Archivo de la etiqueta: Palestina

Reclamamos la puesta en libertad del defensor de Derechos Humanos palestino-francés Salah Hamouri, tras seis meses en prisión sin cargos ni juicio por parte de Israel

Ramallah, 15 de febrero de 2018.- Salah Hamouri, defensor de Derechos Humanos y trabajador de la organización palestina Addameer, es una de las 450 personas palestinas que Israel mantiene en prisión en detención administrativa, lo que quiere decir que no sabe qué cargos le imputa Israel para mantenerlo privado de libertad y por tanto no ha recibido juicio.  Basado en informaciones secretas, Salah fue declarado una amenaza para la seguridad según un tribunal militar israelí. Su detención se produjo el pasado 23 de agosto de 2017, en su casa de Kufr Aqab (Jerusalén, Palestina). Un capítulo más de la persecución a la que está siendo sometido Hamouri desde que tenía 16 años así como una prueba más de las políticas de Israel contra todo aquel que trabaje en la denuncia de las constantes violaciones de DDHH que comete.

Addameer teme que se produzca una renovación de la detención administrativa que debería finalizar el próximo 28 de febrero. Las organizaciones del Estado Español Sodepaz, Paz con Dignidad, Novact, Mundubat, Suds y Al Quds manifestamos igualmente nuestra preocupación porque esto ocurra y reclamamos a Israel que libere a Hamouri y no siga haciendo un uso indiscriminado y arbitrario del mecanismo de detención administrativa como una forma de castigo colectivo y acoso a defensoras y defensores palestinos de Derechos Humanos. Desde Octubre de 2015, las fuerzas de ocupación han intensificado la detención, intimidación, amenaza y castigo colectivo de Defensores/as de Derechos Humanos (periodistas, activistas, miembros de comités populares, miembros de ONGDS de defensa de DDHH) en el TOP, tratando de silenciarlos y penalizarlas por el rol que juegan en la denuncia de las violaciones y crímenes perpetrados contra la población palestina. La Orden Militar 101 del sistema judicial israelí, vigente desde la ocupación militar de Cisjordania en 1967, criminaliza muchas actividades civiles: organización y participación en protestas, formar parte de asambleas o vigilias, portar banderas y otros símbolos políticos, imprimir y distribuir material político. Seguir leyendo Reclamamos la puesta en libertad del defensor de Derechos Humanos palestino-francés Salah Hamouri, tras seis meses en prisión sin cargos ni juicio por parte de Israel

de Sur a Sur, nº 129: Crónicas carcelarias

En el Boletín De Sur a Sur se incluyen experiencias que promuevan valores éticos. Esto es lo que pretenden estas CRÓNICAS CARCELARIAS que quieren poner en valor la hospitalidad ante la ilegalidad de ubicar a jóvenes migrantes magrebíes en la cárcel Málaga II, en Archidona. La primera entrega se titula “no sabían dónde estaban”.

Todo empezó el 17 de noviembre cuando un grupo de 500 jóvenes inmigrantes argelinxs, que habían llegado en patera a las costas murcianas son internados en la cárcel Málaga II, en Archidona.

La noticia cayó como una bomba en las organizaciones proinmigrantes de la Plataforma de Solidaridad con lxs Inmigrantes  de Málaga, a la que pertenece ASPA ¿Cómo es posible que estxs jóvenes, que no han cometido ningún delito y solamente una infracción administrativa, terminen en una cárcel?  ¿Cómo es posible que se prive de libertad a estas personas en un espacio no habilitado legalmente?

Porque el centro penitenciario de Málaga II es una prisión tal y como establece la Orden Ministerial que la creó, publicada en el BOE el 18 de marzo de 2017.

En nuestra dilatada trayectoria de la Plataforma recordamos cómo hace tres décadas se autorizó la apertura de los CIES a condición de que los migrantes no fueran a centros penitenciarios ¿Cómo ahora, saltándose la legalidad vigente, se abre una cárcel para ubicar a este grupo de migrantes? ¿Qué pudo informar el Ministerio de Interior a los jueces de Murcia para permitir el traslado a Archidona, sabiendo que el Tribunal Constitucional ha limitado al Ministerio de Interior habilitar centros de internamiento de carácter provisional? ¿Por qué la decisión adoptada por los juzgados no ha contado con una orden ministerial? … (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • En la colección ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo traemos el inicio de “Sin raíces” de la poetisa palestina Salma Jadra al-Yayyusi
  • El manifiesto que hemos firmado junto al resto de colectivos pertenecientes a la RESCOP contra la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital del Estado sionista y trasladar a la misma la embajada de los Estados Unidos.
  • La concesión del Premio Carlos Cano 2017 a la Red Granadina de Refugio y Acogida (RedGra) por su labor solidaria con inmigrantes y refugiados.
  • La concentración “Día mundial de las personas migrantes” el 16 de diciembre a las 12 horas en la Fuente de las Batallas. Organizado por la Red Granadina por el Refugio y la Acogida.
  • Los talleres en Granada y Córdoba del programa “Mi viaje duro dos años: construyendo espacios de encuentro intercultural entre personas inmigrantes y jóvenes andaluces”.
  • La iniciativa “Granada no está en venta. Una movilización social por le Derecho a la ciudad”.

30 años 30 poemas: “Tonalidades de la ira”. Rafeef Ziadah

Rafeef Ziadah (Beirut, 1979) es periodista, poeta y activista en la defensa de los Derechos Humanos, nacida en el Líbano, de ascendencia palestina (pertenece a la tercera generación de personas refugiadas de su familia). Fue elegida representante de Palestina en las Olimpiadas de 2012 en el Southbank Centre de Londres. Nunca ha podido de visitar Palestina. Estudió y cursó su doctorado en Ciencia Política en la Universidad de York, en Toronto y actualmente reside en Londres. Sin embargo, la mayoría de sus poemas reflejan la opresión que sufre el pueblo palestino. Es activista, entre otras, de la Campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel (BDS).

Reproducimos en este artículo el poema “Tonalidades de la ira”. En palabras de Rafeef: “Escribí este poema mientras estábamos realizando una acción directa en mi universidad y había ciudadanos palestinos y soldados israelís y…un joven… soy muy quisquillosa con estas cosas, así que me dije a mí misma, seré únicamente palestina, rechazando ser colona o soldado, así que estaba sentada en el suelo y este hombre vino y me dio una patada en el estómago y me dijo… “te mereces ser violada antes de que tengas hijos terroristas”. En aquel momento no dije nada, pero entonces escribí este poema para este joven caballero”. (Pilar Iglesias, feminista y socia de ASPA)

TONALIDADES DE LA IRA

¡Permíteme que hable en mi lengua árabe
antes de que también ocupen mi lengua!
¡Permíteme que hable en mi legua materna
antes de que también colonicen su memoria!
Soy una mujer árabe de color,
y venimos de todas las tonalidades de la ira.
Todo lo que mi abuelo quería era
despertarse al alba y ver a mi abuela rezar de rodillas,
en una aldea escondida entra Yaffa y Haifa.
Mi madre nació bajo un olivo,
en una tierra que, como dicen, ya no es mía.
Pero yo atravesaré sus barreras, sus puestos de control,
sus malditos muros de apartheid, y retornaré a mi patria.
Soy una mujer árabe de color, y venimos de todas las tonalidades de la ira.
Tú has oído ayer gritar a mi hermana
al dar a luz en uno de sus puestos de control,
con soldados israelíes buscando entre sus piernas
a su próxima amenaza demográfica,
su hijita llamada Yanín
Tú has oído gritar a Amni Mona
tras los barrotes de su prisión mientras gaseaban su celda:
“Estamos volviendo a Palestina!”.
Soy una mujer árabe de color, y venimos de todas las tonalidades de la ira.
Pero tú me dices que este útero que hay en mi interior
sólo te traerá tu próximo terrorista,
usando barba y blandiendo una pistola, con turbante, y negro como la arena.
Tú me dices que mando a mis hijos a morir,
Pero son vuestros helicópteros y F-16 los que están en nuestro cielo.
¡Vamos a hablar sobre el asunto del terrorismo un segundo!
¿No fue la CIA la que mató a Allende y Lumumba
y quien primero adiestró a Osama?
No fueron mis abuelos quienes corrían como payasos,
con capas y capuchas blancas en la cabeza, linchando a los negros.
Soy una mujer árabe de color, y venimos de todas las tonalidades de la ira.
“¿Quién es esa mujer morena gritando en la manifestación?”.
¡Perdón! ¿Es que yo no debería gritar?

He olvidado ser tú siempre orientalista sueño, genio en una botella,
bailarina del vientre, joven de harén, mujer árabe de voz suave
que dice: Sí, señor, no señor.
¡Gracias por los sándwiches de manteca de cacahuete
que deja caer sobre nosotros tu dueño de los F-16!
Sí, mis libertadores están aquí para matar a mis hijos,
y llamarles “daños colaterales”.
Soy una mujer árabe de color, y venimos de todas las tonalidades de la ira.
¡Así que déjame decirte que este útero que hay en mi interior
sólo os traerá un próximo rebelde.
Tendrá una piedra en una mano y una bandera palestina en la otra.
Soy una mujer árabe de color.
¡Cuidado¡¡Cuidado con mi ira…!

Pincha en este enlace para ver a Rafeet Ziadah recitando el poema

La construcción de un referente para Palestina en Andalucía

En agosto del año 2014, mientras las bombas caían con rutinaria criminalidad sobre Gaza, decenas de personas llenaban las calles y plazas de nuestro país por una, dos, tres, cuatro y cuantas veces hicieran falta para señalar la impunidad de Israel y denunciar la inacción de nuestros gobiernos.

La operación Margen Protector lanzada sobre la población civil de Gaza por parte de Israel llenó de sandalias, toallas, sombrillas y pies llenos de arena las plazas y calles de Andalucía. Turistas y compatriotas se acercaron a las concentraciones y manifestaciones en señal de respeto y para lanzar un mensaje claro a los palestinos y palestinas abandonados por los gobiernos: No estáis solos.

Pero no podíamos permitirnos volver a tumbarnos en la arena o esperar a que el próximo verano la sangre palestina salpicara el noticiario como si se tratase de un mal recuerdo. Teníamos que hacer algo más allá de indignarnos y mostrar respeto a las víctimas y señalar a Israel y sus socios su complicidad en los televisados crímenes. Debíamos de actuar.

Pasando de la indignación a la acción, y a través de una convocatoria de la Plataforma “Córdoba con Palestina” acudimos desde todos los rincones de Andalucía para constituir una red territorial con el ánimo de coordinarnos en acciones que fueran más allá de la sensibilización de la ciudadanía o reunirnos en una especie de terapia colectiva para descargar nuestra rabia por las dolorosas imágenes que teníamos clavadas en la retina. De ese precioso encuentro en el colegio Rey Heredia salimos decididos y decididas a implicarnos por cambiar las cosas.

La Coordinadora Andalucía con Palestina, que aglutina a más de una decena de colectivos y organizaciones sociales por toda la región, es el fruto de esa catarsis colectiva bien encauzada y con resultados visibles. Desde entonces, y con la financiación de un proyecto de Educación para el Desarrollo por parte de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) de la Junta de Andalucía; la Asociación Al-Quds y la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA), han ido mimando los mimbres de esta red territorial a través de varios encuentros y actividades de sensibilización.

Tras dos años de intenso trabajo previo, nace en el 69 aniversario de la Nakba palestina, también en la ciudad de Córdoba, la Coordinadora Andalucía con Palestina. Desde entonces, nos comprometimos a hacer todo lo posible por resistir la ocupación junto a nuestros hermanos y hermanas palestinas. Una lucha justa sobre la que nos advertían a la hora de ejercerla: Para lograr la justicia hay que que comprometerse con las estrategias de emancipación que desde Palestina nos solicitan.

Estas estrategias pedían compromisos concretos pero también responsabilidad con los crímenes y la limpieza étnica que desde hace más de 70 años sufre la población palestina en su propia tierra. Y para ello pedían a la sociedad civil del mundo que activara los mecanismos que los gobiernos evitaban para hacer cumplir la ley, lograr justicia para las víctimas y señalar la naturaleza colonial y racista del régimen de Israel. Seguir leyendo La construcción de un referente para Palestina en Andalucía

de Sur a Sur, nº 108: #DefensemDDHH Campaña por la libertad de expresión y contra la criminalización de la solidaridad con Palestina

Desde ASPA estamos apoyando y difundimos esta campaña de solidaridad con un grupo de activistas de la Campaña Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra la colonización, el apartheid y la ocupación israleí acusadas de cometer delito por oponerse a la actuación en el festival Rototom de un artista israelí conocido por sus posturas a favor del apartheid del pueblo palestino. Conocemos esta causa, somos solidarixs con ella y rogamos a nuestrxs amigxs que participen en ella suscribiendo el documento de adhesión que figura en el enlace más abajo indicado.

“Nosotras, defensoras de los Derechos Humanos y de la lucha no violenta del pueblo palestino por sus derechos establecidos por la ONU, hemos sido acusadas de delitos en relación con los acontecimientos que tuvieron lugar en agosto de 2015 durante el festival de reggae Rototom Sunsplash de Benicàssim. Consideramos que esto es una violación flagrante de la libertad de expresión y un intento de criminalizar y reprimir nuestro derecho democrático a la defensa de los Derechos Humanos tanto en nuestros territorios como internacionalmente.

Hemos sido acusadas por Abel Isaac de Bedoya de cometer actos de amenazas, coacciones e incitación al odio a raíz de nuestra campaña pacífica para convencer al Festival Rototom Sunsplash de cancelar la invitación de un artista con un historial de defensa de crímenes de guerra y de violaciones graves de los Derechos Humanos, de incitación al odio racial, de negación de la existencia del pueblo palestino, y con documentadas conexiones con grupos extremistas y fundamentalistas violentos. La identidad del artista nunca ha tenido ningún tipo de relevancia en nuestra campaña. Consideramos que cualquier persona -independientemente de su identidad- que defiende y/o colabora con este tipo de crímenes extremistas, racistas y violentos no es coherente con un festival, como el Rototom Sunsplash, que tiene una larga trayectoria de compromiso con la paz y los Derechos Humanos. …” Para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar:

  • ASPA, 30 años 30 poemas: “Nosotros enseñamos vida, señor” de Rafeef Ziadah, periodista, poeta y activista palestina.
  • Os presentamos las guías didácticas de “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global.
  • De la conferencia y taller “Periodismo y Derechos Humanos: Informar desde Gaza
  • De la feria de la Solidaridad del Instituto de Secundaria Galileo Galilei de Córdoba