cabecera 600x200

Andalucía - Nº 160 - Febrero 2019

Venezuela y la politización de la ayuda humanitaria

Humanidad. Imparcialidad. Neutralidad. Independencia operativa. Según lo dispuso la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en sendas resoluciones de 1991 y 2006, esos son los cuatro principios que deben estar presentes en las acciones de ayuda internacional para que sean calificadas de humanitarias.
Los dos últimos se refieren específicamente a los envíos asistenciales a naciones azotadas por catástrofes naturales o de factura humana (guerras, enfrentamientos internos, sublevaciones y un largo etcétera), cuya finalidad, más que mitigar el sufrimiento de la población afectada –aunque eventualmente pueda hacerlo–, es llevar agua al molino de la política. No importa de qué signo sea esa política. Se trata, en cualquier caso, de poner en evidencia a quienes utilizan el daño y el dolor de las víctimas del desastre o el conflicto con el propósito de ganar simpatizantes para su causa. En los términos del citado organismo internacional, el principio de neutralidad establece que los actores humanitarios no deben tomar partido en los enfrentamientos o controversias políticas, ideológicas, raciales o religiosas que ocurran en los países que reciban la ayuda. Y el principio de neutralidad operativa prohíbe que la acción humanitaria esté ligada a los objetivos políticos, económicos o militares que el país que proporciona la ayuda pueda tener en las zonas donde ésta tenga lugar.

Acoso a las ONGs

Parece que nuestra gente del mundo de la solidaridad comparte, de manera cada vez más unánime, que la Declaración Universal de los Derechos Humanos está siendo desplazada por intereses económicos y una ideología deshumanizadora.
Ahí está el reciente discurso de nuestro amigo Jose Chamizo, anterior Defensor del Pueblo en Andalucía con ocasión de su investidura como Doctor Honores Causa por la Universidad de Cádiz el 8 de febrero de 2019. “Vivimos una extraña encrucijada en la que los soportes ideológicos que hemos mantenido durante años, tal vez desde el final de la segunda guerra mundial, están siendo sustituidos por otros que pretenden ocultar la dura realidad en la que viven millones de personas. Los Derechos Humanos han sido desplazados por los intereses económicos y por ideas que giran en el ámbito de la deshumanización. El fascismo está llegando lentamente con otras caras, presuntamente más modernas, más dialogantes, pero con la misma dosis de crueldad. El desprecio a pobre, la Aporofobia, es en el fondo la nueva bandera de estos insensatos e insensatas. Hay asco, terror, desprecio a los que viven en la pobreza, da igual que sean sin hogar o inmigrantes y refugiados. Si eres rico no importa la nacionalidad ni tu estatus social aunque el dinero proceda de actividades ilícitas”.

El modelo urbano-energético y agroindustrial está poniendo en peligro a las poblaciones de insectos, con probables efectos catastróficos

Compartimos este artículo de la Oficina Pro Defensa de la Naturaleza y sus Derechos ha publicado a propósito de la desaparición de los insectos en el planeta. Esperamos que sea de su interés.
Un estudio hecho por científicos australianos, recientemente publicado, y ampliamente difundido en medios de comunicación, muestra que las poblaciones de insectos están desapareciendo en todo el mundo y que, si esta tendencia continúa, los efectos pueden ser catastróficos.

Premios Social–Dipgra 2018

Compartimos la nota de prensa de la CONGRA, de la que formamos parte desde sus inicios, con motivo de la mención recibida de la Diputación de Granada con motivo de los premios SOCIAL DIPGRA 2018.
La Diputación de Granada celebró ayer día 4 de febrero de 2019 la entrega de premios SOCIAL DIPGRA 2018, reconociendo con ello las buenas prácticas en Servicios Sociales.
La Coordinadora Granadina de ONGDs (CONGRA) ha recibido una mención especial por la realización de acciones de Cooperación Internacional.

Objetivo, fines y actividades de ASPA

Según sus estatutos, ASPA se constituye con el fin último de contribuir a superar el actual orden internacional injusto, a través del desarrollo de programas educativos globales en los países del Norte, tendentes a un cambio de actitudes y valores que potencien un mundo más justo y solidario, y el estudio, asesoramiento, programación y gestión de programas integrales que tiendan a …
Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA)
Avenida de Rabanales, nº 19, bajo
14007 Córdoba.

Estás recibiendo este mensajes porque tu correo forma parte de un fichero de datos, regulado por el Reglamento del Parlamento Europeo (RGPD) 2016/679.

La organización responsable de tus datos y el tratamiento de los mismos es la Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz (ASPA).

Puedes ejercer los derechos asociados a sus datos tal y como se recoge en nuestra Política de Privacidad y Protección de datos personales.
facebook twitter youtube instagram custom
MailPoet