Acercándonos a Togo

De Sur a Sur es la consigna que ha mantenido a ASPA por más de 30 años en la labor comprometida entre los pueblos del Sur de la Europa y el Sur de América y África. En esta oportunidad parte de nuestro equipo voluntario formado Lourdes Gandoy y Manuel Suárez, están en Togo para continuar el trabajo en la identificación de proyectos y enlazar organizaciones y espacio de trabajo y solidaridad en la cooperación internacional.

Las hermanas de la Congregación de San Francisco de Asís, con las que venimos trabajando en Niamtougou desde hace bastantes años, gestionan en Lomé y Kara varios centros de atención sanitaria, orfanato y casas de acogida para mujeres rurales en situación de vulnerabilidad.

En la región marítima de Togo la asistencia sanitaria se realiza en dispensarios (centros de salud rural) que atienden a la población cercana y no tan cercana (en un radio de 15km) casos clínicos comunes, maternidad, enfermedades endémicas como el paludismo, la malaria y uno de los más dramático y elevado de la zona, como lo es el VIH-SIDA que según datos de la directora se estima en un 30% de la población atendida en estos centros.

El personal sanitario se compone de funcionarios y funcionarios del estado bajo la tutela de las otras profesionales de la salud y hermanas de San Francisco de Asís, de la misma región y otras venidas de países africanos limítrofes como Burkina Faso, República Centroafricana o Ghana.

Estas personas, con el mínimo de recursos atienden y diagnostican el VIH-SIDA in situ, con equipos donados por pequeñas organizaciones de base y gestiones de la propia organización eclesiástica.

El Estado entrega solamente los medicamentos retrovirales y el resto de los tratamientos deben ser conseguidos con fondos propios y de las familias atendidas.

Los casos de mortalidad materno-infantil también es elevado, así como los casos de infección y orfandad infantil asociados al VIH-SIDA son comunes en estas comunidades.

ASPA continuará la labor de conocer y articular esfuerzos para que esta dura realidad se vea apoyada por los corazones e instituciones de la cooperación internacional y organizaciones de base comprometidas en mejorar las condiciones de vida de los pueblos del Sur…

Deja un comentario