boletin de sur a sur

de Sur a Sur, nº 118: de criminalizar a los inmigrantes a criminalizar a las ONG. La indignidad de un Ministro del Interior

Traemos a este boletín la entrevista que ha hecho Olivia Carballar, para La Marea, al fotoperiodista Gervasio Sánchez, que ha pasado dos semanas a bordo del barco de Proactiva Open Arms. En la misma reflexiona sobre las declaraciones del ministro Juan Ignacio Zoilo contra las ONG que rescatan personas en el Mediterráneo.

El fotoperiodista Gervasio Sánchez, testigo de varias guerras alrededor del mundo, ha visto hace solo unos días, en mitad de la espesura del Mar Mediterráneo, las consecuencias de otras guerras que se siguen librando día a día. “He visto miles y miles de personas desesperadas a las que les han arrancado todo lo que tenían. Algunos suben al barco con ropas mojadas que se tienen que quitar y cambiarlas por otras prestadas. Hasta los bebés de países en guerra vienen al mundo con más pertenencias. He visto la frustración en los voluntarios cuando no se ha podido encontrar el bote de goma en medio del mar que indicaba el radar del barco. Saben que la alternativa al rescate es la muerte. He visto guardacostas libios (financiados por la Unión Europea) recoger los motores de las pateras para revenderlos en Libia. He visto la indecencia personificada en forma de organismo europeo que mira a otra parte sin ser consciente de que su pasividad podría ser un crimen de lesa humanidad”. Todas esas cosas ha visto Gervasio Sánchez durante dos semanas a bordo del barco de la ONG Proactiva Open Arms. En este tiempo, en el que fueron rescatadas miles de personas, solo ha visto, sin embargo, dos guardacostas italianas y un helicóptero.

¿Cómo explicaría al ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, todo esto que ha visto tras las declaraciones que ha realizado contra las ONG?

Le explicaría que sin el trabajo de media docena de ONG, incluida Proactiva Open Arms, el Mediterráneo sería aún más rojo con la sangre de un mayor número de muertos. Sus declaraciones son lamentables y demuestran una falta de empatía con personas que huyen de tragedias bélicas o económicas y arriesgan sus vidas por las rutas más peligrosas controladas por traficantes de seres humanos. Y ya que la Unión Europea es incapaz de cumplir con sus obligaciones como institución, por mucho premio Princesa de Asturias de la Concordia que reciba, que al menos no insulte a los trabajadores humanitarios que intentan evitar más muertes … “ (para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años, 30 poemas de mujeres del mundo: ”Hogar” de Warsan Shire
  • Presentación del libro-comic “Gestrudis, la recovera” de nuestro compañero Luis Pernía Ibáñez, el día 26 de julio, miércoles a las 19,30 horas en Málaga.

de Sur a Sur, nº 117: Por la liberación de los presos políticos saharauis

Desde ASPA nos hemos unido a las organizaciones solidarias con el pueblo saharaui denunciando la ilegalidad del juicio iniciado por Marruecos contra los presos políticos saharauis de Gdeim Izik que fueron detenidos durante el campamento de Gdeim Izik, así como después de su desmantelamiento por parte de Marruecos el 8 de noviembre de 2010. Este campamento se levantó a las afueras de El Aaiún ocupado, capital del Sahara Occidental, por más de 20.000 saharauis para reclamar sus derechos sociales, civiles y políticos y tras 2 meses fue brutal y violentamente desmantelado por las fuerzas de ocupación marroquí. Tras décadas de brutal ocupación por parte de Marruecos, el Pueblo Saharaui sigue viendo vulnerados sus más elementales derechos y este juicio es una prueba más de ello.

En este juicio, se solicitan penas de hasta 30 años para estos 24 saharauis que llevan ya 6 años en prisión y que fueron juzgados por un tribunal militar marroquí en 2013, tras 3 aplazamientos anteriores. Este juicio militar fue denunciado por observadores internacionales y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos por irregularidades en el proceso y falta de garantías procesales para los acusados, denunciando la ausencia de pruebas incriminatorias y que la obtención de las confesiones se produjo bajo tortura. Pidiendo la liberación de los presos saharauis traemos a colación el artículo “Por la liberación de los presos políticos saharuis” de la eurodiputada de Izquierda Unida, Paloma López Bermejo, publicado el 17 de mayo en Diario Público.

“En el momento de escribir estas líneas, tiene lugar en Salé (Marruecos) el juicio civil a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik. Y si alguien albergaba alguna esperanza de un juicio justo, la realidad no ha tardado en desmentirlo.

Ayer, martes 16 de mayo, cansados del desfile de testigos falsos y la imposibilidad de confrontar sus declaraciones, los presos optaron por retirarse de la sala del juicio junto a su defensa y sus familias. Este hecho no fue un obstáculo para que el juez nombrara a dedo a otros cuatro abogados del público como defensores, sin consultar a los acusados, y pretendiera continuar el juicio como si nada sucediera. Ante las protestas de dos letradas que permanecían en la sala, el Tribunal optó por desalojarlas con violencia, mostrando a las claras su falta de respeto por las convenciones elementales del Estado de derecho.

Marruecos demuestra con ello que no pretende un juicio justo, sino un juicio político contra la rebeldía del pueblo saharaui, reunido en 2010 en Gdeim Izik para reivindicar sus derechos y su dignidad. … “ (para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: Salka Embarek “Itaca del Sahara”
  • Presentación del libro-comic “Gestrudis, la recovera” de nuestro compañero Luis Pernía Ibáñez, el día 26 de julio, miércoles a las 19,30 horas en Málaga.
  • Jornada de trabajo: ‘Estrategia de Educación para el Desarrollo de la CAONGD 2017-2019’

de Sur a Sur, nº 116: Cooperación internacional o el camino a la irrelevancia

Esta semana compartimos el artículo “Cooperación internacional o el camino a la irrelevancia” escrito por nuestro presidente Luís Pernía Ibáñez . El artículo dice así

“El secretario de Estado de Cooperación, Fernando García Casas, ha reconocido el martes, 6 de junio, que España está lejos de destinar el 0,7 por ciento de la Renta Nacional Bruta a Ayuda Oficial al Desarrollo y ha expresado el compromiso del Gobierno para avanzar hacia este objetivo a lo largo de la legislatura.

Continuar leyendo

de Sur a Sur, nº 113, Los centros de internamiento para extranjeros (CIE): un agujero de los derechos humanos

La noticia que facilitó el ministro Zoido de la construcción de dos nuevos CIE en Málaga y Algeciras, a raíz de una petición de la diputada de Podemos María Isabel Mora, creó un profundo malestar en las organizaciones prosociales, particularmente en Málaga y Algeciras. La voluntad de algunos grupos políticos y las gestiones de la Plataforma de Solidaridad con los inmigrantes de Málaga, de la que formamos parte, consiguieron recientemente el NO unánime de los diversos grupos políticos que componen la Diputación y el Ayuntamiento a la construcción de un nuevo CIE en la provincia. Para recordar y seguir rechazando estos centros que en realidad son cárceles encubiertas traemos a colación este artículo de Andrés Peña, del Informe de APDHA Derechos Humanos en la Frontera Sur 2017. Andrés de la Peña Fernández es delegado de la APDHA en el Campo de Gibraltar.

Este año los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) han sido noticia por distintos motivos. Unas veces por los actos de protesta realizados por inmigrantes retenidos en los CIE, otras por el posicionamiento de distintos ayuntamientos pidiendo su cierre y, últimamente, por los autos de jueces de control de los CIE. En la actualidad hay en el Estado español ocho CIE: Algeciras-Tarifa, Barcelona, Las Palma, Madrid, Murcia, Tenerife y Valencia. Los CIE son establecimientos públicos de carácter no penitenciario donde se retiene de manera cautelar y preventiva a extranjeros sometidos a expediente de expulsión del territorio nacional. Los Centros de Internamiento de Extranjeros son un instrumento extendido por toda la Unión Europea adoptado en desarrollo de la política migratoria común suscrita en el acuerdo de Schengen de 1985. Como consecuencia de este acuerdo, se dicta la primera Ley de Extranjería, la Ley Orgánica 7/1985 de 1 de julio sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España. En su artículo 26.2 se establecía la “posibilidad de acordar judicialmente, con carácter preventivo o cautelar, el ingreso en centros que no tengan carácter penitenciario de extranjeros incursos en determinadas causas de expulsión mientras se sustancia el expediente” (para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace)

Además este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: Freedon Nyamubaya
  • Nueva Junta Directiva de ASPA
  • Algunas de las cosas en las que estamos trabajando:
    • XX Jornadas sobre inmigración bajo el lema “Vulnerabilidad de los derechos en la Frontera Sur”
    • X Muestra de la Cooperación Internacional y las Migraciones
    • XXV Feria de la Solidaridad de Córdoba Solidaria
    • La caseta de ASPA cumple 29 años
    • Encuentro Las rebeldes se juntan
    • Talleres del proyecto Formación de jóvenes en Educación Global con pensamiento crítico y en igualdad de género, detectando formas de acoso y violencia a las mujeres
    • Concentración “Música para la acogida”
    • Exposición Clínica y Amazonía

de Sur a Sur, nº 91: ¿Qué hacer en Siria?

Desde ASPA hemos vivido con particular emoción la celebración el día 20 de junio del Día del Refugiado y en nuestra perplejidad ante la falta de soluciones y la cronificación del problema de los refugiados traemos a colación este artículo de Pere Ortega del Centre Delàs d’ Estudis per la Pau, publicado el 21 de junio en el Diario Público. Un artículo para leer detenidamente y encontrar algo de luz en la sinrazón de esta guerra.

Siria pronto hará seis años que sufre una guerra civil devastadora. Un país situado en una región, Oriente Medio, lleno de conflictos, donde todos los países de la zona se sitúan a favor o en contra de alguna de las partes y donde las potencias mundiales juegan sus intereses particulares por cuestiones de geopolítica, ya sea regional o mundial, geopolítica que tratándose de Oriente Medio está relacionada con la cuestión de los hidrocarburos. Unos, a favor de los rebeldes, facilitando apoyo político, ayuda económica, apoyo militar y armas como Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Jordania, Turquía, la comunidad suní de Irak, Israel, Reino Unido, Francia y EEUU. Por el lado contrario, a favor del gobierno de Al Asad, Irán, la milicia libanesa de Hezbollah y Rusia. Y neutral, pero muy preocupado con el desenlace final, Líbano, país que se puede ver contaminado y caer en la espiral de la guerra de Siria.

A lo largo de estos años de guerra civil en Siria se han producido más de 300.000 muertos; un millón de heridos; 7,5 millones de desplazados internos; 4 millones de refugiados al exterior; miles de encarcelados y desaparecidos; 12 millones de personas adultas entre los que se encuentran 5,5 millones de niños que necesitan ayuda humanitaria; 4,8 millones en zonas de difícil acceso donde escasea el agua y los alimentos. Además, la escolarización se ha reducido un 50%; la esperanza de vida ha disminuido en 13 años; la economía se ha reducido en un 40%. Es estadística, pero detrás de cada cifra hay personas que sufren en una tragedia que tendría que golpear nuestras conciencias.

Para leer el artículo completo pincha en este enlace

Además de este artículo puedes encontrar información de:

de Sur a Sur, nº 85: Acuerdo UE-Turquía, una decisión ilegal y nada ética

Los fenómenos migratorios han sido una constante en la historia humana. Sus flujos han podido variar en dirección o en intensidad con el transcurrir de los siglos, pero siempre han sido un elemento fundamental a la hora de explicar los procesos históricos y la configuración de las sociedades del presente. Por ejemplo, si el ‘homo sapiens’ no hubiera migrado del continente africano, posiblemente los europeos seguiríamos siendo neandertales.

Pero sorprende la esquizofrenia o fractura ideológica con que se ven en la actualidad, en amplio espectro del discurso político, los fenómenos migratorios. Mientras por un lado defiende la libertad absoluta del Capital para migrar de un país a otro, por otro juzga ahora que este principio no sirve para el factor Trabajo –al contrario que durante el siglo XIX-. Además, en la práctica política, mientras se habla de cosmopolitismo y de internacionalismo, en la realidad se levantan barreras y concertinas, se suprimen visados y se multiplican los efectivos policiales en un claro ejemplo de nacionalismo económico. …

Para leer el artículo completo pincha en este enlace

Además de este artículo en el boletín puedes encontrar información de:

de Sur a Sur, nº 83: El rol de las ONGD en los próximos años

En este boletín y a través de un artículo de Valeria Méndez de Vigo, hemos querido reflexionar sobre el papel y los retos a los que nos enfrentamos las ONGD de cara a los próximos años.

Sin títuloEl artículo díce así:

“La crisis de los últimos años en nuestro país ha afectado de manera muy profunda a las ONG de cooperación al desarrollo con un recorte drástico de los fondos, la consiguiente necesidad de reajuste o discontinuidad de nuestros proyectos, un desmantelamiento de nuestras estructuras e incluso la desaparición de muchas ONG. Pero es que, además, a las ONG de cooperación al desarrollo, la crisis nos ha pillado también con el pie cambiado, en cuanto a nuestros modos de hacer, nuestros discursos, nuestros mensajes.

De pronto, las cosas que relatábamos y que interesaban, al menos a un cierto público- las cuestiones del hambre, los conflictos bélicos y sus consecuencias en la población, la educación de los más desfavorecidos, por poner sólo algunos ejemplos, que sucedían en países lejanos,- dejaban de interesar en nuestro país, acuciado también por grandes problemas y por crisis que imaginábamos, con razón o sin ella, tan graves como las que asolaban otros países de África, Asia o América Latina. Las ONGD nos hemos ido adaptando como hemos podido, en algunos casos, hemos desviado el foco de nuestras actuaciones a España. Pero, ¿es ésta la solución? ¿qué nuevas claves debemos poner en marcha o debemos fortalecer para continuar siendo relevantes? A mi juicio, éstas podrían ser algunas:

  1. Construir narrativas y hacer pedagogía.
  2. Denunciar, pero también ofrecer alternativas y soluciones..
  3. Globalizar la solidaridad.
  4. Propiciar encuentros.
  5. Aprender de las organizaciones sociales del Sur y de sus luchas y trasladarlas a España o a nuestro entorno.
  6. Compartir espacios para la incidencia.”

Entre las actividades de ASPA queremos resaltar las siguientes:

  • La 29ª Asamblea General de Socias y Socios de ASPA tendrá lugar los próximos días 9 y 10 de abril, en el Albergue Rural de Fuente Ágria en Villafranca de Córdoba. Ésta es siempre una nueva oportunidad de seguir compartiendo nuestro camino solidario.
  • Os presentamos la web-doc FRAGMENTOS, que se integra dentro del Proyecto “Jóvenes andaluces, nuevas tecnologías y educación global”. El proyecto se centra en establecer paralelismos entre las realidades del sur y del norte para hacer reflexionar a la juventud sobre las situaciones de pobreza y exclusión social en nuestras sociedades. Para ello hemos puesto nuestra mirada en Bolivia y en las mujeres trabajadoras asalariadas del hogar. Para ver el web-doc podeís pinchar en este enlace o visitar la web de ASPA
  • El ayuntamiento de Córdoba ha sacado una Convocatoria de voluntariado joven 2016 para programas de Cooperación internacional. Siete jóvenes cordobeses tendrán la oportunidad de participar en esta iniciativa solidaria. ASPA ha presentado el proyecto “Clínica ambiental: acompañamiento de comunidades en la recuperación del Buen Vivir” para que una/o conozca durante seis meses los proyectos que ASPA gestiona en Ecuador. El plazo de presentación de solicitudes acaba el 4 de Abril (inclusive). ¡No te pierdas esta experiencia solidaria!
  • Un año más, estamos ya en pleno trabajo de preparación de la Caseta de ASPA en la Fería de Córdoba. Este año hemos meditado y reflexionado mucho sobre la continuidad o no del mismo, y todas coincidimos en que este espacio no lo podemos perder, un espacio para la ciudadanía cordobesa, un espació de solidaridad y encuentro, motivación y fuerza, unión y alegría compartida. Este año necesitamos como el agua y el aire que compartimos que forméis parte de este proyecto, ayudar en el montaje, servir copas, poner música, servir mojitos, … son tareas posibles gracias a la aportación de todas vosotras y vosotros. Si puedes y quieres participar de voluntario en la caseta escribenos a cordoba@aspa-andalucia.org, llama al 957437251 o mándanos un whatsapps al 667012151 poniendonos tu disposición

Para leer el boletín completo pincha en este enlace

de Sur a Sur, nº 82: Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais

En una Europa a la deriva en relación a las personas refugiadas, las ONGs y organizaciones proinmigrantes venimos denunciando las medidas que están asumiendo algunos países europeos. Medidas que pasarán a la historia de la infamia por la terrible violación de derechos humanos que suponen. Dinamarca ha comenzado a confiscar el dinero en efectivo de las personas refugiadas que supere los 1.340 euros. Países como Suecia, Holanda y Finlandia han anunciado deportaciones masivas. Mientras el periódico británico The Independent denuncia que miembros, algunos de ellos uniformados, de una milicia armada de extrema derecha llevan a cabo una campaña de violencia sin precedentes contra los inmigrantes que están en  el llamado campo de la Jungla, en la localidad francesa de Calais. Y en muchas de nuestras fronteras se construyen muros y alambradas que impiden la entrada de quienes tienen pleno derecho a la circulación por vías legales y seguras, y a una adecuada acogida.

calais1Hemos escogido este botón de muestra de la situación en Calais a través del artículo “Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais” de Andrea Olea publicado recientemente en Diario Público.

Los actos racistas y las muestras de solidaridad se multiplican al mismo tiempo en Calais, la ciudad del norte de Francia convertida en última etapa para miles de refugiados que sueñan con llegar a Reino Unido. La manifestación que este fin de semana recorrió sus calles en apoyo a los emigrantes, terminó en altercados con la policía y varias detenciones, escenificando la tensión creciente que vive la localidad.

Vista desde el aire, la Jungla se asemeja a un inmenso mar de plástico azul y blanco. Situado a apenas cinco kilómetros de la ciudad francesa de Calais, frente al Canal de la Mancha, este asentamiento acoge a más de 7.000 emigrantes de una quincena de nacionalidades que esperan dar el salto definitivo a Inglaterra: afganos, sudaneses, sirios, etíopes, eritreos… un paseo entre sus calles enlodadas se convierte en un recorrido por un mapa de conflictos.

En este gigantesco poblado, formado por chabolas y precarias estructuras de madera, todo es extremo: el frío, el viento, el barro. La Jungla es como un ser vivo que respira, inspira y expira, engulle y escupe a personas de muy distintos orígenes con dos cosas en común: una odisea a sus espaldas hasta su llegada a Calais y el sueño de alcanzar Reino Unido, considerado la verdadera Tierra Prometida.

Las cifras oscilan, pero en los últimos meses el número de habitantes de la Jungla ha explotado: de 3.000 personas pasó a 10.000, y en la actualidad se estima que malviven en ella entre 7.000 y 8.000 habitantes.

PARA SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO PINCHA EN ESTE ENLACE Continuar leyendo

de Sur a Sur, nº 81: Solidaridad con las/os refugiados/das de la República Centroafricana

Os presentamos el proyecto “Solidaridad con las/os refugiadas/os de la República Centroafricana” que con ilusión estamos empezando y que responde a la petición de ayuda que las Soeurs de Saint François de Assise, algunas de ellas voluntarias en uno de los campos de refugiados de Bangui (capital de la Republica Centroafricana), hicieron a ASPA en el viaje que hicimos a Togo en agosto de 2014.

Bangui

Aeropuerto de Bangui donde está ubicado uno de los campamentos de refugiados

Los Objetivos que perseguimos son:

  • Dar a conocer que también existen refugiados/das en el continente africano
  • Romper el estereotipo de que solo se da la realidad de refugiados/das mirando a Europa, pues las migraciones interafricanas son mayores y más permanentes que las que se dirigen a la UE.

El conflicto centroafricano:

Desde que alcanzara la independencia en 1960, la República Centroafricana (que cuenta con unos cinco millones de habitantes y es el séptimo país más pobre del mundo) fue durante años una pieza más en el juego de los intereses franceses en la región, lo que unido a la intensa pugna entre grupos rivales por el control del poder y los recursos naturales que abundan en su suelo, sobre todo diamantes pero también oro, uranio y petróleo, se tradujo en una sucesión de rebeliones y golpes de Estado que solían triunfar cuando eran apoyados o tolerados por la exmetrópoli. Un dato: de los siete presidentes que ha tenido el país, solo uno ha sido elegido en las urnas.

El penúltimo capítulo de esta agitada historia comenzó el 10 de diciembre de 2012, cuando los rebeldes del norte agrupados en torno al movimiento Seleka, hartos de esperar que se cumplieran las condiciones del último acuerdo firmado con el Gobierno en 2007, inician un imparable avance hacia la capital a donde llegan en marzo de 2013 derrocando al presidente François Bozizé y tomando el poder. (…) Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 77: Cambiemos el sistema, no el clima

Compartimos el número 77 de nuestro Boletín DE SUR A SUR. Desde ASPA entendemos el asunto ecológico como trasversal en todo nuestro quehacer y no sólo demandamos que se frene ese posible incremento del 2 grados centígrados de la temperatura, que prevén los científicos, sino que participando de la petición de buena parte de los países del Sur pedimos que a ser posible ese incremento sea cero. Y, por supuesto, “CAMBIEMOS EL SISTEMA, NO EL CLIMA“, como titula su artículo Miguel Urbán, que traemos a continuación

72-lona1_portadaEl artículo empieza así:

“En los días finales de noviembre se celebraron por todo el mundo las llamadas “marchas por el clima” dando el pistoletazo de salida a las movilizaciones internacionales de la sociedad civil con motivo de la celebración en París de la cumbre de Naciones Unidas sobre cambio climático (COP21, por sus siglas en inglés) que se inició el 30 de Noviembre. De esta forma, a lo largo de algunas semanas se vienen realizando diferentes protestas y encuentros alternativos para denunciar la inacción y la falta de voluntad política de los gobiernos para afrontar la crisis climática.

La decisión del Gobierno francés de prohibir las protestas críticas con la cumbre de París, mientras permite celebrar mercados navideños y partidos de fútbol es reveladora de un conjunto de valores y prioridades políticas muy particulares sobre quién o qué y quién o qué no debe ser objeto protección por parte del Estado. Al mismo tiempo el Gobierno de Hollande ha decidido aumentar los gastos en uno de los sectores más responsable del calentamiento global: el complejo industrial-militar. (…)”
Continuar leyendo