Archivo de la categoría: Inmigración

“La solidaridad derriba fronteras”

Cartel-feria-de-la-solidaridad-2016

Un año más Córdoba Solidaria, de la que formamos parte, celebra la Feria de la Solidaridad con la idea de que la Solidaridad derriba fronteras. Los flujos migratorios internacionales se han convertido en uno de los mayores fenómenos sociales de nuestro tiempo. Pero estos movimientos tienen dos caras: la de la ciudadanía Occidental que recorre el mundo con todas las fronteras abiertas para conocer culturas, hacer negocios o turismo, y la de millones de personas que huyen de la guerra, la miseria y el hambre buscando una oportunidad de vida mejor con las fronteras de los países capitalistas cerradas.

Y es que el estilo de vida Occidental, y en especial, el modelo de desarrollo que lo sustenta, basado en principios neoliberales que inspiran las políticas de la Unión Europea y organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, es insostenible desde el punto de vista humano, social, cultural y ambiental. Un estilo basado en un modelo que garantiza el bienestar de unas pocas personas y condena a la miseria y la pobreza a muchas; un modelo que explota, desahucia, excluye, depreda, precariza… recursos naturales y humanos no puede ser defendido por quienes creemos que un mundo más justo para todas y todos es posible, siendo respetuosos con los derechos de las personas y con la vida. Desde Córdoba Solidaria nos posicionamos a favor de un modelo solidario y sustentable en el que no existan las fronteras, sino el respeto a los derechos de las personas.

Mucha de la gente que migra de su tierra es a causa de guerras y conflictos asociados al control del agua, el petróleo, el territorio y otros recursos naturales, consumidos, o más bien sobreconsumidos y sobreexplotados por las sociedades capitalistas; la Historia reciente nos ha demostrado que muchos gobiernos del mundo, especialmente de Occidente, Europa y Estados Unidos principalmente, no han tenido ningún pudor en ocasionar guerras y conflictos en diferentes partes del mundo con el fin de garantizarse el suministro de materias primas que les permitiesen mantener su estilo de vida, respondiendo así a los intereses de las grandes empresas multinacionales.

Afirmamos que la inestabilidad de Oriente Medio, y la situación de países como Siria, de los que huyen millones de personas por la guerra, es a causa de la política económica de los países capitalistas, y para colmo, cuando estas personas nos piden auxilio nuestros gobiernos se lo niegan, cerrando las fronteras europeas y lo que es peor aún sellando un Acuerdo con Turquía para devolverles a la guerra y a la miseria de su país. La Humanidad se ahoga en el mediterráneo y Europa desoye su llanto. El Gobierno de España no ha levantado la voz en contra de estas políticas y, muy al contrario, ha cerrado sus fronteras no respetando el derecho de asilo de las personas refugiadas. Desde la sociedad civil nos solidarizamos con la situación de las personas refugiadas y pedimos, nuevamente, un ¡Pasaje Seguro YA!. Esperamos que no sólo la Historia condene esta actitud de la Unión Europea, sino que sean los Tribunales Internacionales de Derechos Humanos quiénes lo hagan por no respetar el derecho humano de asilo de los miles de personas refugiadas que llegan a nuestras fronteras.

Desde la XXIV Feria de la Solidaridad de Córdoba, las organizaciones que formamos parte de la Coordinadora de Colectivos Sociales “Córdoba Solidaria” queremos reivindicar el derecho a la paz como derecho humano fundamental e instamos a la ciudadanía europea, en especial a las cordobesas y los cordobeses, a derribar fronteras con nuestra solidaridad; solidaridad que se debe reflejar en lo cotidiano, en nuestras formas de relacionarnos con los demás, respetando y acogiendo a personas de otras culturas, a través de un consumo responsable con las condiciones de vida de productores y trabajadores y con la salud del planeta, en nuestra condena pública contra aquellos que siguen defendiendo un mundo ideado para la felicidad de unos pocos y el sufrimiento de los muchos; porque en definitiva el lugar en el que nacemos no lo elegimos y, por ello, no debería ser motivo para condenarnos a la pobreza o la exclusión; debemos ser capaces de hacer realidad un mundo para ser vivido en paz, tanto para las generaciones presentes como para las futuras; derribar fronteras con nuestra solidaridad es un buen comienzo. Por eso decimos alto y claro

¡Bienvenidas personas refugiadas! Nuestros derechos son los vuestros.

 

de Sur a Sur, nº 89: África 10 – Europa 0

En un imaginario partido, en el terreno de personas refugiadas, entre África y Europa, aquella ganaría a ésta por goleada, porque acoge mayor número de personas y porque dentro de sus grandes limitaciones económicas sigue acogiendo en su seno a miles de desplazados en sus numerosos campos de refugiados, en muchos casos, sin la debida y necesaria ayuda internacional.

Campo-refugiados-Dadaab¿Por qué esto? Porque la saludable manera de tratar en África durante muchos años está amenazada por el acuerdo EU-Turquía del 20 de marzo, que echó por la borda todas las conquistas en materia de asilo y derechos humanos. De hecho hace unos días, el Gobierno de Kenia anunció su intención de cerrar los campos de refugiados de Dadaab y Kakuma, que tendría consecuencias devastadoras y dramáticas para unas 625.000 personas, acogidas como refugiadas que huyen de la guerra en Somalia. El secretario principal del Ministerio del Interior de Kenia, Karanja Kibicho, expresó públicamente su preocupación por la débil respuesta de la comunidad internacional para responder a las necesidades que tiene su país para atender a tantas personas refugiadas. La ONG Médicos Sin Fronteras, que gestiona un hospital y dos clínicas en los campos de Dadaab, ese lugar que algunos llaman “el mayor limbo del planeta”, coincide plenamente en que esta respuesta es terriblemente inadecuada.

Hoy, dos meses después de la firma del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para la deportación de refugiados, estamos dolorosamente de acuerdo en que los dobles estándares de muchos países occidentales en esta cuestión son inaceptables. Mientras dan la espalda, o activamente maltratan y deportan, a quienes huyen de la guerra, la opresión y la desesperación, siguen esperando que estados como Kenia brinden protección a los cientos de miles de refugiados de Somalia y Sudán del Sur, entre otros. Esta incongruencia alcanza proporciones esperpénticas con la adopción de un plan con el que Europa casi aniquila el principio de no devolución, piedra angular de la protección de los refugiados que impide devolver a una persona a un territorio en el que su vida o libertad corran peligro. Es decir, el acuerdo turco-europeo, no solo se traduce en la externalización de la asistencia a los refugiados en terceros países, sino el cercenar el derecho de  asilo.

Kenia y sus habitantes han facilitado refugio a miles de personas en los campos de Dadaab desde hace más de 25 años; un despliegue de solidaridad y generosidad del que Kenia —y por extensión, África— debería estar orgullosa.

Por eso ASPA y otras muchas ONGs creemos que en lugar de asumir y seguir las inhumanas políticas de la Unión Europea, ahora más que nunca, Kenia debe reforzar su compromiso. El país africano debe servir como ejemplo a otras naciones, incluidas las occidentales, sobre cómo tratar con humanidad a quienes huyen de la violencia.

Para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace

Además del artículo puede encontrar información de:

  • En Granada el sábado, 4 de junio tendremos una reunión informativa sobre la campaña BDS Israel en el COMERCADO. Estaremos toda la mañana.
  • Estamos organizando en Málaga un concierto solidario de Aziza Brahim por la libertad y la independencia del Sahara. Será el sábado, 25 de junio, a las 20 horas en el Auditorio Edgar Neville (C/Pacífico, nº 54). Los fondos recogidos de las colaboraciones se destinarán al Programa Vacaciones en Paz que realiza la Asociación Malagueña de Amistad con el Pueblo Saharaui (AMAPS). Si no puedes asistir al concierto puedes colaborar ingresando tu colaboración en la Fila 0: ES96 0487 3195 9720 0000 9556 – BMN

Taller: refugiadas en su propia tierra

El taller “Refugiadas en su propia tierra” se integra dentro del CICLO DE ACTIVIDADES CULTURALES “PALESTINA EN LA ENCRUCIJADA”, Organizado por la Plataforma BDS Granada y se enmarca dentro del Proyecto “Mirada Andaluza a los pueblos del Sur”.

CartelPalestinaDefFECHAS Y HORARIO: 18 de mayo. De 10 a 13h.

LUGAR: Facultad de Filosofía y Letras. Sala de Reuniones de Musicología.

Nº DE PARTICIPANTES: 30

DURACIÓN DEL TALLER: 3 HORAS

PLAZO DE INSCRIPCIÓN: hasta el 18 de mayo

OBJETIVOS:

  • Crear un clima distendido
  • Favorecer actitudes empáticas y comprometidas
  • Conocer más en profundidad la realidad palestina
  • Generar un espacio de intercambio de opiniones
  • Fomentar el pensamiento crítico en las personas participantes

CONTENIDOS

  • Personas refugiadas de Palestina
  • La Nakba y el contexto histórico de la ocupación
  • La vida en los campos de refugiados

METODOLOGÍA:

Nuestros talleres se desarrollan desde una metodología participativa y activa, a través de dinámicas de grupo. Utilizamos técnicas creativas para el análisis, reflexiones grupales y propuestas de alternativas de transformación social.

Para inscribirte rellena este formulario

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Otras actividades del CICLO:

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA: “ROOM NUMBER 4”.

1-30 Mayo, Vestíbulo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UGR (frente a la biblioteca).

Autoría: Madaa Silwan Creative Center. Colabora: FAMSI

VIDEOFORUM: “NACIDO EN GAZA”.

Miércoles 4 de mayo a las 17.30h en la Sala de Reuniones de Musicología de la Facultad de Filosofía y Letras de la UGR

Presentada por Antonio Basallote (Universidad de Sevilla)

MESA REDONDA: “PALESTINA EN LA ENCRUCIJADA”

11 de Mayo, Aula García Lorca, 11-13h.

Intervendrán:

  • Mario López Martínez, Departamento de Historia Contemporánea UGR
  • Nadia Hindi, Grupo de Investigación Estudios Árabes Contemporáneos UGR
  • Diego Checa Hidalgo, Instituto de la Paz y los Conflictos UGR
  • Marina Alexandra Ion, Estudiante de Derecho y miembro del Grupo AI de la UGR
  • Lucia Arias, Plataforma de Solidaridad Granada con Palestina

de Sur a Sur, nº 85: Acuerdo UE-Turquía, una decisión ilegal y nada ética

Los fenómenos migratorios han sido una constante en la historia humana. Sus flujos han podido variar en dirección o en intensidad con el transcurrir de los siglos, pero siempre han sido un elemento fundamental a la hora de explicar los procesos históricos y la configuración de las sociedades del presente. Por ejemplo, si el ‘homo sapiens’ no hubiera migrado del continente africano, posiblemente los europeos seguiríamos siendo neandertales.

Pero sorprende la esquizofrenia o fractura ideológica con que se ven en la actualidad, en amplio espectro del discurso político, los fenómenos migratorios. Mientras por un lado defiende la libertad absoluta del Capital para migrar de un país a otro, por otro juzga ahora que este principio no sirve para el factor Trabajo –al contrario que durante el siglo XIX-. Además, en la práctica política, mientras se habla de cosmopolitismo y de internacionalismo, en la realidad se levantan barreras y concertinas, se suprimen visados y se multiplican los efectivos policiales en un claro ejemplo de nacionalismo económico. …

Para leer el artículo completo pincha en este enlace

Además de este artículo en el boletín puedes encontrar información de:

de Sur a Sur, nº 84: Las fronteras del corazón de Europa

Vivimos días de movilizaciones contra el Acuerdo entre la Unión Europea y Turquía y de salir a la calle a gritar ¡Refugiadxs bienvenidxs! Europa está renunciando a sus principios éticos y violando los Derechos Humanos y el derecho internacional. Podrá expulsar a Turquía a todxs lxs refugiadxs que han llegado a su territorio, siendo este un país que no respeta los Derechos Humanos, y donde miles de refugiadxs ya viven en terribles condiciones o han sido devueltxs a sus países de origen.

20151128112937 (1)Por este motivo queremos compartir el artículo “Las fronteras del corazón de Europa” de Daniel Turon publicado en DESPERTTADOR·y que habla de empatía de la gente común hacía lxs refugiadxs.

“A veces nos preguntamos qué significa ser humano, la filosofía lleva siglos reflexionando sobre la ontología, sobre la ética, sobre la moral, el poder, el mal. La historia de nuestro continente no ha sido precisamente un ejemplo de paz, hemos colonizado medio mundo, provocando genocidios, etnocidios, guerras, colonizaciones… La modernidad parecía traernos unos derechos humanos, tratados internacionales que pretendían afirmar la racionalidad del ser humano.

En nuestro imaginario, se construyó una idea de una comunidad europea, solidaria, cooperativa, con valores cristianos, con los valores revolucionarios de la igualdad, la fraternidad y la libertad. Una institución simbólica que se reafirmó recientemente con el premio nobel de la paz a la Unión Europea. Una ironía más de la historia, o de quien la institucionaliza, un premio que en varias campañas en internet se está pidiendo ya su retirada.

En estos días leemos artículos, vemos fotos, reportajes, pero lo que quizás más impacta son las experiencias en primera persona de personas que viven la experiencia en Lesbos. Llevados por la empatía, un hermoso sentimiento que si nos sumergimos en él, nos lleva a reconocernos en el otro, a querer colaborar, compartir, como está haciendo el diezmado pueblo griego, que comparte lo que tiene con sus hermanos sirios. Personas que llegan sufriendo, con sus hijos, dejando atrás sus casas, sus relaciones, su vida, a veces mucha de su familia, llegan pidiendo ayuda, pero la casta, los que han ganado dinero con la venta de armas, tienen miedo a perder algo de sus privilegios, se resisten a ajustarse los cinturones, a compartir.

Pero hay gente en toda Europa dispuesta a abrir las puertas de sus casas, de sus corazones, “donde comen dos, comen tres”, dice un dicho popular. …” Para leer el artículo completo pincha en este enlace  Seguir leyendo de Sur a Sur, nº 84: Las fronteras del corazón de Europa