prejuicios y estereotipos

de Sur a Sur nº 121: La complicidad del silencio

En estos días vemos con preocupación la explosión de odio y el elogio del nazismo en la ciudad de Charlottesville (EEUU). La violencia en esta ciudad no es sino la consecuencia del caldo de cultivo que el presidente Donald J. Trump se ha encargado de alimentar.

Las antorchas han vuelto a marchar en agosto de 2017 en EE.UU., pero éste no es solo un problema americano. Echemos una ojeada a nuestro alrededor. A Francia. A Holanda. A Inglaterra o al silencioso bloque oriental de la UE. A Rusia. A España. Solo era cuestión de tiempo. Nadie puede decir que no estábamos avisados, simplemente preferimos hacer caso omiso de las señales.

En ASPA hacemos nuestras las reflexiones de Rosa María Artal publicadas el quince de agosto en ELDIARIO.ES.

“Agosto se nos tiñó de nazi. Se desparramó el depósito que a duras penas lo contenía. Y se plasmó el sábado 12 de agosto en la ciudad universitaria de Charlottesville, en el Estado de Virginia que albergó la capital de los Confederados en la Guerra de Secesión norteamericana. Una nutrida representación, masculina, blanca, violenta, irracional, fascista, armada hasta con fusiles de asalto, sembró de odio y sangre las calles para hacer alarde de la superioridad que creen ostentar. Una mujer –Heather Heyer, 32 años– asesinada, una veintena de heridos, múltiples apaleados, una sociedad con una profunda brecha en el corazón. Las impactantes imágenes grabadas por HBO dejan poco lugar a la imaginación para saber la dimensión de lo qué está ocurriendo.

“Una injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes”, decía Martin Luther King, el líder de los derechos civiles que caería abatido por esta misma intolerancia en 1968. El despertar del nazismo latente en un país es una amenaza para todo el mundo libre, podríamos parafrasear. No es insignificante lugar los Estados Unidos de América, lo que le añade gravedad. Y no cabe tregua. El sábado en Charlottesville emergió cuanto se venía gestando, lo que llevó a Donald Trump al poder. El presidente que tardaría 48 horas en condenar la violencia de los partidarios de la supremacía blanca, obligado por una intensa condena a su reacción inicial. Cuando, hablando de “distintas fuentes”, enarboló la bandera de la falsa equidistancia siempre, siempre, culpable. Este martes recuperó la versión de “las dos partes”, culpables ambas y con buena gente ambas en su interior, y dijo que la prensa había tratado injustamente a los manifestantes neonazis a los que justificó. Trump no abandona a los suyos. Las felicitaciones más efusivas -dentro de un clima de desolación- han sido las de un par de líderes del KuKluxKlan agradeciendo a Trump “la condena a los matones de izquierda que nos atacaron”. . (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”A pesar de todo me levanto” de Maya Angelou.
  • Nuestra rotunda condena de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils: Frente al terror y el miedo, solo cabe la solidaridad, la cultura de paz y la convivencia

“Mi viaje duró dos años” en las bibliotecas malagueñas

Denominación

Mi viaje duró dos años: dialogo intercultural con mujeres africanas en las bibliotecas de Málaga.

Localización

Málaga

Duración

El proyecto tiene una duración de 11 meses

Coste:

15.857,59 euros

Financiadores:

Ayuntamiento de Málaga 7.611,09 euros

Diputación de Málaga 5.000 euros

ASPA 3246,50 euros

Breve descripción de la intervención

El proyecto está formulado para llegar a 10 bibliotecas públicas municipales de Málaga, en las que se impartirán 40 talleres de una hora y media cada uno, llegando a un total aproximado de 60 horas de taller. El total estimado de alumnos/as beneficiarios directos del proyecto es de 1.000 estudiantes de 5º y 6º de primaria de diferentes colegios de Málaga. Se prevé que a las sesiones acuda un total aproximado de 46 profesoras y profesores.

Población destinataria

Alumnado de 5º y 6º de Educación Primaria y profesorado.

Objetivo General

Contribuir a contrarrestar los prejuicios y estereotipos sobre la inmigración que dificultan la convivencia intercultural a través de la sensibilización y la empatía entre el colectivo de menores del último ciclo de primaria

Objetivo Específico

  • Fomentar un diálogo intercultural entre alumnado de tercer ciclo de primaria y mujeres inmigrantes de origen africano que deconstruya la imagen negativa y simplista que pesa sobre las personas inmigrantes y sobre África a través del conocimiento de las historias de vida de las mujeres y de la puesta en valor de las culturas de sus países de origen
  • Profundizar en las causas de la inmigración africana relacionadas con la globalización y el papel de los países del norte en ellas.
  • Presentar las migraciones desde un enfoque de género y derechos humanos fomentando una actitud crítica hacia su vulneración

La producción andaluza “Boconas” refleja la lucha desde la creatividad de la mujer trabajadora del hogar en Bolivia

El documental se estrena en la 19º edición del Festival de Cine de Málaga el próximo miércoles 27 de abril

Boconas hace reflexionar al espectador sobre los derechos laborales de las mujeres buscando establecer paralelismos entre la situación a un lado y otro del Atlántico

El audiovisual ha sido dirigido por el colectivo La Mirada Invertida y producido por la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz

13062035_854844374625580_9102000096198785011_nLa producción andaluza Boconas, un documental dirigido por tres mujeres del colectivo La Mirada Invertida, se estrena el miércoles 27 de abril en la 19 edición del Festival de Cine de Málaga. Un audiovisual producido por la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA) y cofinanciado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional (AACID), el Ayuntamiento de Granada y el Ayuntamiento de Málaga; que refleja las historias de superación de las trabajadoras asalariadas del hogar de Bolivia, que a base de lucha, perseverancia e inteligencia han sabido sobrevivir en entornos de marginación, explotación y maltrato.

Yolanda, Victoria, Emiliana y Sdenka son inmigrantes, de diferentes edades, trabajadoras del hogar todas ellas, de origen indígena y provenientes de comunidades rurales. También son locutoras en Radio Deseo, la radio comunitaria del grupo feminista anarquista Mujeres Creando de Bolivia.

Al frente en el discurso social actual, el documental de temática feminista se estrena en la sección de documentales especiales el próximo miércoles 27 de abril a las 19.00 horas en el Cine Albéniz.

Una producción rodada durante 50 días en la ciudad de La Paz y Cochabamba de Bolivia que utiliza como eje e hilo conductor un movimiento que actúa desde la creatividad como un espacio de lucha, Mujeres Creando. Son 24 años los que llevan construyendo la horizontalidad día a día. Un espacio ético conformado por mujeres de diferentes sectores sociales donde impugnan cotidianamente las jerarquías sociales. Buscan establecer alianzas con otras mujeres independientes u organizadas desde la autonomía y no desde la búsqueda o disputa por el poder.

Radio Deseo, es su principal instrumento reivindicativo que amplifica las voces sin intermediarios. Una emisora de denuncia, crítica y análisis de la realidad de los diferentes sectores. El programa Soy trabajadora del hogar con orgullo y dignidad lo conforman las trabajadoras del hogar, donde a través de las ondas muestran lucha constante, justicia, alternativas que proporcionan una mirada nueva para la mujer boliviana. Continuar leyendo

de Sur a Sur, nº 82: Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais

En una Europa a la deriva en relación a las personas refugiadas, las ONGs y organizaciones proinmigrantes venimos denunciando las medidas que están asumiendo algunos países europeos. Medidas que pasarán a la historia de la infamia por la terrible violación de derechos humanos que suponen. Dinamarca ha comenzado a confiscar el dinero en efectivo de las personas refugiadas que supere los 1.340 euros. Países como Suecia, Holanda y Finlandia han anunciado deportaciones masivas. Mientras el periódico británico The Independent denuncia que miembros, algunos de ellos uniformados, de una milicia armada de extrema derecha llevan a cabo una campaña de violencia sin precedentes contra los inmigrantes que están en  el llamado campo de la Jungla, en la localidad francesa de Calais. Y en muchas de nuestras fronteras se construyen muros y alambradas que impiden la entrada de quienes tienen pleno derecho a la circulación por vías legales y seguras, y a una adecuada acogida.

calais1Hemos escogido este botón de muestra de la situación en Calais a través del artículo “Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais” de Andrea Olea publicado recientemente en Diario Público.

Los actos racistas y las muestras de solidaridad se multiplican al mismo tiempo en Calais, la ciudad del norte de Francia convertida en última etapa para miles de refugiados que sueñan con llegar a Reino Unido. La manifestación que este fin de semana recorrió sus calles en apoyo a los emigrantes, terminó en altercados con la policía y varias detenciones, escenificando la tensión creciente que vive la localidad.

Vista desde el aire, la Jungla se asemeja a un inmenso mar de plástico azul y blanco. Situado a apenas cinco kilómetros de la ciudad francesa de Calais, frente al Canal de la Mancha, este asentamiento acoge a más de 7.000 emigrantes de una quincena de nacionalidades que esperan dar el salto definitivo a Inglaterra: afganos, sudaneses, sirios, etíopes, eritreos… un paseo entre sus calles enlodadas se convierte en un recorrido por un mapa de conflictos.

En este gigantesco poblado, formado por chabolas y precarias estructuras de madera, todo es extremo: el frío, el viento, el barro. La Jungla es como un ser vivo que respira, inspira y expira, engulle y escupe a personas de muy distintos orígenes con dos cosas en común: una odisea a sus espaldas hasta su llegada a Calais y el sueño de alcanzar Reino Unido, considerado la verdadera Tierra Prometida.

Las cifras oscilan, pero en los últimos meses el número de habitantes de la Jungla ha explotado: de 3.000 personas pasó a 10.000, y en la actualidad se estima que malviven en ella entre 7.000 y 8.000 habitantes.

PARA SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO PINCHA EN ESTE ENLACE Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 68: América Latina en el nuevo orden mundial

En nuestro trabajo de cooperación con América Latina debemos que ir teniendo en cuenta algunas claves de la importancia de un plan estratégico para toda la región, que viene a ser proyecto de fututo y empoderamiento para dejar su irredento papel de “patio trasero”. Por eso traemos a nuestro boletín un artículo de Raúl Zibechi del periódico  La Jornada.(seguir leyendo el artículo)

eusebiaNación o región que no tenga proyecto estratégico, y mantenga el timón con firmeza en las peores tormentas geopolíticas, está destinada a ser arrastrada por los vientos dominantes. América Latina está dejando pasar la oportunidad de romper con su papel de subordinación como patio trasero del imperio, precisamente por carecer de ambas condiciones: proyecto y firmeza política.

América del Sur, la región que está en mejores condiciones para romper con el molde impuesto por Estados Unidos, se encuentra dividida y los países que podrían enfocarse hacia nuevos rumbos están paralizados. En su conjunto, ha perdido peso en la arena internacional y en los principales foros.

El documento Estrategia militar nacional de Estados Unidos 2015, difundido recientemente y enfocado a la contención de China y Rusia, menciona en varios pasajes todas las regiones del planeta, pero hace alusiones apenas laterales hacia América Latina y el Caribe. Lo que no quiere decir que el Pentágono no tenga una política hacia la región, sino que no vislumbra problemas mayores en su patio trasero, donde sólo se preocupa por las organizaciones criminales trasnacionales.

Estos días se suceden dos reuniones en Ufá, en los Urales del sur: la cumbre de los países BRICS y de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Para el periódico chino Global Times, la doble reunión –en realidad se trata de convergencia de intereses– refleja un cambio profundo en la situación euroasiática con capacidad para influir en todo el mundo, a través de mecanismos potentes como el Banco de Desarrollo BRICS, el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (Global Times, 8 de julio de 2015). En ambas cumbres el papel de la región latinoamericana es también marginal.

Para seguir leyendo el boletín pincha en este enlace