Niñas/os jóvenes, agentes para el control y la vigilancia de la enfermedad de Chagas.

Sector

Salud

Localización

Ribera del río Tapacarí. Provincia de Quillacollo. Departamento de de Cochabamba (Bolivia)

Socio Local:

Asociación por la Dignidad e Igualdad de Oportunidades (ADIO)

Duración

12 meses (1 de febrero de 2016 a 31 de enero de 2017)

Presupuesto

69.917,44 €

Financiadores:

  • Ayuntamiento de Córdoba 54.996,44 €
  • Asociación por la Dignidad e Igualdad de Oportunidades (ADIO) 11.463,00 €
  • Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA) 3.458,00 €

Breve descripción de la intervención

El presente proyecto tiene como propósito informar y capacitar a estudiantes de los ciclos primario y secundario de cinco Núcleos Educativos en la Ribera del Río Tapacarí (Ramadas, Parotani, Tapacarí, Tunas Vinto y Milloma), sobre el control y vigilancia de la enfermedad del Chagas, mal endémico en la zona, dotándolos de los conocimientos y condiciones suficientes para que se constituyan en agentes de cambio en sus familias y comunidades, difundan información e implementen estrategias que contribuyan a disminuir la presencia de factores (actitudes y hábitos) que potencian los riesgos de contraer la enfermedad en el medio ambiente donde viven.

Para lograr este cometido, se consideró trabajar en el proceso educativo de todos los cursos de estos Núcleos Educativos como la mejor estrategia.

La metodología propuesta considera tres momentos:a) Capacitación y formación de aproximadamente 140 maestros y maestras de los Núcleos Educativos seleccionados para el control y vigilancia de la enfermedad de Chagas. Mensualmente se desarrollará un tema de los cinco previstos en cada Núcleo Educativo: 1) Características del insecto vector portador, 2) La transmisión de la enfermedad, 3) Signos y Síntomas, 4) Tratamiento y 5) Acciones de prevención, con apoyo de material didáctico bilingüe (Castellano – Quechua) elaborado para cada tema, consistente en: manuales, guías didácticas, rotafolios y audiovisuales.

Durante los tres primeros meses del proyecto, se hará énfasis en el trabajo teórico y  la socialización entre maestros, maestras y autoridades educativas, para posteriormente plasmar en la planificación curricular y transversalizar el tema e internalizar la prioridad en el proceso educativo; cada módulo de formación será teórico – práctico, ya que conjuntamente con el/la técnico se trabajarán los instrumentos y materiales a emplear, técnicas y métodos para abordar los temas. Posteriormente, durante una semana continua por cada Núcleo Educativo, se hará el acompañamiento respectivo al trabajo de los maestros/as de acuerdo a la planificación para transversalizar la problemática del Chagas.

b) Capacitación de estudiantes de primaria y secundaria: Se prevé llegar directamente a 1.500 estudiantes en los 5 Núcleos Educativos seleccionados, a partir del proceso educativo que cada maestro/a vaya a desarrollar en aula a medida que vaya recibiendo la capacitación/formación respectiva. Complementariamente, se desplegarán tres campañas por cada Núcleo Educativo para el recojo del insecto vector (vinchuca). Esto supondrá que los/as estudiantes recolectarán vinchucas de sus viviendas y alrededores, que serán llevadas a la escuela y entregadas al maestro/a responsable. Para el desarrollo de esta actividad se cuenta con un protocolo que establece la necesidad de que las vinchucas recolectadas deben estar claramente identificadas por comunidad. Los/las maestros/as posteriormente entregarán a los técnicos de los municipios correspondientes para la fumigación en aquellas comunidades que lo requieran; a su vez estos derivarán al estudio de laboratorio a fin de determinar si son o no portadoras de la enfermedad. La responsabilidad del maestros/as y técnicos del proyecto es hacer el seguimiento para que efectivamente se cumpla el procedimiento establecido, además de solicitar reportes sobre aquellas familias que están en riesgo e informarles al respecto.

A la conclusión del proceso de capacitación, se lanzará un concurso por cada Núcleo Educativo en los niveles primario y secundario, para el que deberán trabajar conjuntamente maestros/as y estudiantes, desarrollando un proyecto de aula que plasme la manera de cómo los niños, niñas, adolescentes y jóvenes pueden contribuir a cambiar aquellos hábitos y actitudes que constituyen factores que facilitan la propagación de la enfermedad de Chagas; es decir, qué estrategias y acciones deben desarrollar como agentes de cambio en sus familias y comunidades; al mismo tiempo que, mediante cualquier forma de expresión artística, deben desarrollar un mensaje motivador para el control y vigilancia de la enfermedad de Chagas. Este proceso concluirá con una feria exposición de los trabajos hechos durante todo el año, más la presentación del proyecto de aula y la presentación de la técnica artística que cada curso haya elegido. Se aprovechará esta actividad para premiar a los cursos ganadores, tanto del ciclo primario como secundario de cada Núcleo Educativo.

c) Validación de los contenidos, materiales didácticos (castellano – quechua) y metodología utilizada para la incorporación en el currículo educativo de los Núcleos de la Ribera del Río Tapacarí, la problemática del control y vigilancia de la enfermedad de Chagas.

Se promoverá un encuentro de intercambio de experiencias entre maestros y maestras de los cinco Núcleos Educativos que participen en el proyecto; a su vez se evaluarán y validarán los contenidos, materiales y metodología utilizada.  Esta validación es importante porque sentará las bases para que en una etapa posterior se gestione la transversalización de la problemática del Chagas, como mandato desde la Distrital de Educación de SipeSipe y Tapacarí y, posteriormente desde la Dirección Departamental, lo que garantizaría el efecto multiplicador y sostenibilidad del proyecto.

Población destinataria

Se estima una población destinataria de 873 familias en 21 comunidades a lo largo de la Ribera del Río Tapacarí, con un total de 3.559 personas, 1.764 mujeres y 1.795 hombres.

La población local pertenece a la cultura andina, reconociéndose como pueblos originarios con raíz lingüística quechua, bajo el denominativo también de quechua. Su economía es de subsistencia, constituyéndose el campesinado en un grupo social dependiente; el restrictivo acceso a los recursos productivos los sitúa en una posición de subordinación y dependencia. Las relaciones de asimetría tienen que ver con el control de la tierra, por la mediación de ésta en los ingresos monetarios y no monetarios, que definen la estrategia de sobrevivencia familiar del pequeño campesinado, dependiendo casi exclusivamente de la agricultura y un poco de la ganadería, lo cual les reporta una producción destinada al autoabastecimiento familiar, aunque se notan algunas iniciativas para la producción de excedentes o la comercialización (sobre todo cebolla y zanahoria), por lo que la rentabilidad económica monetaria no alcanza ni a 100 dólares/año como ingreso per cápita (promedio 68 dólares/año), resultando prácticamente nula. Esta poca rentabilidad se agudiza por la sequía que azota poderosamente a estas zonas y la pérdida de terrenos por la erosión, causas que agravan aún más la producción y rentabilidad de los cultivos, lo cual se traduce en la poca capacidad que tienen las familias para acceder a la adquisición y disfrute de bienes de alimentación, salud, educación y otros.

Frente a estas dificultades, la población vive un proceso de emigración que se ha podido evidenciar comparativamente entre el año 2010 y 2013, período en que ha emigrado alrededor de un 11% de la población, que corresponde a personas que van temporalmente hacia zonas cocaleras del Chapare y por migraciones a otros países como la Argentina, Brasil y otros; en ambos casos en la búsqueda de mejores condiciones de trabajo y obtención de ingresos mediante la venta de su fuerza de trabajo. Finalmente, ante la falta de oportunidades para continuar con estudios superiores, los y las jóvenes buscan mejores condiciones de vida en las ciudades, principalmente Cochabamba.

Objetivo general

Que las comunidades de la ribera del río Tapacarí controlen la enfermedad de Chagas, mejorando con ello su calidad de vida.

Objetivos específicos

  • Formación del profesorado de los núcleos educativos  de la zona sobre hábitos y usos preventivos de esta enferdad
  • Información y capacitación del alumnado en las actitudes y prácticas adecuadas
  • Inclusión de forma transversal en los curriculos de los centrs educativos de la zona, de temas sobre el control y la vigilancia de esta enfermedad

Blog del proyecto

Artículos del proyecto