Boletín de Sur a Sur, nº 67: Y de Grecia emanó la democracia

89100621_a11063ca7dUna vez más, segunda en este año, Grecia nos muestra el camino de la verdadera Democracia. La deriva autoritaria impuesta por los mercados ha encontrado un obstáculo de primer orden en un pequeño país, insignificante por su economía, pero imprescindible por su aportación a la Historia. Las Autoridades, antes llamadas Troika, habían pensado sacrificar un país, a todo un pueblo, para dar ejemplo, escarmentar a los insurrectos. ¿Qué pensar? Stiglitz, premio Nobel de Economía decía en un reciente artículo: “Los líderes europeos atacan la democracia griega sin entender que los planes de la Troika han fracasado” y enfatiza que “Europa ataca a la democracia griega porque la verdadera naturaleza de la disputa sobre la deuda es mucho más sobre el poder y la democracia que sobre el dinero y la economía”.

Por tanto desde los movimientos sociales y las ONGs nos tenemos que unir a la fiesta del pueblo griego para celebrar la victoria del NO en el referendum. Un referendum que puede convertirse en un episodio que cambie Europa. Un toque de atención para el proyecto europeo si no quiere ahogar su legitimidad en los países que más han sufrido la crisis. Y en este sentido vienen a colación algunas reflexiones como las que hace el periodista Alberto Sicilia desde Atenas, y que fueron publicadas en Diario Público el 6 de julio. (PARA SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO PINCHA EN ESTE ENLACE)

Varufakis

En Grecia, Tsipras, obligado por el principio-yugo de realidad, está haciendo lo que Europa le ha dictado, aun a costa de hacer trizas su partido Siryza y perder dignidad ante sus conciudadanos. Luis García Montero, en este artículo de InfoLibre, nos descubre por qué Varufakis fue rechazado por la cumbre de Europa como la peste. No por pedir demasiado para Grecia, sino por querer analizar a fondo el sistema suicida que rige en Europa. Por ser un político-ciudadano.

MinotauroGlobal_150ppp-450x701El dinero manda, nos convierte a los seres humanos en mercancía y a nuestros derechos civiles en negocio. Se privatizan la sanidad, la educación, el agua, la información, los servicios de limpieza, las cárceles… Y, sobre todo, se privatiza la política. Sí, se privatiza un partido político igual que un hospital o un colegio.

Los partidos políticos que diseñaron la arquitectura de Europa trabajaban como organizaciones privatizadas al servicio de la banca y las multinacionales. El horizonte fue la cultura neoliberal y su trampa íntima: no se trataba de desmantelar el Estado, sino de concebir un Estado al servicio del dinero. Más que desregulación, hay una ingeniería política y social capaz de convertir en deuda pública las pérdidas privadas de los bancos y de la economía especulativa.

Los acreedores han sustituido así a los políticos en la toma de decisiones, un proceso puesto en evidencia hasta la saciedad en la crisis griega. En vez de preocuparse por la gente (sus salarios, sus pensiones, su hambre, su dignidad, su desempleo), los acreedores se empeñan no ya en cobrarlo todo –porque hay deudas que no se pueden cobrar enteras–, sino en que no se rompan las reglas de juego que han provocado sus ganancias, la deuda, el desempleo, el hambre y el maltrato de la gente.
El comportamiento de los políticos-banqueros y de la prensa-banquera durante el referéndum griego ha sido un espectáculo indecente. En nombre de la solución económica de un problema grave han intentado, a base de calumnias y amenazas, devolverle el poder a los mismos partidos tradicionales que contribuyeron a crear la situación crítica (por seguir los mandatos del BCE y del FMI) y derribar al Gobierno elegido por los ciudadanos para resolver sus problemas.

La lección importante del dinero, claro está, es que los ciudadanos no tienen derecho a resolver a través de la política sus problemas. Las urnas son un peligro. El comportamiento de las instituciones europeas se mueve así en el oleaje de la cultura neoliberal dominante que desacredita la política. Le compramos con facilidad su cultura al enemigo cuando decretamos el fin de la política, las listas electorales sin políticos, la corrupción de todos los políticos, el todos son iguales, porque esa dinámica sólo sirve para dejarle las manos libres al dinero. Como advirtió Antonio Machado hace muchos años, conviene cuidarse de quien aconseja que no nos metamos en política, porque eso significa que quiere hacer la política sin nosotros. Seguir leyendo Varufakis

La antieuropa

“Europa no habla griego, que habla gringo”. Este viejo verso de J. Bergamín viene hoy como anillo al dedo. Gringo es la palabra que sirvió para designar lo peor de EEUU, cuando se corrompió el primitivo e ilusionante “sueño americano” convirtiéndose en sueño imperialista.

Que Europa renunciara a explicitar sus “raíces cristianas” podía ser comprensible por respeto a la pluralidad. Lo terrible es que, con esa renuncia aparentemente laica, Europa ha abandonado sus raíces europeas. La “libertad-igualdad-fraternidad” se ha convertido en otra troika llena de “pes”: “Propiedad-Prisas-Pensamiento único”.

grecia_560x280-685x342La única libertad es la que da el dinero. Ese enriquecimiento buscado cuanto antes y a toda velocidad, es lógico que aniquile toda igualdad. Y, para defender esa doble meta, un pensamiento único económico que amordaza todas las diversidades asesinando cualquier atisbo de fraternidad. El mejor ejemplo de ello es la conducta de Europa con Grecia, que economistas de la talla de Vicenç Navarro califican de “terrorismo financiero”. La Antieuropa.

Grandes economistas del momento (Krugman, Stiglitz, Piketty o, en España, V. Navarro y Torres-López) sostienen que el problema de Grecia es más político que económico. Algo de eso sugiere este dato poco publicado: entre tantos recortes impuestos a Grecia, nunca se le pidió una reducción del gasto militar (excesivo además en aquel país). ¡Parecía elemental! Pero resulta que Alemania y Francia son los mayores vendedores de armas a Grecia… Syriza ha sido el primero en hacer esa propuesta, enemistándose así con los militares griegos. ¡Qué curioso!

El problema es político no económico. Y creo que se reduce a este dilema: por un lado, Europa no quiere que Grecia salga del euro: no por razones de solidaridad, sino porque eso daría la razón a quienes criticaron, como precipitada y economicista, la creación de la moneda única antes de tiempo. Por el otro lado, Europa no puede tolerar que posturas contrarias a esa política de “austeridad para los más pobres” y sin poder devaluar la propia moneda, acaben triunfando y dejen en evidencia todos estos años de dictadura financiera, donde otros gobiernos dóciles revestían su cobardía de obediencia (como en las peleas de niños en los colegios)…

Este es el problema europeo: político más que económico. Syriza no puede triunfar de ningún modo, porque eso sacaría los colores a ocho años de neoliberalismo cruel. Por tanto, es necesario desacreditarlo y humillarlo, negando incluso voz y espacio a tantos que piensan como ellos y sustituyendo toda argumentación por esos calificativos de “ligereza”, “irresponsabilidad”,… tan bien sonantes como mal aplicados. Por otro lado, si Grecia sale del euro, habrá de parecer que es puramente una absurda decisión suya, contraria a la voluntad europea. De ahí la bajeza moral del señor Junker proclamando que el referendum convocado por Syriza era para salir o quedarse en el euro. ¡Por favor! Seguir leyendo La antieuropa

ASPA participa en el Programa E-Motive

ASPA junto a los colectivos cordobeses AE Barbiana, InteRED, CIC Bata y el uruguayo CIC La Mancha participamos en el Programa E-Motive, financiado por la AECID. Representantes de las asociaciones cordobesas participarán en la XI Bienal Internacional del Juego, los días 18 al 22 de septiembre en Montevideo y posteriormente integrantes de La Mancha viajaran a Córdoba.

¿Qué es el programa E-Motive?

emotiveE-Motive conecta propuestas sociales de todo el mundo con el fin de compartir metodologías y formas de hacer que puedan ser aplicadas en lugares diferentes de los que las vieron nacer. Esas propuestas han de tener un fuerte componente local.

Pongamos un ejemplo para verlo más claro. Una asociación uruguaya en Montevideo trabaja con una metodología denominada LUDOPEDAGOGÍA basada en la vivencia y en la práctica, tomando dicha vivencia como base de su análisis crítico como procedimiento didáctico para la teorización. Es decir, el conocimiento se produce en forma colectiva y devuelto a la práctica, se convierte en un factor de transformación de la realidad. La experiencia ha sido exitosa y podrá ser compartida con varias asociaciones similares en Córdoba que conocerán la metodología uruguaya y la llevará a la práctica en su entorno.

¿Se trata entonces de encuentros en los que compartimos experiencias?

En realidad, E-Motive es mucho más. E-Motive se basa en el aprendizaje mutuo, en la conexión entre actores de cambio globales, en el reconocimiento de iniciativas sociales ciudadanas… En definitiva, en otras formas novedosas de cooperación en las que se construye colectivamente en un camino de ida y vuelta.

El punto de partida de este aprendizaje mutuo se sitúa en África, Asia y América Latina, de donde provienen las propuestas ciudadanas que serán compartidas con la sociedad civil europea. Estas iniciativas ofrecerán a las comunidades metodologías de funcionamiento, organización y actuación para el cambio social y político.

Si pensamos en el ejemplo de Montevideo y Córdoba, entenderemos fácilmente de qué se trata. Seguir leyendo ASPA participa en el Programa E-Motive

Boletín de Sur a Sur, nº 66: África, un “país” de tópicos

Durante el curso que acaba África ha sido para ASPA un referente continuo en charlas c3a1frica-tc3b3picaexposiciones y proyectos de cooperación. En este recorrido solidario hemos podido observar, sin embargo muchos tópicos. Se habla de que todos los africanos viven en un mismo país, son pobres y vagan desnudos por sus desérticos paisajes, al igual que los españoles visten de torero y los mexicanos solo toman tequila. Por eso siempre es buena una ocasión para desmontar sus tópicos más célebres.

África, el país más grande del planeta. Es también el mayor de sus tópicos. En el imaginario colectivo, es algo parecido a China, un estado de dimensiones colosales con miles de millones de habitantes de una sola raza. La realidad diferenciada de sus 54 países requiere un esfuerzo demasiado complejo para nuestra cultura de masas, y más tratándose de un continente de pobres.

Calor y sequía. Una escena habitual en el aeropuerto internacional de Nairobi es la del turista disfrazado con pantalones cortos (modelo explorador), camiseta y sandalias “todoterreno”. Llega dispuesto a vencer al asfixiante calor y a las dificultades de una vida entre polvo y escasez de agua. Pero es julio, la temperatura en la capital keniana es de 10 grados centígrados y llueve a mares. De camino a su hotel, pedirá al taxista que encienda la calefacción y atravesará barrios de naturaleza desbordante.

Los niños pobres y sus moscas. Sí, los hay, y no solo niños. Hay centenares de millones de personas por debajo del umbral de la pobreza (el 85% de la población en algunos países) y muy pocas interesadas en solucionarlo. Pero, aunque prevalezca la iconografía del niño asediado por las moscas en mitad de una tierra seca, también hay urbes modernas, autopistas, coches caros y una escala social que incluye clase media y ricos. Estos últimos, muy pendientes, además, de unas previsiones de crecimiento superiores al 25% en algunos casos. (….)

Para seguir leyendo el boletín pincha en este enlace