Detener la destrucción de la naturaleza o sufrir pandemias aún peores

Es probable que después de la pandemia de coronavirus haya brotes de enfermedades aún más mortales y destructivas a menos que su causa principal, la destrucción desenfrenada del mundo natural, se detenga rápidamente, advirtieron los principales expertos en biodiversidad del mundo.

“Hay una sola especie responsable de la pandemia de Covid-19: nosotros”, dijeron los científicos. “Las pandemias recientes son una consecuencia directa de la actividad humana, particularmente de los sistemas financieros y económicos globales que valoran el crecimiento económico a cualquier costo. Tenemos una pequeña oportunidad para superar los desafíos de la crisis actual y evitar sembrar las semillas del futuro”.

Los profesores Josef Settele, Sandra Díaz y Eduardo Brondizio lideraron el control de salud planetario más completo jamás realizado, que fue publicado en 2019 por la Plataforma Intergubernamental de Ciencia-Política sobre Servicios de Biodiversidad y Ecosistemas (IPBES). Ellos llegaron a la conclusión de que la sociedad humana estaba en peligro por el declive acelerado de los sistemas de soporte vital natural de la Tierra.

En un artículo publicado el 27 de abril, con el Dr. Peter Daszak, que está preparando la próxima evaluación de IPBES, escriben: “La deforestación desenfrenada, la expansión incontrolada de la agricultura, el cultivo intensivo, la minería y el desarrollo de infraestructura, así como la explotación de especies silvestres han creado una ‘tormenta perfecta’ para la propagación de enfermedades”.

Estas actividades causan pandemias al poner en contacto a más personas y entrar en conflicto con los animales. El 70% de las enfermedades humanas emergentes se originan por ese contacto, dijeron. Combinado con la urbanización y el crecimiento explosivo de los viajes aéreos mundiales, permitió que un virus inofensivo en los murciélagos asiáticos provocara “un sufrimiento humano incalculable y detenga las economías y las sociedades de todo el mundo. Esta es la mano humana en el surgimiento de una pandemia. Sin embargo [Covid-19] puede ser solo el comienzo”.

“Es probable que las futuras pandemias ocurran con mayor frecuencia, se propaguen más rápidamente, tengan un mayor impacto económico y maten a más personas si no tenemos mucho cuidado con los posibles impactos de las elecciones que hacemos hoy”, dijeron.

Los científicos dijeron que los paquetes de recuperación económica de miles de millones de dólares que los gobiernos están implementando, deben usarse para fortalecer y hacer cumplir la protección del medio ambiente: “Puede ser políticamente conveniente relajar los estándares ambientales y apuntalar industrias tales como la agricultura intensiva, las aerolíneas y los combustibles fósiles y los sectores de energía dependientes del combustible, pero requerimos cambios fundamentales y urgentes, sino, se esencialmente se estaría subsidiando la aparición de futuras pandemias.

“Puede ser políticamente conveniente relajar los estándares ambientales y apuntalar industrias tales como la agricultura intensiva, las aerolíneas y los combustibles fósiles y los sectores de energía dependientes del combustible, pero requerimos cambios fundamentales y urgentes, sino, se esencialmente se estaría subsidiando la aparición de futuras pandemias.

También debe ampliarse un enfoque global de “una sola salud” dijeron. “La salud de las personas está íntimamente relacionada con la salud de la vida silvestre, la salud del ganado y la salud del medio ambiente. En realidad, es una sola salud”, dijo Daszak.

Además, debe financiarse adecuadamente los programas de vigilancia y los servicios de salud en las naciones en la primera línea del riesgo de pandemia, dijeron: “Esto no es un simple altruismo: es una inversión vital en interés de todos para prevenir futuros brotes globales”.

Daszak dijo: “Los programas de los que estamos hablando costarán decenas de miles de millones de dólares al año. Pero si se produce una pandemia, incluso solo un siglo, eso cuesta billones, por lo que aún se obtiene un increíblemente bueno retorno de la inversión.

Continuar con la forma como se han estado haciendo negocios, ya no funcionará. Bajo este abordaje, se espera que emerjan nuevas pandemias y que se desarrollen nuevas vacunas. Esta no es una buena estrategia. Tenemos que lidiar con las causas subyacentes”.

En marzo, el jefe de medio ambiente de la ONU, Inger Andersen, dijo a The Guardian que “la naturaleza nos está enviando un mensaje” con la pandemia de coronavirus y la actual crisis climática. Ella dijo que no cuidar el planeta significa no cuidarnos a nosotros mismos.

La semana pasada, el secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que los gobiernos deben aprovechar la oportunidad para “reconstruir mejor” después de la pandemia creando sociedades más sostenibles y resilientes.

El profesor Thomas Lovejoy, de la Fundación de las Naciones Unidas y la Universidad George Mason en los Estados Unidos, que acuñó el término “diversidad biológica” en 1980, dijo el sábado: “[La pandemia] no es la venganza de la naturaleza; lo hicimos nosotros mismos”.

En el nuevo artículo, los expertos en biodiversidad dijeron: “Podemos salir de la crisis actual más fuertes y resistentes que nunca, [al] elegir acciones que protejan la naturaleza, para que la naturaleza pueda ayudar a protegernos”.

The Guardian: https://www.theguardian.com/world/2020/apr/27/halt-destruction-nature-worse-pandemics-top-scientists