Archivo de la categoría: Inmigración

Córdoba con las personas refugiadas

unnamedLos colectivos y organizaciones abajo firmantes convocamos a las cordobesas y cordobeses a expresar nuestra solidaridad con las cientos de miles de personas que tratan de encontrar en el continente europeo refugio y protección, huyendo de las situaciones de guerra, caos o miseria que sufren en sus países de origen. Se ven forzadas a abandonar su hogar, su vida y sus raíces para sobrevivir, por lo que todas han de ser consideradas refugiadas, sin distinción de que la causa sea bélica, política, religiosa, económica o de cualquier otra naturaleza. Son seres humanos y deben ser tratados como tales siempre y en todo lugar.

Como ciudadanas y ciudadanos no queremos permanecer impasibles ante el horror de muerte y sufrimiento que diariamente contemplamos en las imágenes y conocemos en las noticias. No queremos vivir en una Europa blindada, hostil e insolidaria con el resto de pueblos del mundo. Máxime cuando los países desarrollados hemos sido y seguimos siendo quienes hemos provocado las situaciones de expolio de recursos que mantienen empobrecida a buena parte de África y Asia, quienes les vendemos armas e incluso exportamos guerras.

Desde Córdoba queremos tender la mano fraternal a las mujeres y hombres de todo el mundo que se ven abocados a sufrir destierro, persecución y migración. Queremos que se oiga clara y fuerte nuestra voz reclamando a la Unión Europea y a todos los países desarrollados un plan de acción inmediata de acogida humanitaria a todas esas personas, garantizando rutas seguras de tránsito y respeto a sus derechos fundamentales. Pero, sobre todo, exigimos un cambio drástico y urgente de las políticas internacionales que aborde decidida y eficazmente las raíces de los problemas que obligan a la huida y éxodo masivo de tantas poblaciones. Políticas encaminadas a erradicar la pobreza y la desigualdad, condonar la injusta deuda, preservar los recursos naturales de cada país, combatir el cambio climático y sustituir el gasto militar por la cooperación al desarrollo y la resolución pacífica de los conflictos.

Hacemos un llamamiento a la ciudadanía, asociaciones, colectivos y organizaciones para difundir esta convocatoria y acudir a este acto de justicia solidaria el próximo jueves 3 de septiembre a las 20:30 horas en el Bulevar Gran Capitán de Córdoba.

 

  •                 ASOCIACIÓN ANDALUZA POR LA SOLIDARIDAD Y LA PAZ (ASPA).
  •                 CENTRO DE INICIATIVAS PARA LA COOPERACIÓN (CIC BATÁ).
  •                 CÍRCULO CULTURAL JUAN XXIII.
  •                 COORDINADORA DE COLECTIVOS SOCIALES CÓRDOBA SOLIDARIA.
  •                 EQUO.
  •                 FRENTE CÍVICO SOMOS MAYORÍA.
  •                 GANEMOS CÓRDOBA.
  •                 IZQUIERDA UNIDA-LOS VERDES- CONVOCATORIA POR ANDALUCÍA.
  •                 PARTIDO COMUNISTA DE ANDALUCÍA.
  •                 PODEMOS.

Boletín de Sur a Sur, nº 69: Cinco casos de top manta que no nos indignan tanto

La muerte de un senegalés huyendo de la policía en Salou abre muchos debates que podríamos resumir en dos posturas: la derecha pedirá orden; la izquierda institucional, una investigación del caso. El senegalés será el pretexto para ambas campañas, deshumanizado. Y las protestas de sus compatriotas ante la policía, un mero asunto de orden público. No falta nunca, por supuesto, el comentario legalista enfrentando al último y al penúltimo, el comentario del sentido común. ¿Podemos tolerar el top manta? Se preguntarán. El centro del drama es la venta ambulante de gafas de sol sin pagar impuestos. La llegada de multinacionales que arruinarán al pequeño comerciante con horarios imposibles y precios más bajos es un símbolo de riqueza y prosperidad; pero cuidado con los senegaleses que harán temblar el comercio local con sus mantas, sus películas falsas y sus bolsos Gucci.

safe_imageDiscutiendo sobre legalidad y legitimidad, perdemos de vista estos casos que se viven en silencio, raramente comentados en la opinión publicada. ¿Qué hay que hacer con el top manta de los blancos? Ahí van cinco casos que podrían ser prácticamente extrapolables a la totalidad del continente africano:

Senegal y sus peces: la pesca en este país africano tiene una gran importancia: en 2005 representaba un 2% del PIB, daba trabajo a 60.000 personas y beneficiaba indirectamente a 600.000 vinculadas con el sector. A finales del año pasado, la Unión Europea firmó con Senegal un acuerdo de pesca: 38 buques europeos (25 españoles) podrán trabajar en la zona durante cinco años a cambio de unos 14 millones de euros. Tal y como explicaba Rosa Martínez en la Marea, algunos de estos buques han sido multados por pescar ilegalmente en la zona. Pese a haber sido condenados por esas actividades, esto no ha impedido que sigan recibiendo subvenciones millonarias de las instituciones europeas. La pesca ilegal de barcos europeos en Senegal tiene muchos años de historia: algunos de los pescadores, al tener que ir cada vez más lejos para encontrar pescado, se fueron acercando con el paso de los años a Canarias. Ante esta situación, aprovecharon su embarcación para pasar a compatriotas a España para ganar dinero. Cuando se habla de “mafias” se les incluye sin hablar nunca de quien les arruinó.

Níger y su energía: la antigua metrópolis tiene en Níger su mayor fuente de luz. El 87% de la energía francesa proviene de sus centrales nucleares, y el 40% del uranio que importan procede de este país africano. El segundo productor de uranio se encuentra en los últimos puestos de todos los índices de desarrollo. El monopolio de la explotación siempre estuvo en manos de Areva, una sociedad estatal francesa. En 2010 el presidente del país, Mamadou Tandja, entabló conversaciones con sociedades chinas que podrían permitir un reparto más justo para el Estado nigerino. Al poco tiempo, un coronel encabezó con éxito un golpe de estado. Una de sus primeras acciones fue romper las negociaciones con China. Mahmadou Issoufou, que trabajaba para Areva, ganó las elecciones del año siguiente, y ahí sigue.

Para seguir leyendo el boletín pincha en este enlace

Boletin de Sur a Sur, nº 65 Refugiados ¿control o protección?

Este año, el pasado 20 de junio, día del refugiado, nos hace una pregunta sustancial ¿control o protección? ante el sobrecogedor sufrimiento de millones de refugiados, desde Líbano hasta Kenia, desde el mar de Andamán al Mediterráneo, que reclama un cambio radical en la forma en que el mundo aborda el problema de los refugiados.

Refugiados-Turquia-Akcakale-ISIS-AFP_CLAIMA20150617_0089_37Más de cuatro millones de refugiados han huido de Siria, y el 95 por ciento está en sólo cinco países de acogida: Turquía, Líbano, Jordania, Irak y Egipto. El Mediterráneo es la ruta marítima más peligrosa para las personas refugiadas y migrantes. En 2014, 219.000 personas hicieron la travesía en condiciones enormemente arriesgadas y 3.500 murieron en el intento. En 2014, las autoridades italianas rescataron a más de 166.000 personas. Sin embargo, en octubre de ese año, Italia, bajo la presión de otros Estados miembros de la UE, canceló la operación de salvamento Mare Nostrum, que fue sustituida por la operación Tritón, mucho más limitada (a cargo de Frontex, la agencia de fronteras de la UE).

Por otro lado, África, una crisis olvidada. Hay más de tres millones de refugiados en el África Subsahariana. Los estallidos de combates en países como Sudán del Sur y la República Centroafricana han provocado el aumento del número de personas en movimiento que huyen de los conflictos y de la persecución. De los primeros 10 países de origen de refugiados del mundo, cinco están en el África Subsahariana. Cuatro de los 10 países que más refugiados acogen están asimismo en esta región.

Sin olvidar el Sureste Asiático donde todo parece centrarse en rechazar a los desesperados. En el primer trimestre de 2015, el ACNUR informó de que habían intentado cruzar la bahía de Bengala alrededor de 25.000 personas, aproximadamente el doble de la correspondiente al mismo periodo de 2014. La ruta marítima de la bahía de Bengala es empleada sobre todo por rohingyas musulmanes procedentes de Myanmar y nacionales bangladeshíes. El 11 de mayo, la Organización Internacional para las Migraciones calculaba que había 8.000 personas en embarcaciones a la deriva cerca de Tailandia. Se creía que muchas de estas personas eran rohingyas que huían de la persecución auspiciada por el Estado en Myanmar.

Para seguir leyendo el boletín pincha en este enlace

Historias a pie de frontera

Las líneas que siguen cuentan tres de las historias compartidas en el IV Foro Social de Espiritualidades y Éticas “El mundo visto desde sus fronteras”, celebrado en Melilla los días 18 y 19 de abril.

carmenbalmaseda-680x407Melilla

Ciudad donde nace un país y muere otro

Lugar donde rompen los sueños

Enclave inhóspito donde se hace visible la crueldad imperante

Que fluye invisible y evidente…

¡Pobre de ti!

Que posees tu cierto encanto y tus restos de historia y naturaleza privilegiada

Pues no te dejan ser más

Que la sujeción de la injusticia

El cementerio de la lucha

(Rosa Balmaseda, mi hermana)

El jueves 16 de abril, algunos integrantes del grupo del observatorio llegamos a Melilla para asistir a las conferencias sobre inmigración y fronteras que el jesuita Esteban Velázquez había organizado desde la Diócesis de Nador. Un proyecto difícil, no deseado por las autoridades de uno y otro país, Marruecos y España, cuyas fronteras se tocan en Nador y Melilla. Tanto es así, que en un principio el encuentro se iba a realizar en Nador, y a dos días de su inicio tuvimos que cambiar destino y alojarnos en Melilla, pues las autoridades marroquíes denegaron su celebración sin alegar ningún motivo. Melilla y España tampoco estaban muy dispuestas a dar publicidad a estas jornadas. Cuando llegamos allí y preguntamos, nadie parecía saber nada. Las fronteras y sus víctimas son una cuestión espinosa, como sus vallas, de las que ningún gobierno quiere asumir responsabilidades.

Algo de este foro ha tocado las fibras del sistema que nos gobierna y eso es una satisfacción. Algo les ha puesto nerviosos. Nuestro mensaje es: no tenemos miedo, la libertad, la verdad y la ternura son innegociables.(Esteban Velázquez en la Conferencia Inaugural del Foro)

Por la tarde paseamos por esta ciudad doblemente amurallada. El fuerte de roca y piedra de Melilla La Vieja, construido entre los siglos XVI y XVII, está rodeado por otra estructura defensiva. Ésta última data de 1998, aunque está en constante perfeccionamiento, y consiste en una valla metálica armada de concertinas y malla antitrepa. Una valla que no sólo deshumaniza a los que intentan atravesarla sino también a los que los miran desde el otro lado, en palabras de Marc Cachia, cuya contribución al foro reproduciré más adelante. Seguir leyendo Historias a pie de frontera

Boletín de Sur a Sur, nº 64: A vueltas con pasadas elecciones municipales

El dato más relevante de estas elecciones no es solo y no es tanto, la derrota del Partido Popular Sin títuloy de sus políticas, sino la emergencia de un nuevo escenario político con posibilidades de convertirse en una plataforma de cambio significativo en las próximas elecciones generales. Había tres condiciones para abrir esa ventana de oportunidades al cambio: la primera, es que quedara constancia explícita del rechazo general a las políticas de austeridad y al gobierno que las ha protagonizado. Esa condición está satisfecha: el Partido Popular pierde más de dos millones y medio de votos, 10 puntos porcentuales, todas sus mayorías absolutas en las Comunidades Autónomas y perderá (eso se sabrá antes del 12 de junio) una buena parte de su poder municipal.

La segunda condición era que se consolidase la crisis del bipartidismo y que, por lo tanto, se abrieran espacios para una alternativa y no solamente para la alternancia dentro del sistema de partidos. En este caso, el bipartidismo suma un 52% de los votos consolidando la tendencia a la baja ya vivida en las elecciones europeas. Y sobre todo, el panorama político se abre con la irrupción decisiva de otras fuerzas que condicionan la política de acuerdos y pactos y que hacen muy complicado el juego de la alternancia vivida en España desde la transición, donde las terceras o cuartas fuerzas eran usadas para generar mayorías sin que, en el fondo, las políticas reales cambiasen significativamente.

En tercer lugar, era imprescindible que se visibilizara la representación del cambio: ¿qué actores están en condiciones de ser protagonistas de esa expectativa? En este caso el mensaje ofrece muchos matices y una perspectiva. (PARA SEGUIR LEYENDO EL BOLETÍN PINCHA EN ESTE ENLACE)