Unión Europea

Las personas, el medio ambiente y la democracia antes que los beneficios y los derechos de las corporaciones

Nosotras, las organizaciones de la sociedad civil, sindicales, campesinas y activistas de base queremos un planeta libre de pobreza y de desigualdades.

A ambos lados del Atlántico, hemos visto en las últimas décadas una transferencia masiva de poder desde el sector público a los intereses privados, un impulso a la liberalización económica y financiera, una creciente desigualdad, pobreza y destrucción del medio ambiente producto de políticas centradas en los intereses de una minoría que acapara la riqueza y el poder.

sin-tituloAdemás de ello, vemos cómo se siguen ignorando las propuestas que ciudadanía elaboramos, y cómo se negocia a nuestras espaldas cuestiones que podrían hipotecar nuestro futuro y el del planeta.

Por ello, nos oponemos al TTIP, CETA, TPP y TiSA. Estas propuestas de tratados comerciales siniestros amenazan nuestra democracia, los servicios públicos, las normas sociales y ambientales, y ponen en peligro la agricultura de calidad y a pequeña escala, las normas alimentarias y farmacéuticas, la indispensable transición energética, así como nuestro derecho y capacidad para mejorar la sociedad. Las beneficiarias de estos acuerdos son las grandes multinacionales que presionan por obtener beneficios a costa de nuestros derechos.

El TTIP, el CETA, el TPP y el TiSA son intentos de profundizar y hacer irreversibles estos procesos de desposesión. Nuestra lucha para impedir estos acuerdos secretos se une, por tanto, a la de los movimientos sociales contra la austeridad, a la lucha por el clima y por la justicia social.

Las soluciones que se planteen en un marco de un nuevo gobierno, un nuevo escenario internacional de desarrollo, y la consecución de las obligaciones internacionales han de estar basadas en los derechos humanos.

Del 10 al 21 de octubre, nos unimos en Andalucía a las marchas y a las manifestaciones previstas en todo el Estado y por toda Europa.

¡Que no se quede nadie atrás! ¡Exigimos soluciones basadas en derechos! ¡No al TTIP, CETA, TPP y TiSA! ¡No a la toma del poder por las multinacionales!

Luchamos por la igualdad, los derechos sociales y laborales, la justicia climática y la democracia real.

CALENDARIO DE ACCIONES EN ANDALUCÍA: Continuar leyendo

Refugiados sin refugio

Con el mismo eslogan, que presidió el trabajo de las organizaciones de acogida, durante primer semestre del año, empezamos el nuevo curso, donde, por desgracia, no han aminorado las noticias negativas en relación a las personas migrantes y refugiadas: hay proyectos de construcción de nuevas vallas en Europa, continúan los asentamientos de refugiados en Grecia, aumenta el número de menores no acompañados en el mundo y se contrata a Frontex con tres millones de euros para trasladar a los refugiados de las islas griegas a los puertos turcos.

En nuestro país las cosas tampoco han ido como se esperaba. De las 16.000 personas a las que se ha comprometido el gobierno no han llegado a 400, en un goteo intermitente. Y durante el verano se han visto con más nitidez los dos problemas que afectan al esfuerzo de las entidades que trabajan directamente en la acogida, como son CEAR, Cruz Roja y ACCEM, como son las incoherencias y erráticas políticas europeas de inmigración y las reticencias a los programas que ofrece España, prefiriendo irse a otros países, sobre todo a Alemania.

Sin títuloNo se ve luz al final del túnel en una solución humanitaria a las personas refugiadas, a pesar de los buenos deseos de la reunión de alto nivel, estos días, de jefes de Estado y de Gobierno sobre refugiados y migrantes en la sede de la ONU. Así, mientras el Reino Unido, en un plan de ‘seguridad’ pactado con Francia, pretende alejar a los inmigrantes de Calais con la construcción de un muro de un kilómetro de largo, presupuestado en 21 millones de euros, que estará terminado antes de que acabe el 2016, otros trazos oscuros dibujan el cuadro sobre la situación de los refugiados al comienzo del curso.

La primera pincelada es que sigue en pie el acuerdo alcanzado el pasado 20 de marzo entre la Unión Europea y Turquía, conocido como ‘Acuerdo de la vergüenza’, que supone la devolución a Turquía de todos los inmigrantes irregulares y refugiados que lleguen a las islas del Egeo a partir de esa fecha. A cambio se estudia, con cierto mimo, la adhesión de Turquía a la UE y se negocia que los ciudadanos turcos pueden acceder sin visado al territorio Schengen, aunque por el momento este aspecto está paralizado y Turquía exige su cumplimiento. El pacto se selló bajo la excusa de que se podía considerar al país euroasiático como un lugar seguro y, por tanto, capaz de albergar allí a los refugiados que huyen de la guerra y tratan de acceder a Europa. El golpe de Estado de principios de julio, los recientes atentados que han sacudido al país, así como la sombra de la restauración de la pena de muerte en Turquía demuestran que está lejos de los estándares de ‘país seguro’, que recoge la Convención de Ginebra. Otra pincelada es que, a pesar de un premeditado silencio, el flujo de llegadas no se ha detenido. Aunque es considerablemente menor, las llegadas por la ruta Turquía-Lesbos no han dejado de producirse. Antes del 20 de marzo, cada día llegaban a la costa griega una media de 1.740 migrantes. Tras el pacto, la media estaba en 47, aunque en las últimas semanas la cifra ha aumentado a 100 y se prevé que los acontecimientos en Turquía puedan reactivar esta ruta. La consecuencia del acuerdo no es el cerrojo al tránsito en el mar, sino la reactivación de vías más peligrosas, como la que va de Libia a Lampedusa. En lo que va de año, más de 160.000 personas han accedido a Europa y cerca de 4.000 han perdido la vida en el mar. Entre ellos centenares de niños.

Objetivamente, la situación de los campos de refugiados, que abarrotan el país, es menos dramática de lo que cabría imaginar. Aunque sobreviven en naves industriales, descampados o hacinados en tiendas de campaña, se les garantizan tres comidas al día, ropa, agua, luz y una sensación de cierta seguridad. Estas medidas podrían aceptarse como temporales, pero las autoridades hablan de que es posible que los procedimientos de solicitud de asilo se demoren hasta dos años. En la actualidad, se calcula que entre 40.000 y 70.000 personas están atrapadas en Grecia. Las 10.000 personas que se encontraban en el campo de Idomeni, en la frontera con Macedonia, fueron realojadas a partir del 24 de mayo en los alrededores de Tesalónica, al norte del país. Continuar leyendo

Moción del Ayuntamiento de Granada contra el acuerdo Unión Europea – Turquía

Hoy, 24 de junio, el Ayuntamiento de Granada ha aprobado con el apoyo de PSOE, IU, Vamos Granada y Ciudadanos y la abstención del PP  la siguiente moción para que el Ayuntamiento de Córdoba manifieste su desacuerdo con el acuerdo firmado entre la Unión Europea y Turquía sobre refugiados y migrantes

0ef97e96-4536-4f88-bd85-4fa81c6654e7 MOCION AL AYUNTAMIENTO DE GRANADA

AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE GRANADA, AL ALCALDE DE GRANADA Y A TODOS LOS PORTAVOCES DE LOS GRUPOS POLÍTICOS

Don Jesús Antonio Montes Montes, con DNI 44 296 663C, representante legal de la delegación en Granada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, en representación la Red Granadina por la Acogida y el Refugio, integrada por las siguientes entidades:

  • Accionenred – Granada
  • Adobe Arquitectura Y Compromiso Social
  • AI Granada
  • Alianza por la Solidaridad
  • ASCUA
  • Asociación granadina Ecológica-gastronómica-cultural La brújula de momo
  • Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía – Granada
  • Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA) 
  • Caritas Chana
  • Centro social adultos Zaidín
  • Comunidades Cristianas Populares
  • CONGRA
  • Ecologistas en Acción
  • Granada Acoge
  • Granada Laica
  • Iberoamericamigrante
  • JOC  Granada
  • La ciudad accesible
  • Marchas por la dignidad
  • Oxfam Intermon
  • Plataforma BDS Granada
  • Plataforma Granada Abierta
  • Plataforma Zona Norte
  • Setem AndalucÍa -Granada
  • Vivienda Digna Granada

y al amparo de lo dispuesto en el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, presenta para su aprobación la siguiente moción para que el Ayuntamiento de nuestra ciudad manifieste su desacuerdo con el acuerdo firmado entre la Unión Europea y Turquía sobre refugiados y migrantes

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

Los pasados 17 y 18 de marzo, la Unión Europea y Turquía adoptaron un acuerdo que supuestamente pretendía solucionar lo que se vienen denominando la « crisis migratoria ». Desgraciadamente este acuerdo ignora obligaciones internacionales de la UE,  utilizando  toda una argucia jurídica en menoscabo de los derechos fundamentales  y de una Convención de Ginebra poco defendida por el Alto Comisionario para los Refugiados.

El gobierno de España en funciones ha permitido y apoyado este  acuerdo que vulnera los derechos de los refugiados en contra de la posición acordada por el Parlamento que exigía garantías en el respeto de las leyes de protección internacional. Así, frente a la posición consensuada de todos los partidos en el Parlamento, y frente a una enorme movilización ciudadana, el Gobierno en funciones ha participado en un acuerdo con Turquía que mercadea con miles de personas a cambio de concesiones políticas y económicas.

El acuerdo no contiene compromisos concretos para incrementar el reasentamiento o para ofrecer rutas legales y seguras para las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo. La excusa de crear una solución que acabe con el tráfico de personas, reasentando a una persona por cada una de las devueltas a suelo turco, crea un falso discurso. Como consecuencia de esta propuesta, precisamente lo que se fomentará es que las personas tomen otras rutas más peligrosas.

13466151_1358839127464154_1629746870718032313_nFrente a esto es necesario una alternativa humana, legal y responsable, basada en el reasentamiento incondicional de personas refugiadas con un número de plazas disponibles suficientes. Y esto sólo es posible con  una voluntad política de los países de la UE para hacer que el sistema de reubicación funcione de manera respetuosa con la legislación internacional y los derechos humanos.

La propuesta de que por cada persona refugiada siria que sea devuelta a Turquía desde Grecia la UE acepte a otra también siria enviada desde Turquía es inmoral y carece de fundamento jurídico sostenible. Supone que para que la UE acepte a un refugiado, previamente otra persona, a la que se expulsará, ha debido jugarse la vida para llegar a Grecia desde Turquía.

Las personas solicitantes de asilo tienen derecho a procedimientos de asilo individualizados y con todas las garantías. Sin embargo, el acuerdo entraña el riesgo de las expulsiones colectivas, ya que no se explica bien cómo van a poder evaluarse de manera significativa y con todas las garantías jurídicas suficientes las solicitudes individuales en procedimientos de asilo acelerados. Ya ha habido denuncias de algunas ONG presentes en la zona.

Por otra parte, miles de personas refugiadas y solicitantes de asilo que proceden de lugares que no son Siria, como son afganos o iraquíes, que representan, junto con los sirios, el 90% de las llegadas a Grecia, se enfrentan a grandes obstáculos para acceder al asilo. Aunque se ha indicado que no serán devueltas a Turquía, no existen garantías en el acuerdo para que así sea, y no la protección legal internacional  vaya a ser efectiva. Las devoluciones sumarias no solo son contrarias al derecho internacional sino también a la legislación nacional turca.

Más allá de que Turquía acoja ya a casi tres millones de refugiados sirios, los dirigentes europeos la designan  como responsable y a la vez como socio privilegiado. Para eso no dudan en cerrar los ojos sobre las derivas autoritarias de Erdogan, que ha lanzado una verdadera guerra civil contra una parte de su población, los Kurdos, y de utilizar todos los medios para acallar a sus oponentes políticos. Hoy Turquía no es un país seguro  ni para sus propios ciudadanos ni para los refugiados. La UE está dispuesta a todas las maniobras jurídicas para que Erdogan acepte limitar las salidas hacia Grecia, que permita patrullar a la OTAN , transformada en una agencia de vigilancia de las fronteras europeas, en sus aguas territoriales y que acepte readmitir en su territorio a  los exiliados que han pasado por Turquía y hayan sido expulsados de Grecia. El nivel de ceguera política, de desprecio de los derechos fundamentales y la bajeza moral de los negociadores de la UE es tal que prevén cambiar la reinstalación en la UE de los demandantes de asilo que viven en la mayor precariedad en Turquía a cambio de la aceptación por esta última de un contingente equivalente de personas que ya se encuentran en busca de asilo y refugio en Grecia Continuar leyendo

Basta de criminalizar al movimiento BDS por la justicia en Palestina! – Apoyemos el derecho a ejercer el BDS!

ASPA ha firmando este petición en contra de la criminalización del movimiento pacífico Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) a Israel y os animamos a firmarlo y difundirlo.

¿Por qué es importante?

El Tribunal Supremo francés ha ratificado la condena de los activistas que promovieron el boicot de productos israelíes.

EL gobierno británico está poniendo en marcha una serie de normativas que dificultará a los ayuntamientos y otras administraciones públicas, incluyendo las universidades , realizar adjudicaciones y contrataciones éticas.

Solidaridad_con_PalestinaEl Ministro de Inteligencia Israelí , Yisrael Katz, dijo en la mayor conferencia Anti-BDS que tuvo lugar en Jerusalén el 28 de marzo, que Israel debería comprometerse con la “eliminación de objetivos civiles” de “líderes” del BDS con la ayuda de la inteligencia israelí.

Por todo el mundo, ¡activistas de la No-violencia están bajo amenaza!

Petición:

Estimado Sr. Junker – Presidente de la Comisión Europea

Estimada Sra. Astola – Directora General de la DG de Justicia y Consumo de la CE.

Nosotros, los ciudadanos europeos firmantes, estamos profundamente alarmados por los continuos intentos de algunos gobiernos europeos de criminalizar el activismo político contra las violaciones israelíes del Derecho Internacional.

El ministro israelí de inteligencia, Yisrael Katz ha dicho en la mayor conferencia anti-BDS, que tuvo lugar en Jerusalén el 28 de marzo, que Israel debía comprometerse con la “eliminación de objetivos civiles” de los “líderes” del BDS con la ayuda de la inteligencia israelí. Esto fue en la misma conferencia en la que el embajador de la UE en Israel participó junto a líderes de los colonos. Es seriamente alarmante que ministros de gobiernos de cualquier parte amenacen de tal forma a defensores de los derechos humanos.

Nos gustaría expresar nuestra más profunda indignación por tal provocación y ataques a los derechos civiles y solicitamos su apoyo en la defensa de los derechos básicos de la ciudadanía europea de libertad de expresión y apoyo al pueblo palestino o cualquier pueblo de cualquier parte del mundo en la defensa de sus derechos fundamentales. Continuar leyendo

de Sur a Sur, nº 84: Las fronteras del corazón de Europa

Vivimos días de movilizaciones contra el Acuerdo entre la Unión Europea y Turquía y de salir a la calle a gritar ¡Refugiadxs bienvenidxs! Europa está renunciando a sus principios éticos y violando los Derechos Humanos y el derecho internacional. Podrá expulsar a Turquía a todxs lxs refugiadxs que han llegado a su territorio, siendo este un país que no respeta los Derechos Humanos, y donde miles de refugiadxs ya viven en terribles condiciones o han sido devueltxs a sus países de origen.

20151128112937 (1)Por este motivo queremos compartir el artículo “Las fronteras del corazón de Europa” de Daniel Turon publicado en DESPERTTADOR·y que habla de empatía de la gente común hacía lxs refugiadxs.

“A veces nos preguntamos qué significa ser humano, la filosofía lleva siglos reflexionando sobre la ontología, sobre la ética, sobre la moral, el poder, el mal. La historia de nuestro continente no ha sido precisamente un ejemplo de paz, hemos colonizado medio mundo, provocando genocidios, etnocidios, guerras, colonizaciones… La modernidad parecía traernos unos derechos humanos, tratados internacionales que pretendían afirmar la racionalidad del ser humano.

En nuestro imaginario, se construyó una idea de una comunidad europea, solidaria, cooperativa, con valores cristianos, con los valores revolucionarios de la igualdad, la fraternidad y la libertad. Una institución simbólica que se reafirmó recientemente con el premio nobel de la paz a la Unión Europea. Una ironía más de la historia, o de quien la institucionaliza, un premio que en varias campañas en internet se está pidiendo ya su retirada.

En estos días leemos artículos, vemos fotos, reportajes, pero lo que quizás más impacta son las experiencias en primera persona de personas que viven la experiencia en Lesbos. Llevados por la empatía, un hermoso sentimiento que si nos sumergimos en él, nos lleva a reconocernos en el otro, a querer colaborar, compartir, como está haciendo el diezmado pueblo griego, que comparte lo que tiene con sus hermanos sirios. Personas que llegan sufriendo, con sus hijos, dejando atrás sus casas, sus relaciones, su vida, a veces mucha de su familia, llegan pidiendo ayuda, pero la casta, los que han ganado dinero con la venta de armas, tienen miedo a perder algo de sus privilegios, se resisten a ajustarse los cinturones, a compartir.

Pero hay gente en toda Europa dispuesta a abrir las puertas de sus casas, de sus corazones, “donde comen dos, comen tres”, dice un dicho popular. …” Para leer el artículo completo pincha en este enlace  Continuar leyendo

Boletín de Sur a Sur, nº 70: Europa cerrada

No vale decir que es una inmigración ilegal, irregular, económica, para deslegitimar sus derechos de asilo. No vale acusar a las “mafias” del tráfico de seres humanos. No vale culpar a sus países de origen por la pobreza y el hambre de que huyen. El Frontex y Acnur, dos organismos internacionales que están ahí, sobre el terreno, lo han dicho muy claro: la inmensa mayoría de los más de doscientos cincuenta mil inmigrantes llegados a las costas europeas, tienen derecho de CN_9QfYXAAEEv6oasilo porque huyen de conflictos como el de Siria, Afganistán, Irak o Eritrea. Grecia, el país quebrado de la UE, ha recibido en sus costas a más de la mitad de estos ciudadanos sin patria. Precisamente poniendo el énfasis en este país, conviene poner sobre el papel que la aceleración de los desembarcos en Grecia aumentó en un 750% entre el 1 de enero al 31 de julio con respecto al año pasado. Solamente en julio llegaron 50.000, sobre todo de Afganistán, Irak y Siria. Los habitantes de las pequeñas islas griegas de Lesbos, Quios, Kos, Samos o Leros, no tienen capacidad para acoger a tantas personas, les falta comida, techo, y unas mínimas condiciones higiénicas para acoger a tantas personas. Ciertamente llevan clamando a sus socios de la UE una solución compartida ante ese drama humanitario. Pero Europa se hace la sorda, mira a otro lado.

Y, para vergüenza y oprobio, entre los más insolidarios, el que más excusas ha puesto para no admitir ni siquiera un cupo mínimo, es el Gobierno español. Alega que aquí ya no se cabe, que el paro nos desborda, y hacen declaraciones tan sonrojantes como la del ministro Fernández, responsable de Interior, que pidió a los europeos indignados que facilitaran sus domicilios para enviarles inmigrantes a sus casas. Y eso sabiendo de primera mano que España es el país que más recortes ha hecho en ayuda al subdesarrollo de toda la OCDE.

La europea es una sociedad envejecida, sin el suficiente relevo generacional. La emigración no ha hecho más que aportar riqueza, fuerza de trabajo, precisamente en aquellos cometidos que ya no realicen los nacionales. El cuidado de los niños y los ancianos está en manos de jóvenes venidos de otros países que con sus aportaciones a las arcas de la Seguridad Social contribuyen, también, al pago de las pensiones. Y, además, son fundamentales en el rejuvenecimiento de los países … (PARA LEER EL BOLETIN COMPLETO PINCHA EN ESTE ENLACE)

Además del artículo “Europa Cerrada” hemos incluido dentro del apartado “Actividades de ASPA”:

  •  ASPA con las personas refugiadas
  •  Proyecto de cooperación internacional: “Mujeres, campesinos e indígenas productivas/es agroecológicos, comercializando en la Amazonía norte ecuatoriana”

Córdoba con las personas refugiadas

unnamedLos colectivos y organizaciones abajo firmantes convocamos a las cordobesas y cordobeses a expresar nuestra solidaridad con las cientos de miles de personas que tratan de encontrar en el continente europeo refugio y protección, huyendo de las situaciones de guerra, caos o miseria que sufren en sus países de origen. Se ven forzadas a abandonar su hogar, su vida y sus raíces para sobrevivir, por lo que todas han de ser consideradas refugiadas, sin distinción de que la causa sea bélica, política, religiosa, económica o de cualquier otra naturaleza. Son seres humanos y deben ser tratados como tales siempre y en todo lugar.

Como ciudadanas y ciudadanos no queremos permanecer impasibles ante el horror de muerte y sufrimiento que diariamente contemplamos en las imágenes y conocemos en las noticias. No queremos vivir en una Europa blindada, hostil e insolidaria con el resto de pueblos del mundo. Máxime cuando los países desarrollados hemos sido y seguimos siendo quienes hemos provocado las situaciones de expolio de recursos que mantienen empobrecida a buena parte de África y Asia, quienes les vendemos armas e incluso exportamos guerras.

Desde Córdoba queremos tender la mano fraternal a las mujeres y hombres de todo el mundo que se ven abocados a sufrir destierro, persecución y migración. Queremos que se oiga clara y fuerte nuestra voz reclamando a la Unión Europea y a todos los países desarrollados un plan de acción inmediata de acogida humanitaria a todas esas personas, garantizando rutas seguras de tránsito y respeto a sus derechos fundamentales. Pero, sobre todo, exigimos un cambio drástico y urgente de las políticas internacionales que aborde decidida y eficazmente las raíces de los problemas que obligan a la huida y éxodo masivo de tantas poblaciones. Políticas encaminadas a erradicar la pobreza y la desigualdad, condonar la injusta deuda, preservar los recursos naturales de cada país, combatir el cambio climático y sustituir el gasto militar por la cooperación al desarrollo y la resolución pacífica de los conflictos.

Hacemos un llamamiento a la ciudadanía, asociaciones, colectivos y organizaciones para difundir esta convocatoria y acudir a este acto de justicia solidaria el próximo jueves 3 de septiembre a las 20:30 horas en el Bulevar Gran Capitán de Córdoba.

 

  •                 ASOCIACIÓN ANDALUZA POR LA SOLIDARIDAD Y LA PAZ (ASPA).
  •                 CENTRO DE INICIATIVAS PARA LA COOPERACIÓN (CIC BATÁ).
  •                 CÍRCULO CULTURAL JUAN XXIII.
  •                 COORDINADORA DE COLECTIVOS SOCIALES CÓRDOBA SOLIDARIA.
  •                 EQUO.
  •                 FRENTE CÍVICO SOMOS MAYORÍA.
  •                 GANEMOS CÓRDOBA.
  •                 IZQUIERDA UNIDA-LOS VERDES- CONVOCATORIA POR ANDALUCÍA.
  •                 PARTIDO COMUNISTA DE ANDALUCÍA.
  •                 PODEMOS.

Alemania como problema

El mayor problema de Europa no es Grecia. Es Alemania. No hace falta remitirse a aquellos años del inicio de la Primera Guerra Mundial, en los que Alemania se justificaba para poner en valor las atrocidades que cometió contra un pequeño país, Bélgica, que se negaba a colaborar con sus designios bélicos. Hoy el modo destempladamente cruel como Alemania se está vengando de un acto de desobediencia de otro pequeño país, Grecia, nos obliga a examinar la historia reciente de Europa y, a partir de ella, pensar nuestro futuro común.

No se trata de desenterrar fantasmas y menos de alentar supuestos sentimientos antigermánicos. Eso sucedió hace setenta años y las discusiones que hubo de poco valieron a los pueblos europeos (y no europeos) masacrados por una guerra cruenta. Se trata solamente de repasar las soluciones que fueron dadas al problema alemán después de la Segunda Guerra Mundial, de analizar sus límites e imaginar otras soluciones posibles. Además nuestro enfoque de la cuestión europea es desde la Europa de los pueblos, por tanto no es el pueblo alemán a quien nos referimos, sino a sus gobernantes.

30120151768Y aquí viene a colación un artículo publicado recientemente en el Diario Público (25 de julio) que ilustra esta cuestión.

El problema alemán siempre fue el de ser demasiado grande para Europa y demasiado pequeño para el mundo. Por un lado, el expansionismo de los imperios alemán y austro-húngaro; por otro, una de las más pequeñas potencias coloniales europeas, con un corto período colonialista (1884-1919), y sin dejar siquiera la lengua alemana entre los colonizados, al contrario de lo que sucedió con las otras potencias europeas. Para no hablar de la guerra franco-prusiana (1870-1871), dominada por el deseo de Bismarck de unificar Alemania bajo la égida de Prusia y por el temor de Francia de que el resultado fuese un excesivo dominio alemán sobre Europa, la arrogancia bélica de Alemania en las dos guerras mundiales del siglo XX causó una devastación sin precedentes. Sólo en la Segunda Gran Guerra murieron 60 millones de personas, el tres por ciento de la población mundial de entonces. En 1945, la solución encontrada para contener el problema alemán fue la división de Alemania: una parte bajo control soviético y otra bajo control occidental. Esta solución fue eficaz mientras duró la Guerra Fría. Con la caída del Muro de Berlín (1989) y la subsecuente reunificación alemana hubo que encontrar otra solución.

Debe notarse que la reunificación alemana no fue diseñada como un nuevo Estado (como muchos demócratas de Alemania Oriental querían), sino como una ampliación de Alemania Occidental. Ello condujo a pensar que la solución estaba finalmente dada desde que en 1957 se creara la Comunidad Económica Europea (más tarde Unión Europea), con la participación de Alemania Occidental y con el objetivo, entre otros, de contener el extremo nacionalismo alemán. La verdad es que esta solución funcionaba “automáticamente” en tanto Alemania estuviese dividida. Después de la reunificación, tal solución dependería de la autocontención de Alemania. Esta autocontención fue durante los últimos veinticinco años el tercer pilar de la construcción europea, siendo los otros dos el consenso en las decisiones y la progresiva convergencia entre los países europeos. El modo como fue siendo “profundizada” la UE reveló que los dos primeros pilares estaban cediendo y que la creación del euro dio un golpe final en el pilar de convergencia. La importancia trascedente de la crisis griega es la de revelar que el tercer pilar también colapsó. Continuar leyendo

20 de Junio: Día Mundial del Refugiado

El 4 de Diciembre del año 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el día 20 de Junio como Día Mundial del Refugiado, haciéndolo coincidir con el aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, que fue concebida para dar respuesta a la situación de refugiados de la Segunda Guerra Mundial. Según esta Convención, un refugiado es una persona que se encuentra fuera de su país de nacionalidad o de residencia habitual por un fundado temor de persecución a causa de su raza, religión, nacionalidad o pertenencia a un grupo social o político, y no puede o no quiere acogerse a la protección de su país, ni regresar a él.

dia-mundial-del-refugiado-20-junioEste año, la conmemoración del Día Mundial del Refugiado se torna diferente ante el nuevo rostro que están tomando los desplazamientos forzosos en el mundo y los trágicos acontecimientos ocurridos en aguas del Mediterráneo en este último periodo de tiempo. La representante de ACNUR en España, Francesca Friz-Prguda, afirmaba al presentar en mayo el Informe «Tendencias de Asilo 2014: niveles y tendencias en los países industrializados», que estamos alcanzando “el número de desplazados en el mundo más alto desde la Segunda Guerra Mundial”. Estamos asistiendo a una crisis de refugiados de importantes dimensiones.

 ¿Control o protección?

En 1999, los países de la Unión Europea acordaron crear un Sistema Común de Asilo Europeo basado en la aplicación de la Convención de 1951 relativa al Estatuto de los Refugiados. En la primera fase de este trabajo se desarrollaron unos criterios comunes que garantizaran un trato más uniforme a los solicitantes de asilo y refugiados de la Unión Europea, y se establecieron dos disposiciones -conocidas como las normativas Dublín II y Eurodac- en donde se decidía qué país de la UE debía responsabilizarse de cada caso de asilo.

Este trabajo continuó en 2004, pero con unos objetivos drásticamente distintos, pasándose de un sistema de protección de refugiados a unas políticas orientadas al freno y al control de la inmigración irregular. A mediados de 2005, se puso en marcha la Agencia Europea para la Gestión de las Fronteras Exteriores (conocida como FRONTEX), que recogía un amplio sistema de coordinación de los esfuerzos conjuntos de los países miembros por controlar las fronteras exteriores de la UE. Una de las prioridades de la UE en su lucha contra la inmigración irregular fue, además, la firma de los ya conocidos “acuerdos de readmisión” con los países de origen,

Hemos ido asistiendo a un progresivo viraje de las políticas europeas de migración en pro de un control de los flujos migratorios y en detrimento de la protección de los derechos de los refugiados, con el consiguiente peligro real para éstos. Existe el riesgo de la expulsión de los solicitantes de asilo a países que no cuentan con procedimientos de protección justos y eficaces. Continuar leyendo

Eurobarómetro: crece el apoyo de la ciudadanía española a la cooperación internacional en el Año Europeo del Desarrollo

Sin títuloEn España nueve de cada diez entrevistados (90%) opinan que ayudar a las personas de los países en desarrollo es importante, (75% vs. 64% media UE) y también están de acuerdo con que la lucha contra la pobreza en los países en desarrollo debería ser una de las prioridades principales de la UE. Los entrevistados en España (57%) junto con los de Suecia (63%), también son los que más tienden a decir que la lucha contra la pobreza en los países en desarrollo debería ser una de las principales prioridades de su gobierno nacional.

Por segundo año consecutivo, en España se ha incrementado la proporción de entrevistados que opinan que deberían aumentarse los niveles de ayuda prometidos o incluso más: entre 2012 y 2013 hubo un aumento de 14 puntos porcentuales , seguido de un aumento adicional de 6 en 2014. Algo más de una cuarta parte (26%) de los entrevistados en España opinan que se debería aumentar la ayuda más de lo que se había prometido con anterioridad.

Los entrevistados en España se encuentran entre los más convencidos sobre la efectividad de la ayuda oficial al desarrollo por parte de los gobiernos de otros países, especialmente en relación a la ayuda para la reducción de la pobreza de los países en vías de desarrollo (85% vs. una media de la UE del 66%). Asimismo, consideran menos efectivo que la media europea el hecho de participar en organizaciones de voluntariado (77% vs. una media de la UE del 75%) y los donativos a organizaciones (56% vs. una media de la UE del 63%). Continuar leyendo