de Sur a Sur, nº 123: hablan las victimas del calentamiento global

Ya hay más de 64 millones de personas desplazadas debido a los efectos del cambio climático, según Naciones Unidas. La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) calcula que el calentamiento global podría empujar al exilio a 1.000 millones de personas en las décadas venideras. En 2015 más de 200 gobiernos de todo el mundo dieron una muestra de responsabilidad al adoptar el Acuerdo de París. Por primera vez en la historia se pusieron de acuerdo para limitar el calentamiento global de aquí a 2050 a 1,5 grados centígrados, dejando así un poco de margen al límite de dos grados, a partir del cual los científicos auguran catástrofes de una envergadura impredecible e irreversible.

Los estudios científicos avalados por la ONU advierten que, al ritmo actual, la temperatura media del planeta superará con creces la barrera de los tres grados antes de 2050. La última cumbre del clima, celebrada en Marrackech en 2016, concluyó rozando el fracaso absoluto al posponer hasta 2018 el establecimiento de mecanismos que pongan en marcha lo acordado en París, un consenso del que el país más contaminante del mundo, Estados Unidos, ya se ha retirado.

Detrás del ruido mediático de las cumbres del clima, por las que desfilan decenas de presidentes, ministros y miles de técnicos, expertos y lobbistas, permanecen silenciadas millones de voces que ya sufren las consecuencias directas del cambio climático. La mayoría procede de países con economías empobrecidas, territorios seriamente afectados por desastres naturales cada vez más impredecibles y demoledores. En este artículo conversamos con algunas de esas víctimas invisibles del cambio climático. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”Fronterizas” de María Jesús Fuentes.
  • Os presentamos los tres proyectos que vamos a iniciar en poco tiempo
  • Fiesta del voluntariado de la Caseta de ASPA
  • Concentración de la Red Granadina por la Acogida y el Refugio.

¿Te has preguntado alguna vez qué representa el logo de ASPA?

Cuentan lxs más viejxs del lugar que el logo de ASPA representa el amanecer sobre los volcanes Concepción y Maderas.

Cuentan lxs más viejxs del lugar que corriendo 1987 había un deseo de apoyar los proyectos sociales y políticos emprendidos en las diferentes revoluciones de Centroamérica frente a la desinformación y las dificultades de todo tipo provenientes de Estados Unidos. Se soñaba un mundo con más justicia. Es la época en que se sienten las venas abiertas de América Latina, como decía Eduardo Galeano.

Cuentan lxs más viejxs del lugar que en ese contexto se organizan numerosas Brigadas a Nicaragua participando en campañas de alfabetización, de salud o de cooperación. Algunxs brigadistas deciden quedarse no solo unos meses, sino años acompañando los proyectos nicaragüenses, guatemaltecos o salvadoreños

Cuentan lxs más viejxs del lugar que ASPA, como idea, surgió de un grupo de brigadistas andalucxs en Nicaragua al constatar que no existía ningún organismo con capacidad y ámbito de actuación a nivel de Andalucía dedicado a fomentar la cooperación solidaria y la sensibilización ciudadana a cerca de los problemas del “subdesarrollo”, en contraste con la mayor presencia de ONGs en otros lugares (Cataluña, Aragón, País Vasco o Madrid). Además, la sensibilización ciudadana a cerca de los problemas del “Tercer Mundo” debía tener en Andalucía un acento especial, dadas la circunstancias de su peculiar posición geográfica, cultural y socio-económica que la sitúan un poco a caballo entre el Norte “desarrollado” y rico y el Sur “subdesarrollado” y pobre.

Cuentan lxs más viejxs del lugar que el lago más grande de Nicaragua tiene diferentes nombres: los pueblos originarios lo llamaban Cocibolca, los conquistadores españoles le llamaban La Mar Dulce, los granadinos le llamaron Lago de Granada, y hoy en día es generalmente conocido como el “Lago de Nicaragua”. Probablemente la isla más famosa del lago sea Ometepe, una isla de 276 km² localizada en el lado occidental del lago. La isla está formada por dos impresionantes volcanes rodeados por tierra fértil en la que abunda la naturaleza: estos son el Concepción y el Maderas.

30 años 30 poemas: “Nacer hombre” de Adela Zamudio

Adela Zamudio nació en Cochabamba el 11 de octubre de 1854 y falleció en la misma ciudad en 1928. Fue una mujer autodidacta y con ideas revolucionarias dentro de una Bolivia colonial y patriarcal. Desde sus escritos denotó la realidad social y política en la que vivían lxs bolivianxs; unos pocos ciudadanos y unxs muchxs invisibilizadxs. Considerada como precursora del feminismo boliviano por atreverse a cuestionar un orden social considerado como natural. Basta conocer su vida para entender que las ideas que Adela profesaba, formaban parte de su actuar diario. Adela Zamudio estuvo acompañada a lo largo de su vida por libros, escritos, familia, niñxs a lxs que enseñaba artes y demás oficios. Decidió apartarse del yugo matrimonial para emprender su propio viaje libre de ataduras.

Desde 1979, en su honor, cada 11 de octubre se celebra el Día de la Mujer Boliviana.

“Nacer Hombre” refleja la indignación de vivir bajo el sistema patriarcal. El poema refleja la situación social, cultural y política que vivía la mujer en el siglo XIX. Una sociedad que privilegiaba el actuar masculino en desmedro del femenino, sin importar que aquél acto esté errado. La política y las normas de convivencia encerradas bajo el jusnaturalismo que afianzaba las brechas de desigualdad al tomar las diferencias biológicas como condicionantes de los géneros: Continuar leyendo

de Sur a Sur, nº 122: Nuestro caminar por Bolivia

En este boletín queremos hacer un pequeño repaso al trabajo que llevamos haciendo desde hace 20 años en el Departamento de Cochabamba (Bolivia).

ASPA inició su colaboración con Bolivia en 1997 apoyando la creación y crecimiento del Centro Educativo Sumaq Kawsaypaq de Sapanani (Cochabamba). En el 2000, la Comunidad de Sapanani nos propuso la realización conjunta de un proyecto de mejoramiento agrícola que se llevó a cabo consiguiendo muy buenos resultados.

En agosto de 2002, a raíz del conocimiento de la experiencia de Sapanani, los comunarios de la zona del Rio Tapacarí invitan a personas de ASPA y ADIO (Asociación por la Dignidad e Igualdad de Oportunidades) exponiéndoles la situación de la zona. Tras diversas reuniones con los dirigentes de los sindicatos, se realizan talleres profundizando en la problemática y posibilidades de acción y se inicia el “Programa de Desarrollo Integral Ribera del Río Tapacarí (DIRTA)” en los Municipios de Sipe Sipe y Tapacarí, que viene desarrollándose desde el 2005 hasta la actualidad.

De acuerdo con la petición de la población, comenzamos con proyectos productivos para garantizar a alimentación y proporcionar ingresos básicos. El proyecto “Muros de Contención y Recuperación Tierras de Cultivo” se ejecutó en 4 fases desde el año 2005 hasta el año 2009. Se construyeron muros de piedra y cemento en la ribera del río para proteger y recuperar tierras damnificadas por el caudal del río Tapacarí en la temporada de lluvias, con un resultado de 9.345 metros lineales construidos de muro nuevo y de 3.649 metros lineales de elevación, lo que implicó la recuperación de 284 hectáreas devastadas por las crecidas de los ríos y 309.75 hectáreas protegidas, posibilitando que las familias campesinas, amplíen sus áreas de cultivo aumentando significativamente sus terrenos, consolidándolos para ser aptos para la producción agrícola, única fuente de ingreso de estas familias, obteniendo mayores beneficios económicos derivados de la comercialización de sus cosechas, al mismo tiempo que aseguran la alimentación familiar y contribuye a disminuir la emigración. . (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”Nacer hombre” de Adela Zamudio
  • El recordatorio de que el 4 de septiembre, retomamos las clases de costura para personas refugiadas y del barrio en nuestra sede de Málaga

La Tierra en números rojos: el ser humano, Satán de la Tierra

El día 2 de agosto de 2017 sucedió un hecho preocupante para la humanidad y para cada ser humano individualmente. Fue el día anual de la “Sobrecarga de la Tierra” (Overshoot Day). Es decir: fue el día en que gastamos todos los bienes y servicios naturales, básicos para sustentar la vida. Estábamos en verde y ahora entramos en números rojos, o sea, en un cheque sin fondos. Lo que gastemos de aquí en adelante será violentamente arrancado a la Tierra para atender las indispensables demandas humanas y, lo que es peor, para mantener el nivel de consumo perdulario de los países ricos.

A este hecho se le suele llamar “Huella Ecológica de la Tierra”. Mediante ella, se mide la cantidad de tierra fértil y de mar necesarios para generar los medios de vida indispensables como agua, granos, carnes, peces, fibras, madera, energía renovable y otros más. Disponemos de 12 mil millones de hectáreas de tierra fértil (selvas, pastos, cultivos) pero necesitaríamos en realidad 20 mil millones.

¿Cómo cubrir este déficit de 8 mil millones? Chupando más y más de la Tierra… ¿pero hasta cuándo? Estamos descapitalizando lentamente a la Madre Tierra. No sabemos cuándo llegará su colapso, pero, de continuar con el nivel de consumo y desperdicio de los países opulentos, vendrá, con consecuencias nefastas para todos.

Cuando hablamos de hectáreas de tierra, no pensamos solamente en el suelo, sino en todo lo que él nos permite producir, como por ejemplo, maderas para muebles, ropas de algodón, tinturas, principios activos naturales para la medicina, minerales y otros.

En promedio cada persona necesitaría para su supervivencia 1,7 hectárea de tierra. Casi la mitad de la humanidad (43%) está por debajo de este valor, como los países donde hace estragos el hambre: Eritrea con huella ecológica de 0,4 hectáreas, Bangladesh con 0,7, Brasil, por encima de la media mundial con 2,9. El 54% de la población mundial va mucho más allá de sus necesidades, como Estados Unidos con 8,2 hectáreas, Canadá 8,2, Luxemburgo 15,8, Italia 4,6 e India 1,2. Continuar leyendo

30 años 30 poemas: “A pesar de todo me levanto” de Maya Angelou

Maya Angelou, negra, mujer y pobre, nació en 1928 en el seno de una familia desestructurada que vivía en un pueblecito de Missouri donde la segregación racial ni siquiera era cuestionada.

A los siete años fue violada por el novio de su madre y poco tiempo después el agresor apareció asesinado presumiblemente a manos de la familia de Maya. Tales hechos impactaron tanto a la pequeña niña que durante más de cinco años fue incapaz de articular una sola palabra. Marcada por la difícil relación que mantuvo con su madre, llena de idas y venidas, con catorce años se convierte en la primera mujer afroamericana conductora de tranvía en San Francisco. Aunque pudiera parecer anecdótico, aún faltaban un par de décadas para que se firmara la Ley de Derechos Civiles que acabara con la segregación y ser la pionera en cualquier ámbito no hace si no destacar la fortaleza de carácter y la voluntad de Maya.

Con 16 años deja de estudiar al quedarse embarazada de su primer y único hijo y decide emanciparse y vivir por su propia cuenta. Empieza entonces una etapa en la que deambuló por los más variopintos trabajos, incluidos periodos en los que trabajó como bailarina, camarera, prostituta y proxeneta.

Su primer matrimonio, con un músico griego, la llevó a Europa en 1951. Allí probó suerte como cantante, llegando a hacer una gira, y allí conoció a James Baldwin, escritor y activista por los derechos civiles, que la incitó a que escribiera.

De regreso a los Estados Unidos mantuvo una gran amistad con Martin Luther King, con quien luchó por los derechos civiles de los afroamericanos y con Malcolm X, con el que empezó a colaborar poco antes de su asesinato en 1965. Vivió en primera persona el proceso de independencia de diferentes estados africanos, llegando a vivir en El Cairo y en Acra. Tras su experiencia en África realizó una serie de documentales para la National Educational Televisión y finalmente en 1969 publicó su primera autobiografía “I Know why the caged bird sings”, convirtiéndose en el primer best-seller de no-ficción de la historia escrito por una mujer negra.

Sus obras están marcadas por la denuncia al racismo y por su exaltación del valor, la perseverancia, la supervivencia y la propia autoestima. De sus reflexiones se han sacado decenas de frases inspiradoras que han recorrido el mundo, pero desde aquí recogemos una que tiene mucho que ver con la marca personal: “Todos olvidarán lo que dijiste, todos olvidarán lo que hiciste, pero nadie olvidará lo que les hiciste sentir.” Continuar leyendo

¿Guerras de religión?

El atentado de Barcelona me parece doblemente criminal e insensato. Criminal por las víctimas que ha causado y criminal por la pretensión de los autores, que es fomentar la espiral del odio y la violencia, e insensato porque se enfrentan con un poder mucho más fuerte que ellos, y estas acciones acaban causando mucho más daño a los pueblos musulmanes que a los occidentales.

El mayor peligro es que entremos en su dinámica del enfrentamiento de religiones con su secuela de odio y violencia. Que cerremos más las fronteras, que discriminemos más a los musulmanes que viven entre nosotros, que apoyemos las campañas militares que causan en los pueblos de oriente medio un sufrimiento incomparablemente mayor que el nuestro.

Porque no hay una guerra de religión. Con los musulmanes ricos no hay ningún problema. Si un jeque llega a la Costa del Sol con todo su séquito se le recibe con los brazos abiertos, aunque sea un fundamentalista radical, pero es muy rico. El Real Madrid, club de futbol internacionalmente famoso, pasea por todo el mundo sus camisetas  con la propaganda de la línea aérea de los Emiratos Árabes que tiene su base en Dubái. Esta es una ciudad totalmente artificial, levantada a base de miles de millones de dólares, donde se encuentran algunos de los hoteles más lujosos del mundo, entre ellos el Burch Jalif, el rascacielos más alto del planeta con 828 metros de altura.

El Real Madrid, y miles de madridistas, lucen unas camisetas con el nombre de unos estados en los que reina un fundamentalismo islámico de corte medieval. Estados sobre los que hay vehementes sospechas de que financian a los grupos islamistas más radicales. Recientemente han participado en la guerra del Yemen, que ha causado enormes sufrimientos al pueblo yemení. Seguramente se organizará en Madrid alguna manifestación de condena a los atentados ¿Asistirán algunos con la camiseta de Emirates? Continuar leyendo

de Sur a Sur nº 121: La complicidad del silencio

En estos días vemos con preocupación la explosión de odio y el elogio del nazismo en la ciudad de Charlottesville (EEUU). La violencia en esta ciudad no es sino la consecuencia del caldo de cultivo que el presidente Donald J. Trump se ha encargado de alimentar.

Las antorchas han vuelto a marchar en agosto de 2017 en EE.UU., pero éste no es solo un problema americano. Echemos una ojeada a nuestro alrededor. A Francia. A Holanda. A Inglaterra o al silencioso bloque oriental de la UE. A Rusia. A España. Solo era cuestión de tiempo. Nadie puede decir que no estábamos avisados, simplemente preferimos hacer caso omiso de las señales.

En ASPA hacemos nuestras las reflexiones de Rosa María Artal publicadas el quince de agosto en ELDIARIO.ES.

“Agosto se nos tiñó de nazi. Se desparramó el depósito que a duras penas lo contenía. Y se plasmó el sábado 12 de agosto en la ciudad universitaria de Charlottesville, en el Estado de Virginia que albergó la capital de los Confederados en la Guerra de Secesión norteamericana. Una nutrida representación, masculina, blanca, violenta, irracional, fascista, armada hasta con fusiles de asalto, sembró de odio y sangre las calles para hacer alarde de la superioridad que creen ostentar. Una mujer –Heather Heyer, 32 años– asesinada, una veintena de heridos, múltiples apaleados, una sociedad con una profunda brecha en el corazón. Las impactantes imágenes grabadas por HBO dejan poco lugar a la imaginación para saber la dimensión de lo qué está ocurriendo.

“Una injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes”, decía Martin Luther King, el líder de los derechos civiles que caería abatido por esta misma intolerancia en 1968. El despertar del nazismo latente en un país es una amenaza para todo el mundo libre, podríamos parafrasear. No es insignificante lugar los Estados Unidos de América, lo que le añade gravedad. Y no cabe tregua. El sábado en Charlottesville emergió cuanto se venía gestando, lo que llevó a Donald Trump al poder. El presidente que tardaría 48 horas en condenar la violencia de los partidarios de la supremacía blanca, obligado por una intensa condena a su reacción inicial. Cuando, hablando de “distintas fuentes”, enarboló la bandera de la falsa equidistancia siempre, siempre, culpable. Este martes recuperó la versión de “las dos partes”, culpables ambas y con buena gente ambas en su interior, y dijo que la prensa había tratado injustamente a los manifestantes neonazis a los que justificó. Trump no abandona a los suyos. Las felicitaciones más efusivas -dentro de un clima de desolación- han sido las de un par de líderes del KuKluxKlan agradeciendo a Trump “la condena a los matones de izquierda que nos atacaron”. . (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: ”A pesar de todo me levanto” de Maya Angelou.
  • Nuestra rotunda condena de los atentados terroristas en Barcelona y Cambrils: Frente al terror y el miedo, solo cabe la solidaridad, la cultura de paz y la convivencia

30 años 30 poemas: “Soy India”. Patricia Karina Vergara Sánchez

Patricia Karina Vergara Sánchez, mexicana nacida en 1974, es feminista, periodista y profesora. Mujer revolucionaria, orgullosa de sí misma, de su lucha, de su orientación sexual y su raza, escribe desde hace años en sus blogs Esta boca es mía y Cuentitos pa’ llevar

A la discriminación por ser mujer, se une la discriminación en función de la clase, la etnia, la orientación sexual, la libertad para romper los moldes establecidos. El poema “Soy india” es un grito de denuncia y también de empoderamiento.

No hemos podido evitar enamorarnos de sus poemas, de las palabras duras, de los temas tratados por encima del miedo y de la presión social.

Soy india

 

Soy india.
Morena, chata de la cara,
en un país
obsesivamente racista.

Soy lesbiana,
en una nación
que compulsivamente me persigue.

Insisto,
en la libertad de decidir sobre mi cuerpo,
en territorio
de quienes realizan leyes
que buscan doblegarme.

No creo en su dios,
aun cuando habito un Estado
opresivamente católico.

Invoco a las diosas,
dentro de un patriarcado
que hace miles de años intenta ocultarlas.

Participo en la lucha laboral,
de un pueblo
ya comerciado y en las manos del patrón.

Conozco la importancia
de la labor contestataria,
cuando en mi patria
se encarcela a quien disiente.

Soy antiimperialista,
viviendo al lado de Bush.

Soy gorda,
en la cuna
de la tortura estética,
de la anorexia y de la bulimia.

He dado a luz,
en una era
que acabó con la esperanza,
ya hace tiempo.

Le apuesto a la lucha libertaria,
en el reino del televisor.

Soy pobre,
en un planeta
en donde comen migajas
tantos millones de pobres.

Soy feminista,
en una tierra hostil
a la palabra mujer.

Soy mujer.
En un tiempo
en que el feminicidio
nos ha vuelto desechables.

Por supuesto,
dicen que estoy loca,
extremadamente loca.

Que soy rara, que me he vuelto extraña.
Que no tengo lugar en el mundo.

Entonces, no me queda de otra:
Tengo que darle nombre al racismo,
que señalar el desprecio,
que elegir sobre mi vida,
que armarme antipatriarcal,
que inventar la fe para dársela a mi hija,
que rebelarme contra el patrón,
que escribir por la libertad a las presas políticas.
que denunciar al imperio,
que amar mi cuerpo,
que apagar el televisor,
que mostrar mis bolsillos,
que actuar contra la misoginia,
que buscar justicia para las mías,
que demandar castigo a los asesinos.

Es por todo ello,
que no tengo más remedio
que darles la mala noticia
a las buenas y tranquilas conciencias:

Estoy aquí.
Exigiendo a gritos,
la parte que me corresponde del mundo.
Y no voy a callarme la boca, ni a desaparecer.

Lo que esconden los últimos ataques, de Trump y Europa, a Venezuela

Difundimos la reflexión de nuestro amigo Pedro Castilla Madriñán ya que ningún medio se atreve a publicárselo. Es lo mínimo que podemos hacer.

“Se puede decir que el mundo iba a mejor hasta que los grandes medios de comunicación fueron asaltados por el poder empresarial y los “chicagos boys” comenzaron a poner en práctica sus maquiavélicas teorías neoliberales en este laboratorio planetario.

Todas las “buenas intenciones” puestas en marcha, tras el desastre de las dos guerras mundiales, sólo duraron lo que un caramelo en la puerta de un colegio. Sólo que en esta ocasión el caramelo del mal llamado estado del bienestar (porque nunca lo fue para todos) lo arrebató el director de la escuela. Ósea el imperio económico.

Desde entonces, la Verdad, la Democracia, la Libertad, la Fraternidad, la Paz (aunque el tito Sam nunca la practicó) y el respeto a la madre Naturaleza se han ido pisoteando, hasta quedar enterradas en el subsuelo de los melancólicos recuerdos de lo que pudo ser y fue todo lo contrario.

Desde ese entonces, han ido floreciendo siniestros rostros, ocultados por falsas democracias, que permanentemente lo delatan sus fasoides comportamientos; un aterrador mercadeo de armas que cuando los almacenes se encuentran llenos toca vaciarlos, y que su fructífero comercio, en manos de buitres encorbatados, lo hacen cada vez más apetitoso; también se ha instalado una inhumana indiferencia ante la mortífera y ocultada hambruna que padece una considerable parte de la humanidad. Ó sea, dinero para matar, pero no para comer. Asimismo han prosperado otras lacras antihumanas como son la emigración, los refugiados, el desempleo, los desahucios y el deterioro medioambiental. Y es que la codicia de estos amos del mundo, no tienen freno ni conciencia.

Esta derechona capitalista, poseída por crueles demonios, ni cree ni practica la democracia, sólo la escenifica. Cuando obtienen el poder gubernamental siempre lo aprovechan para reprimir al pueblo, sustraer sus derechos sociales y laborales, dictar leyes contra la ciudadanía y saquear las arcas estatales y bolsillos de la gente. Pero cuando son relegados a la oposición despliegan toda su batería informativa para erosionar constantemente a los legítimos gobernantes, planear golpes de Estado o impedir las labores gubernamentales con permanentes confrontaciones, originando con ello un clima de desestabilización e ingobernabilidad. Quizás nuestra embriaguez informativa, subyugación clientelar o espíritu acomodaticio no permitan advertirlo, pero que no quepa la menor duda que estamos engordando a esta bestia apocalíptica para “disfrute” de nuestros nietos y deterioro de la Pachamama. Continuar leyendo