Dos pinceladas de la Asamblea de socixs

Aún con la resaca de lo vivido y compartido en la 32ª Asamblea General de ASPA queremos compartir dos momentos de la Asamblea. En posteriores entradas iremos contando lo vivido y aprendido en estos dos intensos días.

Empezó el sábado por la mañana con estas palabras de nuestro presidente Luis Pernía:

“Comenzaré con las exclamaciones líricas más famosas, conocidas y cantadas de Antonio Machado en “Proverbios y Cantares” del Libro Campos de Castilla.

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”… Caminante son tus huellas el camino y nada más.

El poema invita a descubrir nuevos horizontes en la vida, a encontrar nuevos paisajes, nuevas gentes, nuevas reflexiones, con la incertidumbre de lo que habrá, de lo que nos podemos encontrar, pero también con la certeza de una flecha disparada en la noche que dará en el blanco, con certeza que algo quedará eso que Machado llama “estelas en el mar”.

No sé por qué, pero este “caminante no hay camino, se hace camino al nadar” me vino, como una luz, al encuadrar la situación de ASPA a sus 32 años de caminante por los senderos de la paz y de la solidaridad.

Y me pregunté ¿Cuáles son las claves que nos depara el camino de este 27 de abril?

En la carta a las socias/os recordamos aquella alegoría del “Ángel de la Historia” de Walter Bénjamin que mira el pasado y le horrorizan tantas barbaries producidas y mira el presente y también le desconcierta y horroriza ese viento impetuoso llamado progreso.

Pero en nuestro interior  sentimos, desde aquel 1987 que lo nuestro eran las personas  perdedoras, las víctimas, vulnerables y que nuestros ojos y oídos estaban focalizados a paliar las tres grandes heridas que amenazan y llenan de sufrimiento a la humanidad:

-la brecha de la desigualdad entre ricos y pobres

-la brecha de género y patriarcal que divide a hombres y mujeres

-La brecha ecológica destructiva de la Naturaleza y de la vida por el alocado crecimiento productivista y consumista.

Tres brechas interrelacionadas en el origen y que también han de serlo a la hora del análisis y afrontamiento.

Necesitamos también una mirada interna para caminar en estos tiempos que corren, lo cual puede exigir cambios organizativos, estructurales e incluso estratégicos, sabiendo que ASPA la hacemos personas  y que por encima de todo tenemos que generar un clima de confianza y cohesión. Creemos que las personas facilitadoras nos ayudarán en esto y ese es su reto y el nuestro.

Termino agradeciendo el trabajo encomiable de nuestras trabajadoras/res durante el año. Su trabajo al filo de la navaja, duro y siempre generoso. Gracias también a las personas voluntarias por su acompañamiento y propuestas. Y gracias a las socias y socios, que están ahí respaldando nuestro caminar.

Quisiera resumir todo lo dicho en este poema de la poetisa malí Bouna Boukary Diouara titulado Le rocher en feuille: “

Fíjate. Un día se nos pidió

regar una roca

hasta que verdeara

pues la roca es dura

Una roca es eterna

Los perezosos se retiraron

diciendo esto es una locura

Nosotros empezamos ese mismo día

Y durante 32 años fue un duro trabajo

Y cuando la roca se cubrió de musgo, verdeó, floreció

era la medianoche, medianoche en Andalucía

y habían crecido los pueblos y se habían acercado los continentes

Y a esa roca la quisimos llamar ASPA”

Y finalizó el domingo, al mediodía, con la elección de la nueva Junta Directiva, habiendo sido elegidos por aclamación de la asamblea:

  • Presidente: Luis Pernía Ibáñez
  • Vicepresidenta y vocal por Sevilla: Alejandra Espigares Martínez
  • Secretaría: Marina Tejedor González
  • Tesorera: Olga María Ramírez López
  • Vocal por Córdoba: José Manuel Ramos Díaz
  • Vocal por Granada: Carlos J. Moreno García
  • Vocal por Málaga: Rosa María Ramos Clavero

Un comentario sobre “Dos pinceladas de la Asamblea de socixs”

Deja un comentario