Archivo de la categoría: Paz

Lo que esconden los últimos ataques, de Trump y Europa, a Venezuela

Difundimos la reflexión de nuestro amigo Pedro Castilla Madriñán ya que ningún medio se atreve a publicárselo. Es lo mínimo que podemos hacer.

“Se puede decir que el mundo iba a mejor hasta que los grandes medios de comunicación fueron asaltados por el poder empresarial y los “chicagos boys” comenzaron a poner en práctica sus maquiavélicas teorías neoliberales en este laboratorio planetario.

Todas las “buenas intenciones” puestas en marcha, tras el desastre de las dos guerras mundiales, sólo duraron lo que un caramelo en la puerta de un colegio. Sólo que en esta ocasión el caramelo del mal llamado estado del bienestar (porque nunca lo fue para todos) lo arrebató el director de la escuela. Ósea el imperio económico.

Desde entonces, la Verdad, la Democracia, la Libertad, la Fraternidad, la Paz (aunque el tito Sam nunca la practicó) y el respeto a la madre Naturaleza se han ido pisoteando, hasta quedar enterradas en el subsuelo de los melancólicos recuerdos de lo que pudo ser y fue todo lo contrario.

Desde ese entonces, han ido floreciendo siniestros rostros, ocultados por falsas democracias, que permanentemente lo delatan sus fasoides comportamientos; un aterrador mercadeo de armas que cuando los almacenes se encuentran llenos toca vaciarlos, y que su fructífero comercio, en manos de buitres encorbatados, lo hacen cada vez más apetitoso; también se ha instalado una inhumana indiferencia ante la mortífera y ocultada hambruna que padece una considerable parte de la humanidad. Ó sea, dinero para matar, pero no para comer. Asimismo han prosperado otras lacras antihumanas como son la emigración, los refugiados, el desempleo, los desahucios y el deterioro medioambiental. Y es que la codicia de estos amos del mundo, no tienen freno ni conciencia.

Esta derechona capitalista, poseída por crueles demonios, ni cree ni practica la democracia, sólo la escenifica. Cuando obtienen el poder gubernamental siempre lo aprovechan para reprimir al pueblo, sustraer sus derechos sociales y laborales, dictar leyes contra la ciudadanía y saquear las arcas estatales y bolsillos de la gente. Pero cuando son relegados a la oposición despliegan toda su batería informativa para erosionar constantemente a los legítimos gobernantes, planear golpes de Estado o impedir las labores gubernamentales con permanentes confrontaciones, originando con ello un clima de desestabilización e ingobernabilidad. Quizás nuestra embriaguez informativa, subyugación clientelar o espíritu acomodaticio no permitan advertirlo, pero que no quepa la menor duda que estamos engordando a esta bestia apocalíptica para “disfrute” de nuestros nietos y deterioro de la Pachamama. Seguir leyendo Lo que esconden los últimos ataques, de Trump y Europa, a Venezuela

“Vemos cerca la guerra del Sáhara con Marruecos”

En estos días en que se conmemora el 68º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos – y que representó un gran paso adelante en el respeto mundial a los seres humanos tras los destrozos y crímenes vividos durante la Segunda Guerra Mundial-, las malas noticias abundan. Uno de los puntos de mayor preocupación para ASPA es el Sahara Occidental. Pasados más de 40 años de la invasión marroquí, sin solución al conflicto y las sistemáticas violaciones de los derechos humanos por parte del invasor está haciendo que cada vez más saharauis vean la guerra como única salida al conflicto.

encuentro-solidaridad-juan-miguel-baquero_ediima20161127_0330_19Para conocer más a fondo esta posibilidad reproducimos parte de la entrevista realizada por Juan Miguel Baquero (publicada en eldiario.es) a Jira Bulahi Bad, delegada saharaui para España durante el Encuentro de Solidaridad con el Pueblo Saharaui de Utrera (Sevilla).

“En el desierto vital solo cabe el océano de la esperanza. Es como lo describe Jira Bulahi Bad, ingeniera y política (El Aaiún, 1965), primera mujer que representa al Frente Polisario en España. Dice que el pueblo saharaui está “mejor que nunca”. Más próximo a ser libre. Pero ve “cerca”, al tiempo, la guerra con Marruecos. Un aviso para navegantes. Una suerte de patria o muerte.

Pasados 40 años de la Marcha Verde y la invasión marroquí del Sáhara Occidental, sin solución al conflicto, los jóvenes quieren gritar un sonoro “basta ya”, dice. Azuzar su propia primavera, como relata la delegada de la República Árabe Saharaui Democrática. Nunca vivieron en libertad en su propia tierra. Jira Bulahi sí. Nacida en un El Aaiún todavía colonia española, con 9 años tuvo que huir a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) junto a su familia.

Ahora alerta del riesgo de conflicto armado y conversa sobre la realidad “no tergiversada” de un pueblo que defiende “sus casas, su vida”. Y trata por primera vez temas controvertidos como el secuestro de mujeres saharauis a manos de sus familias biológicas.

En tiempos de mundialización del odio y derechos humanos a precio de saldo, ¿cómo está el pueblo saharaui?

Para los saharauis no es nueva esta panorámica. Desde el primer momento hemos padecido esa sinrazón e injusticia. No obstante, siempre ha habido gente que ha defendido las ansias de los saharauis de sentirse libres e independientes. No hace mucho perdieron a uno de sus líderes pero están mejor que nunca porque se reafirman una vez más. Seguir leyendo “Vemos cerca la guerra del Sáhara con Marruecos”

de Sur a Sur, nº 98: ¿Que firman las FARC y el Gobierno de Colombia?

El Ejecutivo de Juan Manuel Santos y la guerrilla firmaron el lunes, día 26 de septiembre, en Cartagena de Indias los acuerdos que deben cerrar más de 50 años de conflicto y resarcir a los ocho millones de víctimas de la guerra.00ed26c46561b39753acc02126f2f1d3

Sin embargo, desde ASPA, Comités Oscar Romero y otras organizaciones la preocupación se centra en el asesinato de líderes sociales sigue en Colombia. En lo que va de año ya se han producido 51 asesinatos. Según han confirmado fuentes de la delegación colombiana del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al menos 17 de ellos era defensores de los diálogos de paz entre el Gobierno y las FARC. Fueron asesinados por ser considerados “guerrilleros vestidos de civil” por los enemigos del proceso llevado a cabo en La Habana.

Además, la victoria del No en el plebiscito celebrado este domingo en Colombia, con el 50,22% contra el 49,77%, es una profunda derrota simbólica, pero fundamentalmente es una derrota política para los diversos sectores de la izquierda colombiana que deberán rearticularse para continuar impulsando el proceso de paz. La ultraderecha comandada por Álvaro Uribe y su política de violencia continúa mostrando su fortaleza. El país sigue en foja cero, las coordenadas de la guerra seguirán marcando los límites donde se mueve la disputa política. En estas condiciones, las perspectivas para la democracia colombiana tras el plebiscito son sombrías. Triunfó el No, el conflicto político sigue en marcha y con el el asesinato de líderes sociales.

Para leer  el artículo completo pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar información:

  • de los programas que estamos desarrollando dentro del área de Cooperación Solidaria Internacional
  • de la Semana de lucha global contra los tratados de librecomercio e inversiones (8 al 15 de octubre
  • de la Red de Trueque de Córdoba

Los instrumentos de muerte y destrucción que no sirvan para diversión

 

Los ciudadanos de Vélez-Málaga y por contagio los de la Axarquía hemos asistido pasivamente en el último fin de semana de julio, a la contaminación sonora y medioambiental de mal gusto, que nos producía el rimbombante primer “Festival aéreo air show“.

Utilizar como reclamo la exhibición de un avión como el Eurofighter, cuyo programa de construcción tuvo un coste de 60.000 millones de €, de los cuales casi 12.300 corresponden a su desarrollo, teniendo un coste de despegue estimado en 2008 de 63 millones de €, con un coste de compra de 88,4 millones de €. El coste de adquisición varía en función de la configuración que cada país haya elegido para su avión, ya que en cada uno es diferente, el coste total de obtención del Eurofighter Typhoon británico en 2011 fue de 126 millones de £.

Como referencia, el coste por hora de vuelo era de 43.000 € en 2010, y el coste anual de mantenimiento en el período 2009-2019 sería de 15 millones de €.

El armamento interno del Eurofighter Typhoon consiste en un cañón automático Mauser BK-27, de calibre 27 mm, que tiene una cadencia de tiro de 1.700 disparos por minuto. Está ubicado en el encastre alar derecho del avión y dispone de una munición de 150 proyectiles.

En el exterior dispone de hasta 13 puntos de anclaje, de los que 5 están en el fuselaje y 8 bajo las alas. En estos soportes puede cargar una gran variedad de armamento lanzable aire-aire y aire-superficie, además de un máximo de 3 depósitos de combustible externos (de 1.000 o 2.000 litros) y contenedores (pods) como el designador de objetivos LITENING. El armamento lanzable consiste en: Misiles de corto alcance, Misiles de medio/largo alcance, Misiles antirradiación, Misiles para apoyo aéreo cercano, Misiles de crucero, Bombas guiadas, Bombas de caída libre / retardadas.

Alrededor del 25 de abril de 2008, un Eurofighter de la Royal Air Force sufrió daños al aterrizar en la base Aeronaval de China Lake (Estados Unidos).

El 24 de agosto de 2010 un Eurofighter Typhoon de entrenamiento se estrelló en la Base Aérea de Morón de la Frontera, en la provincia de Sevilla (España). El accidente ocurrió durante una sesión de entrenamiento de un piloto de Arabia Saudí, resultando éste muerto mientras que el instructor de nacionalidad española pudo salvar su vida al ser eyectado del avión.

El 9 de junio de 2014 un Eurofighter Typhoon del Ejército del Aire español se estrelló en la Base Aérea de Morón de la Frontera, en la provincia de Sevilla (España). En el accidente murió el piloto del aparato.

En fin una “maravilla de avión”, por el peligro potencial que conlleva su exhibición ante numeroso público, por lo que nos cuesta cada Eurofighter y por, lo más importante, la capacidad de asesinar, de generar desgracias y destrucción en los escenarios de guerra donde participe, lo convierte en el instrumento de peor gusto con el que ha podido contar este evento.

Otro instrumento de muerte y destrucción que participó en el evento y del que hace gala el Alcalde de Vélez-Málaga es el F-16, diseñado por la compañía estadounidense General Dynamics en los años 1970 para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, este avión ha sido utilizado:

Por la Fuerza Aérea Israelí en el valle del Bekaa, en la Operación Ópera y en la Operación Paz para Galilea (durante la Guerra del Líbano de 1982)

Por Pakistán en la guerra civil afgana.

Por Estados Unidos y los aliados en la Operación Tormenta del Desierto (1991)

Operaciones de entreguerras en territorio iraquí (1991-2003)

Golpe de Estado en Venezuela (1992)

Los Balcanes (1994-1995 y 1999)

Incidentes sobre el mar Egeo (1996 y 2006)

Guerra de Kargil (1999)

Operaciones en Afganistán (2001-actualidad)

Invasión de Irak y operaciones posteriores (2003-2011)

Segunda Guerra del Líbano (2006)

Operación Sol (2007-2008)

Conflicto Israel–Gaza (2008–2009)

Intervención militar en Libia (2011)

FondoInicio Seguir leyendo Los instrumentos de muerte y destrucción que no sirvan para diversión

El gasto militar y la crisis de la Unión Europea

El elevado gasto militar ha desempeñado un papel clave en la crisis económica de Europa y sigue minando los esfuerzos para resolverla.

eu_milspending_crisis-esTras cinco años de crisis económica y financiera en Europa, hay un tema en Bruselas que se insiste en ignorar: el papel del gasto militar entre los factores que han causado y perpetúan la crisis económica. Mientras el gasto en infraestructura social se recorta, el gasto en sistemas armamentísticos apenas se ha visto reducido. Mientras las pensiones y los salarios se recortan, la industria armamentística sigue beneficiándose de nuevos pedidos y de deudas pendientes. Lo sorprendente en tiempos de austeridad es que el gasto militar de la UE en 2010 ascendiera a 194.000 millones de euros, el equivalente a los déficits anuales combinados de Grecia, Italia y España.

Resulta perverso que las voces de protesta que más se hacen oír en Bruselas sean los cantos de sirena de los lobbies militares, advirtiendo del ‘desastre’ que supondría aplicar más recortes al gasto militar. Este informe prueba que el verdadero desastre se ha debido a los años de alto gasto militar europeo y a los negocios de armas corruptos, dinámica que ha contribuido sustancialmente a la crisis de la deuda en países como Grecia y Portugal, y que continúa siendo una pesada carga en los presupuestos de todos los países en crisis. El poder del lobby militar-industrial supone también que sea más improbable cualquier recorte efectivo. Esto quizás sea más obvio en el modo en que el Gobierno alemán, mientras exige crecientes sacrificios en recortes sociales, ha presionado entre bambalinas contra los recortes militares por la preocupación del efecto que ello tendría en su propia industria armamentística.

Este informe pone al descubierto cómo:

Los elevados niveles de gasto militar en países que actualmente se encuentran en el epicentro de la crisis del euro jugaron un papel importante como factor causante de sus crisis de deuda. Grecia ha sido el país europeo que más ha gastado en términos relativos en el ámbito militar en la mayoría de los últimos 40 años, gastando el doble de porcentaje de su PIB en defensa que la media europea. El gasto militar español aumentó un 29 por ciento entre el año 2000 y 2008, debido a grandes compras de armas, y ahora se enfrenta a tremendos problemas para pagar las deudas por sus programas militares innecesarios. Como dijo un antiguo secretario de Estado de Defensa en el año 2010: “Nunca debimos haber adquirido sistemas que no íbamos a usar, para situaciones de conflicto que no existían y, lo que es peor, con fondos de los que no disponíamos ni entonces ni ahora”. Incluso en el caso de la última víctima de la crisis, Chipre, parte de sus problemas de deuda se deben a un incremento de un 50 por ciento en gasto militar en la pasada década, principalmente a partir de 2007.

Las deudas generadas por la venta de armas fueron han sido a menudo resultado de negocios corruptos entre miembros gubernamentales, pero ahora recaen sobre ciudadanos ordinarios que deben hacer frente a recortes salvajes en servicios sociales. Una serie de investigaciones sobre un contrato de armas firmado por Portugal en 2004 para comprar dos submarinos por mil millones de euros, cerrado por el entonces primer ministro José Manuel Durão Barroso (ahora presidente de la Comisión Europea) han revelado la existencia de más de una docena de contratos de intermediación y consultoría sospechosos, que costaron a Portugal al menos 34 millones de euros. Las autoridades judiciales están investigando hasta ocho contratos de armas firmados por el Gobierno griego desde los años noventa debido a posibles sobornos y comisiones ilegales a políticos y funcionarios del Estado.

El gasto militar ha disminuido como resultado de la crisis en los países más afectados por ella, pero la mayoría de Estados aún tienen niveles de gasto militar similares o superiores a los de diez años atrás. La lista de los países con mayor gasto militar del mundo revela que el Reino Unido ocupa el cuarto puesto, Francia, el quinto, Alemania, el noveno e Italia, el undécimo. Italia, a pesar de verse aquejada por una deuda de 1,8 billones de euros, destina una mayor cantidad de su PIB a gastos militares que el mínimo registrado, en el año 1995, desde el fin de la Guerra Fría.

Los recortes en gasto militar, cuando se han aplicado, han repercutido casi siempre en las personas: reducciones de personal y rebajas en las pensiones y salarios, y no en las compras de armas. De hecho, el presupuesto para la compra de armas pasó de 38.800 millones de euros en 2006 a 42.900 millones de euros en 2010 –un incremento superior al 10 por ciento–, mientras que los costes de personal descendieron de 110.000 millones en 2006 a 98.700 millones en 2010, una reducción del 10 por ciento que tuvo lugar en gran medida entre 2008 y 2009.

Mientras que países como Alemania han insistido en los recortes más severos del presupuesto social de los países en crisis para el pago de la deuda, han hecho mucho menor hincapié en los recortes en gasto militar que podrían poner en peligro la venta de armas. Francia y Alemania presionaron al Gobierno griego para que no redujera su gasto de defensa. Actualmente, Francia está negociando un contrato de arrendamiento con Grecia para dos de las fragatas más caras de Europa; este sorprendente proyecto, dicen, está motivada por “consideraciones de orden político, más que ser una iniciativa de las fuerzas armadas”. En 2010, el Gobierno holandés concedió licencias de exportación por valor de 53 millones de euros para equipar a la fuerza naval griega. Como señaló un asistente del entonces primer ministro griego, Yorgos Papandréu: “Nadie nos está diciendo ‘compren nuestros buques de guerra o no vamos a rescatarlos’. Pero se desprende claramente que serán más solícitos si lo hacemos”.

El elevado y continuado gasto militar ha generado un auge de los beneficios de las empresas armamentísticas y un impulso aún mayor a la exportación de armas, ignorando toda consideración relativa a derechos humanos. Las cien mayores empresas del sector vendieron armas por valor de 318.000 millones de euros en 2011, un 51 por ciento más en términos reales que en 2002. Anticipando una demanda nacional decreciente, la industria recibe un apoyo político más activo para promocionar la exportación. A principios de 2013, el presidente francés, François Hollande, viajó a los Emiratos Árabes Unidos para promocionar la venta del avión de combate Rafale. El primer ministro británico, David Cameron, también viajó a los Emiratos Árabes Unidos y a Arabia Saudí en noviembre de 2012 con el objetivo de promover grandes contratos de venta de armas. España está pendiente de lograr un controvertido contrato con Arabia Saudí para vender 250 tanques Leopard 2, en competencia con Alemania, la constructora original del tanque.

Son muchos los estudios que prueban que la inversión militar es la manera menos eficiente de crear puestos de trabajo, con independencia de los otros costes del gasto militar. Según un estudio de la Universidad de Massachusetts, un gasto de defensa por valor de mil millones de dólares crea los mínimos puestos de trabajo, menos de la mitad de lo que podrían generar como inversión en educación y transporte público. En momentos de gran necesidad de inversión en creación de puestos de trabajo, invertir en un estamento militar excesivo y derrochador no es justificable dado el número de puestos de trabajo que dicha inversión podría generar en áreas como la salud y el transporte público.

A pesar de la clara evidencia de los costes que provoca el elevado gasto militar, los líderes militares siguen fomentando la falsa y absurda idea de que los recortes en defensa de la UE suponen una amenaza para la seguridad de los países miembros. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, “no ha desaprovechando ninguna ocasión para persuadir a los miembros de la alianza de invertir y colaborar más en defensa”. El general Patrick de Rousiers, presidente francés del Comité Militar de la UE, señaló en una audiencia celebrada en el Parlamento Europeo que el futuro de Europa estaba en juego si no se aumentaba el gasto militar. “¿Qué lugar puede ocupar una Europa de 500 millones de habitantes si no tiene una capacidad militar creíble que garantice su seguridad?”, se preguntó retóricamente”.

Creemos, por el contrario, que en un momento en que el programa de austeridad permanente de la Comisión Europea se enfrenta a retos crecientes, hay un ámbito en la que Europa podría hacer mucho más para aplicar la austeridad. Este ámbito es el del gasto militar y la industria armamentística. La abolición de las armas nucleares en posesión de Francia y el Reino Unido permitiría ahorrar varios miles de millones de euros al año y, a la vez, cumplir con el compromiso adquirido por estos países en el tratado de no proliferación de armas nucleares y, así, eliminarlas definitivamente. La reducción del gasto militar de todos los Estados miembros a los niveles existentes en Irlanda (0,6 por ciento del PIB) permitiría ahorrar muchos más miles de millones. La cancelación de las turbias deudas generadas por acuerdos de armas alcanzados con sobornos sería un gran primer paso en la exigencia de responsabilidades a aquellos que ayudaron a causar la crisis. Tales medidas también demostrarían que, en tiempos de crisis, Europa está preparada para invertir en el futuro deseado por sus ciudadanos y ciudadanas, y no por quienes promueven la guerra.

 Descargar:

Descargar el informe completo – Armas, deuda y corrupción(pdf, 543.22 KB)