Video conferencia “Cooperación y salud: Chagas enfoque local y global”

🔅 18 de marzo

⏰  18:00 horas.

📍Canal de YouTube de ASPA

Participantes:

  • Isabel Albás Vives, Delegada de Desarrollo Económico, Turismo, Igualdad, Participación Ciudadana y Solidaridad del Ayuntamiento de Córdoba

  • Ilsia Bellott Montalvo, representante de la  Asociación por la Dignidad e Igualdad de Oportunidades y coordinadora del proyecto en Bolivia.

  • Salud Díaz Prieto, técnica de cooperación internacional y cooperante de ASPA en Bolivia.

  • Ana Belén Espejo Martínez, médica especialista en Obstetricia y Ginecología y voluntaria de ASPA desde 1991 donde ha desarrollado distintas estancias en proyectos de cooperación en salud sexual y reproductiva en Nicaragua, El Salvador, Bolivia, Marruecos, Togo,…

Modera: Olga Ramirez López, voluntaria y vocal de Córdoba en la Junta Directiva de ASPA

Organiza: Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA).

Colabora: Asociación por la Dignidad e Igualdad de Oportunidades (ADIO – Bolivia)

Financia: Ayuntamiento de Córdoba

Estamos en estos días finalizando el proyecto “Educación y mejora del hábitat para garantizar el derecho a la salud de las comunidades quechuas en la lucha contra la enfermedad de Chagas en el municipio de Tapacarí (Bolivia)” financiado por el ayuntamiento de Córdoba y dentro de las actividades de sensibilización y difusión del mismo estamos organizando para el 18 de marzo la video conferencia “Cooperación y salud: la enfermedad de Chagas enfoque local y global”.

Gracias al proyecto 509 campesinos quechuas se han formado en la prevención y control del mal de Chagas y de la COVID19. Lxs enfermxs ha recibido el tratamiento para la enfermedad y se han mejorado sus viviendas teniendo que construirse 13 viviendas nuevas, porque las antiguas están infectadas por vinchucas y ha sido imposible exterminarlas.

La enfermedad de Chagas es una enfermedad potencialmente mortal causada por el parásito protozoo Trypanosoma cruzi. Se calcula que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas, sobre todo en América Latina, donde se transmite a los seres humanos principalmente por las heces o la orina de insectos triatominos (vía vectorial) conocidos como vinchucas, chinches o con muchos otros nombres, según la zona geográfica.

“En este mundo globalizado cada vez más complejo e interdependiente donde lo local y global son vasos comunicantes, las amenazas como el COVID19 o el MAL DE CHAGAS no conocen fronteras y suponen un desafío e incertidumbre tanto a nivel nacional como respecto a la convivencia en el sistema mundial.

La respuesta a este reto colectivo debe darse en los mismos términos, con la misma estrategia y contundencia con la que actúa este desafío: siendo conscientes de que todos y todas somos parte de la solución de la crisis, desde la corresponsabilidad de cada individuo como parte de la ciudadanía global y de cada Estado como parte de la Comunidad Internacional.

El hecho de que las amenazas sean globales y que se retroalimenten refuerza, aún más si cabe, la necesidad de políticas de coordinación y cooperación internacional. La Declaración Universal de los Derechos Humanos nos muestra el camino: es de justicia social que nadie quede atrás. Por ello, debemos continuar prestando especial atención a aquellos grupos poblacionales especialmente vulnerables de cada país y promoviendo el desarrollo humano en los países más pobres, porque eso nos hace más fuertes a todxs”.