ASPA: 30 años 30 poemas

de Sur a Sur, nº 124: Un grito latinoamericano por un aborto legal

Con motivo de la conmemoración el 28 de septiembre del “Día de Acción Global por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito” hemos querido aproximarnos a la realidad que se vive en los países latinoamericanos.

En América Latina y El Caribe, el aborto únicamente está permitido en Cuba, Uruguay, Puerto Rico y en la Ciudad de México. En Honduras, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana se prohíbe en todas sus formas y en el resto de países se permite únicamente por tres causales: violación sexual, inviabilidad fetal y cuando se encuentra en riesgo la vida y la salud de la mujer embarazada. Sin embargo, las prohibiciones nunca han impedido que las mujeres abortemos, sino que empeora nuestra situación, al vernos obligadas a abortar en la clandestinidad; muchas veces en condiciones inseguras, provocando graves complicaciones en nuestra salud y, en muchos casos, la muerte. Según estudios realizados por el Guttmacher Institute, miles de mujeres en la región somos hospitalizadas cada año, debido a complicaciones por abortos inducidos en condiciones de riesgo y de forma insegura, por lo que el aborto continúa siendo una de las principales causas de mortalidad materna en la región.

Sabemos que enfrentarnos a un embarazo no deseado o no planificado no es fácil para ninguna mujer, especialmente cuando convertirnos en madres no es uno de nuestros planes inmediatos; no tenemos las condiciones económicas; no es algo que queramos para nuestra vida; o, peor aún, cuando hemos sido víctimas de violencia sexual. Sin embargo, muchas niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en América Latina y El Caribe somos obligadas a llevar a término embarazos que nunca deseamos, negándonos la posibilidad de decidir sobre nuestros cuerpos. Esto lo evidencian los altos índices de embarazos no planificados a nivel regional. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

30 años 30 poemas: “Por eso el Estado se encarga de decidir por ella” de Coral Bracho

El 28 de septiembre es el Día Internacional de los Derechos Sexuales y reproductivos de las mujeres.

Los derechos sexuales son Derechos Humanos. La negativa de los estados a posibilitar a las mujeres el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en condiciones de seguridad, gratuidad, respeto a su intimidad y capacidad de decisión es una brutal ofensa a sus Derechos Humanos.

Nos solidarizamos con todas las mujeres que, en todos los países del mundo, están luchando para que la interrupción libre del embarazo sea reconocida como un derecho de todas las mujeres. Y, muy especialmente, con aquellas que viven en países donde el aborto está totalmente penado, como es el caso de El Salvador, donde hay mujeres encarceladas enfrentando penas de hasta 40 años de cárcel por delitos relacionados con el aborto.

Para celebrar este día de acción global por la despenalización del aborto traemos a la colección “ASPA 30 años, 30 poemas de mujeres del mundo” el poema “Por eso el Estado se encarga de decidir por ella” de Coral Bracho.

Coral Bracho nació en Ciudad de México el 22 de mayo de 1951; es escritora, licenciada en Lengua y Literatura y dicta clases en la Universidad Nacional Autónoma de México. Además ha colaborado con la edición del diccionario español de su tierra y trabajado en la revista La Mesa Llena.

En lo que respecta a su lírica, se caracteriza por fusionar elementos de los diferentes reinos (animal, vegetal y mineral) y crear metáforas con transfiguración erótica. Muchos críticos la ubican entre uno de los estilos más identitarios de la poesía latinoamericana del neobarroco y esto le ha valido reiteradas menciones.

POR ESO EL ESTADO SE ENCARGA DE DECIDIR POR ELLA.

La mujer no está capacitada

-a partir de los doce, los trece años-

para tomar la decisión

que más afectará su vida;

por eso el Estado se encarga de decidir por ella;

por eso orquesta el escarmiento;

por eso la encarcela.

Pero siempre es capaz,

no importa su situación, su edad,

sus deseos, sus ansiedades,

sus carencias,

de hacerse responsable de otra vida,

a la que habrá de cuidar,

mantener,

y dedicar la suya.

Otra vida que, cuando ella se ve orillada a decidir,

y el Estado se interesa en ella, es aún un proyecto;

un proyecto embrionario;

un proyecto del Estado,

y de todos aquellos que lo apoyan

porque, como él, aman la vida.

-o la vida de la mujer, eso está claro

-sino la vida que aún no es, y que ellos protegerán

sólo unos meses-,

porque cuando ella deba decidir

-que es siempre-

a pesar del Estado, a pesar de ellos,

su vida ya estará en riesgo

Una mujer muere cada 8 minutos en el mundo a causa de un aborto clandestino. Realizado en un marco de legalidad es el evento obstétrico más seguro en la vida reproductiva de las mujeres.

30 años 30 poemas: “Fronterizas” María Jesús Fuentes

María Jesús Fuentes nació en la provincia de Málaga; es Licenciada en Filología Hispánica y ejerce la docencia en el I.E.S.”Siete Colinas” de Ceuta. Recibió el I Premio de investigación “Tina Aguinaco” con su trabajo “El género femenino en los textos de bachillerato”, tema sobre el que versa su doctorado y con el que se siente muy comprometida. Realiza colaboraciones en revistas y diarios. Ha publicado entre otros libros “Hebras de una hoguera” centrado en la violencia de género, en donde en forma de diario analiza la evolución de una mujer ante este drama.

 

FRONTERIZAS

Pasan cada día con las espaldas vencidas por el peso, las piernas arqueadas de cargar o ceder y las fruncidas cejas de quien nunca nada tuvo o lo perdió prematura con la muerte paterna el concierto matrimonial o la venta al punto de ser mujer. ni sueñan siquiera con violetas dulces cuajadas sobre un lecho vacío plano el vientre, pleno el paladar; se conforman, agrietada la piel de los talones y resquebrajadas las ojeras con que no vaya a peor.

de Sur a Sur, nº 123: hablan las victimas del calentamiento global

Ya hay más de 64 millones de personas desplazadas debido a los efectos del cambio climático, según Naciones Unidas. La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) calcula que el calentamiento global podría empujar al exilio a 1.000 millones de personas en las décadas venideras. En 2015 más de 200 gobiernos de todo el mundo dieron una muestra de responsabilidad al adoptar el Acuerdo de París. Por primera vez en la historia se pusieron de acuerdo para limitar el calentamiento global de aquí a 2050 a 1,5 grados centígrados, dejando así un poco de margen al límite de dos grados, a partir del cual los científicos auguran catástrofes de una envergadura impredecible e irreversible.

Los estudios científicos avalados por la ONU advierten que, al ritmo actual, la temperatura media del planeta superará con creces la barrera de los tres grados antes de 2050. La última cumbre del clima, celebrada en Marrackech en 2016, concluyó rozando el fracaso absoluto al posponer hasta 2018 el establecimiento de mecanismos que pongan en marcha lo acordado en París, un consenso del que el país más contaminante del mundo, Estados Unidos, ya se ha retirado.

Detrás del ruido mediático de las cumbres del clima, por las que desfilan decenas de presidentes, ministros y miles de técnicos, expertos y lobbistas, permanecen silenciadas millones de voces que ya sufren las consecuencias directas del cambio climático. La mayoría procede de países con economías empobrecidas, territorios seriamente afectados por desastres naturales cada vez más impredecibles y demoledores. En este artículo conversamos con algunas de esas víctimas invisibles del cambio climático. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”Fronterizas” de María Jesús Fuentes.
  • Os presentamos los tres proyectos que vamos a iniciar en poco tiempo
  • Fiesta del voluntariado de la Caseta de ASPA
  • Concentración de la Red Granadina por la Acogida y el Refugio.

30 años 30 poemas: “Nacer hombre” de Adela Zamudio

Adela Zamudio nació en Cochabamba el 11 de octubre de 1854 y falleció en la misma ciudad en 1928. Fue una mujer autodidacta y con ideas revolucionarias dentro de una Bolivia colonial y patriarcal. Desde sus escritos denotó la realidad social y política en la que vivían lxs bolivianxs; unos pocos ciudadanos y unxs muchxs invisibilizadxs. Considerada como precursora del feminismo boliviano por atreverse a cuestionar un orden social considerado como natural. Basta conocer su vida para entender que las ideas que Adela profesaba, formaban parte de su actuar diario. Adela Zamudio estuvo acompañada a lo largo de su vida por libros, escritos, familia, niñxs a lxs que enseñaba artes y demás oficios. Decidió apartarse del yugo matrimonial para emprender su propio viaje libre de ataduras.

Desde 1979, en su honor, cada 11 de octubre se celebra el Día de la Mujer Boliviana.

“Nacer Hombre” refleja la indignación de vivir bajo el sistema patriarcal. El poema refleja la situación social, cultural y política que vivía la mujer en el siglo XIX. Una sociedad que privilegiaba el actuar masculino en desmedro del femenino, sin importar que aquél acto esté errado. La política y las normas de convivencia encerradas bajo el jusnaturalismo que afianzaba las brechas de desigualdad al tomar las diferencias biológicas como condicionantes de los géneros: Continuar leyendo

30 años 30 poemas: “A pesar de todo me levanto” de Maya Angelou

Maya Angelou, negra, mujer y pobre, nació en 1928 en el seno de una familia desestructurada que vivía en un pueblecito de Missouri donde la segregación racial ni siquiera era cuestionada.

A los siete años fue violada por el novio de su madre y poco tiempo después el agresor apareció asesinado presumiblemente a manos de la familia de Maya. Tales hechos impactaron tanto a la pequeña niña que durante más de cinco años fue incapaz de articular una sola palabra. Marcada por la difícil relación que mantuvo con su madre, llena de idas y venidas, con catorce años se convierte en la primera mujer afroamericana conductora de tranvía en San Francisco. Aunque pudiera parecer anecdótico, aún faltaban un par de décadas para que se firmara la Ley de Derechos Civiles que acabara con la segregación y ser la pionera en cualquier ámbito no hace si no destacar la fortaleza de carácter y la voluntad de Maya.

Con 16 años deja de estudiar al quedarse embarazada de su primer y único hijo y decide emanciparse y vivir por su propia cuenta. Empieza entonces una etapa en la que deambuló por los más variopintos trabajos, incluidos periodos en los que trabajó como bailarina, camarera, prostituta y proxeneta.

Su primer matrimonio, con un músico griego, la llevó a Europa en 1951. Allí probó suerte como cantante, llegando a hacer una gira, y allí conoció a James Baldwin, escritor y activista por los derechos civiles, que la incitó a que escribiera.

De regreso a los Estados Unidos mantuvo una gran amistad con Martin Luther King, con quien luchó por los derechos civiles de los afroamericanos y con Malcolm X, con el que empezó a colaborar poco antes de su asesinato en 1965. Vivió en primera persona el proceso de independencia de diferentes estados africanos, llegando a vivir en El Cairo y en Acra. Tras su experiencia en África realizó una serie de documentales para la National Educational Televisión y finalmente en 1969 publicó su primera autobiografía “I Know why the caged bird sings”, convirtiéndose en el primer best-seller de no-ficción de la historia escrito por una mujer negra.

Sus obras están marcadas por la denuncia al racismo y por su exaltación del valor, la perseverancia, la supervivencia y la propia autoestima. De sus reflexiones se han sacado decenas de frases inspiradoras que han recorrido el mundo, pero desde aquí recogemos una que tiene mucho que ver con la marca personal: “Todos olvidarán lo que dijiste, todos olvidarán lo que hiciste, pero nadie olvidará lo que les hiciste sentir.” Continuar leyendo

de Sur a Sur nº 121: La complicidad del silencio

En estos días vemos con preocupación la explosión de odio y el elogio del nazismo en la ciudad de Charlottesville (EEUU). La violencia en esta ciudad no es sino la consecuencia del caldo de cultivo que el presidente Donald J. Trump se ha encargado de alimentar.

Las antorchas han vuelto a marchar en agosto de 2017 en EE.UU., pero éste no es solo un problema americano. Echemos una ojeada a nuestro alrededor. A Francia. A Holanda. A Inglaterra o al silencioso bloque oriental de la UE. A Rusia. A España. Solo era cuestión de tiempo. Nadie puede decir que no estábamos avisados, simplemente preferimos hacer caso omiso de las señales.

En ASPA hacemos nuestras las reflexiones de Rosa María Artal publicadas el quince de agosto en ELDIARIO.ES.

“Agosto se nos tiñó de nazi. Se desparramó el depósito que a duras penas lo contenía. Y se plasmó el sábado 12 de agosto en la ciudad universitaria de Charlottesville, en el Estado de Virginia que albergó la capital de los Confederados en la Guerra de Secesión norteamericana. Una nutrida representación, masculina, blanca, violenta, irracional, fascista, armada hasta con fusiles de asalto, sembró de odio y sangre las calles para hacer alarde de la superioridad que creen ostentar. Una mujer –Heather Heyer, 32 años– asesinada, una veintena de heridos, múltiples apaleados, una sociedad con una profunda brecha en el corazón. Las impactantes imágenes grabadas por HBO dejan poco lugar a la imaginación para saber la dimensión de lo qué está ocurriendo.

“Una injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes”, decía Martin Luther King, el líder de los derechos civiles que caería abatido por esta misma intolerancia en 1968. El despertar del nazismo latente en un país es una amenaza para todo el mundo libre, podríamos parafrasear. No es insignificante lugar los Estados Unidos de América, lo que le añade gravedad. Y no cabe tregua. El sábado en Charlottesville emergió cuanto se venía gestando, lo que llevó a Donald Trump al poder. El presidente que tardaría 48 horas en condenar la violencia de los partidarios de la supremacía blanca, obligado por una intensa condena a su reacción inicial. Cuando, hablando de “distintas fuentes”, enarboló la bandera de la falsa equidistancia siempre, siempre, culpable. Este martes recuperó la versión de “las dos partes”, culpables ambas y con buena gente ambas en su interior, y dijo que la prensa había tratado injustamente a los manifestantes neonazis a los que justificó. Trump no abandona a los suyos. Las felicitaciones más efusivas -dentro de un clima de desolación- han sido las de un par de líderes del KuKluxKlan agradeciendo a Trump “la condena a los matones de izquierda que nos atacaron”. . (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”A pesar de todo me levanto” de Maya Angelou.
  • Nuestra rotunda condena de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils: Frente al terror y el miedo, solo cabe la solidaridad, la cultura de paz y la convivencia

30 años 30 poemas: “Soy India”. Patricia Karina Vergara Sánchez

Patricia Karina Vergara Sánchez, mexicana nacida en 1974, es feminista, periodista y profesora. Mujer revolucionaria, orgullosa de sí misma, de su lucha, de su orientación sexual y su raza, escribe desde hace años en sus blogs Esta boca es mía y Cuentitos pa’ llevar

A la discriminación por ser mujer, se une la discriminación en función de la clase, la etnia, la orientación sexual, la libertad para romper los moldes establecidos. El poema “Soy india” es un grito de denuncia y también de empoderamiento.

No hemos podido evitar enamorarnos de sus poemas, de las palabras duras, de los temas tratados por encima del miedo y de la presión social.

Soy india

 

Soy india.
Morena, chata de la cara,
en un país
obsesivamente racista.

Soy lesbiana,
en una nación
que compulsivamente me persigue.

Insisto,
en la libertad de decidir sobre mi cuerpo,
en territorio
de quienes realizan leyes
que buscan doblegarme.

No creo en su dios,
aun cuando habito un Estado
opresivamente católico.

Invoco a las diosas,
dentro de un patriarcado
que hace miles de años intenta ocultarlas.

Participo en la lucha laboral,
de un pueblo
ya comerciado y en las manos del patrón.

Conozco la importancia
de la labor contestataria,
cuando en mi patria
se encarcela a quien disiente.

Soy antiimperialista,
viviendo al lado de Bush.

Soy gorda,
en la cuna
de la tortura estética,
de la anorexia y de la bulimia.

He dado a luz,
en una era
que acabó con la esperanza,
ya hace tiempo.

Le apuesto a la lucha libertaria,
en el reino del televisor.

Soy pobre,
en un planeta
en donde comen migajas
tantos millones de pobres.

Soy feminista,
en una tierra hostil
a la palabra mujer.

Soy mujer.
En un tiempo
en que el feminicidio
nos ha vuelto desechables.

Por supuesto,
dicen que estoy loca,
extremadamente loca.

Que soy rara, que me he vuelto extraña.
Que no tengo lugar en el mundo.

Entonces, no me queda de otra:
Tengo que darle nombre al racismo,
que señalar el desprecio,
que elegir sobre mi vida,
que armarme antipatriarcal,
que inventar la fe para dársela a mi hija,
que rebelarme contra el patrón,
que escribir por la libertad a las presas políticas.
que denunciar al imperio,
que amar mi cuerpo,
que apagar el televisor,
que mostrar mis bolsillos,
que actuar contra la misoginia,
que buscar justicia para las mías,
que demandar castigo a los asesinos.

Es por todo ello,
que no tengo más remedio
que darles la mala noticia
a las buenas y tranquilas conciencias:

Estoy aquí.
Exigiendo a gritos,
la parte que me corresponde del mundo.
Y no voy a callarme la boca, ni a desaparecer.

30 años 30 poemas: “Destino de mujer” de Lourdespínola

Lourdes Espínola. Poetisa y ensayista paraguaya, nacida en Asunción en 1954. Ha publicado sus escritos literarios bajo un pseudónimo forjado con la fusión de su nombre y apellido (“Lourdespínola”). Por la frescura y originalidad de sus colecciones de está considerada como una de las voces más destacadas de la literatura paraguaya actual escrita por mujeres.

En la actualidad colabora de forma asidua en las principales publicaciones culturales de Paraguay, y también atiende a las solicitudes de otros periódicos y revistas de otros muchos lugares del resto del mundo, en donde ha publicado varios ensayos y difundido una parte de su producción poética.

Su temprana dedicación al cultivo de la poesía quedó patente a comienzos de los años setenta, cuando, antes incluso de haber alcanzado los veinte años de edad, Lourdes Espínola dio a la imprenta el poemario titulado Visión del Arcángel en once puertas (1973). La espléndida acogida deparada por críticos y lectores a esta opera prima de la autora de Asunción propició que, a partir de entonces, “Lourdespínola” regresara en varias ocasiones a los anaqueles de las librerías con otras colecciones de versos de tanta calidad como las tituladas Monocorde amarillo (1976), Almenas del silencio (1977), Ser mujer y otras desventuras (obra editada, en 1985, en versión bilingüe inglés-español), Tímpano y silencio (1986) y Partidas y regresos (1990). Algunos de estos poemarios han sido reconocidos con relevantes premios y distinciones dentro del panorama literario internacional.

DESTINO DE MUJER

Destino de mujer

de orificios tapados,

la boca purificada en padrenuestros

para que no diga lo que no se debe.

Agua bendita, jabón.

Una mano cubriéndole,

susurros por lo bajo:

“escribe libros”.

Demasiados manuscritos esparcidos,

Orificios imposibles de tapar.

Soy mujer

luego desobedezco.

de Sur a Sur, nº 119: Dale vacaciones al consumo

En la versión digital de El País, ese periódico del capitalismo con aire progre, podemos leer: “La idea de la felicidad se ha convertido en una ciencia y también en un boyante negocio”. Decir que la idea de la felicidad se ha convertido en una ciencia es una muestra clarísima de la miseria intelectual que está detrás de los brillos de la mentalidad capitalista. Lo que sí es muy cierto es que tratan de convertir el ansia de felicidad de los seres humanos en la fuente de boyantes negocios.

Cuando llega la época de vacaciones, ese afán de negocio alcanza uno de sus máximos anuales. Primero nos hacen vivir en una sociedad en la que el trabajo es cada vez es más exigente y menos seguro. La mayoría está atrapada en el estrés de las grandes ciudades con sus prisas y sus atascos, pendientes del cuidado de los hijos y a veces de los abuelos, apremiados por las mil ocupaciones y preocupaciones de cada día.

Así la necesidad de descanso y de ocio se hace más urgente. Ciertamente esta necesidad de descanso es universal, la tenemos todos los seres humanos, lo que pasa es que la forma de satisfacerla varía mucho de unas culturas a otras. Algunos autores hablan de satisfactores. Estos serían las distintas formas que han existido y existen en el mundo para cubrir esas necesidades comunes.

Para la cultura burguesa, capitalista, todos los satisfactores para cualquier aspiración humana están relacionados con el consumo. La satisfacción es alcanzada gracias a la riqueza, al dinero de que dispongamos para conseguir esos satisfactores. Cuando se llega a la necesidad de descanso y de ocio, no podía ser de otra manera, se pretende satisfacerla a base de consumo. Además el consumo de masas es fuente de grandes beneficios para algunos. ¡Qué más se puede pedir!

Y aquí entra la utilización de la idea de felicidad. Una publicidad abrumadora, metiéndote por los ojos imágenes de parajes y situaciones paradisiacas, nos empuja a unas vacaciones febrilmente consumistas: vorágine de viajes, cruceros, diversiones, hoteles… consumo y más consumo. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”Destino de mujer” de Lourdes Espínola
  • Presentación del libro-comic “Gestrudis, la recovera” de nuestro compañero Luis Pernía Ibáñez, el día 26 de julio, miércoles a las 19,30 horas en Málaga.
  • “Zoilo, quo vadis! Artículo de Luis Pernía publicado en La Opinión de Málaga
  • Clases de costura con las personas refugiadas y vecinas que acuden a la sede dentro del programa “Málaga como te quiero!?” de intervención en el barrio de Segalerva-El Molinillo.
  • Comunicado contra nuevos CIEs en Andalucía