Archivo de la categoría: Derechos Humanos

La fiebre del Cobalto en el Congo

Para el pueblo congolés la historia se repite. En tiempo en los que los smartphones y los automóviles eléctricos marcan la pauta, las vastas reservas de cobalto situadas en el subsuelo de la República Democrática del Congo son objeto de codicia por parte de las grandes multinacionales. Empresas chinas y el gigante minero suizo Glencore se reparten un jugoso mercado.

Históricamente, las industrias extractivas de los países occidentales han tenido un papel central en el pillaje de las materias primas no agrícolas de los países del Sur. Según un informe de la Comisión Económica para África, “La mayor parte de los capitales privados extranjeros invertidos en África, entre 1830 y 1935, fueron destinados a la industria extractiva y buena parte de las inversiones públicas coloniales iban destinadas a este sector.”

Un siglo después, esta explotación continúa a un ritmo desenfrenado a pesar de su contribución al cambio climático y de las indiscutibles consecuencias negativas que la explotación minera ha tenido para el grueso de la población y su medio ambiente. De acuerdo con un informe de la WWF publicado en 2015, un tercio del patrimonio natural mundial se encuentra actualmente amenazado por la explotación petrolera, de gas o minera. Un sector que se encuentra controlado por gigantes industriales como Glencore – fundada por Marc Rich, un hombre de negocios con un pasado dudoso – y sus 107 filiales offshore. Seguir leyendo La fiebre del Cobalto en el Congo

Comunicado de la REDGRA frente a la expulsión de 116 personas a Marruecos

El Gobiernos que acogió al Aquarius con más de 600 migrantes acaba de devolver a Marruecos a los que el miércoles saltaron la valla de Ceuta.

La degradación del Gobierno en la aplicación de las políticas migratorias va a velocidad de vértigo. Su viraje es de ciento ochenta grados. El Gobierno que denunciaba las devoluciones en caliente del ejecutivo anterior, acaba de pisotear los derechos de 116 inmigrantes. Todo en menos de 24 horas. 

Las organizaciones que formamos la REDGRA (Red Granadina por la Acogida y el Refugio) encontramos en este alarmante acontecimiento al menos dos asuntos de extrema gravedad: Seguir leyendo Comunicado de la REDGRA frente a la expulsión de 116 personas a Marruecos

EE.UU. y los derechos humanos, ambientales y de la naturaleza

Estados Unidos ha ratificado pocos tratados internacionales sobre derechos humanos y medio ambiente. De los 18 instrumentos de Naciones Unidas relativos a los derechos humanos, sólo ha ratificado 5. Estados Unidos, junto con Somalia, no han ratificado, por ejemplo, la Convención sobre Derechos de los Niños; o, junto con Irán, Nauru, Palau, Somalia, Sudán y Tonga, tampoco han ratificado la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). De hecho, hace pocos días, Estados Unidos anunció que se retiraba del Consejo de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, luego que el Alto Comisionado de Derechos Humanos hiciera críticas a la política de Trump de separar a los niños de sus familiares al cruzar la frontera sin documentos.

Aunque Estados Unidos se presenta como el guardián de los derechos humanos tiene una terrible historia de irrespeto de los mismos, dentro y fuera de sus fronteras: 31 de sus 50 estados mantienen en vigencia la pena de muerte -1477 personas fueron sometidas a esta condena desde 1977, la última hace pocos días-; la mayoría afrodescendientes, asiáticos y latinos. Estados Unidos está entre los países más injustos del mundo. En promedio, una familia blanca tiene siete veces más riqueza que una afrodescendiente; un informe de la BBC de noviembre de 2017 señala que en Estados Unidos hay más de 13 millones de niños viviendo bajo el nivel de pobreza. Es conocido mundialmente que dos terceras partes de la población de ese país no tienen acceso a cobertura médica primaria, situación que ha empeorado en el régimen de Trump/Pence. Seguir leyendo EE.UU. y los derechos humanos, ambientales y de la naturaleza

Una multa maliciosa

Nos unimos a la denuncia de lxs compañerxs del Comité Oscar Romero de Cádiz sobre la sanción impuesta por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz al Ayuntamiento de Cádiz por haber permitido que la Cruz Roja dispusiera de las instalaciones del Club Náutico Elcano para acoger a inmigrantes

Las fronteras entre el bien y el mal no quedan hoy definidas por una verdadera moral humana, sino por unas leyes contranatura elaboradas desde el poder, bajo la falaz excusa de facilitar la convivencia humana o mantener el orden ciudadano.

Valores humanos, propios de la espiritualidad o naturaleza humana, como la acogida a unx emigrante, proteger a la madre naturaleza, negarse a tomar un fusil para matar a otra persona o denunciar el mal que provocan estas injustas ordenanzas, se sitúan hoy en el terreno de lo delictivo. Seguir leyendo Una multa maliciosa

Las venas abiertas de Nicaragua

Pertenezco a la generación de los que en los años 1980 vibraron con la Revolución sandinista y la apoyaron activamente. El impulso progresista reanimado por la Revolución cubana de 1959 se había estancado en gran medida por la intervención imperialista de Estados Unidos. La imposición de la dictadura militar en Brasil en 1964 y en Argentina en 1976, la muerte del Che Guevara en 1967 en Bolivia y el golpe de Augusto Pinochet en Chile contra Salvador Allende en 1973 fueron los signos más sobresalientes de que el subcontinente americano estaba condenado a ser el patio trasero de Estados Unidos, sometido a la dominación de las grandes empresas multinacionales y de las élites nacionales conniventes con ellas. Estaba, en síntesis, impedido de pensarse como conjunto de sociedades inclusivas centradas en los intereses de las grandes mayorías empobrecidas.

La Revolución sandinista significaba el surgimiento de una contracorriente auspiciosa. Su significado resultaba no solo de las transformaciones concretas que protagonizaba (participación popular sin precedentes, reforma agraria, campaña de alfabetización que mereció el premio de la UNESCO, revolución cultural, creación de servicio público de salud, etc.), sino también del hecho de que todo esto se realizó en condiciones difíciles debido al cerco extremadamente agresivo de los Estados Unidos de Ronald Reagan, que supuso el embargo económico y la infame financiación de los “contras” nicaragüenses (la guerrilla contrarrevolucionaria) y el fomento de la guerra civil. Igualmente significativo fue el hecho de que el gobierno sandinista mantuviera el régimen democrático, lo que en 1990 dictó el fin de la revolución con la victoria del bloque opositor, del que, además, formaba parte el Partido Comunista de Nicaragua. Seguir leyendo Las venas abiertas de Nicaragua