Marruecos

“Vemos cerca la guerra del Sáhara con Marruecos”

En estos días en que se conmemora el 68º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos – y que representó un gran paso adelante en el respeto mundial a los seres humanos tras los destrozos y crímenes vividos durante la Segunda Guerra Mundial-, las malas noticias abundan. Uno de los puntos de mayor preocupación para ASPA es el Sahara Occidental. Pasados más de 40 años de la invasión marroquí, sin solución al conflicto y las sistemáticas violaciones de los derechos humanos por parte del invasor está haciendo que cada vez más saharauis vean la guerra como única salida al conflicto.

encuentro-solidaridad-juan-miguel-baquero_ediima20161127_0330_19Para conocer más a fondo esta posibilidad reproducimos parte de la entrevista realizada por Juan Miguel Baquero (publicada en eldiario.es) a Jira Bulahi Bad, delegada saharaui para España durante el Encuentro de Solidaridad con el Pueblo Saharaui de Utrera (Sevilla).

“En el desierto vital solo cabe el océano de la esperanza. Es como lo describe Jira Bulahi Bad, ingeniera y política (El Aaiún, 1965), primera mujer que representa al Frente Polisario en España. Dice que el pueblo saharaui está “mejor que nunca”. Más próximo a ser libre. Pero ve “cerca”, al tiempo, la guerra con Marruecos. Un aviso para navegantes. Una suerte de patria o muerte.

Pasados 40 años de la Marcha Verde y la invasión marroquí del Sáhara Occidental, sin solución al conflicto, los jóvenes quieren gritar un sonoro “basta ya”, dice. Azuzar su propia primavera, como relata la delegada de la República Árabe Saharaui Democrática. Nunca vivieron en libertad en su propia tierra. Jira Bulahi sí. Nacida en un El Aaiún todavía colonia española, con 9 años tuvo que huir a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) junto a su familia.

Ahora alerta del riesgo de conflicto armado y conversa sobre la realidad “no tergiversada” de un pueblo que defiende “sus casas, su vida”. Y trata por primera vez temas controvertidos como el secuestro de mujeres saharauis a manos de sus familias biológicas.

En tiempos de mundialización del odio y derechos humanos a precio de saldo, ¿cómo está el pueblo saharaui?

Para los saharauis no es nueva esta panorámica. Desde el primer momento hemos padecido esa sinrazón e injusticia. No obstante, siempre ha habido gente que ha defendido las ansias de los saharauis de sentirse libres e independientes. No hace mucho perdieron a uno de sus líderes pero están mejor que nunca porque se reafirman una vez más. Continuar leyendo

Energia para el expolio

En la COP22, tenga cuidado con lo que lee sobre los esfuerzos de Marruecos en energía renovable. Una parte en aumento de los proyectos se producen en los territorios ocupados del Sahara Occidental y se usan para el saqueo de sus minerales. Esto es lo que documenta el nuevo informe de WSRW.

6a00d8341bfb1653ef01a3fc16c029970bUna parte en aumento de los programas de energía renovable que Marruecos promociona -incluso en el sitio oficial de la COP22- no tienen lugar en Marruecos en absoluto, sino en el Sahara Occidental, que Marruecos ocupa ilegal y brutalmente.

Tanto el gobierno marroquí como unas cuantas empresas de renovables promocionarán sus esfuerzos por el desarrollo de soluciones de energía verde durante las conversaciones sobre el clima que albergará la COP22 en Marrakech, del 7 al 18 de noviembre de 2016.

22 molinos recién construidos por la empresa alemana Siemens suministran el 95 % de la energía que se necesita para el expolio de minerales no renovables del Sahara Occidental ocupado. La producción de energía verde está haciendo el expolio marroquí sobre el territorio aún más productivo.

El informe de WSRW documenta que, para 2020, más de la cuarta parte de toda la energía verde producida por Marruecos estará localizada en el territorio que mantiene bajo ocupación.

Descargue aquí el informe Energía para el Expolio – Lo que Marruecos y Siemens esconden en la COP22, Marrakech (1MB). [o descargue alta resolución, 15 MB]

Siemens y la italiana Enel son las empresas más involucradas. Ganaron subastas marroquíes para su ejecución en el Sahara Occidental, asociándose con la empresa de energía propiedad del Rey de Marruecos.

“Cuando el palacio real marroquí -que regula el Mercado de la energía- decide importantes contratos de energía para el territorio, eso conlleva un alto precio para el proceso de paz de las NNUU en el Sahara Occidental”, dice Erik Hagen, de Western Sahara Resource Watch.

“Al hacer exportar esa energía al propio Marruecos, el país y la familia real afianzan su conexión al territorio. ¿Cómo podría el rey estar interesado en un proceso de autodeterminación y de descolonización en el Sahara Occidental cuando es él mismo quien se beneficia de la presencia ilegal en la zona del ejército marroquí?” dice Hagen.

Los propietarios legales de la tierra, los saharauis, nunca han consentido los proyectos marroquíes. La mitad de la población original del territorio huyó de su tierra cuando Marruecos la invadió en 1975. Destacados opositores a la marginación socio-económica de los saharauis están cumpliendo cadena perpetua en cárceles marroquíes.

Este informe precisa cómo piensa Marruecos construir plantas de energía renovable en el Sahara Occidental que proporcionen unos 1.000 MW (megavatios). A día de hoy, la conflictiva producción de energía a partir del sol y del viento en el Sahara Occidental constituye como mucho el 7% de la energía total producida por Marruecos a partir de dichas fuentes. Para 2020, la cantidad podría incrementarse hasta un impresionante 26,4 %.

Western Sahara Resource Watch pide a las empresas involucradas que acaben con esos proyectos de infraestructura para el Sahara Occidental con el Gobierno de Marruecos, de modo que no se obstaculice el proceso de paz de las NNUU.

COP22 abre sus puertas el mismo día en que Marruecos organiza su celebración anual de la ocupación. Varios cientos de saharauis siguen desaparecidos desde la invasión.

El informe se puede descargar también en inglés, francés, alemán, italiano, sueco y danés.

Trece presos saharauis llevan un mes en huelga de hambre para que se anule el juicio militar que les condenó

(Alfonso Lafarga).- Fue el juicio con menos garantías y mayores condenas en los 40 años de resistencia del pueblo saharaui contra la ocupación marroquí. En una cárcel cerca de Rabat 21 presos políticos saharauis cumplen penas de 20 años a cadena perpetua impuestas por un tribunal militar; trece de ellos llevan un mes en huelga de hambre. Son el grupo de Gdeim Izik, los precursores de la “primavera árabe”.

sahara7Los trece, junto con otros 8 que no secundaron la huelga por motivos de salud, están recluidos en la cárcel de Salé, cerca de Rabat, a 1200 kilómetros de la  capital del Sáhara Occidental,  El Aaiún,  distancia que tienen que recorrer sus familias todas las semanas para una corta visita.

Mohamed Bashir Boutanguiza, Sidahmed Lemyejed, Ahmed Sbaai, Mohammed Bani, Brahim Ismaili, Sidi Abdullah Abahah, Naama Asfari, Hassan Dah, Mohammed Bureal, Cheikh Bang, Mohammed M’Barek Lefkir, Abdullah Toubali y Bashir Khada  se encuentran en huelga desde el 1 de marzo y piden que se anule el juicio militar por el que fueron condenados  el 17 de febrero de 2013, su puesta en libertad y ser reconocidos como presos políticos.

Llevan cinco años y medio privados de libertad, a raíz del violento  desmantelamiento por la policía y el ejército marroquí, el 8 de noviembre de 2010, del “campamento de la dignidad”, a 12 kilómetros de El Aaiún, en el que más de 20.000 saharauis reclamaron en el desierto derechos sociales y civiles.

Las reivindicaciones de Gdeim Izik,  fueron consideradas por el lingüista y filósofo norteamericano Noam Chomsky,  uno de los más importantes pensadores contemporáneos, el detonante de la primavera árabe,  como sucedió en Túnez, Libia y Egipto.

Las autoridades marroquíes dijeron que durante el asalto murieron  once policías, aunque en el juicio, celebrado en febrero de 2013, las defensas   denunciaron la ausencia de pruebas incriminatorias y que las confesiones fueron obtenidas bajo torturas. La declaración de uno de los acusados iba firmada con su huella dactilar, a pesar de ser una persona con estudios, según  relató el abogado Luis Mangrané; la letrada Inés Miranda aseguró que no se procedió a la identificación de los fallecidos. La acusación aportó una  caja con bengalas, machetes y cuchillos, las  pruebas con las que supuestamente mataron  a los agentes, en las que no se hallaron huellas dactilares de los saharauis. Y así muchas irregularidades más. Continuar leyendo

Trece presos políticos saharauis comienzan huelga de hambre en cárcel de Marruecos

Desde la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA) nos unimos a la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara (FANDASSahara) en apoyo a los presos políticos saharauis del llamado “Grupo de Gdeim Izik” que, cinco años y medio después de su detención arbitraria por las autoridades marroquíes de ocupación, tras el violento asalto al Campamento de la Dignidad, han comenzado el 1 de marzo una huelga de hambre indefinida para denunciar “las brutales condiciones de su encarcelamiento y reivindicar su libertad y la de su pueblo”.

FB_IMG_1420109309001 (1)Los prisioneros de Gdeim Izik fueron condenados en Rabat el 17 de febrero de 2013  a penas que van de 20 años a la cadena perpetua, por un tribunal militar ilegal de las fuerzas armadas marroquíes, algo que está expresamente prohibido por la Cuarta Convención de Ginebra relativa a la Protección de Personas Civiles en Tiempo de Guerra, y hasta por la propia Constitución del Reino de Marruecos.

Las detenciones de Gdeim Izik se remontan a octubre de 2010, cuando la Policía marroquí desmanteló por la fuerza lo que se conoció como el Campamento de la Dignidad, a las afueras de la capital El Aaiún, donde cerca de 28.000 mujeres y hombres saharauis se concentraron reclamando el respeto de sus derechos y libertades fundamentales. Cinco saharauis asesinados, entre ellos un menor de edad, y un total de 25 activistas fueron condenados.

Los presos políticos saharauis que a día de hoy siguen encarcelados en la cárcel marroquí de Salé (Rabat / Marruecos), lo están a miles de kilómetros del Sahara occidental, lo que supone un sufrimiento adicional para sus familias.

La Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara (FANDASSahara) reclamamos la liberación inmediata de todos los presos políticos saharauis, y se declare la nulidad de las sentencias ya que el proceso judicial fue realizado a personas civiles por un tribunal militar, y además tal y como atestiguaron numerosos observadores internacionales, el desarrollo del mismo estuvo plagado de hechos irregulares como el uso de la tortura sistemática para arrancar confesiones a los detenidos.

Nos sumamos a las muestras de apoyo internacional con los trece presos políticos saharauis del “Grupo Gdeim Izik” que han entrado en huelga de hambre, y animamos e impulsamos una decidida acción ciudadana frente a la impunidad con la que actúa el estado marroquí, exigiendo a las Naciones Unidas, y en concreto a su Secretario General, Banki Moon, actualmente de visita oficial en la zona, a asumir con urgencia un posicionamiento claro de rechazo ante los hechos denunciados y el flagrante olvido en que se deja reiteradamente el expediente de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

Los 13 presos políticos saharauis que han entrado en huelga de hambre indefinida son: Naama Asfari, Ahmed Sbai, Brahim Ismaili, Sidahmed Lemjayed, Hassanna Dah, Bachir Jadda, Mohamed Embarek Lefkir, Abdalla Toubali, Abdalla Bahah, Mohamed Bani, Mohamed Buriyal, Mohamed Bachir Butenguiza y Chej Banga.

Contra la expulsión del jesuita Esteban Velázquez por parte de Marruecos

ASPA se une a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía en la repulsa y denuncia por la expulsión por parte del Reino de Marruecos del sacerdote jesuita Esteban Velázquez y pedimos la intervención diplomática española para su vuelta a Nador.

CcpEl comunicado de las CCP de Andalucía dice así: “Las personas pertenecientes a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía denunciamos la expulsión del sacerdote jesuita Esteban Velázquez por parte del reino de Marruecos y pedimos la intervención diplomática española para su vuelta a Nador.

El sacerdote jesuita Esteban Velázquez es una persona avezada a situaciones fronterizas de enorme gravedad y tensión, como la guerrilla en el Salvador. Desde hace tres años venía siendo responsable de la Delegación de migraciones del Arzobispado de Tánger en la ciudad de Nador, unos 15 kilómetros al sur de Melilla. El pasado 11 de enero le fue denegada la entrada a Marruecos y se le requisó su permiso de residencia marroquí, del que era titular, cuando intentaba entrar a través de Melilla.

Esteban ha sido silencioso, tenaz e incansable en la defensa de los derechos fundamentales y la atención humanitaria a las personas migrantes y refugiadas que se encuentran en tránsito por el norte de Marruecos como etapa final de su periplo migratorio hacia Europa. También realizaba una importante labor de inclusión social con los jóvenes marroquíes en riesgo de exclusión en la región.

Nos parece enormemente grave esta prohibición de entrada a una persona, que destaca por su insobornable defensa de los Derechos Humanos. Y muestra bien a las claras que la monarquía marroquí necesita todavía un largo recorrido para hacer efectivas libertades tan básicas como la religiosa, la de conciencia y la de expresión. Continuar leyendo

6N 1975-2015: 40 años de resistencia y lucha saharaui

En el mundo quedan resabios de colonialismo. Hablamos de apenas 17 territorios que no superan los dos millones de habitantes. Tras la independencia de Namibia, en 1990, en África persiste como único caso el Sáhara Occidental, antigua colonia española hasta poco después de mediados de la década de 1970, hoy con una población de unos 500.000 pobladores. Enarbolando el criterio de la autodeterminación de los pueblos, en 1990, la Asamblea General de Naciones Unidas reafirmó que la descolonización del Sáhara era una cuestión a resolver por parte de su pueblo. Varios intentos desde ese momento (y previos) resultaron infructuosos y el territorio continúa ocupado por Marruecos, hecho cuyo puntal inicial se dio el 6 de noviembre de 1975. En ese contexto, la ocupación marroquí quedó consumada a través de la denominada Marcha Verde y la secuencia de violencia que le procedió y que, a cuatro décadas, constituye un problema sin resolver.

cimg1416Un territorio inhóspito

España, golpeada en su orgullo desde la pérdida de sus últimas posesiones coloniales tras la derrota frente a los Estados Unidos en 1898, recibió como premio consuelo algunos territorios marginales a resultas del reparto de África orquestado tras la Conferencia de Berlín (1884-1885), que tardó años en ocupar. Entre lo repartido, contó el África Occidental Española, más tarde denominado Sáhara Occidental, cuyas fronteras fueron trazadas caprichosamente por la metrópoli. Pese a ser una tierra desértica, pobre y escasamente poblada (con siquiera 80.000 habitantes en 1975), el sitio tuvo una posición estratégica como vía de conexión a las Canarias y a la otra colonia del sur, más distante, Guinea Ecuatorial. Hasta 1934, la presencia española en territorio del Sáhara fue testimonial y, recién en la de 1960 comenzó a alterar la vida del nómada.

Sin embargo, lo que modificó el paisaje desde esa época fue el hallazgo, en 1962, del primer yacimiento de fosfatos (y, en segundo lugar, petróleo). La extracción del fosfato creció e impulsó el éxodo de la población rural a las ciudades, modificando sustancialmente la pauta de vida trashumante. Por caso, El Aaiún (capital colonial desde 1947, tras una reorganización administrativa) creció de 9.000 habitantes, registrados en 1974, a 28.000 en 1981. Asimismo, en dicho registro fueron menos los censados como pastores. Un estilo de vida milenario llegaba a su fin, con el avance de la modernización que puso en riesgo el orden tribal y la solidaridad del parentesco, y, a la par, el reforzamiento de una sociedad militarizada y jerarquizada. Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 74: Muros y cifras que rajan el Sahara

Compartimos el número 74 de nuestro Boletín DE SUR A SUR. Mientras la solución al problema de los refugiados por parte de la Unión Europea quiere construirse con más muros y vallas, y mientras el Sáhara vuelve a ser noticia por las inundaciones habidas en varios de los campamentos de refugiados de Tinduf, bien vale la pena traer a colación el artículo “Muros y cifras que rajan el Sahara” de Miguel Urban publicado en Diario Público el 16 de octubre de 2015, donde incide en aquello que cantaba Rosa León “las fronteras no son más que rayas y puntos para tu hambre y la mía estén siempre separadas”.

0da92-croquismurEl artículo empieza así: “Las vallas de Ceuta y Melilla, las concertinas de Hungría, el muro sionista en Palestina … Las fronteras inexpugnables que, a lo largo del mundo, coartan la libertad de movimiento de las personas contrastan con los grandes discursos globalizantes y las autopistas de libertad que encuentran mercancías y capitales. En la década de 1980 la religión del libre comercio lanzaba su cruzada planetaria y Occidente clamaba contra el muro de Berlín, pero unos y otros callaban mientras, en pleno desierto del Sáhara, Marruecos levantaba una barrera que, poco a poco, rajaba la colonia “no descolonizada” española del Sáhara Occidental. Allí donde le ganaba un palmo de tierra al Frente Polisario, Marruecos levantaba automáticamente un muro. En total fueron ocho, construidos entre 1980 y 1987, que juntos terminaron dando lugar al actual muro de la vergüenza marroquí: una barrera artificial en la que se alterna arena, piedras, zanjas, alambradas, campos minados puestos de control y radares, además de destacamentos militares marroquíes cada cinco kilómetros. …” (PARA LEER EL BOLETÍN COMPLETO PINCHA EN ESTE ENLACE)

Además de dicho artículo podemos encontrar información de:

  • Los “talleres de aproximacion sensible a la Ludopedagogía. Encontrando y reencontrando territorios lúdicos” en Córdoba, Granada y Málaga dentro del programa E-Motive.
  • El almuerzo solidario por la “Educación para niñas/os y jóvenes en prevención de la enfermedad de Chagas” en Málaga
  • Proyección del documental Hijas de la Tierra dentro de la XIII Muestra de cine Mujer en Escena de Málaga.
  • Constitución del nuevo Consejo de Cooperación del Ayuntamiento de Granada
  • Talleres sobre Desigualdades Norte Sur en el I.E.S. Miguel Crespo de Fernán Nuñez (Córdoba).
  • Actividades del Grupo del sello ELAI (Espacio Libre de Apartheid Israelí) de la Plataforma BDS Granada,
  • Participación de ASPA en la Huelga de Hambre en cadena para pedir Justicia para Haidala.

Comerciantes de Derechos Humanos

Somos estúpidos por naturaleza. El hecho de que el hombre sea un animal racional no nos convierte automáticamente en inteligentes, sino que nos facilita el potencial; en nuestra mano está aprovecharlo o no y, a la luz de los acontecimientos, diría que no lo aprovechamos todo lo que debiéramos.

arton1314-5b3e7Son muchos los españoles a los que el conflicto del Sáhara Occidental les resulta indiferente. Ninguno puede decir que le resulte lejano, pues cuando secuestran a 200 niñas en Nigeria rápidamente colgamos en Twitter el hashtag de turno. ¿Por qué no lo hacemos con una causa que implica a quienes fueron un día nuestros compatriotas del mismo modo que los son los de la provincia de al lado? No nos resulta lejano, no, sencillamente lo alejamos.

Si echamos la vista atrás, vemos cómo comenzando por Juan Carlos I y siguiendo con todos y cada uno de los presidentes de los sucesivos Gobiernos democráticos se ha traicionado a los que un día fueron españoles de pleno derecho. No se salva ni uno. Todos y cada uno de ellos -ahora sumamos a la relación a Felipe VI- prefieren mirar en dirección opuesta a los campamentos de refugiados saharauis y sentarse a la mesa de Mohamed VI, al que perdonan una ocupación ilegal y una larga lista de asesinatos, torturas y violaciones de libertades. Dicho de otro modo, todos los mencionados anteriormente, comercian con Derechos Humanos, los de los saharauis, a cambio de mantener unas buenas relaciones comerciales/diplomáticas.

Hoy mismo, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero viaja nada menos que hasta Dajla, la antigua Villa Cisneros, que se encuentra en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, donde viven miles de saharauis separados de sus familias por el Muro de la Vergüenza y que son violentamente reprimidos cada vez que intentan manifestarte. La misma ciudad a la que en reiteradas ocasiones se ha prohibido la entrada de numerosos activistas así como de políticos españoles con cargo electo (muchos de ellos de Izquierda Unida). Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 56: Guerra sucia contra migrantes en la frontera de Ceuta y Melilla

En la madrugada del jueves, día 6 de febrero, hace un año, 15 personas fallecieron en el paso de El Tarajal, cuando un grupo de 400 inmigrantes trató de entrar en Ceuta desde Marruecos. Cuando las recordábamos, unas trescientas personas, en aquella playa, el pasado sábado, 7 de febrero en la Marcha de la dignidad, no podíamos menos de emocionarnos y comprender efectivamente esa dignidad, la dignidad de esas personas fallecidas, pues huían del hambre, de la miseria, del abandono y de la desesperación. Trabajo y pan, un sitio donde soñar y desde donde enviar a sus familias un mínimo sustento, algunos euros que pudieran convertir la casa en la que nacieron en un lugar habitable.

Sin títuloLlegaron a los aledaños de Ceuta driblando la vigilancia de la policía marroquí y del implacable desierto. Buscaban zafarse de cuchillas y miserias, saltar la valla metálica y alcanzar una tierra que para ellos es de prosperidad y para nosotros de decadencia. Pero todo quedó en un sueño roto. En la muerte y en un número en la morgue de Ceuta.

El miércoles 11, de este mes, llegaba la noticia de que un total de 16 guardias civiles tendrán que prestar declaración en calidad de imputados ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta por lo sucedido el 6 de febrero de 2014 junto a la playa ceutí de El Tarajal, donde 15 migrantes perdieron la vida intentando alcanzar a nado suelo español, mientras agentes del Instituto Armado disparaban pelotas de goma y botes de humo para disuadirles.

En la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, la jueza cita a declarar a un total de 16 agentes, que deberán comparecer de cuatro en cuatro entre el 3 y el 11 de marzo ante el juzgado, que retoma así la instrucción de la causa después de que la Audiencia Nacional rechazase hacerse cargo de la misma por considerar que el tribunal ceutí tenía competencias para hacerlo.

Para seguir leyendo el boletín pincha en este enlace