La ayuda al desarrollo española se sitúa a la cola de Europa, con un 0,20%

Los datos del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE (CAD), hechos públicos ayer, vuelven a situar a España a la cola de Europa. Aunque los análisis definitivos los tendremos a final de año, ya contamos con una fotografía general: la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) española continúa en el furgón de cola europea, lo que condiciona nuestra proyección exterior y papel en la escena internacional

Los datos del CAD de este año responden a dos metodologías porque el Comité se encuentra en medio de una negociación sobre qué criterios de contabilidad usar. Esto hace que contemos con dos tipos de datos: los que responden a la metodología antigua y los que responden de la nueva. ¿Qué significa esto? Significa que, a la hora de comparar años, solo podemos utilizar la metodología antigua porque si no enfrentaríamos análisis diferentes .

La AOD total de los países donantes se sitúa en 153 millones de dólares, con un esfuerzo de ayuda del 0,31%. La nueva metodología hace que la AOD suba un 2,5%, con respecto a 2018. Ahora bien, si utilizamos la metodología antigua –que es la que nos permite hacer un análisis histórico-, observamos que en realidad hay una caída del 2,7%.

AOD española: escasa y con poco esfuerzo

En el caso de España, se use la metodología que se use, la fotografía tiene más sombras que luces. Si hacemos un análisis histórico, con la metodología antigua, el CAD señala que, en términos reales, hay una disminución de la AOD del 4,6%; lo que supone que el esfuerzo de ayuda pasa del 0,19% al 0,18%. Con la nueva metodología este esfuerzo de ayuda estaría en el 0,20%, pero no hay cómo comparar este dato con la serie histórica.

Es importante que el gobierno explique cómo afectarán las negociaciones sobre la metodología que están en marcha en la contabilidad de la AOD. Una cuestión que es especialmente importante porque España aparece en los últimos puestos de los índices internacionales de transparencia. Además, existe una preocupación por los elevados niveles de ayuda no genuina (aquella que no contribuye directamente a la reducción de la pobreza y las desigualdades). Según el Informe AidWatch, de CONCORD, en los últimos dos años, entre un 10% y un 50% de la AOD española ha respondido a usos no genuinos.

En un periodo electoral como en el que nos encontramos, es importante que los partidos políticos definan si estas cuestiones y, por tanto, la política de cooperación, son un tema prioritario en sus programas.

Unión Europa, mayor contribuyente de Ayuda al Desarrollo

La AOD mundial sufre un retroceso en términos reales de 2,7%. La mayoría de la AOD que llega a 153 mil millones de dólares, bajo la nueva metodología, se traduce en donaciones (98,3%). Los fondos destinados a población refugiada que vive en los países donantes disminuye de un 9,6% a un 7,1% del total. La ayuda humanitaria baja un 8%. Solo cinco países del CAD cumplen con el compromiso de alcanzar el 0,7% de su RNB para cooperación: Suecia (1,04%) Luxemburgo (0,98%), Noruega (0,94%), Dinamarca (0,72%) y Reino Unido (0,7%).

Los países de la UE en su conjunto son el mayor contribuyente de AOD con el 56,5% de la ayuda total. Su contribución alcanza los 86,5 mil millones de dólares, dos veces y media más que los Estados Unidos. Con la nueva metodología su esfuerzo de ayuda alcanza un 0,47% (muy por delante del 0,20% español). En perspectiva con respecto al año anterior, hay una reducción en los valores absolutos motivada por el menor uso de fondos de AOD para la atención a personas refugiadas en Europa. El resto de fondos suben un 4%.

Toda la información en la web del CAD.

Deja un comentario