Emigrantes

Luis Pernía da una lección

Reproducimos el artículo “LUIS PERNÍA DA UNA LECCIÓN escrito por Pilar R. Quirós en el Diario SUR de Málaga y publicado el 26 de enero 2018.

Intervención de Luis en el Pleno

“Hay gente que tiene ese don especial de crear adhesiones cuando habla. De dar lecciones sin querer darlas y de mostrar el camino de la razón sin querer ser presuntuoso. El portavoz de la Plataforma de Inmigrantes de Málaga Luis Pernía intervenía ayer (25 de enero de 2018) en el pleno (del Ayuntamiento de Málaga) para demandar lo que pedía IU Málaga para la Gente en una moción: un local en el Puerto de Málaga para darle acogida digna a los inmigrantes y que dejen de usarse ciertas instalaciones en situaciones precarias y controvertidas.

Tras el debate, el acuerdo reinó y se aprobó por unanimidad que se habilite un local en el puerto para acogerles, así como que, por iniciativa de Málaga Ahora, el Ayuntamiento informe del uso del polideportivo de Ciudad Jardín como centro de acogida y se reafirme en su compromiso de ciudad libre de Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).”

El alumnado del CDP Sta. Mª de los Ángeles vivencia la realidad migratoria

Con el proyecto “Mi viaje duró dos años: construyendo espacios de encuentro entre personas inmigrantes y jóvenes andaluces”, se inician las actividades programadas en el centro malagueño en torno al Día de la Paz.

Se trata de un proyecto de Educación para el Desarrollo elaborado y llevado a cabo por ASPA (Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz) que se está realizando en formato de talleres de ocho horas con varios grupos a lo largo del mes de Enero.

Con esta iniciativa se pretende acercar la realidad migratoria al alumnado, conociendo a sus protagonistas y reconociéndose en ellas.

El objetivo es empoderar al alumnado para su participación activa en la construcción y promoción de entornos interculturales de igualdad y acogida, entendiendo la diversidad en sentido amplio, como un valor inherente a todas las personas y grupos humanos.

Los ejes transversales son la equidad de género y los derechos humanos se encuentran presentes en todas las actividades previstas, haciendo hincapié en las causas de las migraciones relacionadas con la globalización, cuestiones de género y medio ambiente.

La interculturalidad se aborda desde una perspectiva crítica visibilizando que no todas las culturas tienen el mismo reconocimiento y poder, lo que lleva a cuestionar las desigualdades y sus consecuencias (pobreza, discriminación, racismo, xenofobia…).

Entre las actividades se plantean encuentros con mujeres migrantes en las que cuentan cómo fue su viaje, las causas por las que lo hicieron, y las sensaciones vividas al llegar a España. Esto permite romper la imagen estereotipada y simplista que pesa sobre la inmigración, generando empatía y vínculos, acercándose a sus protagonistas y a las causas de las migraciones relacionadas con la globalización y las desigualdades.

El testimonio de la monitora migrante va acompañado de dinámicas socioafectivas que ponen el foco en la convivencia, partiendo del autoconocimiento como primer paso para conocer a las y los demás, reconociéndose como personas con emociones y necesidades comunes a las personas migrantes, humanizando el fenómeno y trasladándolo al día a día. Se incluye una actividad encaminada a favorecer la acción del alumnado como herramienta de cambio y que se visibilizará en todo el centro.

Publicado en Educación en valores

Moción del Ayuntamiento de Granada contra el acuerdo Unión Europea – Turquía

Hoy, 24 de junio, el Ayuntamiento de Granada ha aprobado con el apoyo de PSOE, IU, Vamos Granada y Ciudadanos y la abstención del PP  la siguiente moción para que el Ayuntamiento de Córdoba manifieste su desacuerdo con el acuerdo firmado entre la Unión Europea y Turquía sobre refugiados y migrantes

0ef97e96-4536-4f88-bd85-4fa81c6654e7 MOCION AL AYUNTAMIENTO DE GRANADA

AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE GRANADA, AL ALCALDE DE GRANADA Y A TODOS LOS PORTAVOCES DE LOS GRUPOS POLÍTICOS

Don Jesús Antonio Montes Montes, con DNI 44 296 663C, representante legal de la delegación en Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, en representación la Red Granadina por la Acogida y el Refugio, integrada por las siguientes entidades:

  • Accionenred – Granada
  • Adobe Arquitectura Y Compromiso Social
  • AI Granada
  • Alianza por la Solidaridad
  • ASCUA
  • Asociación granadina Ecológica-gastronómica-cultural La brújula de momo
  • Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía – Granada
  • Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA) 
  • Caritas Chana
  • Centro social adultos Zaidín
  • Comunidades Cristianas Populares
  • CONGRA
  • Ecologistas en Acción
  • Granada Acoge
  • Granada Laica
  • Iberoamericamigrante
  • JOC  Granada
  • La ciudad accesible
  • Marchas por la dignidad
  • Oxfam Intermon
  • Plataforma BDS Granada
  • Plataforma Granada Abierta
  • Plataforma Zona Norte
  • Setem AndalucÍa -Granada
  • Vivienda Digna Granada

y al amparo de lo dispuesto en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, presenta para su aprobación la siguiente moción para que el Ayuntamiento de nuestra ciudad manifieste su desacuerdo con el acuerdo firmado entre la Unión Europea y Turquía sobre refugiados y migrantes

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Los pasados 17 y 18 de marzo, la Unión Europea y Turquía adoptaron un acuerdo que supuestamente pretendía solucionar lo que se vienen denominando la « crisis migratoria ». Desgraciadamente este acuerdo ignora obligaciones internacionales de la UE,  utilizando  toda una argucia jurídica en menoscabo de los derechos fundamentales  y de una Convención de Ginebra poco defendida por el Alto Comisionario para los Refugiados.

El gobierno de España en funciones ha permitido y apoyado este  acuerdo que vulnera los derechos de los refugiados en contra de la posición acordada por el Parlamento que exigía garantías en el respeto de las leyes de protección internacional. Así, frente a la posición consensuada de todos los partidos en el Parlamento, y frente a una enorme movilización ciudadana, el Gobierno en funciones ha participado en un acuerdo con Turquía que mercadea con miles de personas a cambio de concesiones políticas y económicas.

El acuerdo no contiene compromisos concretos para incrementar el reasentamiento o para ofrecer rutas legales y seguras para las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo. La excusa de crear una solución que acabe con el tráfico de personas, reasentando a una persona por cada una de las devueltas a suelo turco, crea un falso discurso. Como consecuencia de esta propuesta, precisamente lo que se fomentará es que las personas tomen otras rutas más peligrosas.

13466151_1358839127464154_1629746870718032313_nFrente a esto es necesario una alternativa humana, legal y responsable, basada en el reasentamiento incondicional de personas refugiadas con un número de plazas disponibles suficientes. Y esto sólo es posible con  una voluntad política de los países de la UE para hacer que el sistema de reubicación funcione de manera respetuosa con la legislación internacional y los derechos humanos.

La propuesta de que por cada persona refugiada siria que sea devuelta a Turquía desde Grecia la UE acepte a otra también siria enviada desde Turquía es inmoral y carece de fundamento jurídico sostenible. Supone que para que la UE acepte a un refugiado, previamente otra persona, a la que se expulsará, ha debido jugarse la vida para llegar a Grecia desde Turquía.

Las personas solicitantes de asilo tienen derecho a procedimientos de asilo individualizados y con todas las garantías. Sin embargo, el acuerdo entraña el riesgo de las expulsiones colectivas, ya que no se explica bien cómo van a poder evaluarse de manera significativa y con todas las garantías jurídicas suficientes las solicitudes individuales en procedimientos de asilo acelerados. Ya ha habido denuncias de algunas ONG presentes en la zona.

Por otra parte, miles de personas refugiadas y solicitantes de asilo que proceden de lugares que no son Siria, como son afganos o iraquíes, que representan, junto con los sirios, el 90% de las llegadas a Grecia, se enfrentan a grandes obstáculos para acceder al asilo. Aunque se ha indicado que no serán devueltas a Turquía, no existen garantías en el acuerdo para que así sea, y no la protección legal internacional  vaya a ser efectiva. Las devoluciones sumarias no solo son contrarias al derecho internacional sino también a la legislación nacional turca.

Más allá de que Turquía acoja ya a casi tres millones de refugiados sirios, los dirigentes europeos la designan  como responsable y a la vez como socio privilegiado. Para eso no dudan en cerrar los ojos sobre las derivas autoritarias de Erdogan, que ha lanzado una verdadera guerra civil contra una parte de su población, los Kurdos, y de utilizar todos los medios para acallar a sus oponentes políticos. Hoy Turquía no es un país seguro  ni para sus propios ciudadanos ni para los refugiados. La UE está dispuesta a todas las maniobras jurídicas para que Erdogan acepte limitar las salidas hacia Grecia, que permita patrullar a la OTAN , transformada en una agencia de vigilancia de las fronteras europeas, en sus aguas territoriales y que acepte readmitir en su territorio a  los exiliados que han pasado por Turquía y hayan sido expulsados de Grecia. El nivel de ceguera política, de desprecio de los derechos fundamentales y la bajeza moral de los negociadores de la UE es tal que prevén cambiar la reinstalación en la UE de los demandantes de asilo que viven en la mayor precariedad en Turquía a cambio de la aceptación por esta última de un contingente equivalente de personas que ya se encuentran en busca de asilo y refugio en Grecia Continuar leyendo