CIEs

de Sur a Sur, nº 119: Dale vacaciones al consumo

En la versión digital de El País, ese periódico del capitalismo con aire progre, podemos leer: “La idea de la felicidad se ha convertido en una ciencia y también en un boyante negocio”. Decir que la idea de la felicidad se ha convertido en una ciencia es una muestra clarísima de la miseria intelectual que está detrás de los brillos de la mentalidad capitalista. Lo que sí es muy cierto es que tratan de convertir el ansia de felicidad de los seres humanos en la fuente de boyantes negocios.

Cuando llega la época de vacaciones, ese afán de negocio alcanza uno de sus máximos anuales. Primero nos hacen vivir en una sociedad en la que el trabajo es cada vez es más exigente y menos seguro. La mayoría está atrapada en el estrés de las grandes ciudades con sus prisas y sus atascos, pendientes del cuidado de los hijos y a veces de los abuelos, apremiados por las mil ocupaciones y preocupaciones de cada día.

Así la necesidad de descanso y de ocio se hace más urgente. Ciertamente esta necesidad de descanso es universal, la tenemos todos los seres humanos, lo que pasa es que la forma de satisfacerla varía mucho de unas culturas a otras. Algunos autores hablan de satisfactores. Estos serían las distintas formas que han existido y existen en el mundo para cubrir esas necesidades comunes.

Para la cultura burguesa, capitalista, todos los satisfactores para cualquier aspiración humana están relacionados con el consumo. La satisfacción es alcanzada gracias a la riqueza, al dinero de que dispongamos para conseguir esos satisfactores. Cuando se llega a la necesidad de descanso y de ocio, no podía ser de otra manera, se pretende satisfacerla a base de consumo. Además el consumo de masas es fuente de grandes beneficios para algunos. ¡Qué más se puede pedir!

Y aquí entra la utilización de la idea de felicidad. Una publicidad abrumadora, metiéndote por los ojos imágenes de parajes y situaciones paradisiacas, nos empuja a unas vacaciones febrilmente consumistas: vorágine de viajes, cruceros, diversiones, hoteles… consumo y más consumo. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”Destino de mujer” de Lourdes Espínola
  • Presentación del libro-comic “Gestrudis, la recovera” de nuestro compañero Luis Pernía Ibáñez, el día 26 de julio, miércoles a las 19,30 horas en Málaga.
  • “Zoilo, quo vadis! Artículo de Luis Pernía publicado en La Opinión de Málaga
  • Clases de costura con las personas refugiadas y vecinas que acuden a la sede dentro del programa “Málaga como te quiero!?” de intervención en el barrio de Segalerva-El Molinillo.
  • Comunicado contra nuevos CIEs en Andalucía

Comunicado contra nuevos CIEs en Andalucía

Las entidades Asoc. Pro-Derechos Humanos, Granada Acoge, Accionenred, ASPA  y otras ONGs, nos posicionamos en contra de la construcción de nuevos CIEs  y os invitamos a que os suméis a este comunicado de protesta que será presentado en rueda de prensa y entregado en subdelegación del gobierno la próxima semana.

COMUNICADO CONTRA NUEVOS CIES EN ANDALUCÍA

Expresamos nuestro absoluto rechazo al anuncio de proyecto de construcción de un Centro de Internamiento de Extranjero (CIE) en la provincia de Granada realizado por el delegado de gobierno en Andalucía Antonio Sanz el pasado 10 de Julio de 2017.

Las organizaciones abajo firmantes nos oponemos al anuncio del delegado del gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, de construir Centros de Internamiento de Extranjeros en Granada y Almería. Consideramos que las medidas a tomar ante la llegada de personas migrantes no deben ser represivas, sino solidarias y de acogida.

Los Centros de Internamiento de Extranjeros son espacios que, aunque no tienen carácter penitenciario, funcionan como auténticas cárceles cuyo objetivo es facilitar la expulsión de personas extranjeras en situación administrativa irregular. Dicho objetivo no se cumple ya que, según datos del propio Ministerio del Interior, el 71% de los internos no son expulsados, por lo que estos centros incumplen su finalidad. De hecho, si lo que se persigue es la localización de una persona, podría realizarse de forma respetuosa con los derechos humanos (pisos de localización, retirada del pasaporte, presentaciones periódicas, etc.).

Esta situación de privatización de la libertad de personas que no han cometido delito alguno por una falta administrativa vulnera la legislación nacional, internacional y los derechos humanos. Ha sido denunciada en multitud de ocasiones por el movimiento asociativo, entidades europeas, comisiones del Parlamento Europeo e instituciones españolas, así como por el Defensor del Pueblo y sus equivalentes autonómicos y por la propia Fiscalía General del Estado.

Las organizaciones firmantes nos mostramos en contra de la propia existencia de estos Centros de Internamientos de Extranjeros por ser un instrumento represivo de las políticas migratorias, innecesarias, inútiles y criminalizadas, que priva de libertad a aquellas personas que no han podido obtener o renovar su permiso de residencia.

Es por ello que, mientras seguimos trabajando para que los CIEs actualmente en funcionamiento se cierren, nos negamos a la construcción de nuevos centros de este tipo en el resto del estado. Anunciamos que nos opondremos con todas nuestras fuerzas a la construcción de dichos centros en Andalucía oriental y que exigiremos a todos los actores políticos que se posicionen ante este anuncio. También continuaremos el trabajo con la sociedad civil informando de las intenciones de las administraciones responsables.

Se admiten apoyos vía internet aquí: https://goo.gl/forms/68LKSN7ksVnnZjsy2

de Sur a Sur, nº 113, Los centros de internamiento para extranjeros (CIE): un agujero de los derechos humanos

La noticia que facilitó el ministro Zoido de la construcción de dos nuevos CIE en Málaga y Algeciras, a raíz de una petición de la diputada de Podemos María Isabel Mora, creó un profundo malestar en las organizaciones prosociales, particularmente en Málaga y Algeciras. La voluntad de algunos grupos políticos y las gestiones de la Plataforma de Solidaridad con los inmigrantes de Málaga, de la que formamos parte, consiguieron recientemente el NO unánime de los diversos grupos políticos que componen la Diputación y el Ayuntamiento a la construcción de un nuevo CIE en la provincia. Para recordar y seguir rechazando estos centros que en realidad son cárceles encubiertas traemos a colación este artículo de Andrés Peña, del Informe de APDHA Derechos Humanos en la Frontera Sur 2017. Andrés de la Peña Fernández es delegado de la APDHA en el Campo de Gibraltar.

Este año los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) han sido noticia por distintos motivos. Unas veces por los actos de protesta realizados por inmigrantes retenidos en los CIE, otras por el posicionamiento de distintos ayuntamientos pidiendo su cierre y, últimamente, por los autos de jueces de control de los CIE. En la actualidad hay en el Estado español ocho CIE: Algeciras-Tarifa, Barcelona, Las Palma, Madrid, Murcia, Tenerife y Valencia. Los CIE son establecimientos públicos de carácter no penitenciario donde se retiene de manera cautelar y preventiva a extranjeros sometidos a expediente de expulsión del territorio nacional. Los Centros de Internamiento de Extranjeros son un instrumento extendido por toda la Unión Europea adoptado en desarrollo de la política migratoria común suscrita en el acuerdo de Schengen de 1985. Como consecuencia de este acuerdo, se dicta la primera Ley de Extranjería, la Ley Orgánica 7/1985 de 1 de julio sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España. En su artículo 26.2 se establecía la “posibilidad de acordar judicialmente, con carácter preventivo o cautelar, el ingreso en centros que no tengan carácter penitenciario de extranjeros incursos en determinadas causas de expulsión mientras se sustancia el expediente” (para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace)

Además este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: Freedon Nyamubaya
  • Nueva Junta Directiva de ASPA
  • Algunas de las cosas en las que estamos trabajando:
    • XX Jornadas sobre inmigración bajo el lema “Vulnerabilidad de los derechos en la Frontera Sur”
    • X Muestra de la Cooperación Internacional y las Migraciones
    • XXV Feria de la Solidaridad de Córdoba Solidaria
    • La caseta de ASPA cumple 29 años
    • Encuentro Las rebeldes se juntan
    • Talleres del proyecto Formación de jóvenes en Educación Global con pensamiento crítico y en igualdad de género, detectando formas de acoso y violencia a las mujeres
    • Concentración “Música para la acogida”
    • Exposición Clínica y Amazonía

Así se viola la ley en los CIE: sin médico, abogado ni visitas

El Ministerio del Interior reconoce que en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) se incumple la ley y que esta situación podría conllevar su cierre.

respuesta_cieEl incumplimiento de la ley en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) ya es reconocido hasta por el Ministerio del Interior, que ha solicitado un dictamen a la Abogacía del Estado para que se pronuncie sobre el auto dictado por la juez Victoria Rosell el 31 de julio en el que ponía de manifiesto las irregularidades del CIE de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria, en el que ejerce de juez de control.

La respuesta oficial, a través de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, afirma que se incumple el reglamento de funcionamiento de estos centros, aprobado por el Real Decreto 162/2014 de 24 de marzo, y achaca esa violación “a las necesidades económicas, presupuestarias y de personal que exige”.

Asimismo, subraya que el auto judicial “podría conllevar una decisión del cierre del CIE de Barranco Seco” y, lo que es más relevante, “dado que la situación denunciada es extrapolable al resto de Centros, cabría imaginar resoluciones similares”.

El auto dictado por Rosell, al que Diagonal ha tenido acceso, concluye que el CIE de Las Palmas “no cumple la normativa vigente, ya que únicamente se han adoptado sus previsiones en lo que respecta al personal policial”. La juez pide que las normas de régimen interior del centro se adecúen a la legalidad “a la mayor brevedad”.

Sin médico, abogado ni visitas Continuar leyendo

Historias a pie de frontera

Las líneas que siguen cuentan tres de las historias compartidas en el IV Foro Social de Espiritualidades y Éticas “El mundo visto desde sus fronteras”, celebrado en Melilla los días 18 y 19 de abril.

carmenbalmaseda-680x407Melilla

Ciudad donde nace un país y muere otro

Lugar donde rompen los sueños

Enclave inhóspito donde se hace visible la crueldad imperante

Que fluye invisible y evidente…

¡Pobre de ti!

Que posees tu cierto encanto y tus restos de historia y naturaleza privilegiada

Pues no te dejan ser más

Que la sujeción de la injusticia

El cementerio de la lucha

(Rosa Balmaseda, mi hermana)

El jueves 16 de abril, algunos integrantes del grupo del observatorio llegamos a Melilla para asistir a las conferencias sobre inmigración y fronteras que el jesuita Esteban Velázquez había organizado desde la Diócesis de Nador. Un proyecto difícil, no deseado por las autoridades de uno y otro país, Marruecos y España, cuyas fronteras se tocan en Nador y Melilla. Tanto es así, que en un principio el encuentro se iba a realizar en Nador, y a dos días de su inicio tuvimos que cambiar destino y alojarnos en Melilla, pues las autoridades marroquíes denegaron su celebración sin alegar ningún motivo. Melilla y España tampoco estaban muy dispuestas a dar publicidad a estas jornadas. Cuando llegamos allí y preguntamos, nadie parecía saber nada. Las fronteras y sus víctimas son una cuestión espinosa, como sus vallas, de las que ningún gobierno quiere asumir responsabilidades.

Algo de este foro ha tocado las fibras del sistema que nos gobierna y eso es una satisfacción. Algo les ha puesto nerviosos. Nuestro mensaje es: no tenemos miedo, la libertad, la verdad y la ternura son innegociables.(Esteban Velázquez en la Conferencia Inaugural del Foro)

Por la tarde paseamos por esta ciudad doblemente amurallada. El fuerte de roca y piedra de Melilla La Vieja, construido entre los siglos XVI y XVII, está rodeado por otra estructura defensiva. Ésta última data de 1998, aunque está en constante perfeccionamiento, y consiste en una valla metálica armada de concertinas y malla antitrepa. Una valla que no sólo deshumaniza a los que intentan atravesarla sino también a los que los miran desde el otro lado, en palabras de Marc Cachia, cuya contribución al foro reproduciré más adelante. Continuar leyendo