de Sur a Sur, nº 122: Nuestro caminar por Bolivia

En este boletín queremos hacer un pequeño repaso al trabajo que llevamos haciendo desde hace 20 años en el Departamento de Cochabamba (Bolivia).

ASPA inició su colaboración con Bolivia en 1997 apoyando la creación y crecimiento del Centro Educativo Sumaq Kawsaypaq de Sapanani (Cochabamba). En el 2000, la Comunidad de Sapanani nos propuso la realización conjunta de un proyecto de mejoramiento agrícola que se llevó a cabo consiguiendo muy buenos resultados.

En agosto de 2002, a raíz del conocimiento de la experiencia de Sapanani, los comunarios de la zona del Rio Tapacarí invitan a personas de ASPA y ADIO (Asociación por la Dignidad e Igualdad de Oportunidades) exponiéndoles la situación de la zona. Tras diversas reuniones con los dirigentes de los sindicatos, se realizan talleres profundizando en la problemática y posibilidades de acción y se inicia el “Programa de Desarrollo Integral Ribera del Río Tapacarí (DIRTA)” en los Municipios de Sipe Sipe y Tapacarí, que viene desarrollándose desde el 2005 hasta la actualidad.

De acuerdo con la petición de la población, comenzamos con proyectos productivos para garantizar a alimentación y proporcionar ingresos básicos. El proyecto “Muros de Contención y Recuperación Tierras de Cultivo” se ejecutó en 4 fases desde el año 2005 hasta el año 2009. Se construyeron muros de piedra y cemento en la ribera del río para proteger y recuperar tierras damnificadas por el caudal del río Tapacarí en la temporada de lluvias, con un resultado de 9.345 metros lineales construidos de muro nuevo y de 3.649 metros lineales de elevación, lo que implicó la recuperación de 284 hectáreas devastadas por las crecidas de los ríos y 309.75 hectáreas protegidas, posibilitando que las familias campesinas, amplíen sus áreas de cultivo aumentando significativamente sus terrenos, consolidándolos para ser aptos para la producción agrícola, única fuente de ingreso de estas familias, obteniendo mayores beneficios económicos derivados de la comercialización de sus cosechas, al mismo tiempo que aseguran la alimentación familiar y contribuye a disminuir la emigración. . (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”Nacer hombre” de Adela Zamudio
  • El recordatorio de que el 4 de septiembre, retomamos las clases de costura para personas refugiadas y del barrio en nuestra sede de Málaga

Deja un comentario