Exigimos a la UE y a España un acuerdo para acoger a migrantes del Open Arms

ASPA junto a la Plataforma de Solidaridad con lxs Inmigrantes de Málaga, reclamamos a España y a la Unión Europea llegar a un acuerdo para la acogida de los 121 migrantes rescatados en aguas del Mediterráneo Central por el barco Open Arms.

Aunque es  responsabilidad de la Unión Europea en su conjunto la acogida de estas personas, España es parte de la UE, por eso la Plataforma urge ese acuerdo y demanda al Gobierno en funciones su determinación al ser el Estado que abandera el Open Arms. Pero el  Gobierno ni siquiera intercede ante la UE en favor del Open Arms. El barco español, con 121 inmigrantes rescatados a bordo, continúa en la búsqueda de un puerto europeo donde poder desembarcar mientras el Ejecutivo se desentiende.

Hay que mover ficha y asumir la responsabilidad poniendo en el centro la vida de las personas y llegar lo antes posible a un acuerdo entre los estados europeos para que sean efectivos los desembarcos en puerto seguro; el Estado español debe empujar, posicionarse y llegar a ese acuerdo. En otras ocasiones España ha estado más proactiva, sobre todo en la resolución de la segunda crisis del Aquarius, a mediados de agosto del año pasado, donde, tras una larga negociación, el barco atracó en el puerto maltés de La Valeta. Entonces Calvo presumió de que el liderazgo de Pedro Sánchez, en coordinación con Francia, hizo posible que llegara a un puerto seguro. Entonces, España se ofreció a acoger a 60 de los 141 migrantes y el resto se repartió por Francia, Alemania, Malta, Portugal y Luxemburgo. En noviembre, el Gobierno realizó, asimismo, gestiones diplomáticas en relación el pesquero español Nuestra Madre Loreto y los 11 pasajeros se quedaron en Malta.

 Cuando hay situaciones de rescate, hay que priorizar y salvar las vidas y asegurar que el desembarco sea en el puerto seguro más cercano y seguro, que en este caso es Italia y Malta, descartando Libia, donde están documentadas terribles violaciones de derechos humanos.

El Open Arms es un barco de bandera española y en ese caso el Estado abandera el barco; el Estado español debe coordinarse con los centros de rescate más próximos al barco para asegurar el desembarco al puerto más seguro y cercano lo antes posible; el Gobierno español debe moverse y tratar de acordar el desembarco con Italia o Malta. El Open Arms está en aguas internacionales, al suroeste de Malta y a 29 millas al este de la isla italiana de Lampedusa. Malta e Italia, que son los puertos seguros más cercanos, le han denegado el permiso para desembarcar. No sólo eso, sino que Italia le ha prohibido la entrada en sus aguas y amenaza con confiscar el buque

 Es vital garantizar ayuda humanitaria a las personas que están en el barco huyendo de la pobreza y buscando una vida mejor,  recordando a Pedro Sánchez su compromiso a respetar “los derechos de las personas que se desplazan.

Nos unimos a la Red de Inmigración pide al Ejecutivo que acepte el ofrecimiento de los gobiernos catalán y valenciano y permita la apertura de cualquiera de sus puertos, y exige a Sánchez que no abandone a una embarcación que opera bajo pabellón español y que ha sido y es referente internacional en el rescate humanitario civil.

La petición en Change.org pidiendo puerto seguro para el desembarco de los migrantes alcanza ya las 70.000 firmas. Algunos gobiernos autonómicos, como el vasco, el valenciano, el catalán y el extremeño, han mostrado su disposición a colaborar en la acogida de los migrantes si al final se abrieran los puertos para la llegada de las 121 personas a España. A ellos unimos nuestra voz y con ellos urgimos solidaridad para el desembarco de estos 121 inmigrantes.

Plataforma de solidaridad con los inmigrantes de Málaga

Málaga 9 de agosto de 2019

c) Juan del Encina 34, Málaga 29013, teléfono 952 350950

Deja un comentario