Archivo de la categoría: Coordinadora Granadina de ONGD

de Sur a Sur, nº 125: Gertrudis la recovera

Con motivo de los 30 años del nacimiento de ASPA y como modesta aportación a la memoria histórica venimos presentando en varios lugares de Andalucía (Málaga, Casares, Alameda, Sevilla, Córdoba y Granada) el libro, en formato de cómic, “Gertrudis, la recovera” de nuestro compañero Luis Pernía Ibáñez. Desde ASPA queríamos hacer un pequeño homenaje a estas mujeres intrépidas e irreductibles, que el bando vencedor marginó, con la edición de dicho cómic basado en la vida de Gertrudis, recovera de Casares. Y lo queríamos hacer precisamente al cumplirse los 30 años del nacimiento de la asociación, en el año 1987, con clara  vocación de sur a sur, es decir, desde el olvido y la marginación que ha vivido y vive nuestro sur para entender el olvido y la marginación de otras personas en otros “sures”.

Junto a la edición del cómic se gestó también La Ruta de las Recoveras un proyecto de senderismo que va desde Casares (Málaga) a La Línea (Cádiz) de 50 km de longitud. La hacían mujeres viudas de la Guerra Civil. Ellas salían de madrugada desde Casares y otros pueblos de la Serranía de Ronda hasta llegar a La Línea.  Se fraguó en la postguerra y duró aproximadamente hasta 1969, año en que se cerró “la verja”. Mientras no llegó el primer camión a Casares, las recoveras iban andando: un día para la ida, y otro para la vuelta.

La Ruta de las Recoveras es mucho más que un camino, es el sendero que forjaron decenas de huellas de pies firmes, cansados, vejados, de pies dignos de mujeres valientes. Desde siempre hemos sentido su llamada a nuestros corazones; una llamada para entregarnos el testimonio que ya habían dejado en la tierra, en las flores, en los arbustos, en los árboles, en el rumor del agua del rio que nos devuelve sus confidencias, su rabia, sus quejas, sus risas, sus palabras, su lucha.

Nosotros, humildemente, lo recogemos como un tesoro, como una parte de nuestro pasado, que ha estado ahí nutriendo la tierra, esperando el momento de alimentar también estos tiempos de acomodación, de entrega a ídolos que adolecen de humanidad, de lo esencial para el espíritu.

Recogemos ese testimonio de aquella gente, de su digna lucha para enfrentar ese tiempo oscuro de humillaciones, de injusticias y dolor para que no quede sin ser conocido y reconocido por las generaciones más jóvenes. Ellas se ganaron por mérito propio que la historia de sus vidas no quedara en el olvido. Ahora es nuestro compromiso: la juventud de Casares y, en general de quiénes hagan este camino, tienen el derecho de recibir esa herencia de dignidad.

A las recoveras de Casares, de la Serranía de Ronda, de tantos rincones de Andalucía, se les arrebató todo: desde sus máquinas de coser, con las que cosían la ropa de los suyos y contribuían a la economía familiar, hasta la vida de sus seres queridos, maridos fusilados, hijos con el futuro secuestrado. (para seguir leyendo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: “El gran gineceo del mundo” de María Antonia García de León.
  • El documental Boconas ha sido seleccionado para su visionado en el Festival Internacional de Cine Indígena de Wallmapu (Chile) y en la Muestra Internacional de Cine Realizado por Mujeres de Zaragoza.
  • La exposición “A pie de valla” del fotoperiodista Antonio Sempere podemos verla en el hall de la Facultad de Ciencias de la Educación de la UMA del 17 de octubre al 9 de noviembre. La exposición ha sido organizada por el Observatorio de la Frontera Sur, del que formamos parte.
  • La Semana “Muévete contrala desigualdad obscena” en Granada organizada por la Campaña Pobreza Cero, de la que formamos parte.

de Sur a Sur, nº 99: un día cualquiera en la frontera sur

“La travesía fronteriza desde el puesto marroquí al español es un cúmulo de violaciones al término igualdad”, escribe Cristina Fuentes. Esta investigadora social relata su paso diario por la frontera de El Tarajal, la que separa Ceuta de Marruecos, pero también la que separa África de Europa, la frontera sur.

201512311851115440Suena el despertador son las seis de la mañana, tardo dos minutos eternos en saber dónde estoy, qué hago aquí, y por qué me estoy levantando de noche. Ducha rápida, cuido mi vestimenta porque, pese a que sea finales de julio, no usaré pantalón corto, tampoco camiseta de tirantes ni escotada. Algo de maquillaje que me tape las ojeras y raya de lápiz negro en los ojos. Salgo corriendo.

Tengo que atravesar la medina de Tetuán, compro un café y bajo a la parada de taxis. Espero que se llenen las plazas del taxi que compartiré con otras seis personas hasta la frontera, y nos ponemos en marcha. Durante el trayecto recuerdo la sensación de asfixia que me generaba ir cuatro personas con más edad que tú en la parte de atrás de un coche. Ahora todo eso ha desaparecido. La repetición de los acontecimientos más insólitos los convierte en normalidad. Quince dírham –un euro y medio-, y cuarenta minutos de trayecto después llego a la frontera de El Tarajal. La cotidianidad, en este caso, no ha conseguido quitarme la sensación de presión del cuerpo cada vez que llego a esta frontera. El calor apremiante, la multitud de personas que quieren ofrecerte cualquier cosa por un par de dírham y las colas para entrar a la parte española hacen que el aire pese y el ruido fronterizo retumbe dentro de ti. Te repites: Tranquila, eres investigadora, es lo que tienes que hacer, observa y quédate con los detalles.

Hoy es un día especialmente concurrido, es martes y los martes suelen ser duros. Tengo a 300 mujeres delante de mí en la fila para entrar al perímetro fronterizo marroquí, intento utilizar mi pasaporte mágico para saltarme la espera y pasar al puesto de aduana. Nunca hago esto, pero tengo una entrevista en una hora en el centro de Ceuta. La artimaña no surte efecto alguno y retrocedo en la fila. Estas mujeres trabajan en Ceuta y, por la hora que es, en su mayoría son empleadas domésticas. Seguro que entran a las nueve de la mañana a trabajar y son ya las ocho y seguimos esperando. Porque las porteadoras llegan antes. Una chica se me acerca y me pregunta algo pero no puedo tener una conversación fluida con ella, le digo una palabra en dariya, otra en español y otra en francés, pero nada, no fluye la comunicación… ¿Cuándo estudiaré dariya? ¡Uff!, primero tengo que terminar la investigación. …

Para leer el artículo completo pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar información:

  • de los talleres que vamos a impartir en el Curso ”Educación para el desarrollo y enfoque de género” organizado por el CICODE (Centro de iniciativas de Cooperación al Desarrollo) de la Universidad de Granada
  • de la Red de Trueke de Córdoba
  • de la Campaña Pobreza Cero Granada

Los partidos políticos se comprometen a tomar medidas para la erradicación de la pobreza

La Plataforma Pobreza Cero de Granada ha celebrado el día 10 de diciembre a las 11:30 de la mañana un acto con la mayoría de los partidos que concurren a las elecciones para pedirles un compromiso formal por la erradicación de la pobreza.

DSC00021A este acto han asistido representantes de los partidos: PSOE. Unidad Popular, PUMJ, Podemos, Ciudadanos y UPYD.

Todos estos partidos se han comprometido a tomar medidas para erradicar la pobreza en nuestro país y a dar un impulso a la cooperación internacional para el desarrollo.

Han firmado el documento: Unidad Popular, Podemos, PUMJ y UPYD.

PSOE y Ciudadanos han alabado la inciativa pero no han podido firmar el documento porque en el mismo habían compromisos que superaban su ámbito de decisión local. No obstante los representantes allí presentes se han comprometido a llevar estas propuestas a sus respectivos órganos de decisión y defenderlas.

El Partido Popular ha excusado su ausencia por problemas de agenda.

Este es un resumen del documento firmado por los representantes de los partidos políticos

resumen