Archivo de la categoría: Paz

¿Qué es la Objeción Fiscal al Gasto Militar?

La Objeción Fiscal al Gasto Militar es un acto de Desobediencia Civil que consiste en la no colaboración con el Estado a la hora de sufragar los gastos empleados en preparación de guerras y mantenimiento de la estructura militar, ejército y otros cuerpos armados destinados al control social. Técnicamente se desobedece de forma activa en el momento de realizar la Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) mediante el desvío de una parte de esos impuestos a un proyecto que trabaje por la justicia social.

La Objeción Fiscal al Gasto Militar es una herramienta que nos permite superar la pasividad y el papel de meras víctimas de las políticas injustas. Es una invitación a la esperanza, un gesto sencillo de resistencia y desobediencia a todo militarismo que visibiliza la coacción que el poder impone para perpetuarse y defender sus privilegios. Seguir leyendo ¿Qué es la Objeción Fiscal al Gasto Militar?

21/9 Día Internacional de la Paz: ¿algo que celebrar?

Fue bajo el impacto inmediato de los atentados del 11 de septiembre cuando la Asamblea General de la ONU decidió que, a partir de 2001, cada 21 de septiembre se celebraría el Día Internacional de la Paz. Según los datos de la Escola de Cultura de Pau, el año pasado se contabilizaron 34 conflictos armados y 94 escenarios de tensión en el mundo. Dado que la principal razón de ser de las Naciones Unidas es precisamente “preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra”, cabría concluir que hoy hay muy poco que celebrar y que la ONU resulta inservible.

Para afinar ese juicio habrá quien se fije más en la tendencia histórica a la reducción del nivel de violencia en el planeta. Es innegable que hoy las cifras de muertes violentas afortunadamente palidecen al compararlas con las registradas, por ejemplo, en las dos guerras mundiales del pasado siglo. Se estima que de los 65 millones de fallecimientos que se producen cada año en el mundo, los calificados como violentos rondan los 1,6 millones –de los cuales la mitad son suicidios, un 30% son homicidios y asesinatos y las guerras “tan solo” suponen el restante 20%–. Pero también habrá quien no olvide que la paz es algo más que ausencia de violencia, que la población desplazada bate récords cada año y que el hambre sigue matando en un mundo tan tecnificado, entre otras. Seguir leyendo 21/9 Día Internacional de la Paz: ¿algo que celebrar?

Guerras olvidadas, “sufrimiento sin titulares”

Entre el año 1989 y 2000 se produjeron 111 conflictos armados en 74 lugares del mundo. En el año 2000 seguían activos 33 y la media es de 30 al año. En general se trata de guerras civiles que se definen por el enfrentamiento armado entre dos o más actores, uno de ellos el Estado, que se enfrentan por el poder político o el territorio y donde se producen al menos 1.000 muertes violentas al año Se estima que más de cinco millones de personas murieron en este tipo de conflicto durante los años noventa, casi seis millones huyeron a otros países, y entre once y quince millones se convirtieron en desplazados internos, mientras gobiernos corruptos, señores de la guerra y empresarios sin escrúpulos obtenían beneficios de miles de millones de dólares  Seguir leyendo Guerras olvidadas, “sufrimiento sin titulares”

Lo que esconden los últimos ataques, de Trump y Europa, a Venezuela

Difundimos la reflexión de nuestro amigo Pedro Castilla Madriñán ya que ningún medio se atreve a publicárselo. Es lo mínimo que podemos hacer.

“Se puede decir que el mundo iba a mejor hasta que los grandes medios de comunicación fueron asaltados por el poder empresarial y los “chicagos boys” comenzaron a poner en práctica sus maquiavélicas teorías neoliberales en este laboratorio planetario.

Todas las “buenas intenciones” puestas en marcha, tras el desastre de las dos guerras mundiales, sólo duraron lo que un caramelo en la puerta de un colegio. Sólo que en esta ocasión el caramelo del mal llamado estado del bienestar (porque nunca lo fue para todos) lo arrebató el director de la escuela. Ósea el imperio económico.

Desde entonces, la Verdad, la Democracia, la Libertad, la Fraternidad, la Paz (aunque el tito Sam nunca la practicó) y el respeto a la madre Naturaleza se han ido pisoteando, hasta quedar enterradas en el subsuelo de los melancólicos recuerdos de lo que pudo ser y fue todo lo contrario.

Desde ese entonces, han ido floreciendo siniestros rostros, ocultados por falsas democracias, que permanentemente lo delatan sus fasoides comportamientos; un aterrador mercadeo de armas que cuando los almacenes se encuentran llenos toca vaciarlos, y que su fructífero comercio, en manos de buitres encorbatados, lo hacen cada vez más apetitoso; también se ha instalado una inhumana indiferencia ante la mortífera y ocultada hambruna que padece una considerable parte de la humanidad. Ó sea, dinero para matar, pero no para comer. Asimismo han prosperado otras lacras antihumanas como son la emigración, los refugiados, el desempleo, los desahucios y el deterioro medioambiental. Y es que la codicia de estos amos del mundo, no tienen freno ni conciencia.

Esta derechona capitalista, poseída por crueles demonios, ni cree ni practica la democracia, sólo la escenifica. Cuando obtienen el poder gubernamental siempre lo aprovechan para reprimir al pueblo, sustraer sus derechos sociales y laborales, dictar leyes contra la ciudadanía y saquear las arcas estatales y bolsillos de la gente. Pero cuando son relegados a la oposición despliegan toda su batería informativa para erosionar constantemente a los legítimos gobernantes, planear golpes de Estado o impedir las labores gubernamentales con permanentes confrontaciones, originando con ello un clima de desestabilización e ingobernabilidad. Quizás nuestra embriaguez informativa, subyugación clientelar o espíritu acomodaticio no permitan advertirlo, pero que no quepa la menor duda que estamos engordando a esta bestia apocalíptica para “disfrute” de nuestros nietos y deterioro de la Pachamama. Seguir leyendo Lo que esconden los últimos ataques, de Trump y Europa, a Venezuela

“Vemos cerca la guerra del Sáhara con Marruecos”

En estos días en que se conmemora el 68º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos – y que representó un gran paso adelante en el respeto mundial a los seres humanos tras los destrozos y crímenes vividos durante la Segunda Guerra Mundial-, las malas noticias abundan. Uno de los puntos de mayor preocupación para ASPA es el Sahara Occidental. Pasados más de 40 años de la invasión marroquí, sin solución al conflicto y las sistemáticas violaciones de los derechos humanos por parte del invasor está haciendo que cada vez más saharauis vean la guerra como única salida al conflicto.

encuentro-solidaridad-juan-miguel-baquero_ediima20161127_0330_19Para conocer más a fondo esta posibilidad reproducimos parte de la entrevista realizada por Juan Miguel Baquero (publicada en eldiario.es) a Jira Bulahi Bad, delegada saharaui para España durante el Encuentro de Solidaridad con el Pueblo Saharaui de Utrera (Sevilla).

“En el desierto vital solo cabe el océano de la esperanza. Es como lo describe Jira Bulahi Bad, ingeniera y política (El Aaiún, 1965), primera mujer que representa al Frente Polisario en España. Dice que el pueblo saharaui está “mejor que nunca”. Más próximo a ser libre. Pero ve “cerca”, al tiempo, la guerra con Marruecos. Un aviso para navegantes. Una suerte de patria o muerte.

Pasados 40 años de la Marcha Verde y la invasión marroquí del Sáhara Occidental, sin solución al conflicto, los jóvenes quieren gritar un sonoro “basta ya”, dice. Azuzar su propia primavera, como relata la delegada de la República Árabe Saharaui Democrática. Nunca vivieron en libertad en su propia tierra. Jira Bulahi sí. Nacida en un El Aaiún todavía colonia española, con 9 años tuvo que huir a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) junto a su familia.

Ahora alerta del riesgo de conflicto armado y conversa sobre la realidad “no tergiversada” de un pueblo que defiende “sus casas, su vida”. Y trata por primera vez temas controvertidos como el secuestro de mujeres saharauis a manos de sus familias biológicas.

En tiempos de mundialización del odio y derechos humanos a precio de saldo, ¿cómo está el pueblo saharaui?

Para los saharauis no es nueva esta panorámica. Desde el primer momento hemos padecido esa sinrazón e injusticia. No obstante, siempre ha habido gente que ha defendido las ansias de los saharauis de sentirse libres e independientes. No hace mucho perdieron a uno de sus líderes pero están mejor que nunca porque se reafirman una vez más. Seguir leyendo “Vemos cerca la guerra del Sáhara con Marruecos”