Archivo de la categoría: Medioambiente

Gratitud del pueblo A’i Cofán de Sinangoe

Compartimos las buenas noticias y la alegría que nos trasmite el pueblo A’i Cofán de Sinangoe (Ecuador).

“Estimadxs amigxs y aliadxs,

Gracias por unirse a nosotros en la campaña que emprendimos en apoyo al pueblo A’i Cofán de Sinangoe y por haber firmado la carta en la que se exige al estado ecuatoriano respeto por la sentencia que la corte de primera instancia dictaminó en el mes de agosto; en ella se reconoce que varios ministerios del estado violaron el derecho a la consulta previa, libre e informada al licitar 52 concesiones mineras, que afectan de manera directa su modo de vida, sus principales fuentes hídricas y su territorio ubicado en la provincia de Sucumbíos, Ecuador; sin embargo los Ministerios determinaron apelar la decisión del juez y el caso subió a una corte superior. Seguir leyendo Gratitud del pueblo A’i Cofán de Sinangoe

Explotaciones de Chevron-Texaco en las provincia de Sucumbíos y Orellana (Ecuador), y sus consecuencias en lo referente a la salud.

Hoy en día, la diversidad cultural y la biodiversidad de las provincias de Sucumbíos y Orellana es enorme. Las comunidades de las nacionalidades Kichwa, Shuar, Cofan, Secuoya, Huaorani o Siona que viven en estas regiones, cada una con sus lenguas, sus tradiciones y sus saberes, se encuentran rodeadas por explotaciones petrolíferas, que afectan a sus aguas, sus suelos, sus cultivos… en definitiva, a su salud.

Además, en la provincia de Sucumbíos, se sitúa la Reserva del Cuyabeno, uno de los lugares con mayor biodiversidad del planeta junto con el Yasuní, situado en la provincia de Orellana. Entre ambas reservas se encuentra más del 50% de la biodiversidad del planeta. Ambos lugares, tanto Sucumbios como el Yasuní, llevan siendo explotadas por las compañías petroleras a lo largo de estos últimos años; antes extranjeras y hoy algunas estatales. Esto quiere decir que la salud de la gente se está viendo afectada por este extractivismo, por lo que con diferencia, estas son las provincias con mayor número de casos de cáncer del país. Cuanto más nos acercamos a los pozos petrolíferos, piscinas, derrames o estaciones, más aumentan los casos, no solo de cáncer, sino también problemas en la piel por el contacto con el crudo; digestivos por la ingestión de aguas contaminadas o cultivos; o pulmonares, por vivir al lado de un “mechero”, encendido prácticamente 24 horas al día los 7 días a la semana Seguir leyendo Explotaciones de Chevron-Texaco en las provincia de Sucumbíos y Orellana (Ecuador), y sus consecuencias en lo referente a la salud.

No al laudo arbitral de La Haya en el caso Chevron/Texaco

Unimos nuestra voz a la denuncia de Acción Ecológica al laudo arbitral de La Haya en el caso Chevron/Texaco que ordena a Ecuador violar los Derechos Humanos.

El 30 de agosto de 2018, el Tribunal de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya falló en contra del Estado ecuatoriano en el caso Chevron/Texaco, perjudicando a decenas de miles de personas afectadas por las operaciones de esta empresa en la Amazonía ecuatoriana. Ante ello:

1. Rechazamos el laudo arbitral pues burla 25 años de lucha en demanda de justicia y reparación integral para miles de personas afectadas por la contaminación petrolera en el norte de la Amazonía. El Estado ecuatoriano nunca debió haber aceptado ir a un tribunal de arbitraje. Recordemos que fue aceptado en 2011, cuando ya teníamos una Constitución que prohíbe ceder soberanía a instancias de arbitraje internacional en controversias contractuales o de índole comercial, entre el Estado y personas naturales o jurídicas privadas (Art. 422). El de La Haya es un tribunal que garantiza inversiones, no puede pretender decidir sobre derechos humanos y de la naturaleza. Los tribunales de arbitraje sirven, como lo dice su nombre, para proteger inversiones, empresas, no a los pueblos. Seguir leyendo No al laudo arbitral de La Haya en el caso Chevron/Texaco

EE.UU. y los derechos humanos, ambientales y de la naturaleza

Estados Unidos ha ratificado pocos tratados internacionales sobre derechos humanos y medio ambiente. De los 18 instrumentos de Naciones Unidas relativos a los derechos humanos, sólo ha ratificado 5. Estados Unidos, junto con Somalia, no han ratificado, por ejemplo, la Convención sobre Derechos de los Niños; o, junto con Irán, Nauru, Palau, Somalia, Sudán y Tonga, tampoco han ratificado la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW). De hecho, hace pocos días, Estados Unidos anunció que se retiraba del Consejo de Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, luego que el Alto Comisionado de Derechos Humanos hiciera críticas a la política de Trump de separar a los niños de sus familiares al cruzar la frontera sin documentos.

Aunque Estados Unidos se presenta como el guardián de los derechos humanos tiene una terrible historia de irrespeto de los mismos, dentro y fuera de sus fronteras: 31 de sus 50 estados mantienen en vigencia la pena de muerte -1477 personas fueron sometidas a esta condena desde 1977, la última hace pocos días-; la mayoría afrodescendientes, asiáticos y latinos. Estados Unidos está entre los países más injustos del mundo. En promedio, una familia blanca tiene siete veces más riqueza que una afrodescendiente; un informe de la BBC de noviembre de 2017 señala que en Estados Unidos hay más de 13 millones de niños viviendo bajo el nivel de pobreza. Es conocido mundialmente que dos terceras partes de la población de ese país no tienen acceso a cobertura médica primaria, situación que ha empeorado en el régimen de Trump/Pence. Seguir leyendo EE.UU. y los derechos humanos, ambientales y de la naturaleza

Acción Ecológica opina Sobre la consulta y el derecho a la participación

La posibilidad de que mediante la consulta popular la población se pronuncie sobre dos temas ambientales, el Yasuní-ITT y la minería metálica, puede entenderse como el reconocimiento de que los problemas que afectan a la naturaleza deben ser tratados mediante el ejercicio de la democracia y no desde la postura de unos cuantos funcionarios con pretensiones de decidir sobre ella.

Muchas comunidades y pueblos afectados por actividades mineras y petroleras están resistiendo pues conocen de los problemas que conllevan estos proyectos: la contaminación del agua, los suelos, el aire, y temen por la destrucción de sus fuentes de vida. Pero sus acciones de protesta han sido respondidas con estigmatización, represión, judicialización,  con intervenciones en el tejido social mediante estrategias de división y cooptación, o mediante la invasión y ocupación de sus territorios. Una señal de buena fe en este ámbito sería culminar el proceso de amnistías e indultos a las personas criminalizadas por sus actos de protesta en defensa de los derechos.

Es así que en los espacios de la sociedad donde se defienden los territorios y la naturaleza también han surgido iniciativas propias de participación, a través de consultas comunitarias o populares. Sin embargo, no siempre la voz de los pueblos es escuchada ni respetada. Los contundentes resultados de estas consultas a favor de los derechos y de cuidar las bases materiales para la supervivencia, en varias ocasiones han sido desvergonzadamente desconocidos, rechazados y hasta respondidos con campañas de plagio y desinformación por parte del Estado. Seguir leyendo Acción Ecológica opina Sobre la consulta y el derecho a la participación