Archivo de la categoría: Inmigración

Vientos de ultraderecha irrumpen en Andalucía

En un reciente artículo de Montse Martínez en El Periódico  dice que España ha estado mirando de soslayo durante varios años cómo la carcoma de la ultraderecha iba minando, uno tras otro, varios de sus convecinos europeos. Celebrando, también, la capacidad de mantenerse inmune al contagio. Hasta la inesperada y brutal irrupción de Vox en el Parlamento andaluz, con 12 escaños.

Desde los movimientos sociales y las ONGs tenemos que asumir que la ultraderecha ya ha llegado a España, quién sabe si para quedarse, que pasa a engrosar el listado de países que viven el resurgir “ultra” en Europa. Seguir leyendo Vientos de ultraderecha irrumpen en Andalucía

Honduras, radiografía de un país olvidado

Un año después del fraude electoral, la caravana de migrantes hacia EEUU vuelve a poner en el mapa a un país castigado por la indiferencia internacional, por la desigualdad, la pobreza, la corrupción, la violencia, la impunidad y la constante falta de respeto a los derechos humanos.

Honduras apenas ocupa algún titular de la actualidad internacional. Para su tristeza, sale a la luz únicamente cada vez que una desgracia asola el país. El huracán Mitch, el golpe de estado de 2009, el asesinato de la líder indígena Berta Cáceres, las elecciones fraudulentas del pasado año o la caravana de migrantes que este otoño emprendió rumbo a Estados Unidos. Seguir leyendo Honduras, radiografía de un país olvidado

Caravana de centroamericanos ruMbo a Estados Unidos

La caravana de inmigrantes centroamericanos, integrada por hondureños, salvadoreños y guatemaltecos, sigue su camino hacia Estados Unidos. Son aproximadamente 7.000 personas, hombres, mujeres y niños, más del doble que habían salido de Honduras el día 16 de octubre. Huyen del hambre y de la violencia. Buscan en Estados Unidos un lugar donde trabajar y vivir dignamente y en paz. Seguir leyendo Caravana de centroamericanos ruMbo a Estados Unidos

La marcha

Como en la película ‘La marcha’, de 1990, del director David Wheathey, la caravana de migrantes hondureños rumbo a Estados Unidos no se detiene. Un caminar espontáneo iniciado el 13 de octubre de 2018 en San Pedro Sula (Honduras) con destino a México y Estados Unidos para pedir asilo, obtener trabajo y lograr mejores oportunidades de vida. Algunos viajan para reencontrarse con familiares que partieron antes arriesgando su vida con traficantes de personas conocidos como ‘coyotes’, a los que pagan cantidades de dólares que pueden oscilar entre 4.000 y 6.000. Son miles de hombres, mujeres y niños, al menos 7.000 personas, que esperan llegar a Estados Unidos y que en estos días hacen la travesía por el estado mexicano, desafiando el cansancio acumulado y numerosas dificultades.

El objetivo de la caravana es alcanzar la frontera de México con Estados Unidos, lo que supone un recorrido de 2.000 kilómetros hacia la zona noreste o de casi 4.000 kilómetros si se opta por la ruta del noroeste que lleva a Tijuana. Nunca un fenómeno migratorio había tenido tanta atención pública en México y su Gobierno, en retirada, acusa la presión y lo deja continuar. Para quienes creían que la ruta a Estados Unidos estaba más cerrada que nunca, se ha reabierto la esperanza. Por Guatemala adelanta ya la ruta la ‘nueva marcha’ de hondureños que se ha formado. Es una inesperada oportunidad. A pesar que, en dos días, con la puesta en marcha del Plan Retorno Seguro, Guatemala ha devuelto a Honduras a 1.279 migrantes que integraban la caravana. Seguir leyendo La marcha

La verdad ya no nos duele

Primera escena: Vemos en la televisión a un niño sirio llamado Aylan inerte con su cara enterrada en la arena en una bonita playa turca. Nos quedamos paralizados ante un vídeo que nos llega por twitter en el que una treintena de niños de una escuela infantil en Yemen aparecen desmembrados, cubiertos de sangre, ceniza y tierra; asesinados después de ser bombardeados por aviones de Arabia Saudí. No somos capaces de buscar en internet el final de otro vídeo, censurado por youtube, donde soldados cameruneses fusilan a más de 50 niños y mujeres, supuestamente porque sus maridos y padres pertenecen a Boko Haram. Se nos coge un pellizco en el estómago con una corta secuencia donde dos niños palestinos cantan una canción infantil, con una cara de felicidad que solo los niños pueden tener, que repentinamente se transmuta en horror, angustia y dolor cuando un misil israelí cae en la habitación de al lado donde duermen su madre y su hermano pequeño. Seguir leyendo La verdad ya no nos duele