Archivo de la categoría: Inmigración

Comunicado de la comunidad iberoamericana frente a las medidas de Donald Trump

Este es un comunicado dirigido a la sociedad global, al pueblo europeo y en particular, un llamado a la comunidad Iberoamericana con especial énfasis a España. Latinoamérica a lo largo de la historia, no solamente ha recibido a inmigrantes, quienes huyendo de los horrores de las guerras, de la persecución política o incluso de las catástrofes ambientales, encontraron no sólo asilo político, sino y quizás más importante, las manos de un crisol de pueblos que a pesar de su particular desarrollo político, han sabido ser sensibles ante los diferentes dramas que han atravesado. En México han encontrado refugio españoles, judíos-polacos, alemanes, italianos, chinos, haitianos, argentinos, chilenos, guatemaltecos, salvadoreños y nicaragüenses, inmigrantes de distintas partes de África, así como actualmente refugiados provenientes de Siria.

Hoy más que nunca, la comunidad internacional debe observar con preocupación y con alarma el radical giro que ha dado la política de Estados Unidos. La criminalización por cuestión étnica, racial, adscripción religiosa o por preferencias sexuales no sólo es un doloroso revés en materia de derechos humanos, sino un motivo de preocupación ante el peligro y riesgo que corren las democracias europeas en imitar las políticas del presidente Donald Trump. La despótica actitud que ha mantenido el gobierno de los Estados Unidos hacia el pueblo mexicano, nos obliga a hace un llamamiento a la comunidad internacional, a la comunidad Iberoamericana y en concreto al pueblo español a hacerle frente desde la unidad.

LA COMUNIDAD MEXICANA EN GRANADA HACE UN LLAMAMIENTO

  • Primero, para señalar que todo muro o valla que se erige o se intenta erigir como en el caso de la frontera entre México y Estados Unidos para separar a la gente por nacionalidad, color de piel, adscripción religiosa, cultural o preferencia de género, es una humillación no del pueblo o persona  afectada,  sino  a  la humanidad en general.
  • Segundo, señalamos categóricamente que ningún ser humano es ilegal. Ningún Estado que se ostente de ser democrático, tiene el derecho a criminalizar la vida y mucho menos, por poseer una nacionalidad distinta a la del país de residencia.
  • Tercero, reconocer la diversidad étnica, racial, religiosa, o por  preferencias sexuales como piedra fundante de la sociedad, es reconocer una sola humanidad compuesta de muchas humanidades. Quien atenta contra el derecho legítimo a la diversidad, atenta contra la humanidad misma.

La comunidad mexicana en Granada, convoca a la sociedad civil y a las organizaciones españolas y en particular a las granadinas, a sumarse a este llamamiento firmando el siguiente documento. Seguir leyendo Comunicado de la comunidad iberoamericana frente a las medidas de Donald Trump

Rapport d’activités / Appui financier pour l’aide aux personnes déplacées par l’ASPA

Compartimos el informe que hemos recibido del Instituto de las Hermanas de San Francisco de Asís en Bangui (República Centroafricana) como justificación de la ayuda que, mediante Solidaridad Popular, le hemos enviado durante el año 2016 para apoyar a las personas desplazadas por la guerra en Bangui.

(FRANCES)

A travers ce rapport, nous venons présenter ici les activités réalisées par l’Institut des Sœurs de St François d’Assise à Bangui (République Centrafricaine) pour l’aide aux personnes déplacées par la guerre.

En effet, nous avons obtenu, de la part de l’Association Andalouse pour la solidarité et la Paix (ASPA) une somme de 2000 euros pour porter assistance aux personnes déplacées par la guerre à Bangui.

Cette somme a permis d’aider quelques familles à prendre une maison en location pendant six mois en attendant de trouver une solution de relogement plus stable. Nous soulignons que la situation, dans les camps de réfugiés est très précaire, à la limite de l’acceptable en matière de dignité humaine, nous avons pris l’option d’aider les personnes à se reloger plutôt hors des camps. La vie étant devenue plus chère avec la guerre, le prix des logements ont grimpé et il devient difficile aux familles de trouver où habiter.

Actuellement nous sommes en train d’étudier la possibilité, avec le reste de  l’argent, d’aider une famille à reconstruire sa maison car tout a été détruit par la guerre.

Avec les familles bénéficiaires et en leur nom, nous voulons remercier de tout cœur ASPA pour l’attention qu’elle porte à la situation de notre pays. Les besoins sont immenses, et avec vous et chacun de nos partenaires et bienfaiteurs, nous arrivons quelquefois à redonner du sourire et de la joie de vivre à des familles, à des enfants qui sont obligés de grandir trop vite dans leur tête. Que dieu vous bénisse ainsi que tous ceux qui vous permettent de nous aider, d’aider les personnes les plus démunies.

                                                                                                                             Sr  Léontine TANOU

 (CASTELLANO)

A través de este informe, hemos presentado aquí las actividades llevadas a cabo por el Instituto de las Hermanas de San Francisco de Asís en Bangui (República Centroafricana) para ayudar a las personas desplazadas por la guerra.

De hecho, hemos obtenido de la Asociación Andaluza para la Solidaridad y la Paz (ASPA), una suma de 2000 euros para ayudar a los desplazados por la guerra en Bangui.

Este dinero ha ayudado a varias familias para una casa en alquiler durante seis meses, mientras encuentran un alojamiento alternativo más estable. Hacemos hincapié en que la situación en los campos de refugiados es muy precaria, al límite de lo aceptable para la dignidad humana, tomamos la opción de ayudar a las personas a trasladarse a un lugar fuera de los campos. La vida se ha vuelto más cara con la guerra, los precios de la vivienda se dispararon y se hace difícil para las familias encontrar donde vivir.

Actualmente estamos estudiando la posibilidad, con el resto del dinero, de ayudar a una familia a reconstruir su casa, porque todo fue destruido por la guerra.

Con las familias beneficiarias y en nuestro nombre queremos dar las gracias de todo corazón a ASPA por su atención a la situación de nuestro país. Las necesidades son inmensas, y con usted y cada uno de nuestros socios y benefactores, a veces se logra restaurar la sonrisa y la alegría de vivir a las familias con niños, que se ven obligados a crecer demasiado rápido. Dios los bendiga y a todos aquellos que permiten que nos ayude, para ayudar a las personas más pobres.

Sor Leontine Tanou

PARA SABER MÁS DEL APOYO DE ASPA A LXS REFUGIADXS DE LA REPUBLICA CENTROAFRICANA PINCHA EN ESTE ENLACE

 

de Sur a Sur, nº 104: Serrat tendrá que reescribir “Mediterráneo”

A unos días de fin de año, 2016 será el más mortífero en el Mediterráneo, según Naciones Unidas. Las cifras demuestran que durante este año se ha triplicado el número de personas que ha fallecido cruzando este mar, frente a los datos de 2015.

Al menos 4.200 inmigrantes han muerto o han sido declaradas desaparecidas, este año, en su intento de cruzar el Mediterráneo, frente a los 3.175 que perdieron la vida en el mismo periodo del año anterior.  El alto número de muertes contrasta con una fuerte caída del número de personas que ha cruzado este año el Mediterráneo: 327.800 en lo que llevamos de 2016, frente a 1.015.078 en 2015, según cifras recabadas por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Estas cifras muestran que durante 2016 un tercio más de personas han muerto cruzando el Mediterráneo que durante 2015, o lo que es lo mismo, por cada 269 personas que llegaron a Europa el año pasado una murió, mientras que este año esa cifra ha sido de una de cada 88. De hecho, si se toman los fallecimientos ocurridos exclusivamente por la ruta occidental, situada entre Libia e Italia, la tasa de decesos ha sido de una de cada 47 llegadas.

Precisamente, esta ruta es una de las principales causas del aumento de las muertes, dado que es mucho más larga y peligrosa que la oriental, situada entre Turquía y Grecia, que fue la más utilizada en los cruces de 2015. Durante 2016, más de la mitad de los cruces se han hecho por la ruta occidental. Además, otra de las causas es que los barcos usados para realizar las travesías son cada vez más precarios y al mismo tiempo los traficantes de personas los llenan hasta el límite. Otro cambio de tácticas que hemos detectado en los últimos tiempos es que los traficantes envían varias embarcaciones repletas de inmigrantes al mismo tiempo, con lo que las tareas de rescate se complican mucho más al haber literalmente miles de personas a rescatar al mismo tiempo.

Menos llegadas, pero más muertos. Con una constatación  que añadir: el año pasado el mercado de la seguridad fronteriza movió 15.000 millones de euros en Europa. Un aumento en medios militares, que si sigue así, en 2022 será casi el doble, 29.000 millones.

¿Menos llegadas, más seguridad fronteriza, más muertos? Una combinación de elementos que coincide y valida una de las tesis defendida por la jurista francesa Claire Rodier (La Rochelle, 1956): “todas las muertes en las fronteras son la consecuencia directa de las políticas de cierre y externalización”. Cofundadora de la red euro-africana Migreurop, que reúne a unas cuarenta organizaciones del sur y el norte del Mediterráneo, Rodier publicó, en España, en 2014, El negocio de la xenofobia, un libro en el que denuncia el aumento exponencial desde los años 2000 de los sistemas de vigilancia y control de fronteras en la UE, su ineficacia y los intereses económicos y empresariales que subyacen tras ellos. … Para leer el artículo completo pincha en este enlace

Seguir leyendo de Sur a Sur, nº 104: Serrat tendrá que reescribir “Mediterráneo”

de Sur a Sur, nº 103: Hambrientos, mojados y ateridos de frío

“Hambrientos, mojados y ateridos de frío” Así nos describía Santiago Agrelo, arzobispo de Tánger, su impresión de aquellos hombres y mujeres, escondidos en los montes  de Berliones o Belyounech, cuando acaba de regresar de entregarles mantas aquel lunes lluvioso, 5 de diciembre. Día en que llegamos a Tánger Silvio, Carmen, Amparo, Rosa y yo, con el encargo del Observatorio Frontera Sur (OFS) de ver in situ la situación de las personas migrantes en el norte de Marruecos y afianzar contactos con las organizaciones que trabajan la acogida.

dab3ef6c-4c5e-4246-91b0-bef386a29d3c“Es inhumano “insistía. Con cierto temblor de la experiencia vivida, enfatizaba “tenían que venir los ministros del Interior de Marruecos y de España para que vieran cómo están estas personas y seguramente su actitud cambiaría”. “Hay, Santiago, a quien se lo ocurre entregarles mantas un día tan lluviosos sin haberlas envuelto en un plástico”.

Se le veía muy afectado “Del bosque salían mojados, muy mojados, algunos con simples sandalias”. Y añadía “Yo me pregunto cómo pueden vivir ahí, empapados por la lluvia y ateridos de frío”.

Cuando nosotros le interrumpíamos reiteraba “Hay que verlos para impresionarnos y entonces cambiaría nuestra actitud”.

Sus palabras traducían un profundo sentimiento de indignación.

Le escuchábamos con suma atención  y sobretodo le pedíamos consejo para nuestro trabajo en el Observatorio de la Frontera Sur, dándonos tres propuestas, tres objetivos muy claros: informar, denunciar y escandalizar.

En cierto momento se levantó y nos entregó, como recuerdo y testimonio, su libro “Emigrantes: el color de la esperanza”, pero que en un principio quiso llamarse “Emigrantes, el color de las lágrimas” o “Emigrantes, el color de la noche”.

Para leer los artículos del boletín pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar información:

  • De los talleres del proyecto “Formación de jóvenes en Educación Global con pensamiento crítico y en igualdad de género, detectando formas de acoso y violencia a las mujeres en Granada 1ª fase
  • Del taller de formación gratuita “Cómo defender los Derechos Humanos en Palestina”.
  • De la Exposición Puentes horizontales de solidaridad. Del Ecuador al mundo.
  • De la concesión del Premio Carlos Cano 2016 a la Plataforma Pobreza Cero de Granada
  • De la Exposición “Migrantes, composiciones y poemas”

de Sur a Sur, nº 99: un día cualquiera en la frontera sur

“La travesía fronteriza desde el puesto marroquí al español es un cúmulo de violaciones al término igualdad”, escribe Cristina Fuentes. Esta investigadora social relata su paso diario por la frontera de El Tarajal, la que separa Ceuta de Marruecos, pero también la que separa África de Europa, la frontera sur.

201512311851115440Suena el despertador son las seis de la mañana, tardo dos minutos eternos en saber dónde estoy, qué hago aquí, y por qué me estoy levantando de noche. Ducha rápida, cuido mi vestimenta porque, pese a que sea finales de julio, no usaré pantalón corto, tampoco camiseta de tirantes ni escotada. Algo de maquillaje que me tape las ojeras y raya de lápiz negro en los ojos. Salgo corriendo.

Tengo que atravesar la medina de Tetuán, compro un café y bajo a la parada de taxis. Espero que se llenen las plazas del taxi que compartiré con otras seis personas hasta la frontera, y nos ponemos en marcha. Durante el trayecto recuerdo la sensación de asfixia que me generaba ir cuatro personas con más edad que tú en la parte de atrás de un coche. Ahora todo eso ha desaparecido. La repetición de los acontecimientos más insólitos los convierte en normalidad. Quince dírham –un euro y medio-, y cuarenta minutos de trayecto después llego a la frontera de El Tarajal. La cotidianidad, en este caso, no ha conseguido quitarme la sensación de presión del cuerpo cada vez que llego a esta frontera. El calor apremiante, la multitud de personas que quieren ofrecerte cualquier cosa por un par de dírham y las colas para entrar a la parte española hacen que el aire pese y el ruido fronterizo retumbe dentro de ti. Te repites: Tranquila, eres investigadora, es lo que tienes que hacer, observa y quédate con los detalles.

Hoy es un día especialmente concurrido, es martes y los martes suelen ser duros. Tengo a 300 mujeres delante de mí en la fila para entrar al perímetro fronterizo marroquí, intento utilizar mi pasaporte mágico para saltarme la espera y pasar al puesto de aduana. Nunca hago esto, pero tengo una entrevista en una hora en el centro de Ceuta. La artimaña no surte efecto alguno y retrocedo en la fila. Estas mujeres trabajan en Ceuta y, por la hora que es, en su mayoría son empleadas domésticas. Seguro que entran a las nueve de la mañana a trabajar y son ya las ocho y seguimos esperando. Porque las porteadoras llegan antes. Una chica se me acerca y me pregunta algo pero no puedo tener una conversación fluida con ella, le digo una palabra en dariya, otra en español y otra en francés, pero nada, no fluye la comunicación… ¿Cuándo estudiaré dariya? ¡Uff!, primero tengo que terminar la investigación. …

Para leer el artículo completo pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar información:

  • de los talleres que vamos a impartir en el Curso ”Educación para el desarrollo y enfoque de género” organizado por el CICODE (Centro de iniciativas de Cooperación al Desarrollo) de la Universidad de Granada
  • de la Red de Trueke de Córdoba
  • de la Campaña Pobreza Cero Granada