Archivo de la categoría: Derechos Humanos

Israel: la impunidad y el silencio de la comunidad internacional

Al menos 58 palestinos han muerto y más de 1.300 han resultado heridos de bala en un solo día por disparos de francotiradores del Ejército de Israel. Se trata del mayor número de muertos en Gaza desde 2014. La desproporción en el uso de la fuerza queda clara cuando sabemos que ningún israelí ha resultado herido en las seis semanas que ha durado la Gran Marcha del Retorno, que concluyó ayer, fecha de la Nakba, o Desastre, día en el que los palestinos conmemoran la expulsión tras la creación del Estado de Israel.

La Gran Marcha es una protesta por la que los palestinos que viven en Gaza, más de dos millones, de los cuales dos tercios vivían en territorios ahora ocupados por Israel, reivindican su derecho a regresar a sus aldeas, muchas destruidas para construir asentamientos y kibbutz.  Seguir leyendo Israel: la impunidad y el silencio de la comunidad internacional

Amordazadas no olvidamos, el 17 de marzo nos movilizamos

Como seguramente sabréis, la Ley Mordaza sigue campando a sus anchas pese a que la mayoría del actual Congreso se había comprometido a acabar con esta ley que vulnera numerosos derechos humanos.

El Congreso aprobó en noviembre de 2016 y enero de 2017 dos propuestas de reforma de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza. Desde entonces, ha pasado ya más de un año y el proceso parlamentario se encuentra prácticamente paralizado o avanzando a un ritmo extremadamente lento. Organizaciones y colectivos sociales que hemos denunciado la arbitrariedad y falta de garantías de esta norma hemos estado siguiendo de cerca este proceso, y nos preocupa que ninguno de los textos alternativos presentados recojan nuestras demandas, y ni ofrezcan una regulación garantista para el ejercicio de los derechos fundamentales. Seguir leyendo Amordazadas no olvidamos, el 17 de marzo nos movilizamos

Reclamamos la puesta en libertad del defensor de Derechos Humanos palestino-francés Salah Hamouri, tras seis meses en prisión sin cargos ni juicio por parte de Israel

Ramallah, 15 de febrero de 2018.- Salah Hamouri, defensor de Derechos Humanos y trabajador de la organización palestina Addameer, es una de las 450 personas palestinas que Israel mantiene en prisión en detención administrativa, lo que quiere decir que no sabe qué cargos le imputa Israel para mantenerlo privado de libertad y por tanto no ha recibido juicio.  Basado en informaciones secretas, Salah fue declarado una amenaza para la seguridad según un tribunal militar israelí. Su detención se produjo el pasado 23 de agosto de 2017, en su casa de Kufr Aqab (Jerusalén, Palestina). Un capítulo más de la persecución a la que está siendo sometido Hamouri desde que tenía 16 años así como una prueba más de las políticas de Israel contra todo aquel que trabaje en la denuncia de las constantes violaciones de DDHH que comete.

Addameer teme que se produzca una renovación de la detención administrativa que debería finalizar el próximo 28 de febrero. Las organizaciones del Estado Español Sodepaz, Paz con Dignidad, Novact, Mundubat, Suds y Al Quds manifestamos igualmente nuestra preocupación porque esto ocurra y reclamamos a Israel que libere a Hamouri y no siga haciendo un uso indiscriminado y arbitrario del mecanismo de detención administrativa como una forma de castigo colectivo y acoso a defensoras y defensores palestinos de Derechos Humanos. Desde Octubre de 2015, las fuerzas de ocupación han intensificado la detención, intimidación, amenaza y castigo colectivo de Defensores/as de Derechos Humanos (periodistas, activistas, miembros de comités populares, miembros de ONGDS de defensa de DDHH) en el TOP, tratando de silenciarlos y penalizarlas por el rol que juegan en la denuncia de las violaciones y crímenes perpetrados contra la población palestina. La Orden Militar 101 del sistema judicial israelí, vigente desde la ocupación militar de Cisjordania en 1967, criminaliza muchas actividades civiles: organización y participación en protestas, formar parte de asambleas o vigilias, portar banderas y otros símbolos políticos, imprimir y distribuir material político. Seguir leyendo Reclamamos la puesta en libertad del defensor de Derechos Humanos palestino-francés Salah Hamouri, tras seis meses en prisión sin cargos ni juicio por parte de Israel

de Sur a Sur nº 121: La complicidad del silencio

En estos días vemos con preocupación la explosión de odio y el elogio del nazismo en la ciudad de Charlottesville (EEUU). La violencia en esta ciudad no es sino la consecuencia del caldo de cultivo que el presidente Donald J. Trump se ha encargado de alimentar.

Las antorchas han vuelto a marchar en agosto de 2017 en EE.UU., pero éste no es solo un problema americano. Echemos una ojeada a nuestro alrededor. A Francia. A Holanda. A Inglaterra o al silencioso bloque oriental de la UE. A Rusia. A España. Solo era cuestión de tiempo. Nadie puede decir que no estábamos avisados, simplemente preferimos hacer caso omiso de las señales.

En ASPA hacemos nuestras las reflexiones de Rosa María Artal publicadas el quince de agosto en ELDIARIO.ES.

“Agosto se nos tiñó de nazi. Se desparramó el depósito que a duras penas lo contenía. Y se plasmó el sábado 12 de agosto en la ciudad universitaria de Charlottesville, en el Estado de Virginia que albergó la capital de los Confederados en la Guerra de Secesión norteamericana. Una nutrida representación, masculina, blanca, violenta, irracional, fascista, armada hasta con fusiles de asalto, sembró de odio y sangre las calles para hacer alarde de la superioridad que creen ostentar. Una mujer –Heather Heyer, 32 años– asesinada, una veintena de heridos, múltiples apaleados, una sociedad con una profunda brecha en el corazón. Las impactantes imágenes grabadas por HBO dejan poco lugar a la imaginación para saber la dimensión de lo qué está ocurriendo.

“Una injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes”, decía Martin Luther King, el líder de los derechos civiles que caería abatido por esta misma intolerancia en 1968. El despertar del nazismo latente en un país es una amenaza para todo el mundo libre, podríamos parafrasear. No es insignificante lugar los Estados Unidos de América, lo que le añade gravedad. Y no cabe tregua. El sábado en Charlottesville emergió cuanto se venía gestando, lo que llevó a Donald Trump al poder. El presidente que tardaría 48 horas en condenar la violencia de los partidarios de la supremacía blanca, obligado por una intensa condena a su reacción inicial. Cuando, hablando de “distintas fuentes”, enarboló la bandera de la falsa equidistancia siempre, siempre, culpable. Este martes recuperó la versión de “las dos partes”, culpables ambas y con buena gente ambas en su interior, y dijo que la prensa había tratado injustamente a los manifestantes neonazis a los que justificó. Trump no abandona a los suyos. Las felicitaciones más efusivas -dentro de un clima de desolación- han sido las de un par de líderes del KuKluxKlan agradeciendo a Trump “la condena a los matones de izquierda que nos atacaron”. . (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”A pesar de todo me levanto” de Maya Angelou.
  • Nuestra rotunda condena de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils: Frente al terror y el miedo, solo cabe la solidaridad, la cultura de paz y la convivencia

Comunicado contra nuevos CIEs en Andalucía

Las entidades Asoc. Pro-Derechos Humanos, Granada Acoge, Accionenred, ASPA  y otras ONGs, nos posicionamos en contra de la construcción de nuevos CIEs  y os invitamos a que os suméis a este comunicado de protesta que será presentado en rueda de prensa y entregado en subdelegación del gobierno la próxima semana.

COMUNICADO CONTRA NUEVOS CIES EN ANDALUCÍA

Expresamos nuestro absoluto rechazo al anuncio de proyecto de construcción de un Centro de Internamiento de Extranjero (CIE) en la provincia de Granada realizado por el delegado de gobierno en Andalucía Antonio Sanz el pasado 10 de Julio de 2017.

Las organizaciones abajo firmantes nos oponemos al anuncio del delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, de construir Centros de Internamiento de Extranjeros en Granada y Almería. Consideramos que las medidas a tomar ante la llegada de personas migrantes no deben ser represivas, sino solidarias y de acogida.

Los Centros de Internamiento de Extranjeros son espacios que, aunque no tienen carácter penitenciario, funcionan como auténticas cárceles cuyo objetivo es facilitar la expulsión de personas extranjeras en situación administrativa irregular. Dicho objetivo no se cumple ya que, según datos del propio Ministerio del Interior, el 71% de los internos no son expulsados, por lo que estos centros incumplen su finalidad. De hecho, si lo que se persigue es la localización de una persona, podría realizarse de forma respetuosa con los derechos humanos (pisos de localización, retirada del pasaporte, presentaciones periódicas, etc.).

Esta situación de privatización de la libertad de personas que no han cometido delito alguno por una falta administrativa vulnera la legislación nacional, internacional y los derechos humanos. Ha sido denunciada en multitud de ocasiones por el movimiento asociativo, entidades europeas, comisiones del Parlamento Europeo e instituciones españolas, así como por el Defensor del Pueblo y sus equivalentes autonómicos y por la propia Fiscalía General del Estado.

Las organizaciones firmantes nos mostramos en contra de la propia existencia de estos Centros de Internamientos de Extranjeros por ser un instrumento represivo de las políticas migratorias, innecesarias, inútiles y criminalizadas, que priva de libertad a aquellas personas que no han podido obtener o renovar su permiso de residencia.

Es por ello que, mientras seguimos trabajando para que los CIEs actualmente en funcionamiento se cierren, nos negamos a la construcción de nuevos centros de este tipo en el resto del estado. Anunciamos que nos opondremos con todas nuestras fuerzas a la construcción de dichos centros en Andalucía oriental y que exigiremos a todos los actores políticos que se posicionen ante este anuncio. También continuaremos el trabajo con la sociedad civil informando de las intenciones de las administraciones responsables.

Se admiten apoyos vía internet aquí: https://goo.gl/forms/68LKSN7ksVnnZjsy2