Archivo de la etiqueta: Sahara

30 años 30 poemas: “Ítaca del Sáhara”, Salka Embarek

Salka Embarek es una escritora, poetisa y activista hispano-saharaui que vive actualmente en Tenerife, las Islas Canarias. De padre saharaui y madre canaria, Embarek nació en El Aaiún, Sáhara Occidental, poco antes de la ocupación marroquí. Embarek y su familia lograron escapar de la zona ocupada. Posteriormente, Embarek cursó estudios en filología, filosofía y periodismo y es miembro activo de la Generación de la Amistad. Casi la totalidad de su obra está dedicada a la defensa del derecho a la autodeterminación de los saharauis y a la defensa de los derechos humanos de su pueblo.

La fuerza de los poemas de Salka Embarek reside en la combinación de temas e imágenes enlazados directamente a la lucha del pueblo saharaui desde la ocupación marroquí hasta la actualidad. En cada poema se entremezclan emociones correspondientes tanto al dolor físico como al sacrificio patriótico, desconocidos o ignorados por la comunidad internacional. Embarek dialoga con el lector, se identifica con el paisaje del Sáhara, reconforta y apoya a sus compatriotas y exige acción por parte de la comunidad internacional. Embarek se enfrenta directamente al invasor, lo señala como culpable y lo reta mientras reitera la legitimidad de su mensaje.

ÍTACA DEL SAHARA.

Volveré a la tierra.
a pesar de los desgarros
que el silencio ha dejado en mi pecho,
volveré a la tierra.
Sin el padre y la madre
que aquel día me tuvieron,
porque ellos ya volvieron
y me esperan.

Volveré a tierra,
y al que frene mi delirio
lo volveré locura.
La esperanza es tan terrible
tan intenso el deseo,
incontenible el anhelo,
que volveré a la tierra
por el único camino perseguible.

Y si me asaltan los ladrones,
los que roban el pan
de la boca de mis niños,
abusadores de melhfas,
forjadores de mentiras,
les mostraré mis heridas,
que aun sangrando,
no me frenan.

de Sur a Sur, nº 117: Por la liberación de los presos políticos saharauis

Desde ASPA nos hemos unido a las organizaciones solidarias con el pueblo saharaui denunciando la ilegalidad del juicio iniciado por Marruecos contra los presos políticos saharauis de Gdeim Izik que fueron detenidos durante el campamento de Gdeim Izik, así como después de su desmantelamiento por parte de Marruecos el 8 de noviembre de 2010. Este campamento se levantó a las afueras de El Aaiún ocupado, capital del Sahara Occidental, por más de 20.000 saharauis para reclamar sus derechos sociales, civiles y políticos y tras 2 meses fue brutal y violentamente desmantelado por las fuerzas de ocupación marroquí. Tras décadas de brutal ocupación por parte de Marruecos, el Pueblo Saharaui sigue viendo vulnerados sus más elementales derechos y este juicio es una prueba más de ello.

En este juicio, se solicitan penas de hasta 30 años para estos 24 saharauis que llevan ya 6 años en prisión y que fueron juzgados por un tribunal militar marroquí en 2013, tras 3 aplazamientos anteriores. Este juicio militar fue denunciado por observadores internacionales y organizaciones de defensa de los Derechos Humanos por irregularidades en el proceso y falta de garantías procesales para los acusados, denunciando la ausencia de pruebas incriminatorias y que la obtención de las confesiones se produjo bajo tortura. Pidiendo la liberación de los presos saharauis traemos a colación el artículo “Por la liberación de los presos políticos saharuis” de la eurodiputada de Izquierda Unida, Paloma López Bermejo, publicado el 17 de mayo en Diario Público.

“En el momento de escribir estas líneas, tiene lugar en Salé (Marruecos) el juicio civil a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik. Y si alguien albergaba alguna esperanza de un juicio justo, la realidad no ha tardado en desmentirlo.

Ayer, martes 16 de mayo, cansados del desfile de testigos falsos y la imposibilidad de confrontar sus declaraciones, los presos optaron por retirarse de la sala del juicio junto a su defensa y sus familias. Este hecho no fue un obstáculo para que el juez nombrara a dedo a otros cuatro abogados del público como defensores, sin consultar a los acusados, y pretendiera continuar el juicio como si nada sucediera. Ante las protestas de dos letradas que permanecían en la sala, el Tribunal optó por desalojarlas con violencia, mostrando a las claras su falta de respeto por las convenciones elementales del Estado de derecho.

Marruecos demuestra con ello que no pretende un juicio justo, sino un juicio político contra la rebeldía del pueblo saharaui, reunido en 2010 en Gdeim Izik para reivindicar sus derechos y su dignidad. … “ (para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace)

Además de este artículo puedes encontrar:

  • 30 años 30 poemas de mujeres del mundo: Salka Embarek “Itaca del Sahara”
  • Presentación del libro-comic “Gestrudis, la recovera” de nuestro compañero Luis Pernía Ibáñez, el día 26 de julio, miércoles a las 19,30 horas en Málaga.
  • Jornada de trabajo: ‘Estrategia de Educación para el Desarrollo de la CAONGD 2017-2019’

“Vemos cerca la guerra del Sáhara con Marruecos”

En estos días en que se conmemora el 68º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos – y que representó un gran paso adelante en el respeto mundial a los seres humanos tras los destrozos y crímenes vividos durante la Segunda Guerra Mundial-, las malas noticias abundan. Uno de los puntos de mayor preocupación para ASPA es el Sahara Occidental. Pasados más de 40 años de la invasión marroquí, sin solución al conflicto y las sistemáticas violaciones de los derechos humanos por parte del invasor está haciendo que cada vez más saharauis vean la guerra como única salida al conflicto.

encuentro-solidaridad-juan-miguel-baquero_ediima20161127_0330_19Para conocer más a fondo esta posibilidad reproducimos parte de la entrevista realizada por Juan Miguel Baquero (publicada en eldiario.es) a Jira Bulahi Bad, delegada saharaui para España durante el Encuentro de Solidaridad con el Pueblo Saharaui de Utrera (Sevilla).

“En el desierto vital solo cabe el océano de la esperanza. Es como lo describe Jira Bulahi Bad, ingeniera y política (El Aaiún, 1965), primera mujer que representa al Frente Polisario en España. Dice que el pueblo saharaui está “mejor que nunca”. Más próximo a ser libre. Pero ve “cerca”, al tiempo, la guerra con Marruecos. Un aviso para navegantes. Una suerte de patria o muerte.

Pasados 40 años de la Marcha Verde y la invasión marroquí del Sáhara Occidental, sin solución al conflicto, los jóvenes quieren gritar un sonoro “basta ya”, dice. Azuzar su propia primavera, como relata la delegada de la República Árabe Saharaui Democrática. Nunca vivieron en libertad en su propia tierra. Jira Bulahi sí. Nacida en un El Aaiún todavía colonia española, con 9 años tuvo que huir a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia) junto a su familia.

Ahora alerta del riesgo de conflicto armado y conversa sobre la realidad “no tergiversada” de un pueblo que defiende “sus casas, su vida”. Y trata por primera vez temas controvertidos como el secuestro de mujeres saharauis a manos de sus familias biológicas.

En tiempos de mundialización del odio y derechos humanos a precio de saldo, ¿cómo está el pueblo saharaui?

Para los saharauis no es nueva esta panorámica. Desde el primer momento hemos padecido esa sinrazón e injusticia. No obstante, siempre ha habido gente que ha defendido las ansias de los saharauis de sentirse libres e independientes. No hace mucho perdieron a uno de sus líderes pero están mejor que nunca porque se reafirman una vez más. Seguir leyendo “Vemos cerca la guerra del Sáhara con Marruecos”

de Sur a Sur, nº 97: Siete eufemismos del libre comercio

Francia se ha unido a Alemania en su posición de rechazo a continuar las negociaciones del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) con Estados Unidos, reclamando su “fin definitivo”. Desde ASPA recelamos de las razones que han llevado a estos anuncios, creemos que son motivos electorales en Francia y Alemania o la posible intención de ocultar la aprobación próximamente de otro tratado similar, el CETA, entre la UE y Canadá. Por su parte, desde la Campaña contra el TTIP, que agrupa a un gran número de organizaciones contrarias al tratado, mantienen su calendario de movilizaciones que en España serán del 8 al 15 de octubre y también ponen en duda la credibilidad y los motivos de estos anuncios.

sin-tituloTras las filtraciones de Greenpeace y su impacto social y mediático, las instituciones europeas y los medios liberales se han visto obligados a explicar en qué consisten esas cosas raras llamadas TTIP o CETA. Para ello utilizan una gran variedad de eufemismos positivistas que nos hacen “entender” las bondades del maravilloso libre comercio y otros negativos que nos muestran cuáles son las ‘barreras’ que hay que derribar. (…) Para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace

Además de dicho artículo en el boletín puedes encontrar información:

  • De los programas que estamos desarrollando dentro del área de Educación Global
  • De las exposiciones “África tan cerca y sin embargo tan lejos” y “Sáhara Occidental: soñando con el reencuentro” que del 12 al 27 de septiembre están en el Patio de Banderas del Ayuntamiento de Málaga con motivo del Día del Cooperante. Compartimos sala con una exposición de fotos de Manos Unidas. Podéis pasar a verlas de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 19.00.
  • De la actividad SOLIDARIDAD CON LAS PERSONAS REFUGIADAS que el 19 de septiembre la Red Granadina por el Refugio y la Acogida, de la que formamos parte, ha organizado con motivo de la Cumbre de las NNUU sobre Refugiados y Migrantes, para exigir el Derecho al Asilo y un pasaje seguro. Será a las 20 horas en la Fuente de las Batallas. ¡Os esperamos!
  • De la clasificación de nuestro largometraje-documental BOCONASpara la muestra cinematográfica que se llevará a cabo en el Festival Internacional de Cine FENAVID ha realizarse del 20 al 26 de octubre en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

Trece presos saharauis llevan un mes en huelga de hambre para que se anule el juicio militar que les condenó

(Alfonso Lafarga).- Fue el juicio con menos garantías y mayores condenas en los 40 años de resistencia del pueblo saharaui contra la ocupación marroquí. En una cárcel cerca de Rabat 21 presos políticos saharauis cumplen penas de 20 años a cadena perpetua impuestas por un tribunal militar; trece de ellos llevan un mes en huelga de hambre. Son el grupo de Gdeim Izik, los precursores de la “primavera árabe”.

sahara7Los trece, junto con otros 8 que no secundaron la huelga por motivos de salud, están recluidos en la cárcel de Salé, cerca de Rabat, a 1200 kilómetros de la  capital del Sáhara Occidental,  El Aaiún,  distancia que tienen que recorrer sus familias todas las semanas para una corta visita.

Mohamed Bashir Boutanguiza, Sidahmed Lemyejed, Ahmed Sbaai, Mohammed Bani, Brahim Ismaili, Sidi Abdullah Abahah, Naama Asfari, Hassan Dah, Mohammed Bureal, Cheikh Bang, Mohammed M’Barek Lefkir, Abdullah Toubali y Bashir Khada  se encuentran en huelga desde el 1 de marzo y piden que se anule el juicio militar por el que fueron condenados  el 17 de febrero de 2013, su puesta en libertad y ser reconocidos como presos políticos.

Llevan cinco años y medio privados de libertad, a raíz del violento  desmantelamiento por la policía y el ejército marroquí, el 8 de noviembre de 2010, del “campamento de la dignidad”, a 12 kilómetros de El Aaiún, en el que más de 20.000 saharauis reclamaron en el desierto derechos sociales y civiles.

Las reivindicaciones de Gdeim Izik,  fueron consideradas por el lingüista y filósofo norteamericano Noam Chomsky,  uno de los más importantes pensadores contemporáneos, el detonante de la primavera árabe,  como sucedió en Túnez, Libia y Egipto.

Las autoridades marroquíes dijeron que durante el asalto murieron  once policías, aunque en el juicio, celebrado en febrero de 2013, las defensas   denunciaron la ausencia de pruebas incriminatorias y que las confesiones fueron obtenidas bajo torturas. La declaración de uno de los acusados iba firmada con su huella dactilar, a pesar de ser una persona con estudios, según  relató el abogado Luis Mangrané; la letrada Inés Miranda aseguró que no se procedió a la identificación de los fallecidos. La acusación aportó una  caja con bengalas, machetes y cuchillos, las  pruebas con las que supuestamente mataron  a los agentes, en las que no se hallaron huellas dactilares de los saharauis. Y así muchas irregularidades más. Seguir leyendo Trece presos saharauis llevan un mes en huelga de hambre para que se anule el juicio militar que les condenó