ASPA condena la propuesta del partido ARENA que pretende incrementar las penas relacionadas con el aborto en El Salvador

ASPA se ha unido, mediante la firma de este manifiesto y el envío de correos electrónicos a las/os diputadas/os de la Asamblea Legislativa de El Salvador, a la campaña de presión política, organizada por Organizaciones Internacionales de Sociedad Civil y Defensoras de los Derechos Humanos de condena de la propuesta del partido ARENA que pretende incrementar las penas relacionadas con el aborto en El Salvador.

Las abajo firmantes, organizaciones miembros de la sociedad civil internacional y organizaciones defensoras de los derechos humanos condenamos enérgicamente  la propuesta de reforma presentada por el grupo parlamentario ARENA al Código Penal en El Salvador. En concreto, denunciamos la lamentable propuesta de elevar las penas criminales de aborto de 30 a 50 años de cárcel; y la propuesta de aumentar las sanciones contra el personal médico, y otros que sean sospechosos de infligir lesiones a la vida prenatal, en el ejercicio de su profesión o a los que abierta o veladamente anuncien procedimientos, medicamentos, sustancias y objetos destinados a provocar abortos.

7fa8f_aborto_efeVarios estudios han demostrado que la penalización y/o la restricción al acceso al aborto seguro no reduce el número de abortos.[1] Además, en países en donde el aborto está completamente restringido, y por lo tanto es inseguro, como es el caso de El Salvador, se obliga a las mujeres a poner en riesgo su salud y muchas veces hasta su vida.[2] Una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también ha señalado que a menos que se garantice a las mujeres el acceso a un servicio completo de salud sexual y reproductiva, incluido el acceso a anticonceptivos y al aborto legal y seguro, es probable que se incremente el índice de abortos inseguros en todo el mundo.[3] La Relatoría especializada en Violencia contra las Mujeres de las Naciones Unidas ha señalado que la prohibición total del aborto en El Salvador es una causa directa de los altos índices de mortalidad materna en el país.[4] Además, las mujeres jóvenes, pobres y solteras son las que más probabilidades tienen de recurrir a un aborto inseguro, lo que pone de manifiesto el impacto de las leyes restrictivas de aborto en la perpetuación de la desigualdad e injusticia social. Es probable que la implementación de estas leyes restrictivas y sentencias criminales pongan en mayor riesgo la salud y la vida de las mujeres, ya que los proveedores de servicios médicos no podrán brindar el tratamiento necesario a las mujeres que experimenten urgencias obstétricas o postabortos, por temor a ser acusados de facilitar el acceso al aborto.

Una de las más graves consecuencias de la restricción total del aborto en el Salvador es el injusto encarcelamiento de muchas mujeres que han sufrido complicaciones obstétricas y abortos espontáneos.  Como ha indicado recientemente el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas (CESCR), la prohibición total del aborto en El Salvador ha dado lugar a “casos graves de sufrimiento e injusticia”, y ha permitido el procesamiento de mujeres por embarazos malogrados en cualquier circunstancia, siendo las más afectadas las mujeres de las clases socioeconómicas más bajas.[5] El CESCR también ha señalado casos concretos de mujeres como “Las 17”, que accedieron a servicios médicos como consecuencia de amenazas graves para su salud y recibieron sentencias penales extremadamente desproporcionadas por la sospecha de haber abortado, sin permitirles su derecho a un procedimiento reglamentario.[6] Un grupo de relatores especiales de las Naciones Unidas también ha instado al gobierno de El Salvador a que otorgue el indulto a todas las mujeres injustamente encarceladas por complicaciones durante sus embarazos, y a que  revoque sus leyes  restrictivas frente al aborto. [7]

Seguir leyendo ASPA condena la propuesta del partido ARENA que pretende incrementar las penas relacionadas con el aborto en El Salvador

Finalizamos el proyecto “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global”

El mes de junio acabamos los talleres del proyecto “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global” en Córdoba, Granada y Málaga. El objetivo de esta iniciativa era sensibilizar a la juventud andaluza sobre temáticas como violencia estructural,  género, corresponsabilidad en los cuidados, modelos de desarrollo y desigualdades norte sur. El hilo conector de todas estas realidades fueron los testimonios grabados en vídeo por “La Mirada Invertida” de mujeres trabajadoras de hogar bolivianas. Sus historias de vida, llenas de lucha feminista y sindical en contra de la discriminación múltiple que sufren por ser mujeres, indígenas y dedicarse a los cuidados, han sido el motor y fuente de inspiración de todas las acciones y formaciones contempladas. El documental “Boconas”, reúne los encuentros con algunas de ellas en La Paz, con Radio Deseo de fondo.

DSC_0013Las actividades programadas en el marco de este proyecto incluyeron la realización de una serie de talleres en los que se presentaron los distintos temas desde un enfoque vivencial o socioafectivo, abordando las cuestiones a trabajar desde una perspectiva integral, en sus dimensiones emocional, intelectual y espiritual. Estos talleres estuvieron acompañados por sesiones técnicas de lenguaje audiovisual que culminaron con la grabación colectiva de un documental en cada provincia sobre alguna de las temáticas tratadas. Todo este proceso estuvo encaminado a que las personas participantes se conviertan en multiplicadoras de lo aprendido y reflexionado, y adquirieran las habilidades para crear y expresar sus propios mensajes de solidaridad y justicia social en el “idioma de las cámaras”.

El documental “Boconas”, los cortos realizados, las historias de vida de las mujeres bolivianas, las guías didácticas y todos los materiales generados están disponibles en la página web de este proyecto: http://www.aspafragmentos.org/

En Córdoba, se trabajó con dos grupos de jóvenes: la Asociación Meridiano, donde se grabó un documental sobre violencia de género; y la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO, en la que se grabó un documental sobre migraciones. En Granada, los talleres se hicieron en el CICODE. El alumnado participante grabó un corto de ficción sobre migraciones, que se presentó en el Festival Edita: “Viajer_s imprescindibles”. En Málaga, las sesiones se hicieron con alumnado del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnico en Agencias de Viajes y Gestión de Eventos del C.E.S. Santa María de los Ángeles. Se grabó colectivamente un documental sobre violencia de género titulado “El cuento que nunca debe empezar”.

Las experiencias vividas con esta iniciativa han sido muy positivas. Los procesos de sensibilización generados han dado pie a construir nuevos significados a partir de nuestras experiencias en colectivo, a repensar el mundo que nos rodea y nuestro papel en él.

 

de Sur a Sur, nº 93: Recrear la política o la transición inaplazable

Compartimos en el boletín nº 93 una reflexión de nuestro compañero Luís Pernía sobre la situación política y económica de nuestra sociedad y la necesidad inaplazable de realizar una verdadera transición hacia un nuevo modelo de sociedad democrática e igualitaria.

5369396396_a84ce0a144Creemos que hemos viajado muy rápidamente de la dictadura a la democracia, sin tiempo suficiente para asentar las cosas, tan de prisa que quizá no hemos salido de la transición y no hemos llegado a la democracia. Los que tenemos cierta edad sabemos que las cosas no se han arreglado con solo la desaparición de Franco y que hay un déficit democrático en muchos terrenos de la vida social. Los grupos de poder se han perpetuado como el día sigue a la noche. Ello puede verse en rifirrafe contra los grupos emergentes nacidos de los movimientos sociales.

Grupos de poder que alientan y alimentan eso que el Papa Francisco llama “esta economía mata” y cuya incidencia puede observarse no solo en este país sino en otros países del sur de Europa, como es el caso de Grecia. Precisamente los mensajes que llegaron desde Europa cuando a través del referendum dijeron “basta” reforzaron la sensación que tenían los griegos de que la UE desprecia su voz: “Si digamos lo que digamos, nuestras políticas las deciden otros gobiernos en Bruselas. Entonces, ¿de qué sirve la democracia? ¿De qué sirve votar?”

Es como si sobraran las personas y cuenten solo los mercados. Porque la realidad machaconamente está diciendo que cada día somos más pobres, más desiguales, menos libres. Ya hemos alcanzado el triste honor de ser el país más desigual de la “Desunión Europea”; hemos conseguido el segundo lugar en pobreza infantil; y, por su parte, el big brother acrecienta el control sobre nuestras vidas y libertades.

La gran mentira del PP fue atribuir la responsabilidad de la crisis y del paro exclusivamente al Gobierno de Zapatero. Al principio, para combatir la crisis, se empleó la teoría keynesiana, como hizo EEUU, inyectando dinero a la banca para que diese créditos a las empresas, etc. Pero la realidad es que al no poder emitir y devaluar una moneda propia, el Estado se endeudó con el exterior. Ante la desconfianza creada, los mercados incrementaron los intereses a unos límites inasumibles y obligaron al Gobierno a un ajuste duro que incluye la reducción de financiación a la educación, la sanidad o los servicios sociales. Esto ha llevado a un empobrecimiento de las grandes mayorías de la población y aun darwinismo usurero donde un pequeño grupo se enriquece desmesuradamente y la mayoría cae en un empobrecimiento galopante.

Para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace

Además de este artículo puedes encontrar información de:

El gasto militar y la crisis de la Unión Europea

El elevado gasto militar ha desempeñado un papel clave en la crisis económica de Europa y sigue minando los esfuerzos para resolverla.

eu_milspending_crisis-esTras cinco años de crisis económica y financiera en Europa, hay un tema en Bruselas que se insiste en ignorar: el papel del gasto militar entre los factores que han causado y perpetúan la crisis económica. Mientras el gasto en infraestructura social se recorta, el gasto en sistemas armamentísticos apenas se ha visto reducido. Mientras las pensiones y los salarios se recortan, la industria armamentística sigue beneficiándose de nuevos pedidos y de deudas pendientes. Lo sorprendente en tiempos de austeridad es que el gasto militar de la UE en 2010 ascendiera a 194.000 millones de euros, el equivalente a los déficits anuales combinados de Grecia, Italia y España.

Resulta perverso que las voces de protesta que más se hacen oír en Bruselas sean los cantos de sirena de los lobbies militares, advirtiendo del ‘desastre’ que supondría aplicar más recortes al gasto militar. Este informe prueba que el verdadero desastre se ha debido a los años de alto gasto militar europeo y a los negocios de armas corruptos, dinámica que ha contribuido sustancialmente a la crisis de la deuda en países como Grecia y Portugal, y que continúa siendo una pesada carga en los presupuestos de todos los países en crisis. El poder del lobby militar-industrial supone también que sea más improbable cualquier recorte efectivo. Esto quizás sea más obvio en el modo en que el Gobierno alemán, mientras exige crecientes sacrificios en recortes sociales, ha presionado entre bambalinas contra los recortes militares por la preocupación del efecto que ello tendría en su propia industria armamentística.

Este informe pone al descubierto cómo:

Los elevados niveles de gasto militar en países que actualmente se encuentran en el epicentro de la crisis del euro jugaron un papel importante como factor causante de sus crisis de deuda. Grecia ha sido el país europeo que más ha gastado en términos relativos en el ámbito militar en la mayoría de los últimos 40 años, gastando el doble de porcentaje de su PIB en defensa que la media europea. El gasto militar español aumentó un 29 por ciento entre el año 2000 y 2008, debido a grandes compras de armas, y ahora se enfrenta a tremendos problemas para pagar las deudas por sus programas militares innecesarios. Como dijo un antiguo secretario de Estado de Defensa en el año 2010: “Nunca debimos haber adquirido sistemas que no íbamos a usar, para situaciones de conflicto que no existían y, lo que es peor, con fondos de los que no disponíamos ni entonces ni ahora”. Incluso en el caso de la última víctima de la crisis, Chipre, parte de sus problemas de deuda se deben a un incremento de un 50 por ciento en gasto militar en la pasada década, principalmente a partir de 2007.

Las deudas generadas por la venta de armas fueron han sido a menudo resultado de negocios corruptos entre miembros gubernamentales, pero ahora recaen sobre ciudadanos ordinarios que deben hacer frente a recortes salvajes en servicios sociales. Una serie de investigaciones sobre un contrato de armas firmado por Portugal en 2004 para comprar dos submarinos por mil millones de euros, cerrado por el entonces primer ministro José Manuel Durão Barroso (ahora presidente de la Comisión Europea) han revelado la existencia de más de una docena de contratos de intermediación y consultoría sospechosos, que costaron a Portugal al menos 34 millones de euros. Las autoridades judiciales están investigando hasta ocho contratos de armas firmados por el Gobierno griego desde los años noventa debido a posibles sobornos y comisiones ilegales a políticos y funcionarios del Estado.

El gasto militar ha disminuido como resultado de la crisis en los países más afectados por ella, pero la mayoría de Estados aún tienen niveles de gasto militar similares o superiores a los de diez años atrás. La lista de los países con mayor gasto militar del mundo revela que el Reino Unido ocupa el cuarto puesto, Francia, el quinto, Alemania, el noveno e Italia, el undécimo. Italia, a pesar de verse aquejada por una deuda de 1,8 billones de euros, destina una mayor cantidad de su PIB a gastos militares que el mínimo registrado, en el año 1995, desde el fin de la Guerra Fría.

Los recortes en gasto militar, cuando se han aplicado, han repercutido casi siempre en las personas: reducciones de personal y rebajas en las pensiones y salarios, y no en las compras de armas. De hecho, el presupuesto para la compra de armas pasó de 38.800 millones de euros en 2006 a 42.900 millones de euros en 2010 –un incremento superior al 10 por ciento–, mientras que los costes de personal descendieron de 110.000 millones en 2006 a 98.700 millones en 2010, una reducción del 10 por ciento que tuvo lugar en gran medida entre 2008 y 2009.

Mientras que países como Alemania han insistido en los recortes más severos del presupuesto social de los países en crisis para el pago de la deuda, han hecho mucho menor hincapié en los recortes en gasto militar que podrían poner en peligro la venta de armas. Francia y Alemania presionaron al Gobierno griego para que no redujera su gasto de defensa. Actualmente, Francia está negociando un contrato de arrendamiento con Grecia para dos de las fragatas más caras de Europa; este sorprendente proyecto, dicen, está motivada por “consideraciones de orden político, más que ser una iniciativa de las fuerzas armadas”. En 2010, el Gobierno holandés concedió licencias de exportación por valor de 53 millones de euros para equipar a la fuerza naval griega. Como señaló un asistente del entonces primer ministro griego, Yorgos Papandréu: “Nadie nos está diciendo ‘compren nuestros buques de guerra o no vamos a rescatarlos’. Pero se desprende claramente que serán más solícitos si lo hacemos”.

El elevado y continuado gasto militar ha generado un auge de los beneficios de las empresas armamentísticas y un impulso aún mayor a la exportación de armas, ignorando toda consideración relativa a derechos humanos. Las cien mayores empresas del sector vendieron armas por valor de 318.000 millones de euros en 2011, un 51 por ciento más en términos reales que en 2002. Anticipando una demanda nacional decreciente, la industria recibe un apoyo político más activo para promocionar la exportación. A principios de 2013, el presidente francés, François Hollande, viajó a los Emiratos Árabes Unidos para promocionar la venta del avión de combate Rafale. El primer ministro británico, David Cameron, también viajó a los Emiratos Árabes Unidos y a Arabia Saudí en noviembre de 2012 con el objetivo de promover grandes contratos de venta de armas. España está pendiente de lograr un controvertido contrato con Arabia Saudí para vender 250 tanques Leopard 2, en competencia con Alemania, la constructora original del tanque.

Son muchos los estudios que prueban que la inversión militar es la manera menos eficiente de crear puestos de trabajo, con independencia de los otros costes del gasto militar. Según un estudio de la Universidad de Massachusetts, un gasto de defensa por valor de mil millones de dólares crea los mínimos puestos de trabajo, menos de la mitad de lo que podrían generar como inversión en educación y transporte público. En momentos de gran necesidad de inversión en creación de puestos de trabajo, invertir en un estamento militar excesivo y derrochador no es justificable dado el número de puestos de trabajo que dicha inversión podría generar en áreas como la salud y el transporte público.

A pesar de la clara evidencia de los costes que provoca el elevado gasto militar, los líderes militares siguen fomentando la falsa y absurda idea de que los recortes en defensa de la UE suponen una amenaza para la seguridad de los países miembros. El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, “no ha desaprovechando ninguna ocasión para persuadir a los miembros de la alianza de invertir y colaborar más en defensa”. El general Patrick de Rousiers, presidente francés del Comité Militar de la UE, señaló en una audiencia celebrada en el Parlamento Europeo que el futuro de Europa estaba en juego si no se aumentaba el gasto militar. “¿Qué lugar puede ocupar una Europa de 500 millones de habitantes si no tiene una capacidad militar creíble que garantice su seguridad?”, se preguntó retóricamente”.

Creemos, por el contrario, que en un momento en que el programa de austeridad permanente de la Comisión Europea se enfrenta a retos crecientes, hay un ámbito en la que Europa podría hacer mucho más para aplicar la austeridad. Este ámbito es el del gasto militar y la industria armamentística. La abolición de las armas nucleares en posesión de Francia y el Reino Unido permitiría ahorrar varios miles de millones de euros al año y, a la vez, cumplir con el compromiso adquirido por estos países en el tratado de no proliferación de armas nucleares y, así, eliminarlas definitivamente. La reducción del gasto militar de todos los Estados miembros a los niveles existentes en Irlanda (0,6 por ciento del PIB) permitiría ahorrar muchos más miles de millones. La cancelación de las turbias deudas generadas por acuerdos de armas alcanzados con sobornos sería un gran primer paso en la exigencia de responsabilidades a aquellos que ayudaron a causar la crisis. Tales medidas también demostrarían que, en tiempos de crisis, Europa está preparada para invertir en el futuro deseado por sus ciudadanos y ciudadanas, y no por quienes promueven la guerra.

 Descargar:

Descargar el informe completo – Armas, deuda y corrupción(pdf, 543.22 KB)

Bruselas quiere que el TTIP dé alas a los combustibles fósiles

Bruselas insiste en que no habrá cesiones en materia de protección medioambiental con el TTIP, pero la filtración de nuevos documentos apunta exactamente a lo contrario. La propuesta sobre Energía y Materias Primas de la Comisión Europea analizada por Público serviría como una suerte de pase VIP a las redes de distribución de gas y electricidad para las multinacionales de ambos lados del Atlántico, e incluso contempla la inclusión de un “compromiso judicialmente vinculante” para eliminar “toda restricción existente en la exportación de gas natural comercializado”, lo que podría incrementar su consumo y acelerar aún más el cambio climático.

TBS_3501De hecho, el texto también plantea prohibir específicamente a EEUU y a la UE la restricción del comercio de combustibles fósiles con el alza de los precios a través de “licencias”, “requerimientos de precio mínimo” o impuestos a las exportaciones. Esto ataría las manos de los estados para reaccionar ante un aumento de exportaciones de combustibles fósiles como el petróleo, el carbón o el gas, con el consiguiente impacto medioambiental -que ni siquiera aparece contemplado ni mencionado en este Anexo-.

Así se establece en uno de los dos documentos filtrados este lunes por la Campaña estatal no al TTIP en exclusiva a Público, Cadena Ser y La Sexta, y que salen a la luz apenas unas horas antes de que comience la ronda de negociaciones número 14 entre la UE y EEUU.

Documento filtrado por la Campaña no al TTIP

Fechada el 21 de junio de 2016, la Propuesta de la UE para un Capítulo de Energía y Materias Primas en el TTIP “podría quebrantar políticas de EEUU y de la Unión que alienten la producción de energía limpia”, según el análisis del documento elaborado por Ecologistas en Acción, al que también ha tenido acceso este diario. “La propuesta de la UE incluye una nueva disposición según la cuál las compañías eléctricas no deberían discriminar entre distintos tipos de energía en la concesión de acceso a la red eléctrica”, por lo que los gobiernos tendrían mucho más difícil favorecer el consumo de energías renovables. Y el texto sólo permite “excepciones limitadas a esta regla”, por lo que los estados podrían ser forzados a probar que una medida política adoptada era “necesaria”, “objetiva” y legítima”.

“Es un paso en la dirección contraria al Acuerdo de París”, explica Tom Kucharz, portavoz de Ecologistas en Acción, una de las casi 500 organizaciones que entran bajo el paraguas de la Campaña. Así, el activista reconoce que el documento con la posición inicial de la Comisión, elaborado en 2013 y filtrado un año después, “era aún peor” que el texto que hoy está sobre la mesa, pero advierte de que la simple eliminación de las restricciones a la exportación sería nociva para el medio ambiente, teniendo en cuenta que el fracking es la técnica de extracción de gas predominante en EEUU.

Otra de las aristas más afiladas del documento hace referencia a la cooperación reguladora: establecería la creación de un “grupo de trabajo para energía y materia prima” que tendría como objetivo “monitorizar la implementación” de las “obligaciones” incluidas en el texto, lo que según el activista permitirá a las multinacionales “dar otro paso dentro de las instituciones”. Seguir leyendo Bruselas quiere que el TTIP dé alas a los combustibles fósiles