BDS

Basta de criminalizar al movimiento BDS por la justicia en Palestina! – Apoyemos el derecho a ejercer el BDS!

ASPA ha firmando este petición en contra de la criminalización del movimiento pacífico Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) a Israel y os animamos a firmarlo y difundirlo.

¿Por qué es importante?

El Tribunal Supremo francés ha ratificado la condena de los activistas que promovieron el boicot de productos israelíes.

EL gobierno británico está poniendo en marcha una serie de normativas que dificultará a los ayuntamientos y otras administraciones públicas, incluyendo las universidades , realizar adjudicaciones y contrataciones éticas.

Solidaridad_con_PalestinaEl Ministro de Inteligencia Israelí , Yisrael Katz, dijo en la mayor conferencia Anti-BDS que tuvo lugar en Jerusalén el 28 de marzo, que Israel debería comprometerse con la “eliminación de objetivos civiles” de “líderes” del BDS con la ayuda de la inteligencia israelí.

Por todo el mundo, ¡activistas de la No-violencia están bajo amenaza!

Petición:

Estimado Sr. Junker – Presidente de la Comisión Europea

Estimada Sra. Astola – Directora General de la DG de Justicia y Consumo de la CE.

Nosotros, los ciudadanos europeos firmantes, estamos profundamente alarmados por los continuos intentos de algunos gobiernos europeos de criminalizar el activismo político contra las violaciones israelíes del Derecho Internacional.

El ministro israelí de inteligencia, Yisrael Katz ha dicho en la mayor conferencia anti-BDS, que tuvo lugar en Jerusalén el 28 de marzo, que Israel debía comprometerse con la “eliminación de objetivos civiles” de los “líderes” del BDS con la ayuda de la inteligencia israelí. Esto fue en la misma conferencia en la que el embajador de la UE en Israel participó junto a líderes de los colonos. Es seriamente alarmante que ministros de gobiernos de cualquier parte amenacen de tal forma a defensores de los derechos humanos.

Nos gustaría expresar nuestra más profunda indignación por tal provocación y ataques a los derechos civiles y solicitamos su apoyo en la defensa de los derechos básicos de la ciudadanía europea de libertad de expresión y apoyo al pueblo palestino o cualquier pueblo de cualquier parte del mundo en la defensa de sus derechos fundamentales. Continuar leyendo

de Sur a Sur, nº 82: Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais

En una Europa a la deriva en relación a las personas refugiadas, las ONGs y organizaciones proinmigrantes venimos denunciando las medidas que están asumiendo algunos países europeos. Medidas que pasarán a la historia de la infamia por la terrible violación de derechos humanos que suponen. Dinamarca ha comenzado a confiscar el dinero en efectivo de las personas refugiadas que supere los 1.340 euros. Países como Suecia, Holanda y Finlandia han anunciado deportaciones masivas. Mientras el periódico británico The Independent denuncia que miembros, algunos de ellos uniformados, de una milicia armada de extrema derecha llevan a cabo una campaña de violencia sin precedentes contra los inmigrantes que están en  el llamado campo de la Jungla, en la localidad francesa de Calais. Y en muchas de nuestras fronteras se construyen muros y alambradas que impiden la entrada de quienes tienen pleno derecho a la circulación por vías legales y seguras, y a una adecuada acogida.

calais1Hemos escogido este botón de muestra de la situación en Calais a través del artículo “Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais” de Andrea Olea publicado recientemente en Diario Público.

Los actos racistas y las muestras de solidaridad se multiplican al mismo tiempo en Calais, la ciudad del norte de Francia convertida en última etapa para miles de refugiados que sueñan con llegar a Reino Unido. La manifestación que este fin de semana recorrió sus calles en apoyo a los emigrantes, terminó en altercados con la policía y varias detenciones, escenificando la tensión creciente que vive la localidad.

Vista desde el aire, la Jungla se asemeja a un inmenso mar de plástico azul y blanco. Situado a apenas cinco kilómetros de la ciudad francesa de Calais, frente al Canal de la Mancha, este asentamiento acoge a más de 7.000 emigrantes de una quincena de nacionalidades que esperan dar el salto definitivo a Inglaterra: afganos, sudaneses, sirios, etíopes, eritreos… un paseo entre sus calles enlodadas se convierte en un recorrido por un mapa de conflictos.

En este gigantesco poblado, formado por chabolas y precarias estructuras de madera, todo es extremo: el frío, el viento, el barro. La Jungla es como un ser vivo que respira, inspira y expira, engulle y escupe a personas de muy distintos orígenes con dos cosas en común: una odisea a sus espaldas hasta su llegada a Calais y el sueño de alcanzar Reino Unido, considerado la verdadera Tierra Prometida.

Las cifras oscilan, pero en los últimos meses el número de habitantes de la Jungla ha explotado: de 3.000 personas pasó a 10.000, y en la actualidad se estima que malviven en ella entre 7.000 y 8.000 habitantes.

PARA SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO PINCHA EN ESTE ENLACE Continuar leyendo

Taller: Palestina: Realidad, Lucha y Esperanza

palestinaA través de una metodología dinámica, participativa y sociafectiva recorremos algunos aspectos de la situación del pueblo palestino, con el objetivo de ofrecer un espacio de diálogo y reflexión que promueva un posicionamiento informado, crítico y activo.

Presentaremos la Plataforma BDS Granada y los dados hasta el momento hacia la consolidación de una coordinadora de organizaciones de solidaridad con Palestina.

Lugar: Salón de Grados de la Facultad de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada (C/Buen Suceso)

Día: 12 de diciembre de 2016

Hora: 11 horas

Formulario de Inscripción:

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Un año desde la masacre de Israel contra Gaza y diez años desde el lanzamiento de la campaña BDS

Hace un año, el 9 de julio de 2014 Israel inició uno de sus ataques más brutales contra la población de Gaza. Durante 55 días continuos bombardeos e inclusiones terrestres dirigidos a zonas civiles arrasaron Gaza, destruyendo infraestructuras, como viviendas, hospitales y escuelas, asesinaron a más de 2.200 personas, entre ellas 551 menores, y dejaron más de 10.000 heridos. Un año después, el bloqueo ilegal e inhumano que Israel impone a la población gazatí ha impedido su resconstrucción, así como la provisión de materiales e instrumentos de primera necesidad.

CARTEL BDS GAZA 10 AÑOS_web-01El informe de la comisión de investigación de la ONU, detalla las continuas violaciones del derecho internacional por parte de Israel, revelando lo que es imposible ocultar, que Israel ha cometido y comete crímenes de guerra.

Sin embargo, la complacencia de la comunidad internacional con los crímenes israelíes hacen prever que, tal y como ocurrió con el informe Goldstone y los informes de los relatores de la ONU, lleva camino de ser ignorado y olvidado en algún cajón mientras las violaciones a los derechos del pueblo palestino continuan.

Del mismo modo, el 9 de julio de 2004, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) publicó sus conclusiones sobre la construcción del muro. En ellas la Corte estipulaba que la construcción del muro y el sistema de asentamientos adyacente es ilegal, contraria a derecho internacional. Según la CIJ Israel debe detener inmediatamente la construcción del muro, desmantelar los tramos ya construidos y reparar los daños causados. Así mismo, la CIJ subrayó que “cualquier Estado” que sea Alta Parte Contratante de los Convenios de Ginebra “tiene la obligación de asegurar que se cumplan las exigencias de los instrumentos en cuestión” y que “la ONU, y especialmente la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, deben estudiar qué otras medidas son necesarias para poner fin a la situación ilegal que se produce como consecuencia de la construcción del muro.

Sin embargo, han pasado 11 años desde esta decisión y vemos como el muro y los asentamientos siguen creciendo, pero Israel continua sin sufrir ni la mas mínima sanción.

Ante esta situación de impunidad, hace diez años, el 9 de Julio de 2005, más de 170 organizaciones de la sociedad civil palestina lanzaron el llamamiento a unirse a la campaña por el Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra el Estado sionista de Israel hasta que ponga fin a la ocupación y el sistema de Apartheid y se cumpla el derecho de retorno de las refugiadas y los refugiados palestinos. La campaña ha sido apoyada por movimientos sociales, sindicatos, ONGS, asociaciones, partidos políticos y un gran número de organizaciones y personas individuales a lo largo del mundo, logrando importantes victorias.

En el décimo aniversario del lanzamiento de la campaña, desde la Red de Solidaridad Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP), reiteramos nuestro compromiso con el movimiento BDS y afirmamos tajantemente: No en nuestro nombre. Así mismo, hacemos un llamamiento a todas las personas solidarias a que participen en nuestras campañas, no comprando productos israelíes, y contribuyan de esta manera al crecimiento del movimiento BDS por los derechos del pueblo palestino. Continuar leyendo

Omar Barghouti: el hombre detrás del movimiento BDS

A medida que crece el movimiento de boicot, desinversión y sanciones, su co-fundador, Omar Barghouti, se ha convertido en blanco de la satanización israelí. Rami Younis, de +972 Magazine, se sentó con él para discutir sobre los objetivos del BDS, sus éxitos recientes y las frecuentes acusaciones de que el movimiento es antisemita.

56755aOmar Barghouti es en este momento uno de los nombres más denostados en los círculos del gobierno israelí y sus aliados. Los funcionarios han calificado a este activista de derechos humanos palestino y líder del movimiento BDS –que él ayudó a fundar hace una década- como una amenaza al Estado de Israel. ¿Qué tan grande es esa amenaza? Bueno, apenas la semana pasada el periódico de más venta en el país, Yedioth Ahronot, publicó un artículo sobre él en primera página, apodándolo “el Explosivo Omar”. Y si él y el movimiento de boicot le están provocando un ataque de pánico a los políticos y a los medios israelíes, uno solo puede concluir que están haciendo las cosas bien.

Sin embargo Barghouti (51) se rehúsa a responder a sus acusadores, porque mantiene un boicot a la prensa israelí. Aceptó dar esta inusual entrevista debido a mi identidad palestina y a condición de que primero se publicara en árabe en el sitio palestino Bokra, además de publicarse aquí en inglés y en hebreo en Local Call, donde yo blogueo. Antisionismo trilingüe unitario en su máxima expresión, se podría decir.

Barghouti explica su decisión de no hablar con los medios israelíes y la lógica del llamado más general al boicot, la desinversión y las sanciones a Israel en su conjunto: “En cualquier otra situación de opresión prolongada, los grupos de derechos humanos piden medidas punitivas contra el Estado y sus instituciones, no solo contra un sector del Estado que es directamente responsable de la injusticia. Nadie pidió que se prohibiera los productos de compañías ubicadas en Darfur en respuesta a los crímenes de guerra cometidos por Sudán: la medida se planteó para Sudán como país.

“Como dijo una vez el arzobispo Desmond Tutu: en Occidente ponen a Israel en un pedestal y lo tratan como si estuviera por encima del derecho internacional. El BDS busca terminar con esta excepcionalidad y su impunidad criminal. Israel debe ser tratado como cualquier otro país que comete crímenes igualmente escandalosos.”

El movimiento BDS se puso en marcha el 9 de julio de 2005, cuando una amplia alianza de más de 170 organizaciones sociales y de base, sindicatos, ONGs, partidos políticos y redes de refugiados palestinos hicieron llamamiento abierto al boicot, dirigido a las organizaciones de la sociedad civil internacional y a las personas de conciencia. Llamaban a “imponer amplios boicots e implementar iniciativas de desinversión contra Israel, similares a las aplicadas contra Sudáfrica en la era del apartheid”, dice Barghouti. “Hoy, el movimiento global de BDS es liderado por la mayor coalición de la sociedad palestina: el Comité Nacional de BDS” [BNC por sus siglas en inglés].

El movimiento BDS exige: el fin de la ocupación de los territorios palestinos y árabes desde 1967, incluyendo el desmantelamiento del muro y las colonias; el fin del sistema de discriminación racial contra las y los palestinos con ciudadanía israelí; y respetar el derecho fundamental –reconocido por la ONU- de las y los refugiados palestinos de retornar a su tierra.

“Estos tres derechos básicos corresponden a los tres principales componentes del pueblo palestino: los que están en la Franja de Gaza y Cisjordania (incluyendo Jerusalén Este); las que están en el territorio de 1948 y viven bajo el apartheid israelí, y los que están en el exilio”, dice Barghouti. Él sostiene que cualquiera que sea la forma que adopte la solución política al conflicto, debe basarse en estos tres principios.

La herramienta que esas 170 organizaciones de la sociedad civil palestina eligieron para reclamar esos derechos y luchar contra la ocupación israelí se apoya enteramente en el discurso de los derechos humanos y en la acción noviolenta –en oposición a la violencia de la ocupación. Al menos por esa razón es importante escuchar y entender lo que Barghouti tiene para decir. Continuar leyendo

Hoy se conmemora el Día de la Tierra Palestina, en toda la patria ocupada como en la diáspora, los palestinos y todos los que creen en la justicia, la libertad y los derechos humanos, conmemoramos este día, reafirmando el rechazo a las políticas de Apartheid, Limpieza Étnica y robo de tierras que Israel lleva a cabo.

Hoy se conmemora el Día de la Tierra Palestina. El 30 de marzo de 1976, la sociedad palestina convocó una huelga general en protesta por el continuo robo de sus tierras por parte del sionismo israelí. El Ejército asesinó a siete jóvenes palestinos con “ciudadanía israelí” en las manifestaciones que acompañaron esa huelga. Desde entonces, el 30 de marzo ha quedado marcado como una jornada de reivindicación de los derechos legítimos del pueblo palestino. 39 años después, la colonización de Palestina continúa. Día a día, el Estado de Israel roba tierras, expulsa de ellas a sus legítimos habitantes, construye asentamientos y transfiere allí a colonos sionistas extranjeros  recolectados de todos los rincones del mundo. Estas prácticas contravienen la legislación internacional y los Derechos Humanos y han sido condenadas por Naciones Unidas y por la gran mayoría de gobiernos del mundo, incluidos los de la Unión Europea y Estados Unidos.

olivosSin embargo, estas condenas no han sido acompañadas por sanciones efectivas, por lo que Israel continúa la colonización sin sufrir por ello ninguna consecuencia. Ya son más de medio millón los colonos que viven en los asentamientos ‘ilegales’, (TODOS los asentamientos son ILEGALES, según la legislación internacional) y el número de hectáreas robadas supera los 800.000. El robo de tierras sigue en forma acelerada y continúan las acciones de limpieza étnica de la población histórica palestina.

Las personas palestinas con ciudadanía israelí –aquellas que viven en el Estado de Israel- siguen siendo discriminadas. Hay localidades ancestrales palestinas que no son reconocidas y por ello carecen de presupuesto y otras que reciben transferencias menores a las que les corresponderían por su peso poblacional. Además, el Estado de Israel practica con estas personas una discriminación educativa y laboral que conduce a su marginalización.

Muchos de los actos, a realizar en todo el mundo, estarán relacionados con las Campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones contra el Estado de Israel (BDS) y la Campaña Palestina para el Boicot, Académico y Cultural a Israel (PACBI). Ambas iniciativas, surgidas de la propia sociedad palestina, piden el boicot a Israel en tanto que no cumpla con la legislación internacional y con los Principios Generales de los Derechos Humanos. Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 53: Campaña Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI).

ASPA se ha adherido a la Campaña Espacio libre de Apartheid Israelí (ELAI), esto supone principalmente dos obligaciones:

  • Abstenernos de comprar o vender productos procedentes del Estado israelí
  • Difundir la campaña entre nuestro voluntariado, socias/os y en las distintas actividades que realicemos. Con este fin hemos realizado el presente boletín

elai-cas¿Qué es el sello ELAI y cómo surge la campaña?

Dentro de la campaña #YoNOComproApartheid, lanzada cuando se cumplían 10 años del Dictamen del Tribunal de La Haya contra el Muro construido ilegalmente por Israel en Palestina, presentamos el sello Espacio Libre de Apartheid Israelí (ELAI).

Con ello, queremos apoyar la creación, en nuestros barrios, pueblos y ciudades, de espacios comerciales, culturales, políticos, deportivos, académicos y sociales del Estado español que se niegan a colaborar con —o apoyar por pasiva— el sistema colonial y de apartheid israelí. La ocupación de Palestina por el Estado de Israel se inició oficialmente en 1948, es decir, hace ya 66 largos y cruentos años, y constituye, por lo tanto, una de las injusticias políticas más largas de la historia.

Con este sello, que se enmarca en la campaña de solidaridad ciudadana global, no violenta y antirracista de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra el Apartheid israelí, queremos crear islas de conciencia política e ir consolidando Espacios Libres de Apartheid Israelí en diferentes lugares del Estado español.

Para leer más pincha en este enlace

Boletín de Sur a Sur nº 44: Oliver Stone hace trizas la historia oficial de EEUU

Como de tapadillo, en pleno agosto, La 2 de Televisión Española ha repuesto el notable documental de 10 horas en el que Oliver Stone desmonta la historia oficial de su país desde la II Guerra Mundial hasta la presidencia de Obama. Con La historia no contada de Estados Unidos, el director de Platoon, JFK, Nixon y Comandante escapa del patrioterismo que anega el cine norteamericano para ofrecer una visión diferente y transgresora que le ha ganado feroces ataques desde los sectores derechistas que se han adueñado del partido republicano.