Archivo de la categoría: Inmigración

Por una acogida digna

Treinta y ocho entidades granadinas, entre ellas ASPA, firman el siguiente manifiesto y exigen a las distintas administraciones que dediquen los medios económicos y humanos suficientes para garantizar una acogida digna y acorde a los Derechos Humanos.

MANIFIESTO POR UNA ACOGIDA DIGNA

En los últimos meses, debido a diversos factores internacionales, como el endurecimiento de la política migratoria italiana y el cierre de fronteras en Turquía, se ha producido un incremento de llegadas por vía marítima a las costas españolas. A pesar de que varias organizaciones nacionales e internacionales llevaban tiempo alertando de que se produciría esta reactivación de la vía migratoria por el Mediterráneo Occidental, las administraciones españolas responsables de acoger dignamente a las personas migrantes han dado muestra de una absoluta falta de previsión y están respondiendo a la situación con una improvisación preocupante.

Con la excusa de encontrarse desbordado por un incremento de las llegadas supuestamente inesperado, el gobierno anterior puso en marcha medidas de emergencia que, en algunos casos, atentaban incluso contra los Derechos Humanos, como el encierro de decenas de personas  hace algunos meses en la cárcel de Archidona. También los centros de emergencia habilitados por la Junta de Andalucía para la acogida de menores extranjeros/as no acompañados/as muestran graves deficiencias que han sido denunciadas por distintas entidades sociales, como la falta de declaración en desamparo y tutela, el número insuficiente de educadores/as o la no escolarización de los/as menores. Seguir leyendo Por una acogida digna

Una multa maliciosa

Nos unimos a la denuncia de lxs compañerxs del Comité Oscar Romero de Cádiz sobre la sanción impuesta por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz al Ayuntamiento de Cádiz por haber permitido que la Cruz Roja dispusiera de las instalaciones del Club Náutico Elcano para acoger a inmigrantes

Las fronteras entre el bien y el mal no quedan hoy definidas por una verdadera moral humana, sino por unas leyes contranatura elaboradas desde el poder, bajo la falaz excusa de facilitar la convivencia humana o mantener el orden ciudadano.

Valores humanos, propios de la espiritualidad o naturaleza humana, como la acogida a unx emigrante, proteger a la madre naturaleza, negarse a tomar un fusil para matar a otra persona o denunciar el mal que provocan estas injustas ordenanzas, se sitúan hoy en el terreno de lo delictivo. Seguir leyendo Una multa maliciosa

El efecto llamada

El efecto llamada existe. Es una llamada de verdad. Telefónica. Un inmigrante indocumentado que comparte un cuartucho con otros diez en Madrid y corre ante la policía para poner a salvo las imitaciones baratas de bolsos de moda, rasca monedas hasta tener suficiente para una tarjeta telefónica. La coloca en la ranura de una cabina y se hace conectar con un pueblo en alguna parte de África. “Sí, estoy bien”, dice, “me va muy bien. Tengo piso, estoy trabajando en un restaurante. Me pagan bien. Lo de la deuda de diez mil euros con nuestro vecino lo arreglaré muy pronto; mandaré el dinero. No os preocupéis”. Queda en silencio. ¿Cuántas veces más, cuántos meses más podrá repetir las mismas mentiras? ¿Y cuál será el final? ¿Encontrará ese trabajo en un restaurante, le darán los papeles y hará verdad la promesa, o aparecerá una mañana de vuelta en su pueblo, deportado?

No, eso no, todo menos eso. Entonces tendría que confesar que era todo mentira, que le han tomado el pelo vilmente, que los miles de euros invertidos eran una puta estafa, y que él ha caído como un pardillo. Ser un pardillo está muy mal visto en el pueblo. Podría tal vez buscar trabajo en un lugar cercano, poco a poco ir enjugando la deuda. Pero lo que ya nunca podrá lavar de su rostro es la fama de fracasado. No, eso no. Si lo deportan, decide, dirá que ha sido mala suerte, una de esas volutas impredecibles de la burocracia europea, pedirá otro diez mil euros y partirá de nuevo hacia Europa. Volverá a desgarrarse las manos en la valla, volverá a poner su vida a merced de una patera. Antes muerto que pardillo.

– “Adiós, mamá”. Cuelga. Al día siguiente, su primo, ahí en el pueblo, pide diez mil euros a un vecino. “Lo de Europa funciona”, asegura a todos. “Lo sé de primera mano, me lo ha dicho mi primo”. Seguir leyendo El efecto llamada

Sufrimiento inútil: los nuevos lazaretos

Compartimos el artículo escrito por nuestro presidente Luis Pernía y publicado en el Diario SUR el pasado 20 de junio con motivo de celebrarse el Día Mundial del Refugiado.

La celebración del Día del Refugiado es una invitación a buscar respuestas que no han de pasar por los CEI, sino por la articulación de alternativas a la detención para las personas recién llegadas

Al filo del Día del Refugiado han llegado las buenas noticias de que el Gobierno va a aprobar en seis semanas un real decreto para recuperar la tarjeta sanitaria para los inmigrantes. Concretamente, suprimirá el Real Decreto 16/2012, aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que suprimió la universalidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS). También han sido buenas noticias el anuncio de la retirada de las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla y, de manera especial, la acogida de 630 inmigrantes rescatados por la flotilla compuesta por el barco ‘Aquarius’, de las ONGs SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras, una nave de la Marina y otra de la Guardia Costera italiana llegadas recientemente a Valencia. Seguir leyendo Sufrimiento inútil: los nuevos lazaretos

20 de junio: Día Mundial de lxs Refugiadxs

Hay un país que no conocemos, un país grande y al que llega una persona cada cuatro segundos. Tiene un nombre genérico: Refugiadxs.

Efectivamente el país de lxs refugiadxs tiene 65´6 millones de habitantes. Si se ordenasen los países por número de habitantes ocuparía el número 22 (entre Reino Unido y Francia). Y es que cada día casi 45.000 personas tienen que abandonar sus casas.

Lxs habitantes de este país que no conocemos son en su mayoría jóvenes, el 51% son menores de 18 años.

Desposeídos de su hogar y de su patria buena parte viven en innumerables campamentos provisionales e improvisados. Como botón de muestra la UNRWA tiene registrados en los países donde opera a casi 6 millones de refugiadxs de Palestina, de los que casi un tercio viven en 58 campamentos de refugiadxs. Seguir leyendo 20 de junio: Día Mundial de lxs Refugiadxs