La Literatura africana también tiene nombre de mujer (VIII)

En este momento de desconcierto que vivimos a causa de la pandemia del COVID19, en el que Occidente siente una vulnerabilidad insólita para nuestras generaciones, siendo además una situación completamente inédita, tenemos mucho que aprender de la experiencia africana de las grandes catastrofes a lo largo de los últimos siglos. En el caso de los lectores occidentales es un deber acercarnos a esas terribles vivencias ligadas al hecho colonial. Nuestra habitual posición dificulta comprenderlo. Pero puede que esta nueva condición, más conscientes de nuestra propia fragilidad, nos facilite una mayor comprensión; empática, emocional, definitivamente más profunda. El filósofo Achille Mbembe decía que esta pandemia revela que nuestra permanencia en la Tierra no está asegurada ni a medio plazo.

Para ello nos acercamos a la escritora camerunesa Léonora Miano y más concretamente en su obra “La estación de la sombra” donde por encima de la hecatombe, palpita la vida. Tal vez leerla nos permita pensar cómo queremos vivir y luchar por lo que nos queda por delante en este planeta.

Léonora Miano nació en 1973 en Douala, Camerún, donde pasó su infancia y adolescencia antes de partir a Francia en 1991 con el fin de empezar allí sus estudios universitarios.

La literatura de Léonora Miano gira en torno a dos temáticas principales muy ligadas a su propia experiencia: África subsahariana y afrodescendientes. A través de personajes a los que la autora despoja de toda individualidad, Léonora cuestiona el impacto de las grandes historias sobre las pequeñas. Para Léonora Miano es primordial interesarse por la realidad de poblaciones a menudo contempladas desde el exterior, vistas esencialmente a través de estereotipos.

Su obra también pretende resituar los pueblos subsaharianos y afrodescendientes en el carácter global de la experiencia humana. Cada uno puede identificarse con las tribulaciones íntimas de sus personajes y apropiarse de su voz.

Centrándonos en  «La estación de la sombra (La saison de l’ombre (2013), el relato describe una realidad precolonial, justo en el fatídico momento en el que una comunidad sufre las perversas consecuencias indirectas del sistema colonial. Estamos en el s. XVII, aunque este dato no se menciona en la obra, pues está contada desde el punto de vista de la población, habitante de una zona de interior alejada de la costa del continente, y que en la época no contabiliza el tiempo utilizando el sistema occidental. Léonora Miano hace un esfuerzo enorme de investigación en este sentido, purgando los archivos disponibles para recrear una narración y un ambiente lo más parecidos a esa realidad, en buena medida llena de lagunas para los historiadores hoy. Es, además, un relato que aborda el capítulo de la esclavitud y la trata o, como la propia Miano escoge denominarla, Deportación atlántica de subsaharianos, desde una perspectiva poco o nada usual, el de una población víctima de los comerciantes de seres humanos, centrada además en los personajes femeninos.

Otros libros de Léonora Miano son:

  • Blues pour Elise
  • Ces âmes chagrines
  • Contours du jour qui vient
  • Ecrits pour la parole
  • Habiter la frontière
  • Les aubes écarlates
  • L’intérieur de la nuit
  • Tels des astres éteints

Textos cortos:

  • Afropean Soul
  • Soulfood équatoriale

Distinciones otorgadas a Léonora Miano:

  • Ecrits pour la parole: Premio Seligmann contra el racismo 2012
  • King Chavez Parks Visiting Professorship 2012, University of Michigan Ann Arbor
  • Gran Premio literario de África negra, 2012 (por el conjunto de su obra)
  • Invitada de honor de la ciudad de Nantes con ocasión de los actos por la conmemoración de la abolición de la esclavitud, 2012
  • Les aubes écarlates: trofeo de las artes afrocaribeñas (categoría novela) 2010
  • Soulfood équatoriale: Premio Eugénie Brazier (categoría coup de coeur) 2009
  • Contours du jour qui vient: Premio Goncourt des lycéens 2006
  • L’intérieur de la nuit: Premio revelación en La forêt des livres 2005, Premio Louis Guilloux 2006, Premio René Fallet 2006, Premio Montalembert a la 1ª novela de mujer 2006, Premio Bernard Palissy 2006, Premio a la Excelencia camerunesa 2007, Premio Grinzane Cavour 2008 (categoría 1ª novela extranjera) a la traducción italiana del texto. Esta novela forma parte del programa oficial de los institutos cameru