de Sur a Sur, nº 85: Acuerdo UE-Turquía, una decisión ilegal y nada ética

Los fenómenos migratorios han sido una constante en la historia humana. Sus flujos han podido variar en dirección o en intensidad con el transcurrir de los siglos, pero siempre han sido un elemento fundamental a la hora de explicar los procesos históricos y la configuración de las sociedades del presente. Por ejemplo, si el ‘homo sapiens’ no hubiera migrado del continente africano, posiblemente los europeos seguiríamos siendo neandertales.

Pero sorprende la esquizofrenia o fractura ideológica con que se ven en la actualidad, en amplio espectro del discurso político, los fenómenos migratorios. Mientras por un lado defiende la libertad absoluta del Capital para migrar de un país a otro, por otro juzga ahora que este principio no sirve para el factor Trabajo –al contrario que durante el siglo XIX-. Además, en la práctica política, mientras se habla de cosmopolitismo y de internacionalismo, en la realidad se levantan barreras y concertinas, se suprimen visados y se multiplican los efectivos policiales en un claro ejemplo de nacionalismo económico. …

Para leer el artículo completo pincha en este enlace

Además de este artículo en el boletín puedes encontrar información de:

Deja un comentario