Cambio climático

de Sur a Sur, nº 123: hablan las victimas del calentamiento global

Ya hay más de 64 millones de personas desplazadas debido a los efectos del cambio climático, según Naciones Unidas. La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) calcula que el calentamiento global podría empujar al exilio a 1.000 millones de personas en las décadas venideras. En 2015 más de 200 gobiernos de todo el mundo dieron una muestra de responsabilidad al adoptar el Acuerdo de París. Por primera vez en la historia se pusieron de acuerdo para limitar el calentamiento global de aquí a 2050 a 1,5 grados centígrados, dejando así un poco de margen al límite de dos grados, a partir del cual los científicos auguran catástrofes de una envergadura impredecible e irreversible.

Los estudios científicos avalados por la ONU advierten que, al ritmo actual, la temperatura media del planeta superará con creces la barrera de los tres grados antes de 2050. La última cumbre del clima, celebrada en Marrackech en 2016, concluyó rozando el fracaso absoluto al posponer hasta 2018 el establecimiento de mecanismos que pongan en marcha lo acordado en París, un consenso del que el país más contaminante del mundo, Estados Unidos, ya se ha retirado.

Detrás del ruido mediático de las cumbres del clima, por las que desfilan decenas de presidentes, ministros y miles de técnicos, expertos y lobbistas, permanecen silenciadas millones de voces que ya sufren las consecuencias directas del cambio climático. La mayoría procede de países con economías empobrecidas, territorios seriamente afectados por desastres naturales cada vez más impredecibles y demoledores. En este artículo conversamos con algunas de esas víctimas invisibles del cambio climático. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”Fronterizas” de María Jesús Fuentes.
  • Os presentamos los tres proyectos que vamos a iniciar en poco tiempo
  • Fiesta del voluntariado de la Caseta de ASPA
  • Concentración de la Red Granadina por la Acogida y el Refugio.

La Tierra en números rojos: el ser humano, Satán de la Tierra

El día 2 de agosto de 2017 sucedió un hecho preocupante para la humanidad y para cada ser humano individualmente. Fue el día anual de la “Sobrecarga de la Tierra” (Overshoot Day). Es decir: fue el día en que gastamos todos los bienes y servicios naturales, básicos para sustentar la vida. Estábamos en verde y ahora entramos en números rojos, o sea, en un cheque sin fondos. Lo que gastemos de aquí en adelante será violentamente arrancado a la Tierra para atender las indispensables demandas humanas y, lo que es peor, para mantener el nivel de consumo perdulario de los países ricos.

A este hecho se le suele llamar “Huella Ecológica de la Tierra”. Mediante ella, se mide la cantidad de tierra fértil y de mar necesarios para generar los medios de vida indispensables como agua, granos, carnes, peces, fibras, madera, energía renovable y otros más. Disponemos de 12 mil millones de hectáreas de tierra fértil (selvas, pastos, cultivos) pero necesitaríamos en realidad 20 mil millones.

¿Cómo cubrir este déficit de 8 mil millones? Chupando más y más de la Tierra… ¿pero hasta cuándo? Estamos descapitalizando lentamente a la Madre Tierra. No sabemos cuándo llegará su colapso, pero, de continuar con el nivel de consumo y desperdicio de los países opulentos, vendrá, con consecuencias nefastas para todos.

Cuando hablamos de hectáreas de tierra, no pensamos solamente en el suelo, sino en todo lo que él nos permite producir, como por ejemplo, maderas para muebles, ropas de algodón, tinturas, principios activos naturales para la medicina, minerales y otros.

En promedio cada persona necesitaría para su supervivencia 1,7 hectárea de tierra. Casi la mitad de la humanidad (43%) está por debajo de este valor, como los países donde hace estragos el hambre: Eritrea con huella ecológica de 0,4 hectáreas, Bangladesh con 0,7, Brasil, por encima de la media mundial con 2,9. El 54% de la población mundial va mucho más allá de sus necesidades, como Estados Unidos con 8,2 hectáreas, Canadá 8,2, Luxemburgo 15,8, Italia 4,6 e India 1,2. Continuar leyendo

COP22: el fracaso de la Cumbre del Clima pospone la acción global contra el cambio climático

La Cumbre de Marrakech pasa a la historia como una oportunidad perdida para mantener el impulso logrado el año pasado en París. La vigésimo segunda cita global, COP22, que se fijó como objetivo concretar las reglas del Acuerdo de París concluyó sin avances significativos y pospone a diciembre de 2018 temas tan relevantes como la puesta en marcha de los mecanismos de financiación para detener el calentamiento global, la aceptación de normas vinculantes para que los países respeten sus compromisos medioambientales, el reconocimiento de los refugiados climáticos, un rol más notorio para la mujer en esta batalla o la definición del fondo de mitigación y adaptación, una hucha internacional para que los países más vulnerables al cambio climático puedan emprender la hercúlea labor de enfrentarse a las nuevas catástrofes naturales y puedan seguir desarrollando sus economías sin dañar el medio ambiente.

protesta_cambio_climatico_ap-960x500La Proclamación de Marrakech negociada en un secretismo más férreo del habitual, según fuentes negociadoras citadas por EFE, se queda en una declaración de intenciones al demorar a 2018 la fecha para tener listas las reglas que pongan en práctica lo acordado en París. La decepción del documento, plagado de expresiones vacías en la jerga diplomática, como “invita a” y “toma nota de”, está simbólicamente contrarrestada por la decisión de Etiopía, Bangladesh, Filipinas y una cuarentena más de países de baja renta de aceptar más compromisos que las economías industrializadas, principales responsables del cambio climático. En concreto, las delegaciones de estas naciones, las más expuestas a los efectos del desastre medioambiental, asumieron el compromiso de eliminar por completo sus emisiones de carbono antes de 2050 y de acelerar la transición hacia un esquema energético basado al 100% en las renovables.

Fuentes negociadoras de la COP22 opinan que un largo número de países quieren aplazar la negociación de las reglas del Acuerdo de París hasta tener más clara la postura de Estados Unidos bajo la presidencia de Donald Trump. El futuro inquilino de la Casa Blanca estuvo presente en la mayoría de las conversaciones y discursos, que fueron unánimes en condenar sus postulados negacionistas y recordar que la lucha climática es “imparable”.

Falta de ambición

Tras retrasar la publicación de la declaración final hasta la media noche del viernes, finalmente el texto acordado tras el último plenario de la COP22 se limita a pedir a las partes firmantes del Acuerdo de París que sigan trabajando en la implementación del pacto, por lo que de momento se mantiene el riesgo de que la temperatura global aumente más de dos grados centígrados antes de 2050, el límite a partir del que, según los científicos, las consecuencias de la alteración climática serán catastróficas e impredecibles. El encuentro de Marrakech se queda en una mera demostración del “más alto compromiso político” asumido de forma no vinculante por 200 naciones para combatir el cambio climático. A las 22 horas del viernes no había comenzado aún el plenario en el que los países deberán firmar el documento. Continuar leyendo

de Sur a Sur, nº 101: En Bolivia es necesario el apoyo de manos capacitadas

En este número compartimos el artículo de Rubén Vaqueros Durán, voluntario en el proyecto Niños/as y jóvenes, agentes contra la enfermedad de Chagas en la ribera del río Tapacarí. Cochabamba. Bolivia y cuyo título es el que usamos. El artículo ha sido publicado por el CICODE en la revista Mundo Diverso.

sin-tituloRubén nos cuanta en primera persona su experiencia en Bolivia: “ADIO, es una de las ONGs, que se encuentran trabajando en la Ribera del Río Tapacarí en Cochabamba, Bolivia. Debo agradecer a la organización de ADIO la oportunidad de trabajar con ellos mano a mano en uno de sus proyectos que lleva a cabo este año.

El proyecto en el que he participado: “Niños/as y jóvenes de la Ribera del Río Tapacarí, agentes de cambio para el control y vigilancia de la enfermedad de Chagas”. Este proyecto lleva en marcha desde principios de año y llegué al mismo a mitad de la ejecución. Mi intención era dar apoyo en todo lo que fuera necesario, tanto en este como en otros proyectos que ADIO ejecuta. En la medida que me fue posible desarrollamos las diferentes actividades programadas, mi trabajo principal era llevar a cabo el seguimiento a las diferentes unidades educativas, para evaluar el aprendizaje de los alumnos/as y reforzar sus conocimientos.

Aprovechando el tiempo con las niñas/os y jóvenes escolares realizamos juegos didácticos acompañados a veces de refrigerios, compartiendo momentos muy bonitos y entrañables.

La vinchuca/Uluchy

“La vinchuca es un insecto que en edad adulta alcanza los 3 cm, se reproduce mediante huevos y es fotosensible a la luz, camina sobre seis patas y con ayuda de un aguijón se alimenta de la sangre de cualquier ser vivo y no se detiene hasta que una vez saciada de comer defeca, produciendo picor sobre la piel, siendo las heces infectadas las que transmiten la enfermedad”.

La enfermedad de Chagas ¿qué es y cómo se transmite?

Se transmite mediante las heces de la Vinchuca, infectando a personas y animales. El Chagas es una enfermedad endémica de Latinoamérica, que solo tiene tratamiento cuando es reciente el contagio, los síntomas se hacen presentes después de varios años de ser infectada y principalmente afecta al corazón y los intestinos.

Elaboramos diferentes actividades que se realizaron a lo largo de mi estancia, organizadas con los coordinadores del proyecto “Chagas” (llamándole así también para abreviar el nombre original del mismo). El concurso de expresión artística es un ejemplo, fue una de las actividades importantes que realizamos durante mi estancia como voluntario, contando conmigo de forma activa. Contaba también con la participación de los alumnos de Inicial, Primaria y Secundaria, cada categoría participaba con una disciplina diferente como danzas o rondas, dibujo, pintura y teatro. Abocado a la temática del proyecto Chagas.

Para leer el resto del boletín  pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar información:

El acuerdo de París sobre cambio climático: más trampas y TIMOs

Hace pocos días, en Hangzhou-China, vísperas de la reunión del G20 (foro intergubernamental de los países más industrializados), los presidentes Barack Obama de Estados Unidos y Jinping Xi de China, anunciaron que ratificarán el Acuerdo de París (AdP) bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Por su parte, también el Ministerio del Ambiente del Ecuador anunció que el Ecuador había suscrito el mencionado Acuerdo el 26 de julio pasado. El AdP entraría en vigor cuando lo ratifiquen países que representan al menos 55% del total de las emisiones mundiales de gases con efecto invernadero y al menos el 55% de la población global (1). No obstante estas adhesiones, el Acuerdo de París (2), como lo fue el Protocolo de Kioto, es un nuevo engaño ante un problema tan grave como el cambio climático.

apreton-ksyg-620x349abc¿QUÉ PASÓ REALMENTE EN PARÍS?

En diciembre de 2015 se anunció en la COP21 de Paris que con el Acuerdo se espera mantener el aumento de la temperatura por debajo de 2ºC y que hay que seguir esforzándose por limitar el aumento a 1,5ºC con respecto a los niveles preindustriales (hasta hoy ya ha aumentado 0,85ºC con respecto a 1850). Sin embargo esto resulta retórico si se considera que en el Acuerdo no hay ninguna acción clara frente a la principal causa del cambio climático como es la continua expansión de la extracción y consumo de combustibles fósiles (petróleo, gas o carbón). Razón por la que personalidades de la comunidad científica internacional, incluido James Hansen, conocido científico de la NASA y pionero en temas de cambio climático, ha calificado a esta promesa de “un fraude, un engaño”.

Durante los últimos 20 años de negociaciones internacionales sobre el clima, se han producido cerca de 400 “decisiones”, más de 25 “resoluciones”, varias “hojas de ruta”, numerosos “mandatos”, “planes de acción”, “declaraciones” y muchos “acuerdos”. Ninguno de estos textos ha mencionado jamás que la solución para frenar el cambio climático es dejar el petróleo en el subsuelo. De hecho, si realmente se quisiera alcanzar esas temperaturas habría que llamar a dejar 80-90% de los combustibles fósiles sin explotar.

Es más fácil plantear metas como la de “mantener el aumento de grados de temperatura por debajo de…” que identificar cuántos millones de barriles de petróleo se deben dejar de explotar. Nuevamente, estos aparentes giros del lenguaje no son casuales, se los construye para confundir y evadir el problema real. Continuar leyendo

Extractivismo y cambio climático. Experiencia Wayuu en la Sierra de Períja (Venezuela)

Este viernes 15 y el lunes 18 de enero se llevarán a cabo las charlas sobre conflictos globales y alternativas locales, promovida desde ASPA y la Sociedad Homo et Natura de Venezuela, organización que acompaña por más de 30 años a los pueblos originarios de la Sierra de Períja en sus derechos territoriales y culturales. Nos acompaña en esta oportunidad el sociólogo Manuel Suárez Rangel, miembro de esta ong suramericana y quíen ha desarrollado investigaciones en el campo de los estudios sociambientales sobre extractivismos y cambio climático en este país.

2La crisis socio-ambiental global presenta multiples manifestaciones y escenarios, uno de ellos es el que enfrentan la Organización Indigena Wayuu Maikiraalasalii (lxs que no se venden) del río Socuy en la Sierra de Períja, al occidente de Venezuela; que junto a organizaciones ecologistas y de derechos humanos se han levantado para evitar la expansión minera del carbón a cielo abierto que amenaza sus tierras tradicionales, ríos, bosques y comunidades. La movilización permanente, denuncias e impulso de alternativas y prácticas agro-ecológicas han fortalecido la lucha local, frente a los intereses de la geo-política mundial de los “recursos naturales” y sus operadores locales.

La charla de Granada se desarrollará en los espacios de La Brújula de Momo, como propuesta colectiva para repensar y construir alternativas diversas, de cara al extractivismo, el desarrollismo depredador que enfrentan nuestros pueblos y el cambio climático global. Y la de Córdoba en la sede de ASPA

 Habrá a su disposición artesania indígena textil y de calzado, elaborada por lxs miembros de las comunidades de la Org. Maikiraalasalii para apoyar sus fondos.

Lugar:

  • Granada: La Brújula de Momo – Calle Moncayo 1 Realejo,  15 de enero a las 20 Hs.
  • Córdoba: ASPA, Av. de Rabanales, nº 19, 18 de enero a las 17:00 Hs.

Biodiversidad, asignatura pendiente

La biodiversidad también tiene que ver con la cooperación entre los pueblos, y cuando acaba de celebrarse la Cumbre sobre del Clima, en París, no puede dejarse de lado su importancia, en íntima relación con el clima. Y es que la pérdida y degradación de biodiversidad afecta negativamente a todos los niveles del planeta, y especialmente a los sectores más pobres y vulnerables: mujeres, niños y pueblos indígenas, por tanto, la diversidad biológica es indispensable para el bienestar humano.

imagen12América es el continente que cuenta con más países ricos en biodiversidad: Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú, Venezuela y Estados Unidos. Por su parte, en Asia, los países con mayor diversidad son China, Indonesia, Filipinas y Malasia. En África, Madagascar, República democrática del Congo y Sudáfrica. Y, por último Oceanía cuanta con Australia y Papúa Nueva Guinea. Estos países albergan en conjunto más del 70% de la biodiversidad del planeta y su territorio supone el 10% de la superficie global.

¿Por qué hablar de la importancia de la diversidad? Porque España es uno de los 25 puntos calientes de biodiversidad del mundo, pero también concentra el mayor número de especies amenazadas de Europa.

Lo dice Naciones Unidas: “El destino de la humanidad depende de la diversidad biológica, de la riqueza y variedad de los seres vivos del planeta. Es esencial para el desarrollo sostenible y para el bienestar de los humanos, y clave para reducir la pobreza”. Sin embargo, tanto en España como en el resto del mundo la biodiversidad sigue siendo una asignatura pendiente.

El investigador Miguel Delibes de Castro y el paleontólogo José Luis Sanz alertaron hace ya diez años de que la vida se enfrenta a una nueva forma de extinción masiva (la sexta según los expertos) cuya principal amenaza es el hombre. Sus consecuencias serían similares a la del meteorito que chocó contra la Tierra hace 65 millones de años y al incremento de la actividad volcánica que extinguió a casi la totalidad de los dinosaurios.

Los científicos cifran entre 5 y 30 millones el número de especies que pueblan la Tierra, si bien los autores más optimistas estiman que superan los 100 millones. Pese a la enorme diferencia entre unas estimaciones y otras, en lo que todos parecen estar de acuerdo es en su rápida desaparición.

La fuente de nuestros alimentos, medicinas y agua potable o los medios de subsistencia de millones de personas podrían estar en riesgo con la extinción de las especies animales y vegetales del mundo. Según la última actualización de la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), de las 76.199 especies evaluadas del mundo, 22.413 están en peligro de extinción, un indicador crítico de la salud de la biodiversidad del mundo. Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 77: Cambiemos el sistema, no el clima

Compartimos el número 77 de nuestro Boletín DE SUR A SUR. Desde ASPA entendemos el asunto ecológico como trasversal en todo nuestro quehacer y no sólo demandamos que se frene ese posible incremento del 2 grados centígrados de la temperatura, que prevén los científicos, sino que participando de la petición de buena parte de los países del Sur pedimos que a ser posible ese incremento sea cero. Y, por supuesto, “CAMBIEMOS EL SISTEMA, NO EL CLIMA“, como titula su artículo Miguel Urbán, que traemos a continuación

72-lona1_portadaEl artículo empieza así:

“En los días finales de noviembre se celebraron por todo el mundo las llamadas “marchas por el clima” dando el pistoletazo de salida a las movilizaciones internacionales de la sociedad civil con motivo de la celebración en París de la cumbre de Naciones Unidas sobre cambio climático (COP21, por sus siglas en inglés) que se inició el 30 de Noviembre. De esta forma, a lo largo de algunas semanas se vienen realizando diferentes protestas y encuentros alternativos para denunciar la inacción y la falta de voluntad política de los gobiernos para afrontar la crisis climática.

La decisión del Gobierno francés de prohibir las protestas críticas con la cumbre de París, mientras permite celebrar mercados navideños y partidos de fútbol es reveladora de un conjunto de valores y prioridades políticas muy particulares sobre quién o qué y quién o qué no debe ser objeto protección por parte del Estado. Al mismo tiempo el Gobierno de Hollande ha decidido aumentar los gastos en uno de los sectores más responsable del calentamiento global: el complejo industrial-militar. (…)”
Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 76: Cómo surge el DAESH, cómo se financia, quiénes hacen la vista gorda

Compartimos el número 76 de nuestro Boletín DE SUR A SUR. Cuando suenan tambores de guerra ante los acontecimientos de París y Mali es conveniente una reflexión serena y pausada. Desde ASPA pensamos que es necesario profundizar en las causas de por qué ocurren estas cosas. Por eso, para conocer estas causas, traemos a colación el artículo “Cómo surge el DAESH, cómo se financia, quiénes hacen la vista gorda” de Olga Rodríguez, periodista especializada en temas de Oriente Próximo.

daesh-isis-estado-islamico-2015El artículo empieza así:

“Los antecedentes que dieron lugar al ISIS surgen en el contexto de la ocupación de Irak. Tras la toma del país por las tropas británicas y estadounidenses (y españolas hasta 2004), se formaron diversos grupos armados para luchar contra los invasores.

Entre ellos aparece la autodenominada organización de la base yihadista en Mesopotamia (procedente de Jamaa al Tawhid wal-Jihad, nacida en 1999), conocida en la prensa como Al Qaeda en Irak. Posteriormente se uniría a otros grupos bajo el nombre primero de Consejo de Muyaidines y después, en 2006, Estado Islámico de Irak.

El contexto en Irak

Miles de iraquíes fueron detenidos en cárceles secretas estadounidenses, donde recibieron torturas diarias. Algunos arrestados desaparecían para siempre. Otros reaparecían años después devastados por las torturas, y con una sobrevenida, inquebrantable y extremista fe religiosa. (…)” Continuar leyendo

Situación de emergencia en los campamentos saharahuis por las inundaciones

La población refugiada que se encuentran desde hace 40 años en los campamentos de Tinduf (Argelia), entre ellos, miles de ciudadanos españoles de origen, que portan DNI y pasaporte españoles, y sus familiares, se encuentran sufriendo la mayor tragedia humanitaria desde su huida a la hammada argelina tras la ocupación marroquí del territorio del Sahara Occidental en 1975. Desde el pasado 17 de octubre están viendo cómo las lluvias abundantes y persistentes causan inundaciones que han derribado, hasta ahora, la friolera cifra de 3.000 hogares familiares formados por jaimas y frágiles cuartos construidos a base de adobe (cocinas, baños, dormitorios…), lo que afecta, hasta la fecha, a unos 25.000 refugiados, según datos de ACNUR.

12022463_1502461343381171_4129830003295163498_oCon sus viviendas, la población refugiada y nacionales españoles de los campamentos, han perdido los enseres, alimentos, ropa y las escasas, pero importantes pertenencias que habían atesorado durante los 40 años de exilio. Por ello, la Media Luna Roja Saharaui (MLRS) y el Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) están realizando un llamamiento a los países donantes, Organizaciones Internacionales, ONGDs, organizaciones sociales, empresas y sociedad civil para que ayuden a reconstruir los campamentos mediante aportaciones económicas que serán transferidas a la Media Luna Roja Saharaui y el envío de tiendas de campaña, mantas, medicinas, alimentos y ropa.

Desde la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS-Sahara), demandamos del Gobierno de España y a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), el envío inmediato de ayuda humanitaria de emergencia y le recordamos que aún persiste responsabilidad política, moral e histórica por el abandono a su suerte del Pueblo Saharaui. Si el Pueblo Saharaui se ha visto inmerso en esta última crisis humanitaria, es porque España no ha concluido el proceso de descolonización del Sahara Occidental. España es responsable de la ocupación del territorio por Marruecos y también, del drama humano del Pueblo Saharaui, dividido entre la vida en el refugio y la ocupación, viéndose obligado a deambular entre la guerra, el exilio, la pobreza, la violencia y ahora, también la catástrofe natural. Continuar leyendo