EDU.AND.09

El alumnado del CDP Sta. Mª de los Ángeles vivencia la realidad migratoria

Con el proyecto “Mi viaje duró dos años: construyendo espacios de encuentro entre personas inmigrantes y jóvenes andaluces”, se inician las actividades programadas en el centro malagueño en torno al Día de la Paz.

Se trata de un proyecto de Educación para el Desarrollo elaborado y llevado a cabo por ASPA (Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz) que se está realizando en formato de talleres de ocho horas con varios grupos a lo largo del mes de Enero.

Con esta iniciativa se pretende acercar la realidad migratoria al alumnado, conociendo a sus protagonistas y reconociéndose en ellas.

El objetivo es empoderar al alumnado para su participación activa en la construcción y promoción de entornos interculturales de igualdad y acogida, entendiendo la diversidad en sentido amplio, como un valor inherente a todas las personas y grupos humanos.

Los ejes transversales son la equidad de género y los derechos humanos se encuentran presentes en todas las actividades previstas, haciendo hincapié en las causas de las migraciones relacionadas con la globalización, cuestiones de género y medio ambiente.

La interculturalidad se aborda desde una perspectiva crítica visibilizando que no todas las culturas tienen el mismo reconocimiento y poder, lo que lleva a cuestionar las desigualdades y sus consecuencias (pobreza, discriminación, racismo, xenofobia…).

Entre las actividades se plantean encuentros con mujeres migrantes en las que cuentan cómo fue su viaje, las causas por las que lo hicieron, y las sensaciones vividas al llegar a España. Esto permite romper la imagen estereotipada y simplista que pesa sobre la inmigración, generando empatía y vínculos, acercándose a sus protagonistas y a las causas de las migraciones relacionadas con la globalización y las desigualdades.

El testimonio de la monitora migrante va acompañado de dinámicas socioafectivas que ponen el foco en la convivencia, partiendo del autoconocimiento como primer paso para conocer a las y los demás, reconociéndose como personas con emociones y necesidades comunes a las personas migrantes, humanizando el fenómeno y trasladándolo al día a día. Se incluye una actividad encaminada a favorecer la acción del alumnado como herramienta de cambio y que se visibilizará en todo el centro.

Publicado en Educación en valores