Necesitamos una cooperación andaluza fuerte

La pandemia del coronavirus ha llegado a los países donde ASPA lleva años apoyando a las comunidades indígenas y campesinas más vulnerables.

Gracias a la cooperación descentralizada que recibimos, la que se realiza desde la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para Desarrollo (AACID), los ayuntamientos y las diputaciones andaluzas, y a la solidaridad popular, las personas que viven en entornos difíciles, con los mayores índices de pobreza de sus países, que viven al día, que no tienen acceso a agua potable o a una sanidad básica, hoy tienen mayor resiliencia para afrontar la situación de crisis sanitaria mundial provocada por la COVID-19.

En estos momentos en que la pandemia por coronavirus está afectando a la vida de la mayoría de la gente y muchas personas luchan día a día para mantenerse a flote, la cooperación internacional contribuye a acciones tan esenciales como que en comunidades rurales de Alta Verapaz (Guatemala), y Cusco (Perú) tengan agua limpia para lavarse las manos, y garantiza el derecho a la salud de las comunidades quechuas en Cochabamba (Bolivia) y en la zona rural de Matagalpa (Nicaragua). Necesidades básicas y claves para reducir la incidencia de la pandemia de la COVID19.

De otro lado, hoy vuelve a ponerse de manifiesto la relación entre nuestro modelo de desarrollo y las crisis medioambientales, sociales, económicas y sanitarias como la que vivimos. Necesitamos una ciudadanía consciente de estas conexiones e interconexiones con lo global, comprometida y participativa en la construcción de alternativas más armónicas para las personas y la naturaleza. De ahí la importancia de la Educación para el Desarrollo.

Llevamos años sembrando, viendo los frutos y los efectos de una cooperación que pone en el centro a las personas, por eso hoy más que nunca, ante una pandemia que no tienen fronteras necesitamos contar con una política fuerte de cooperación internacional en Andalucía y una ciudadanía comprometida, que siga cuidando y nutriendo esas semillas de solidaridad para un futuro global sostenible.