y respuestas urgentes  a demandas solidarias en el Sáhara Occidental,  Palestina, países centroamericanos y Cuba.

La adolescencia de la asociación, en los 90, está imbricada en la necesidad de unirse a otras entidades a través de plataformas, foros y redes, destacando la Plataforma del 0,7%, que significó una gran movilización en Andalucía y en España, y la Plataforma de solidaridad con los inmigrantes de Málaga, que empezaba a buscar alianzas para dar repuesta al incipiente fenómeno de la inmigración.

 En el mundo, mientras tanto, el Consenso de Washington extendía su influencia y las instituciones de Bretton Woods aplicaban sin reparo las políticas de ajustes. El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional celebraban su 50 aniversario en Madrid. La respuesta de la sociedad fue el “Foro alternativo; las otras voces del Planeta” y ASPA incidía en “Los retos de las ONGD ante el nuevo milenio”. Estos años de movilización y sensibilización de la población fueron el caldo de cultivo para el surgimiento de la cooperación descentralizada. Una cooperación  vinculada a los territorios que no tiene referentes en otros países y que ahora, tras varios años de recortes, está renaciendo con un perfil de nuevo cuño, más vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La década de los 90 fue también la década de las Cumbres sobre Desarrollo. Desde Río92 hasta la Cumbre sobre Población y Desarrollo en el 94, pasando por la Cumbre sobre Mujer y Desarrollo del 95 o la Cumbre sobre el Desarrollo Social en 1998. Todas ellas tuvieron como síntesis los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Para hacerse eco de estos cambios ASPA incide en la Educación global y la sensibilización, de tal manera que las dos alas  desde las que la asociación quiere remontar su vuelo son desde esta década la cooperación y la sensibilización.

La juventud de asociación que pareció inaugurarse con el cambio de siglo,  marca el comienzo de una nueva época. Asistimos al auge de los países emergentes, la guerra contra el terrorismo que se desató tras el ataque a las Torres Gemelas, la invasión de Irak, el reconocimiento del cambio climático como problema acuciante y la expansión del capitalismo financiero que dio lugar, al final de la década, a la mayor crisis financiera desde los años 30.

Internamente seguimos creciendo, esta vez de la mano de las CCAA que, por fin, se incorporaron como socias de pleno derecho y tuvieron mucho que ver en el desarrollo y la implantación a lo largo de todo el estado de la campaña Pobreza Cero que todavía hoy es un referente en el día de lucha contra la pobreza.

La cooperación española ha sufrido un recorte del 70% y, como resultado, las propias ONGD hemos tenido que hacer frente a un descenso en picado de las subvenciones para la ejecución de proyectos de desarrollo, para asistencia humanitaria y para Educación para la Ciudadanía Global. Las consecuencias han sido duras para las ONGD aquí, pero sobre todo, para las personas de otros contextos con las que hemos tenido que dejar de colaborar. Sin embargo, a pesar de los recortes y de la crisis, la mayoría de las organizaciones ha sabido resistir, redefiniendo estrategias y contado con la solidaridad de socios y colaboradores.

Estos últimos años, que podemos llamar de la madurez, hemos participado activamente en la construcción de la posición española de sobre la Agenda 2030, aprobada por la Asamblea de Naciones Unidas en septiembre de 2015. Seguimos trabajando para que su implementación  se traduzca en políticas realmente transformadoras que hagan de este planeta un lugar vivible para su población actual y futura. Desde ASPA hemos querido poner el énfasis en el   acogimiento de las personas inmigrantes y refugiadas y en nuestro entorno más inmediato en el trabajo en  los barrios en los que nos ubicamos.

Celebramos treinta años de trabajo conjunto, basado en el respeto a las diferencias y en la construcción de confianza entre nosotras. Años empeñadas en construir acuerdos, y en aceptar  los disensos, cuando los consensos no son posibles. Estamos contentas y queremos celebrar lo que hemos logrado juntas para tomar fuerza frente a las exigencias de una nueva realidad que, de nuevo, nos invita a repensarnos desde una lógica que ya no es la de los países del Norte y del Sur, sino la de los desafíos universales como el cambio climático, la migración o la desigualdad. El reto es muy grande, pero tenemos la fuerza de la experiencia y la potencia de un colectivo de más de 500 socias, mujeres y hombres, o comprometidas con la justicia global.

Seguimos de sur a sur. Poco a poco. Descubriendo que tras cada paso viene otro más. Y sabiendo que todo está relacionado. La mariposa del camino tiene que ver con la galaxia más distante. Mi conciencia con las  partículas elementales subatómicas. La descarga de dióxido de carbono del viejo autobús con la vía Láctea. La manera que tenemos de desplazarnos, de divertirnos, de construir nuestras casas.  La ropa que vestimos. El cambio climático. La pérdida acelerada de biodiversidad. Todo está relacionado  y por tanto  todo es necesario: la sobriedad y sencillez de vida, los hábitos de consumo, la espiritualidad, la ética, la economía, la política, los movimientos sociales, la educación… Todo es necesario porque todo está relacionado. Cada uno desde lo que podemos y sabemos. Aprendiendo y valorando los esfuerzos de los demás. Apoyándonos unos a otros. Enseñándonos y ayudándonos. Contando incluso con aquellos que piensan o pensamos que está en barco distinto. Cada uno en lo que podemos y sabemos, ampliando, con la ayuda de los otros, nuestros ámbitos de comportamiento. Estamos cambiando el mundo.

Comunicado de la comunidad iberoamericana frente a las medidas de Donald Trump

Este es un comunicado dirigido a la sociedad global, al pueblo europeo y en particular, un llamado a la comunidad Iberoamericana con especial énfasis a España. Latinoamérica a lo largo de la historia, no solamente ha recibido a inmigrantes, quienes huyendo de los horrores de las guerras, de la persecución política o incluso de las catástrofes ambientales, encontraron no sólo asilo político, sino y quizás más importante, las manos de un crisol de pueblos que a pesar de su particular desarrollo político, han sabido ser sensibles ante los diferentes dramas que han atravesado. En México han encontrado refugio españoles, judíos-polacos, alemanes, italianos, chinos, haitianos, argentinos, chilenos, guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses, inmigrantes de distintas partes de África, así como actualmente refugiados provenientes de Siria.

Hoy más que nunca, la comunidad internacional debe observar con preocupación y con alarma el radical giro que ha dado la política de Estados Unidos. La criminalización por cuestión étnica, racial, adscripción religiosa o por preferencias sexuales no sólo es un doloroso revés en materia de derechos humanos, sino un motivo de preocupación ante el peligro y riesgo que corren las democracias europeas en imitar las políticas del presidente Donald Trump. La despótica actitud que ha mantenido el gobierno de los Estados Unidos hacia el pueblo mexicano, nos obliga a hace un llamamiento a la comunidad internacional, a la comunidad Iberoamericana y en concreto al pueblo español a hacerle frente desde la unidad.

LA COMUNIDAD MEXICANA EN GRANADA HACE UN LLAMAMIENTO

  • Primero, para señalar que todo muro o valla que se erige o se intenta erigir como en el caso de la frontera entre México y Estados Unidos para separar a la gente por nacionalidad, color de piel, adscripción religiosa, cultural o preferencia de género, es una humillación no del pueblo o persona  afectada,  sino  a  la humanidad en general.
  • Segundo, señalamos categóricamente que ningún ser humano es ilegal. Ningún Estado que se ostente de ser democrático, tiene el derecho a criminalizar la vida y mucho menos, por poseer una nacionalidad distinta a la del país de residencia.
  • Tercero, reconocer la diversidad étnica, racial, religiosa, o por  preferencias sexuales como piedra fundante de la sociedad, es reconocer una sola humanidad compuesta de muchas humanidades. Quien atenta contra el derecho legítimo a la diversidad, atenta contra la humanidad misma.

La comunidad mexicana en Granada, convoca a la sociedad civil y a las organizaciones españolas y en particular a las granadinas, a sumarse a este llamamiento firmando el siguiente documento. Seguir leyendo Comunicado de la comunidad iberoamericana frente a las medidas de Donald Trump