de Sur a Sur, nº 94: Togo, a la sombra de un árbol

Compartimos en el boletín nº 94 un artículo de nuestro compañero Luís Pernía sobre el viaje a Togo que han realizado 14 personas del Movimiento Junior y ASPA a finales de julio. El motivo del mismo era conocer este pequeño país destinatario de nuestro sueño solidario a través del programa de becas para que un grupo de jóvenes mujeres terminen sus estudios y el envío de un contenedor de 15 toneladas, que todas las primaveras se envía con diversos productos desde Andalucía.

IMG_41401El artículo empieza así: “¿A qué se parece el mapa de Togo? Pues recuerda a la sombra de un baobab que se extiende desde Burkina Fasso al Golfo de Benín. Una sombra alargada en la que caben desde la sonrisa de un niño a una cascada en el corazón del bosque, por eso Togo se descubre como el país de los pequeños milagros.

Togo es una pincelada verde amarillo que refulge al borde de las aguas del intenso azul del golfo de Benín, en el África occidental. Bien es verdad que se trata de uno de los países más pequeños de África, pero no nos engañemos: Togo es la prueba de que cuanto más pequeño, mejor. Dentro de sus fronteras, existe toda una variedad de pueblos, culturas y maravillas naturales, que representan todo lo mejor que el África occidental tiene que ofrecer.

Su topografía va del litoral bordeado de cocoteros, con resonancias esclavistas, que recuerda al Pacífico sur, a las exuberantes montañas, las colinas onduladas, los pintorescos valles y las extensas llanuras, atravesando ríos ondulantes y apacibles lagunas. En el extremo norte, es terreno de sabanas.

Cuando se llega a Togo lo primero que llama la atención es el verde amarillo. Todo está inundado de verde amarillo. De un verde amarillo empapado de claridad.

Ya en la escalerilla del avión nos topamos con otra novedad: el olor del trópico. Un olor que encontramos desde Lomé a Niamtougou y en las tiendas de telas, calvos, y comestibles.

Y el descubrimiento más importante: la gente. Gentes de aquí del lugar, que encajan en el paisaje, en  una comunidad indivisible, armónica y complementaria”

Para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace

Además de este artículo puedes encontrar información del proyecto “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global” que estamos finalizando en estos días. El objetivo de esta iniciativa era sensibilizar a la juventud andaluza sobre temáticas como violencia estructural,  género, corresponsabilidad en los cuidados, modelos de desarrollo y desigualdades norte sur. El hilo conector de todas estas realidades fueron los testimonios grabados en vídeo por “La Mirada Invertida” de mujeres trabajadoras de hogar bolivianas.

 

Deja un comentario