Poesía de vidas

Os compartimos la Poesía del Taller: Agentes de Interculturalidad Crítica en Comunidades Educativas, celebrado online el sábado 28 de noviembre con las monitoras interculturales que van a dinamizar parte de los talleres con alumnado de los IES Costa del Sol de Torremolinos y el IES las Viñas de Manilva, de Málaga.

Se trata de una de las actividades del Proyecto MI ESTANCIA AQUÍ: EUROPA ESA TIERRA PROMETIDA. DIÁLOGO INTERCULTURAL, financiado por la Diputación de Málaga.

La Poesía del Taller es un texto elaborado a partir de las historias, reflexiones, sentires,… que fueron saliendo a raíz de las dinámicas propuestas

Este proyecto representa la continuación natural del trabajo realizado hasta ahora con los proyectos “Te cuento como es mi país” y “Mi viaje duró dos años: Diálogo intercultural con mujeres africanas en las bibliotecas de Málaga I y II fase” cofinanciado en la Convocatoria de Subvenciones de Cooperación Internacional por el Ayuntamiento y la Diputación de Málaga.

El progresivo incremento de la diversidad cultural en las aulas, la persistencia de discursos (anti)migratorios, visiones estereotipadas y numérica de la migración y la buena acogida de estas experiencias previas, nos han animado a continuar trabajando la educación intercultural como herramienta para favorecer sociedades de acogida y convivencia, comprometidas con los DDHH y los principios de igualdad y no discriminación.

 

POESÍA

Yo nazco todas las mañanas, no sé decir dónde…donde estoy en cada momento… Cada historia es diferente. Esta es la mía.

Soy mujer por excelencia. Quiero regresar. Volver a oler mi tierra, me olvidé de su olor. Quiero sentirla, pisarla, conectar con su energía otra vez. Un deseo… reunirme con mis hijos, reunirme con mi gente, volver. Yo no salí de mi país pensando que era inmigrante o podía serlo. En mi mente siempre estuvo el retorno. Dejé una puerta abierta. Quiero oler a café, ver mis montañas.

Me siento como un árbol viejo…un árbol viejo que no se enraíza en otras tierras ¿Dónde me voy a morir? Quiero que mi cuerpo sea enterrado allá…

El mundo es uno.

Mi tierra como mujer, color, alegría, fuerza, lucha, confianza, música, baile. La piel de mi niña huele a caramelo, a comida, a calor, gente, trabajo y paisaje. Multiétnico, multicultural, cosmovisiones. Nuestros hermanos indígenas, afro… Conseguimos abrir espacios de participación.

Gracias a la vida.

Defender el agua, defender el páramo…Ser ambientalistas nos pone la lápida en la espalda. Victoria de la gente, con sus muertos a hombros. Che Guevara, José Martí. Compañeros de lucha. La pobreza en realidad no es lo que se ve…existe otra pobreza que es la pobreza mental.

Migrar es una revolución. Es deconstruir y reconstruirlo todo, volver a edificar. Historia personal y circunstancia histórica.

Es vender un carro para traerse a mamá. Es dejar. Es dejar una puerta abierta

Es un todo que va fracturándose. El desprendimiento, dejar tus huellas allá. Ser un mini parlante acá de las luchas de allá. Ser un puente entre dos realidades.

Es como un hacer para atrás, sin tiempo para llorar. Incertidumbre. Responsabilidad ¿Me estoy equivocando? Mentir para cruzar una frontera delante de mis niños ¿A qué has venido?  El pasaporte como órgano vital.

Algún día voy a estar allá. La casa en el aire, la llegada al Mediterráneo. El pelo alborotado tirando pa´lante. Entre menos equipaje más viaje…Tengo un manojo con miles de llaves. No sabía si iba a lograr abrir la puerta…

Yo soy como soy. He luchado mucho por mi identidad cultural. No voy a disfrazarme. No voy a cambiar mi mochila. Soy una lunática amiga de la luna. Antipatriarca hasta la raíz.

No acepto la bota en el cuello. Soy una persona con derechos. No vine aquí a ser la pobre mujer migrante que necesita buscarse la vida. Estoy buscando mis propios espacios de juego. Tengo un doctorado en burocracia española. Mi contrato es tu obligación y mi derecho. Auto-organización. Todo cambia. Ahora, cuando miro atrás no tengo el miedo que tenía antes. He logrado sentirme como en casa.

Abre que voy…