Migrantes

de Sur a Sur, nº 126: Mi viaje duró dos años: construyendo espacios de encuentro intercultural entre personas inmigrantes y jóvenes andalucxs

“Mi viaje duró dos años” es un proyecto de Educación para el Desarrollo de la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA), financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) de la Junta de Andalucía y planteado en colaboración con las Bibliotecas Públicas de Granada, Córdoba, Sevilla, Cádiz y Málaga. Con esta iniciativa pretendemos acercar la realidad migratoria a alumnado de primaria y secundaria, conociendo a sus protagonistas y reconociéndonos en ellas.

Esta propuesta bebe de las lecciones aprendidas en proyectos previos de ASPA como “Una Mirada Andaluza a los pueblos del Sur”, “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global” o “Te cuento cómo es mi país”; apostando  nuevamente por el trabajo con mujeres del Sur por lo bonito que se genera en el encuentro, los aprendizajes y las luchas compartidas. Por ser, como dice Luis Pernía, columna vertebral de sus comunidades de origen; y las supervivientes de las leyes y políticas de extranjería españolas y europeas, que las rechazan y condenan a la invisibilización.

Nuestro objetivo es empoderar al alumnado destinatario para su participación activa en la construcción y promoción de entornos interculturales de igualdad y acogida, entendiendo la diversidad en sentido amplio, como un valor inherente a todas las personas y grupos humanos.

La equidad de género y el enfoque basado en derechos humanos se plantean como ejes transversales en todas las actividades previstas, haciendo hincapié en las causas de las migraciones relacionadas con la globalización, cuestiones de género y medio ambiente. La interculturalidad será abordada desde una perspectiva crítica, visibilizando que no todas las culturas tienen el mismo reconocimiento y poder, lo que nos llevará a cuestionar las desigualdades y sus consecuencias (pobreza, discriminación, racismo, xenofobia, etc.) … (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: “Soy India” de Patricia Karina Vergara Sánchez.
  • De la presentación del comic “Gertrudis la recovera” en Casares, pueblo natal de Gertrudis, y de la I Ruta de las Recoveras entre Casares y Gibraltar.
  • La exposición “A pie de valla” del fotoperiodista Antonio Sempere podemos verla en el hall de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UMA hasta el 9 de noviembre. La exposición ha sido organizada por el Observatorio de la Frontera Sur, del que formamos parte.

Refugiados sin refugio

Con el mismo eslogan, que presidió el trabajo de las organizaciones de acogida, durante primer semestre del año, empezamos el nuevo curso, donde, por desgracia, no han aminorado las noticias negativas en relación a las personas migrantes y refugiadas: hay proyectos de construcción de nuevas vallas en Europa, continúan los asentamientos de refugiados en Grecia, aumenta el número de menores no acompañados en el mundo y se contrata a Frontex con tres millones de euros para trasladar a los refugiados de las islas griegas a los puertos turcos.

En nuestro país las cosas tampoco han ido como se esperaba. De las 16.000 personas a las que se ha comprometido el gobierno no han llegado a 400, en un goteo intermitente. Y durante el verano se han visto con más nitidez los dos problemas que afectan al esfuerzo de las entidades que trabajan directamente en la acogida, como son CEAR, Cruz Roja y ACCEM, como son las incoherencias y erráticas políticas europeas de inmigración y las reticencias a los programas que ofrece España, prefiriendo irse a otros países, sobre todo a Alemania.

Sin títuloNo se ve luz al final del túnel en una solución humanitaria a las personas refugiadas, a pesar de los buenos deseos de la reunión de alto nivel, estos días, de jefes de Estado y de Gobierno sobre refugiados y migrantes en la sede de la ONU. Así, mientras el Reino Unido, en un plan de ‘seguridad’ pactado con Francia, pretende alejar a los inmigrantes de Calais con la construcción de un muro de un kilómetro de largo, presupuestado en 21 millones de euros, que estará terminado antes de que acabe el 2016, otros trazos oscuros dibujan el cuadro sobre la situación de los refugiados al comienzo del curso.

La primera pincelada es que sigue en pie el acuerdo alcanzado el pasado 20 de marzo entre la Unión Europea y Turquía, conocido como ‘Acuerdo de la vergüenza’, que supone la devolución a Turquía de todos los inmigrantes irregulares y refugiados que lleguen a las islas del Egeo a partir de esa fecha. A cambio se estudia, con cierto mimo, la adhesión de Turquía a la UE y se negocia que los ciudadanos turcos pueden acceder sin visado al territorio Schengen, aunque por el momento este aspecto está paralizado y Turquía exige su cumplimiento. El pacto se selló bajo la excusa de que se podía considerar al país euroasiático como un lugar seguro y, por tanto, capaz de albergar allí a los refugiados que huyen de la guerra y tratan de acceder a Europa. El golpe de Estado de principios de julio, los recientes atentados que han sacudido al país, así como la sombra de la restauración de la pena de muerte en Turquía demuestran que está lejos de los estándares de ‘país seguro’, que recoge la Convención de Ginebra. Otra pincelada es que, a pesar de un premeditado silencio, el flujo de llegadas no se ha detenido. Aunque es considerablemente menor, las llegadas por la ruta Turquía-Lesbos no han dejado de producirse. Antes del 20 de marzo, cada día llegaban a la costa griega una media de 1.740 migrantes. Tras el pacto, la media estaba en 47, aunque en las últimas semanas la cifra ha aumentado a 100 y se prevé que los acontecimientos en Turquía puedan reactivar esta ruta. La consecuencia del acuerdo no es el cerrojo al tránsito en el mar, sino la reactivación de vías más peligrosas, como la que va de Libia a Lampedusa. En lo que va de año, más de 160.000 personas han accedido a Europa y cerca de 4.000 han perdido la vida en el mar. Entre ellos centenares de niños.

Objetivamente, la situación de los campos de refugiados, que abarrotan el país, es menos dramática de lo que cabría imaginar. Aunque sobreviven en naves industriales, descampados o hacinados en tiendas de campaña, se les garantizan tres comidas al día, ropa, agua, luz y una sensación de cierta seguridad. Estas medidas podrían aceptarse como temporales, pero las autoridades hablan de que es posible que los procedimientos de solicitud de asilo se demoren hasta dos años. En la actualidad, se calcula que entre 40.000 y 70.000 personas están atrapadas en Grecia. Las 10.000 personas que se encontraban en el campo de Idomeni, en la frontera con Macedonia, fueron realojadas a partir del 24 de mayo en los alrededores de Tesalónica, al norte del país. Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 78: ¿Fronteras, a cualquier precio?

Compartimos el número 78 de nuestro Boletín DE SUR A SUR. Para acabar el año 2015 traemos un artículo de nuestro presidente Luís Pernía Ibañez, miembro de la Plataforma de Solidaridad con los/las Inmigrantes de Málaga, publicado en el diario SUR. El artículo empieza así:

Sin título“El día 18 de diciembre fue el Día Internacional de las personas migrantes y la situación actual de personas migrantes y refugiadas nos hace la pregunta ¿Fronteras, a cualquier precio? Porque como canta Rosa León “las fronteras no son más que rayas y puntos para que tu hambre y la mía estén siempre separadas”, y sin embargo se viven días de reforzamiento más y más de esas construcciones de separación.

Por eso, las organizaciones proinmigrantes vemos la necesidad de hacer una reflexión sobre esta eclosión de vallas, concertinas y trabas de todos tipo que pone en tela de juicio el derecho humano de que las personas migrantes puedan desplazarse de un lugar a otro y, lo peor, ponen en riesgo sus vidas como lo demuestran las numerosas muertes y naufragios, durante este año 2015, en el mar Mediterráneo.

En este sentido es razonable que se transforme el FRONTEX y sus labores de vigilancia y detención actuales en nuestras fronteras, y se convierta en un instrumento para una amplia operación europea de rescate y salvamento en el Mediterráneo, que resuelva el drama humanitario, descartando toda acción militar.

Muy importante en esta reflexión sobre las fronteras es que cese la externalización de la gestión de nuestras fronteras a países como Marruecos y Turquía exigiendo la suspensión de los acuerdos y del apoyo financiero bilateral de la UE a los países que no respeten los derechos humanos.”

(PARA LEER EL BOLETIN COMPLETO PINCHA EN ESTE ENLACE)

Además de dicho artículo podemos encontrar información de la actividad que estamos organizando en Granada: “ALTERNATIVAS LOCALES A CONFLICTOS GLOBALES: Extractivismo y cambio climatico. Resistiendo desde lo cotidiano. Experiencia Wayuu en la Sierra de Períja, Venezuela.” Será el próximo 15 de enero a las 20:00 horas en “Brújula de Momo”.

Boletín de Sur a Sur, nº 75: Así son las cuatro rutas de la inmigración a Europa

Compartimos el número 75 de nuestro Boletín DE SUR A SUR. Mientras la Comisión Europea prevé la llegada de hasta tres millones de refugiados hasta 2017, desglosados en un millón de personas en 2015, 1,5 millones en 2016 y medio millón en 2017, queremos ofrecer una lectura de las cuatro rutas más importantes de la inmigración a Europa del artículo “Así son las cuatro rutas de la inmigración a Europa” de Nacho Carretero publicado el veinticuatro de octubre de 2015 y presentado de forma dialogal.

desurasur74 1El artículo empieza así: “¿Qué diferencia hay entre refugiado y migrante? 

Migrante es la persona que abandona su país de manera voluntaria por motivos económicos. Si decide regresar, seguirá gozando de la protección de su gobierno.

Refugiado es aquél que abandona su país por la amenaza de persecución y no puede regresar y gozar de seguridad mientras exista tal amenaza.

¿Por qué utilizan estas cuatro rutas?

Son las rutas establecidas por las mafias de tráfico de personas. A falta de una regularización y control de los estados, son estos grupos los que fijan los recorridos, pasos fronterizos, medios y sobornos en aduanas. Son, por momentos, como agencias de viajes que establecen las rutas, ponen los medios y cobran tarifas variables por todo ello.

¿Cómo se deciden los recorridos?

Las rutas son cambiantes y dependen de múltiples factores, como puntos fronterizos más o menos vulnerables, acuerdos que alcancen los países de origen con Europa o cambios en la legalidad. Por ejemplo, el año pasado, los refugiados sirios usaban una ruta que les llevaba desde Turquía hasta Argelia, porque este país no les exigía visado. Después cruzaban ilegalmente a Marruecos y de ahí entraban a Melilla. Hoy apenas usan esta ruta y casi todos optan por la de Turquía-Grecia.

Otro ejemplo: la ruta que lleva en cayuco a Canarias apenas ha sido usada este año debido a los acuerdos alcanzados entre la Unión Europea y Mauritania, el país desde donde parten las embarcaciones …”

Además de dicho artículo podemos encontrar información de:

  • Almuerzo solidario por la “Educación para niñas/os y jóvenes en prevención de la enfermedad de Chagas. Río Tapacarí. Cochabamba (Bolivia)”, el 22 de Noviembre a las 14:00 en el Colegio Oficial de Médicos de Málaga
  • Proyección del documental “Hijas de la Tierra” en el cine Albéniz de Málaga dentro de la XIII Muestra de cine Mujer en Escena.
  • Los distintos talleres que estamos impartiendo en Fernán Nuñez (Córdoba), en Coria del Río (Sevilla), en la Facultad de Ciencias de la Educación de Córdoba, y en Palma del Río (Córdoba)
  • Exposición de “ÁFRICA, tan cerca y sin embargo tan lejos”, y Aula abierta en la Facultad de Filosofía y Letras de Córdoba.
  • Campaña “Córdoba se mueve por el clima”
  • 40º EUCOCO (Conferencia Internacional de Apoyo y Solidaridad con el Pueblo Saharaui) en Madrid y Jornadas por el Sahara, en Córdoba, con la finalidad de recoger fondos para los campamentos saharauis.
  • Marcha contra la Base de Morón.

(PARA LEER EL BOLETÍN COMPLETO PINCHA EN ESTE ENLACE)

Boletín de Sur a Sur, nº 72: Vallas, diez años de contratos de obra y mantenimiento

Las vallas entre Melilla y Marruecos, han costado al menos 10 millones de euros al año. Detener en1af59c0edae03ae6ab9fee0e293fca98 España y deportar a sus países de origen a migrantes y refugiados, 49 millones anuales. El proyecto de investigación Sniffer, financiado con fondos europeos para reconocer por su olor corporal a las personas escondidas en un vehículo que intentan cruzar una frontera, 3,5 millones de euros.

La lista de costes para alejar a migrantes y refugiados de las fronteras europeas acumula miles de millones de euros. A pesar de ello, los intentos de alcanzar el Viejo Continente están lejos de disminuir. Pero ¿Quiénes se llevan la mayor tajada en este negocio inhumano? Veamos a continuación este artículo de El Confidencial.

El Estado ha destinado 75 millones desde 2004 para levantar y mantener los muros que separan la frontera hispano-marroquí. 59 millones han acabado en las arcas de las tres empresas del Ibex: ACS, Indra y Ferrovial se llevan ocho de cada diez euros para las vallas de Ceuta y Melilla

El pasado 4 de septiembre, presidente del Real Madrid, llamaba consternado a Mariano Rajoy. En esa conversación, según aseguró el club blanco, se comprometió a donar un millón de euros en apoyo a los refugiados que sean acogidos en España.

Sólo en los últimos diez años, Dragados, empresa del grupo ACS que preside Florentino Pérez, ha sido junto a Indra y Ferrovial una de las mayores adjudicatarias de las vallas de Ceuta y Melilla, principal obstáculo para migrantes y refugiados que intentan llegar a España desde la ‘frontera Sur’. Las tres empresas se han llevado 59 de los 75 millones (79%) que el Estado ha adjudicado en concurso público para levantar y mantener las dos barreras entre 2004 y 2014. La cifra se desprende de la respuesta a una solicitud de acceso a la información enviada por El Confidencial al Ministerio del Interior.

Para leer el resto del boletín pincha en este enlace