América Latina

de Sur a Sur, nº 124: Un grito latinoamericano por un aborto legal

Con motivo de la conmemoración el 28 de septiembre del “Día de Acción Global por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito” hemos querido aproximarnos a la realidad que se vive en los países latinoamericanos.

En América Latina y El Caribe, el aborto únicamente está permitido en Cuba, Uruguay, Puerto Rico y en la Ciudad de México. En Honduras, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana se prohíbe en todas sus formas y en el resto de países se permite únicamente por tres causales: violación sexual, inviabilidad fetal y cuando se encuentra en riesgo la vida y la salud de la mujer embarazada. Sin embargo, las prohibiciones nunca han impedido que las mujeres abortemos, sino que empeora nuestra situación, al vernos obligadas a abortar en la clandestinidad; muchas veces en condiciones inseguras, provocando graves complicaciones en nuestra salud y, en muchos casos, la muerte. Según estudios realizados por el Guttmacher Institute, miles de mujeres en la región somos hospitalizadas cada año, debido a complicaciones por abortos inducidos en condiciones de riesgo y de forma insegura, por lo que el aborto continúa siendo una de las principales causas de mortalidad materna en la región.

Sabemos que enfrentarnos a un embarazo no deseado o no planificado no es fácil para ninguna mujer, especialmente cuando convertirnos en madres no es uno de nuestros planes inmediatos; no tenemos las condiciones económicas; no es algo que queramos para nuestra vida; o, peor aún, cuando hemos sido víctimas de violencia sexual. Sin embargo, muchas niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en América Latina y El Caribe somos obligadas a llevar a término embarazos que nunca deseamos, negándonos la posibilidad de decidir sobre nuestros cuerpos. Esto lo evidencian los altos índices de embarazos no planificados a nivel regional. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Por qué el “desarrollo” tiene un significado negativo en América Latina

Para muchos de nosotros en América Latina el “desarrollo” se asocia con –entre otras cosas– pobreza, explotación de los recursos naturales, desastres ambientales, discriminación social, dependencia económica y criminalización de la protesta.

América Latina es una de las regiones más desiguales del mundo, donde el 10% de la población concentra el 71% de la riqueza. Los desastres ambientales y la crisis climática se exacerban y, como consecuencia, también la tasa de migración dentro y fuera del país. Evidentemente son los países en Latino América –denominados “subdesarrollados”– quienes se encuentran entre los más afectados por esta crisis, hecho que no es casual ya que fueron estos países los que históricamente han sido colonizados, saqueados y como consecuencia de ello empobrecidos, es el caso de Bolivia.

4621514246_d02b414f42_bEn teoría, la idea de desarrollo –creado como algo positivo en el imaginario social y promovido por nuestros gobiernos y los sectores privilegiados– debería traer beneficios en términos de inversión económica y avances tecnológicos. Proyectos agrícolas, hidrocarburíferos, monocultivos, proyectos mineros e hidroeléctricos se presentan como iniciativas que generarán ingresos regionales, empleo local e innovación tecnológica. La realidad es que muchas economías de la región siguen dependiendo de la exportación de materias primas (cada vez más a China), que en última instancia, están destinadas a satisfacer el apetito de consumidores en los países denominados desarrollados. En Bolivia, por ejemplo, las áreas protegidas están siendo abiertas a la perforación de pozos para extraer petróleo y gas, poniendo en peligro la existencia de las comunidades indígenas, sus derechos y la biodiversidad.

Las consecuencias de este tipo de proyectos son devastadores, el año pasado en Brasil el colapso del dique de contención de la minera Samarco, que formó una riada de 62 millones de metros cúbicos de lodos tóxicos alcanzando áreas pobladas. Grandes extensiones de bosques vírgenes de América del Sur han sido devastadas para sembrar cultivos transgénicos de soja para el mercado mundial de carne. Y existen muchos ejemplos más al respecto.

América Latina encabeza la lista global en explotación minera, y es la segunda región en el mundo con reservas de petróleo. Creemos que no es coincidencia que los gobiernos que han tratado de resistir a la extracción de recursos naturales para el beneficio de los intereses extranjeros han sufrido algún tipo de intervención militar, y han sido sustituidos por gobiernos dispuestos a permitir el acceso a recursos y mano de obra barata.

Naomi Klein ha escrito sobre la forma en que el golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende fue rápidamente seguido por una dosis masiva de “doctrina del shock”, con la privatización de las empresas estatales, el recorte del gasto público y la apertura de las barreras comerciales. A lo largo de los años 80 y 90, regímenes flexibles acompañaron las políticas de ajuste estructural del Consenso de Washington, que fueron diseñadas para liberalizar el comercio y la inversión. Continuar leyendo

¿Qué hay detrás de la epidemia del Zika?

Compartimos este artículo que nos ha llegado de Acción Ecológica, nuestra asociación hermana en Ecuador y que muestra lo que hay detrás de la “epidemia del zika”. ¿sabías, por ejemplo, que la transmite el mosquito transgénico (Aedes agyptis) creado por la empresa britanica Oxitec?, ¿tendrá que ver algo que haya surgido en América Latina con que sean en Brasil las próximas olimpiadas, lo que obligará a miles de personas a vacunarse contra el virus?,  ¿no os recuerda a las anteriores “epidemias” de la gripe A, gripe aviar, ebola, … con titulares sensacionalistas que generan paranoia en la población? Por cierto, ya hay empresas como Pfizer Inc, Johnson and Johnson and Merck & Co Inc. dispuestas a hacer negocio con la vacuna. El artículo dice así:

Virus-transmitidos-por-mosquitosEn los últimos días ha circulado abundante información sobre la epidemia del zika, y su relación con niños nacidos con microcefalia, y a pesar de que no hay pruebas científicas contundentes que asocien estas malformaciones con el virus del sika, ya hay un gran negocio montado.

Se trata del mosquito transgénico (Aedes agyptis) de Oxitec, empresa británica relacionada con la Universidad de Oxford. El sancudo transgénico ha sido liberado en Brasil, Malasia y las Islas Caimán y Panamá, y está en agenda hacerlo en La Florida, con el fin de controlar la fiebre del dengue[1].

A pesar de que no se ha demostrado su efectividad en la reducción de la enfermedad del dengue, especialmente en la ciudad de Juazeiro, en el estado brasileño de Bahía, donde se han hecho ya liberaciones masivas (800.000 mosquitos transgénicos por semana), se propone que este mosquito transgénico, podría ser la solución a esta epidemia.

Organizaciones de Brasil se han opuesto a la liberación del zancudo transgénico desde que se empezó su liberación en 2011, porque existe duda de su efectividad tanto en la reducción de las poblaciones de mosquitos, como de la enfermedad en si mismo. Hay además preocupaciones sobre el efecto en la salud humana si un zancudo transgénico llegara a picar a una persona. Aunque la empresa Oxitec dice que sólo se liberan mosquitos machos (que no pican), la técnica de separación es bastante rudimentaria y podrían pasarse “infiltradas” hembras transgénicas y ser a la vez portadoras de dengue, chikungunya o sika.

Por otro lado, mientras las poblaciones de Aedes agyptis disminuye, podrían crecer otros mosquitos portadores de las enfermedades, como el mosquito tigre asiático, que se reproduce mucho más rápido y es extremadamente agresivo. Continuar leyendo

de Sur a Sur nº 80: El legado de la derecha en América Latina

Compartimos el número 80 de nuestro Boletín DE SUR A SUR. El periodista Emir Sader escribe en Diario Público sobre el legado que deja y ha dejado la derecha en Latinoamérica, una pequeña reflexión que da luz sobre su nefasto balance.

“La derecha no es nueva en América Latina. Ha sido la responsable de presidir nuestros 0,,18869432_304,00países la gran parte del tiempo, siendo la principal responsable de que seamos el continente más desigual del mundo. Pero cuando intenta aparecer como una solución nueva en algunos países, es bueno recordar las contribuciones que la derecha ha dado y sigue dando a América Latina.

No vamos a mencionar las dictaduras militares y otras dictaduras, a las cuales ahora parece que nadie de la derecha apoyó. Basta analizar los gobiernos recientes y los actuales para hacer un balance del desempeño de la derecha en nuestro continente.

En la actualidad, varios gobiernos insisten en mantener el modelo neoliberal, que caracteriza a la derecha. ¿Qué resultados han tenido?  … “

(PARA LEER EL ARTICULO COMPLETO PINCHA EN ESTE ENLACE)

Además de dicho artículo en el boletín podéis encontrar información:

Boletín de Sur a Sur, nº 68: América Latina en el nuevo orden mundial

En nuestro trabajo de cooperación con América Latina debemos que ir teniendo en cuenta algunas claves de la importancia de un plan estratégico para toda la región, que viene a ser proyecto de fututo y empoderamiento para dejar su irredento papel de “patio trasero”. Por eso traemos a nuestro boletín un artículo de Raúl Zibechi del periódico  La Jornada.(seguir leyendo el artículo)

eusebiaNación o región que no tenga proyecto estratégico, y mantenga el timón con firmeza en las peores tormentas geopolíticas, está destinada a ser arrastrada por los vientos dominantes. América Latina está dejando pasar la oportunidad de romper con su papel de subordinación como patio trasero del imperio, precisamente por carecer de ambas condiciones: proyecto y firmeza política.

América del Sur, la región que está en mejores condiciones para romper con el molde impuesto por Estados Unidos, se encuentra dividida y los países que podrían enfocarse hacia nuevos rumbos están paralizados. En su conjunto, ha perdido peso en la arena internacional y en los principales foros.

El documento Estrategia militar nacional de Estados Unidos 2015, difundido recientemente y enfocado a la contención de China y Rusia, menciona en varios pasajes todas las regiones del planeta, pero hace alusiones apenas laterales hacia América Latina y el Caribe. Lo que no quiere decir que el Pentágono no tenga una política hacia la región, sino que no vislumbra problemas mayores en su patio trasero, donde sólo se preocupa por las organizaciones criminales trasnacionales.

Estos días se suceden dos reuniones en Ufá, en los Urales del sur: la cumbre de los países BRICS y de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Para el periódico chino Global Times, la doble reunión –en realidad se trata de convergencia de intereses– refleja un cambio profundo en la situación euroasiática con capacidad para influir en todo el mundo, a través de mecanismos potentes como el Banco de Desarrollo BRICS, el Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (Global Times, 8 de julio de 2015). En ambas cumbres el papel de la región latinoamericana es también marginal.

Para seguir leyendo el boletín pincha en este enlace