Almuerzo solidario en apoyo al Hogar de niñas de Niantougou (Togo)

“África tiene nombre de mujer” era el título de un videomontaje de ASPA sobre África, quizá con el convencimiento de que el futuro de nuestro vecino continente pasa por la promoción de la mujer.  Siempre poniendo el énfasis en la educación

La importancia de la educación en la sociedad queda reflejada en la Declaración de los Derechos Humanos donde se pone de manifiesto el derecho universal de acceso a la educación. Esta importancia queda minimizada cuando a las puertas de 2020 todavía existen millones de personas en el mundo que no saben leer ni escribir.  Paradójicamente, a pesar de la aparente importancia que le damos a la educación, en la práctica, la realidad es muy distinta. No importa el país en el que nos centremos, ni en el sistema educativo que analicemos, pues en casi la totalidad de países, tanto los llamados desarrollados como los empobrecidos, aún existen limitaciones al derecho a la educación.

Si miramos a los países empobrecidos, nos encontramos situaciones como las de países del continente africano, donde aún hoy la educación primaria no es plena para la población menor de 16 años. Millones de niños y niñas no pueden ir al colegio, bien porque no disponen de recursos económicos suficientes para afrontar las excesivas distancias que les separa de las escuelas más cercanas, o por decisión familiar de dedicarse a la búsqueda de sustento, o porque la administración pública no articula las medidas para la construcción de escuelas, la formación del profesorado, etc.

Quizá los peor no sea solo que los menores no pueden ir a la escuela, sino que los métodos de enseñanza que existen hoy en día, en muchos países de estas zonas, están basados en una mera alfabetización básica y están vinculados a la asimilación de conocimientos no vinculados ni al desarrollo personal, ni el desarrollo democrático, en definitiva, están alejados de eso que todos y todas tenemos claro que debería ser el “derecho a la educación integral de calidad”.

Nuestra solidaridad está focalizada hacia el Hogar de jóvenes de Niantougou (Togo). Este Hogar, llamado de San Francisco de Asís, está situado al Norte del Togo (África)   en la región de la Kara, en la prefectura de Doufelgou, comarca de Koka. Togo es uno de los países más pequeños del África del Oeste. Tiene una superficie de 56.600 Km2 (corredor de 600 Km. de largo por 70 Km. en lo más ancho). Su población está estimada en 4.55.000 habitantes.

Al inicio del año escolar 2003–2004, el Hogar abrió sus puertas a una primera promoción para promover su escolarización y también para luchar contra el ausentismo escolar. Pretendía responder a las preocupaciones de los padres de algunas jóvenes, que en razón de la distancia, no podían acceder a los establecimientos educativos, y querían encontrar un marco de estudio propicio para sus hijas. La mayoría de las jóvenes provienen de familias pobres al estar ubicado el hogar en un medio agrícola.

El centro va mejorando progresivamente su infraestructura. Hace algunos años ASPA, con financiación del Ayuntamiento de Málaga, ha colaborado en la construcción de un comedor, pues las niñas comían sin orden, en el patio o en la cocina, cada una sola, por separado. Y también desde hace varios años ASPA, con las Comunidades Cristianas de Base de Antequera y el grupo vinculado a ADISMAR, de Marchena, vienen subvencionando, cada año, becas a 50 niñas de este Hogar por un valor de 200 euros cada una.

Desde ASPA venimos asumiendo la subvención de 15 de esas becas a través de cuestación popular.

Y ese es el sentido de este almuerzo solidario, que tendrá lugar en el restaurante La Plata Casa Matilde, situado en Carretera de Málaga-Almería Km 263 Benajarafe 29790 (Málaga), el día 9 de noviembre, sábado, a las 14.30 horas.

Todo este largo exordio es para animaros a participar en este almuerzo solidario. Servirá para esta meta de la promoción de la mujer africana, pero también para encontrarnos, saludarnos y abrazarnos.

El coste del menú es de 25 euros y el del menú infantil 15 euros. Si no puedes asistir pero quieres colaborar económicamente hemos puesto un CUBIERTO 0:  ingresa el donativo en la cuenta de Arquia Banca ES33 3183 1400 5810 0331 7623, en concepto debes poner CUBIERTO 0 ALMUERZO TOGO.

Luis Pernía Ibáñez

Deja un comentario