Archivo de la categoría: Córdoba Solidaria

Declaración por una Córdoba Justa, Solidaria, Feminista, Sostenible y Participativa

Las organizaciones firmantes exigimos al próximo gobierno local que ponga la vida y los cuidados en el centro de todas las políticas municipales, impregnando su gestión de justicia social y ambiental. Este objetivo general se opone al modelo dominante, que subordina los intereses de las personas y el planeta al interés del capital por incrementar sus beneficios de manera usurera, degradando el medio ambiente y explotando a las personas, especialmente a las mujeres. Ello debe traducirse necesariamente en la aplicación del principio de solidaridad hacia las personas y de austeridad en el consumo de recursos energéticos y de recursos materiales en todas las políticas públicas. Seguir leyendo Declaración por una Córdoba Justa, Solidaria, Feminista, Sostenible y Participativa

de Sur a Sur, nº 113, Los centros de internamiento para extranjeros (CIE): un agujero de los derechos humanos

La noticia que facilitó el ministro Zoido de la construcción de dos nuevos CIE en Málaga y Algeciras, a raíz de una petición de la diputada de Podemos María Isabel Mora, creó un profundo malestar en las organizaciones prosociales, particularmente en Málaga y Algeciras. La voluntad de algunos grupos políticos y las gestiones de la Plataforma de Solidaridad con los inmigrantes de Málaga, de la que formamos parte, consiguieron recientemente el NO unánime de los diversos grupos políticos que componen la Diputación y el Ayuntamiento a la construcción de un nuevo CIE en la provincia. Para recordar y seguir rechazando estos centros que en realidad son cárceles encubiertas traemos a colación este artículo de Andrés Peña, del Informe de APDHA Derechos Humanos en la Frontera Sur 2017. Andrés de la Peña Fernández es delegado de la APDHA en el Campo de Gibraltar.

Este año los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) han sido noticia por distintos motivos. Unas veces por los actos de protesta realizados por inmigrantes retenidos en los CIE, otras por el posicionamiento de distintos ayuntamientos pidiendo su cierre y, últimamente, por los autos de jueces de control de los CIE. En la actualidad hay en el Estado español ocho CIE: Algeciras-Tarifa, Barcelona, Las Palma, Madrid, Murcia, Tenerife y Valencia. Los CIE son establecimientos públicos de carácter no penitenciario donde se retiene de manera cautelar y preventiva a extranjeros sometidos a expediente de expulsión del territorio nacional. Los Centros de Internamiento de Extranjeros son un instrumento extendido por toda la Unión Europea adoptado en desarrollo de la política migratoria común suscrita en el acuerdo de Schengen de 1985. Como consecuencia de este acuerdo, se dicta la primera Ley de Extranjería, la Ley Orgánica 7/1985 de 1 de julio sobre Derechos y Libertades de los Extranjeros en España. En su artículo 26.2 se establecía la “posibilidad de acordar judicialmente, con carácter preventivo o cautelar, el ingreso en centros que no tengan carácter penitenciario de extranjeros incursos en determinadas causas de expulsión mientras se sustancia el expediente” (para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace)

Además este artículo puedes encontrar:

  • ASPA 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: Freedon Nyamubaya
  • Nueva Junta Directiva de ASPA
  • Algunas de las cosas en las que estamos trabajando:
    • XX Jornadas sobre inmigración bajo el lema “Vulnerabilidad de los derechos en la Frontera Sur”
    • X Muestra de la Cooperación Internacional y las Migraciones
    • XXV Feria de la Solidaridad de Córdoba Solidaria
    • La caseta de ASPA cumple 29 años
    • Encuentro Las rebeldes se juntan
    • Talleres del proyecto Formación de jóvenes en Educación Global con pensamiento crítico y en igualdad de género, detectando formas de acoso y violencia a las mujeres
    • Concentración “Música para la acogida”
    • Exposición Clínica y Amazonía

“La solidaridad derriba fronteras”

Cartel-feria-de-la-solidaridad-2016

Un año más Córdoba Solidaria, de la que formamos parte, celebra la Feria de la Solidaridad con la idea de que la Solidaridad derriba fronteras. Los flujos migratorios internacionales se han convertido en uno de los mayores fenómenos sociales de nuestro tiempo. Pero estos movimientos tienen dos caras: la de la ciudadanía Occidental que recorre el mundo con todas las fronteras abiertas para conocer culturas, hacer negocios o turismo, y la de millones de personas que huyen de la guerra, la miseria y el hambre buscando una oportunidad de vida mejor con las fronteras de los países capitalistas cerradas.

Y es que el estilo de vida Occidental, y en especial, el modelo de desarrollo que lo sustenta, basado en principios neoliberales que inspiran las políticas de la Unión Europea y organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, es insostenible desde el punto de vista humano, social, cultural y ambiental. Un estilo basado en un modelo que garantiza el bienestar de unas pocas personas y condena a la miseria y la pobreza a muchas; un modelo que explota, desahucia, excluye, depreda, precariza… recursos naturales y humanos no puede ser defendido por quienes creemos que un mundo más justo para todas y todos es posible, siendo respetuosos con los derechos de las personas y con la vida. Desde Córdoba Solidaria nos posicionamos a favor de un modelo solidario y sustentable en el que no existan las fronteras, sino el respeto a los derechos de las personas.

Mucha de la gente que migra de su tierra es a causa de guerras y conflictos asociados al control del agua, el petróleo, el territorio y otros recursos naturales, consumidos, o más bien sobreconsumidos y sobreexplotados por las sociedades capitalistas; la Historia reciente nos ha demostrado que muchos gobiernos del mundo, especialmente de Occidente, Europa y Estados Unidos principalmente, no han tenido ningún pudor en ocasionar guerras y conflictos en diferentes partes del mundo con el fin de garantizarse el suministro de materias primas que les permitiesen mantener su estilo de vida, respondiendo así a los intereses de las grandes empresas multinacionales.

Afirmamos que la inestabilidad de Oriente Medio, y la situación de países como Siria, de los que huyen millones de personas por la guerra, es a causa de la política económica de los países capitalistas, y para colmo, cuando estas personas nos piden auxilio nuestros gobiernos se lo niegan, cerrando las fronteras europeas y lo que es peor aún sellando un Acuerdo con Turquía para devolverles a la guerra y a la miseria de su país. La Humanidad se ahoga en el mediterráneo y Europa desoye su llanto. El Gobierno de España no ha levantado la voz en contra de estas políticas y, muy al contrario, ha cerrado sus fronteras no respetando el derecho de asilo de las personas refugiadas. Desde la sociedad civil nos solidarizamos con la situación de las personas refugiadas y pedimos, nuevamente, un ¡Pasaje Seguro YA!. Esperamos que no sólo la Historia condene esta actitud de la Unión Europea, sino que sean los Tribunales Internacionales de Derechos Humanos quiénes lo hagan por no respetar el derecho humano de asilo de los miles de personas refugiadas que llegan a nuestras fronteras.

Desde la XXIV Feria de la Solidaridad de Córdoba, las organizaciones que formamos parte de la Coordinadora de Colectivos Sociales “Córdoba Solidaria” queremos reivindicar el derecho a la paz como derecho humano fundamental e instamos a la ciudadanía europea, en especial a las cordobesas y los cordobeses, a derribar fronteras con nuestra solidaridad; solidaridad que se debe reflejar en lo cotidiano, en nuestras formas de relacionarnos con los demás, respetando y acogiendo a personas de otras culturas, a través de un consumo responsable con las condiciones de vida de productores y trabajadores y con la salud del planeta, en nuestra condena pública contra aquellos que siguen defendiendo un mundo ideado para la felicidad de unos pocos y el sufrimiento de los muchos; porque en definitiva el lugar en el que nacemos no lo elegimos y, por ello, no debería ser motivo para condenarnos a la pobreza o la exclusión; debemos ser capaces de hacer realidad un mundo para ser vivido en paz, tanto para las generaciones presentes como para las futuras; derribar fronteras con nuestra solidaridad es un buen comienzo. Por eso decimos alto y claro

¡Bienvenidas personas refugiadas! Nuestros derechos son los vuestros.