Archivo de la categoría: EEUU

EE.UU. y los derechos humanos, ambientales y de la naturaleza

Estados Unidos ha ratificado pocos tratados internacionales sobre derechos humanos y medio ambiente. De los 18 instrumentos de Naciones Unidas relativos a los derechos humanos, sólo ha ratificado 5. Estados Unidos, junto con Somalia, no han ratificado, por ejemplo, la Convención sobre Derechos de los Niños; o, junto con Irán, Nauru, Palau, Somalia, Sudán y Tonga, tampoco han ratificado la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). De hecho, hace pocos días, Estados Unidos anunció que se retiraba del Consejo de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, luego que el Alto Comisionado de Derechos Humanos hiciera críticas a la política de Trump de separar a los niños de sus familiares al cruzar la frontera sin documentos.

Aunque Estados Unidos se presenta como el guardián de los derechos humanos tiene una terrible historia de irrespeto de los mismos, dentro y fuera de sus fronteras: 31 de sus 50 estados mantienen en vigencia la pena de muerte -1477 personas fueron sometidas a esta condena desde 1977, la última hace pocos días-; la mayoría afrodescendientes, asiáticos y latinos. Estados Unidos está entre los países más injustos del mundo. En promedio, una familia blanca tiene siete veces más riqueza que una afrodescendiente; un informe de la BBC de noviembre de 2017 señala que en Estados Unidos hay más de 13 millones de niños viviendo bajo el nivel de pobreza. Es conocido mundialmente que dos terceras partes de la población de ese país no tienen acceso a cobertura médica primaria, situación que ha empeorado en el régimen de Trump/Pence. Seguir leyendo EE.UU. y los derechos humanos, ambientales y de la naturaleza

de Sur a Sur nº 121: La complicidad del silencio

En estos días vemos con preocupación la explosión de odio y el elogio del nazismo en la ciudad de Charlottesville (EEUU). La violencia en esta ciudad no es sino la consecuencia del caldo de cultivo que el presidente Donald J. Trump se ha encargado de alimentar.

Las antorchas han vuelto a marchar en agosto de 2017 en EE.UU., pero éste no es solo un problema americano. Echemos una ojeada a nuestro alrededor. A Francia. A Holanda. A Inglaterra o al silencioso bloque oriental de la UE. A Rusia. A España. Solo era cuestión de tiempo. Nadie puede decir que no estábamos avisados, simplemente preferimos hacer caso omiso de las señales.

En ASPA hacemos nuestras las reflexiones de Rosa María Artal publicadas el quince de agosto en ELDIARIO.ES.

“Agosto se nos tiñó de nazi. Se desparramó el depósito que a duras penas lo contenía. Y se plasmó el sábado 12 de agosto en la ciudad universitaria de Charlottesville, en el Estado de Virginia que albergó la capital de los Confederados en la Guerra de Secesión norteamericana. Una nutrida representación, masculina, blanca, violenta, irracional, fascista, armada hasta con fusiles de asalto, sembró de odio y sangre las calles para hacer alarde de la superioridad que creen ostentar. Una mujer –Heather Heyer, 32 años– asesinada, una veintena de heridos, múltiples apaleados, una sociedad con una profunda brecha en el corazón. Las impactantes imágenes grabadas por HBO dejan poco lugar a la imaginación para saber la dimensión de lo qué está ocurriendo.

“Una injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes”, decía Martin Luther King, el líder de los derechos civiles que caería abatido por esta misma intolerancia en 1968. El despertar del nazismo latente en un país es una amenaza para todo el mundo libre, podríamos parafrasear. No es insignificante lugar los Estados Unidos de América, lo que le añade gravedad. Y no cabe tregua. El sábado en Charlottesville emergió cuanto se venía gestando, lo que llevó a Donald Trump al poder. El presidente que tardaría 48 horas en condenar la violencia de los partidarios de la supremacía blanca, obligado por una intensa condena a su reacción inicial. Cuando, hablando de “distintas fuentes”, enarboló la bandera de la falsa equidistancia siempre, siempre, culpable. Este martes recuperó la versión de “las dos partes”, culpables ambas y con buena gente ambas en su interior, y dijo que la prensa había tratado injustamente a los manifestantes neonazis a los que justificó. Trump no abandona a los suyos. Las felicitaciones más efusivas -dentro de un clima de desolación- han sido las de un par de líderes del KuKluxKlan agradeciendo a Trump “la condena a los matones de izquierda que nos atacaron”. . (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”A pesar de todo me levanto” de Maya Angelou.
  • Nuestra rotunda condena de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils: Frente al terror y el miedo, solo cabe la solidaridad, la cultura de paz y la convivencia

Comunicado de la comunidad iberoamericana frente a las medidas de Donald Trump

Este es un comunicado dirigido a la sociedad global, al pueblo europeo y en particular, un llamado a la comunidad Iberoamericana con especial énfasis a España. Latinoamérica a lo largo de la historia, no solamente ha recibido a inmigrantes, quienes huyendo de los horrores de las guerras, de la persecución política o incluso de las catástrofes ambientales, encontraron no sólo asilo político, sino y quizás más importante, las manos de un crisol de pueblos que a pesar de su particular desarrollo político, han sabido ser sensibles ante los diferentes dramas que han atravesado. En México han encontrado refugio españoles, judíos-polacos, alemanes, italianos, chinos, haitianos, argentinos, chilenos, guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses, inmigrantes de distintas partes de África, así como actualmente refugiados provenientes de Siria.

Hoy más que nunca, la comunidad internacional debe observar con preocupación y con alarma el radical giro que ha dado la política de Estados Unidos. La criminalización por cuestión étnica, racial, adscripción religiosa o por preferencias sexuales no sólo es un doloroso revés en materia de derechos humanos, sino un motivo de preocupación ante el peligro y riesgo que corren las democracias europeas en imitar las políticas del presidente Donald Trump. La despótica actitud que ha mantenido el gobierno de los Estados Unidos hacia el pueblo mexicano, nos obliga a hace un llamamiento a la comunidad internacional, a la comunidad Iberoamericana y en concreto al pueblo español a hacerle frente desde la unidad.

LA COMUNIDAD MEXICANA EN GRANADA HACE UN LLAMAMIENTO

  • Primero, para señalar que todo muro o valla que se erige o se intenta erigir como en el caso de la frontera entre México y Estados Unidos para separar a la gente por nacionalidad, color de piel, adscripción religiosa, cultural o preferencia de género, es una humillación no del pueblo o persona  afectada,  sino  a  la humanidad en general.
  • Segundo, señalamos categóricamente que ningún ser humano es ilegal. Ningún Estado que se ostente de ser democrático, tiene el derecho a criminalizar la vida y mucho menos, por poseer una nacionalidad distinta a la del país de residencia.
  • Tercero, reconocer la diversidad étnica, racial, religiosa, o por  preferencias sexuales como piedra fundante de la sociedad, es reconocer una sola humanidad compuesta de muchas humanidades. Quien atenta contra el derecho legítimo a la diversidad, atenta contra la humanidad misma.

La comunidad mexicana en Granada, convoca a la sociedad civil y a las organizaciones españolas y en particular a las granadinas, a sumarse a este llamamiento firmando el siguiente documento. Seguir leyendo Comunicado de la comunidad iberoamericana frente a las medidas de Donald Trump

de Sur a Sur, nº 97: Siete eufemismos del libre comercio

Francia se ha unido a Alemania en su posición de rechazo a continuar las negociaciones del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) con Estados Unidos, reclamando su “fin definitivo”. Desde ASPA recelamos de las razones que han llevado a estos anuncios, creemos que son motivos electorales en Francia y Alemania o la posible intención de ocultar la aprobación próximamente de otro tratado similar, el CETA, entre la UE y Canadá. Por su parte, desde la Campaña contra el TTIP, que agrupa a un gran número de organizaciones contrarias al tratado, mantienen su calendario de movilizaciones que en España serán del 8 al 15 de octubre y también ponen en duda la credibilidad y los motivos de estos anuncios.

sin-tituloTras las filtraciones de Greenpeace y su impacto social y mediático, las instituciones europeas y los medios liberales se han visto obligados a explicar en qué consisten esas cosas raras llamadas TTIP o CETA. Para ello utilizan una gran variedad de eufemismos positivistas que nos hacen “entender” las bondades del maravilloso libre comercio y otros negativos que nos muestran cuáles son las ‘barreras’ que hay que derribar. (…) Para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar información:

  • De los programas que estamos desarrollando dentro del área de Educación Global
  • De las exposiciones “África tan cerca y sin embargo tan lejos” y “Sáhara Occidental: soñando con el reencuentro” que del 12 al 27 de septiembre están en el Patio de Banderas del Ayuntamiento de Málaga con motivo del Día del Cooperante. Compartimos sala con una exposición de fotos de Manos Unidas. Podéis pasar a verlas de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.00.
  • De la actividad SOLIDARIDAD CON LAS PERSONAS REFUGIADAS que el 19 de septiembre la Red Granadina por el Refugio y la Acogida, de la que formamos parte, ha organizado con motivo de la Cumbre de las NNUU sobre Refugiados y Migrantes, para exigir el Derecho al Asilo y un pasaje seguro. Será a las 20 horas en la Fuente de las Batallas. ¡Os esperamos!
  • De la clasificación de nuestro largometraje-documental BOCONASpara la muestra cinematográfica que se llevará a cabo en el Festival Internacional de Cine FENAVID ha realizarse del 20 al 26 de octubre en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Bruselas quiere que el TTIP dé alas a los combustibles fósiles

Bruselas insiste en que no habrá cesiones en materia de protección medioambiental con el TTIP, pero la filtración de nuevos documentos apunta exactamente a lo contrario. La propuesta sobre Energía y Materias Primas de la Comisión Europea analizada por Público serviría como una suerte de pase VIP a las redes de distribución de gas y electricidad para las multinacionales de ambos lados del Atlántico, e incluso contempla la inclusión de un “compromiso judicialmente vinculante” para eliminar “toda restricción existente en la exportación de gas natural comercializado”, lo que podría incrementar su consumo y acelerar aún más el cambio climático.

TBS_3501De hecho, el texto también plantea prohibir específicamente a EEUU y a la UE la restricción del comercio de combustibles fósiles con el alza de los precios a través de “licencias”, “requerimientos de precio mínimo” o impuestos a las exportaciones. Esto ataría las manos de los estados para reaccionar ante un aumento de exportaciones de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón o el gas, con el consiguiente impacto medioambiental -que ni siquiera aparece contemplado ni mencionado en este Anexo-.

Así se establece en uno de los dos documentos filtrados este lunes por la Campaña estatal no al TTIP en exclusiva a Público, Cadena Ser y La Sexta, y que salen a la luz apenas unas horas antes de que comience la ronda de negociaciones número 14 entre la UE y EEUU.

Documento filtrado por la Campaña no al TTIP

Fechada el 21 de junio de 2016, la Propuesta de la UE para un Capítulo de Energía y Materias Primas en el TTIP “podría quebrantar políticas de EEUU y de la Unión que alienten la producción de energía limpia”, según el análisis del documento elaborado por Ecologistas en Acción, al que también ha tenido acceso este diario. “La propuesta de la UE incluye una nueva disposición según la cuál las compañías eléctricas no deberían discriminar entre distintos tipos de energía en la concesión de acceso a la red eléctrica”, por lo que los gobiernos tendrían mucho más difícil favorecer el consumo de energías renovables. Y el texto sólo permite “excepciones limitadas a esta regla”, por lo que los estados podrían ser forzados a probar que una medida política adoptada era “necesaria”, “objetiva” y legítima”.

“Es un paso en la dirección contraria al Acuerdo de París”, explica Tom Kucharz, portavoz de Ecologistas en Acción, una de las casi 500 organizaciones que entran bajo el paraguas de la Campaña. Así, el activista reconoce que el documento con la posición inicial de la Comisión, elaborado en 2013 y filtrado un año después, “era aún peor” que el texto que hoy está sobre la mesa, pero advierte de que la simple eliminación de las restricciones a la exportación sería nociva para el medio ambiente, teniendo en cuenta que el fracking es la técnica de extracción de gas predominante en EEUU.

Otra de las aristas más afiladas del documento hace referencia a la cooperación reguladora: establecería la creación de un “grupo de trabajo para energía y materia prima” que tendría como objetivo “monitorizar la implementación” de las “obligaciones” incluidas en el texto, lo que según el activista permitirá a las multinacionales “dar otro paso dentro de las instituciones”. Seguir leyendo Bruselas quiere que el TTIP dé alas a los combustibles fósiles