Una mirada feminista a la Nicaragua ‘cristiana, socialista y solidaria’

Entrevista con María Teresa Blandón, una de las voces más críticas del feminismo nicaragüense.

Doña Alma se quedó sola en el comedor porque su ayudante no vino. Me mira mientras intento mover una mesa pesada, para ayudarla como puedo. «Donde hay mujeres no mueren mujeres» murmura, y sonríe. En la Nicaragua de Daniel Ortega, donde el poder de la primera dama Rosario Murillo es prácticamente absoluto, la figura de la mujer no es ausente, al contrario, ha tenido y tiene un papel relevante en la creación de esta «segunda etapa del socialismo». Sin embargo, a pesar de que haya mujeres en los cargos decisivos; el machismo, la discriminación y la violencia de género no han desaparecido. Y, contrariamente al refrán de doña Alma, mujeres sí hay, pero las mujeres siguen muriendo.

María Teresa Blandón, originaria de una zona rural en el norte de Nicaragua y ex guerrillera en la revolución sandinista, es hoy una de las voces más críticas del feminismo nicaragüense. La encontramos en las instalaciones del Programa feminista la corriente, una red feminista que desde 1994 es una referencia en Centroamérica para los estudios de la teoría feminista, investigación, formación de líderes y alianzas en defensa y promoción de los derechos de las mujeres y la igualdad de género. Blandón nos concede una larga entrevista que acá reportamos casi integralmente.

Empezamos hablando de la que se podría denominar «la nueva estética del Frente», una especie de renovación ideológica y visiva que distingue la segunda etapa del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), digamos, a partir de la derrota electoral del 2001, y que Blandón interpreta como «el resultado de un análisis detallado de la sociedad, muy oportunamente utilizado para específicas finalidades políticas».

“Los nuevos símbolos son expresión de un sincretismo largamente larvado en el Frente. Los anteriores correspondían a otra época, a otro discurso y a otro propósito, a un momento de la historia en lo que había que exacerbar el relato del guerrillero heróico, del hombre —deliberadamente digo hombre— bueno, noble, comprometido, dispuesto a dar todo por la patria. Es decir, los símbolos anteriores correspondían al relato de un guerrillero heróico que debía de ser admirado porque estaba dispuesto a morir por la patria y por los ideales de justicia.”

Blandón recuerda una época «asociada a la guerra, a la muerte, al sufrimiento, al individuo que abandonaba su familia para construir una familia revolucionaria trascendente». Una época que ya no existe, suplantada por una supuesta democracia pacificada y pacificadora, por una época de consumismo que disfraza de político lo que es meramente económico.

“Esta nueva propuesta política del Frente se fue gestando desde la derrota electoral de 1990. En tiempos de neoliberalismo, de consumo, cuando la gente quiere olvidar la guerra, los muertos, las heridas que causó la guerra, cuando quiere de alguna manera dejar en paz el duelo, este Frente, que ha perdido 3 elecciones consecutivas, la del 1990, del 1997 y del 2001, necesita construir nuevos símbolos. ¿Para quién? Para el grueso del electorado, que son jóvenes con una historia fragmentada, porque probablemente ni sus propios padres han querido hablar con sus hijos e hijas. Hay algunos que tienen una idea de purismo revolucionario, otros que heredaron un gran resentimiento por lo que significó el fin de esta revolución. Hay muchas historias y relatos, dependiendo de donde estuvieron sus padres, pero son relatos fragmentados, porque en este país no hemos logrado invertir en la recuperación de la memoria histórica. Hay muchas historias pero que no dialogan, son inconexas. Lo que tienen los jóvenes son pedacitos de historia, y este metarelato está colocado en un lugar donde ya no encaja, donde los mismos padres los han alentado a una búsqueda más individual, para satisfacer las necesidades crecientes en una sociedad de consumo.

Los discursos y los nuevos símbolos del frente apuntan a esto, a aparecer como una alternativa viable para la juventud pero sin este peso de la mística revolucionaria propia de la década de los 70 y 80 y más como una propuesta alegre, lúdica, con algo que apunta a la solidaridad pero desde tareas muy básicas que empalman con una idea religiosa. Ser cristianos, solidarios con los pobres pero sin abandonar sus propios intereses de desarrollo. Lo que antes se podía ver como individualismo, ahora tenemos que hacerlo compatible con el socialismo y los símbolo tienen que ser alegres.

El rojo y negro vienen del sandinismo maduro, eran símbolos muy sólidos pero también muy tremendos, asociados a la lucha guerrillera de América Latina, y se inscriben en una línea que se asocia al dolor, a la muerte, al sufrimiento, al peligro, a la exposición de la vida misma.

Ahora tenemos símbolos alegres, multicolores, con mensajes muy simples y apelaciones muy ambiguas, para hablar con los jóvenes sin cuestionar las creencias conservadoras de los adultos, porque uno de los temas que más afectó al Frente en los 80 es un cuestionamiento permanente a ciertas ideas conservadoras religiosas. De hecho, el primer lema que adopta el «nuevo» Frente es somos ‘cristianos, socialistas y solidarios’. Así, con ‘cristianos’ en primer lugar, y esto marca una diferencia importantísima en los nuevos símbolos y la estética del partido.”

Seguir leyendo Una mirada feminista a la Nicaragua ‘cristiana, socialista y solidaria’

de Sur a Sur, nº 94: Togo, a la sombra de un árbol

Compartimos en el boletín nº 94 un artículo de nuestro compañero Luís Pernía sobre el viaje a Togo que han realizado 14 personas del Movimiento Junior y ASPA a finales de julio. El motivo del mismo era conocer este pequeño país destinatario de nuestro sueño solidario a través del programa de becas para que un grupo de jóvenes mujeres terminen sus estudios y el envío de un contenedor de 15 toneladas, que todas las primaveras se envía con diversos productos desde Andalucía.

IMG_41401El artículo empieza así: “¿A qué se parece el mapa de Togo? Pues recuerda a la sombra de un baobab que se extiende desde Burkina Fasso al Golfo de Benín. Una sombra alargada en la que caben desde la sonrisa de un niño a una cascada en el corazón del bosque, por eso Togo se descubre como el país de los pequeños milagros.

Togo es una pincelada verde amarillo que refulge al borde de las aguas del intenso azul del golfo de Benín, en el África occidental. Bien es verdad que se trata de uno de los países más pequeños de África, pero no nos engañemos: Togo es la prueba de que cuanto más pequeño, mejor. Dentro de sus fronteras, existe toda una variedad de pueblos, culturas y maravillas naturales, que representan todo lo mejor que el África occidental tiene que ofrecer.

Su topografía va del litoral bordeado de cocoteros, con resonancias esclavistas, que recuerda al Pacífico sur, a las exuberantes montañas, las colinas onduladas, los pintorescos valles y las extensas llanuras, atravesando ríos ondulantes y apacibles lagunas. En el extremo norte, es terreno de sabanas.

Cuando se llega a Togo lo primero que llama la atención es el verde amarillo. Todo está inundado de verde amarillo. De un verde amarillo empapado de claridad.

Ya en la escalerilla del avión nos topamos con otra novedad: el olor del trópico. Un olor que encontramos desde Lomé a Niamtougou y en las tiendas de telas, calvos, y comestibles.

Y el descubrimiento más importante: la gente. Gentes de aquí del lugar, que encajan en el paisaje, en  una comunidad indivisible, armónica y complementaria”

Para seguir leyendo el artículo pincha en este enlace

Además de este artículo puedes encontrar información del proyecto “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global” que estamos finalizando en estos días. El objetivo de esta iniciativa era sensibilizar a la juventud andaluza sobre temáticas como violencia estructural,  género, corresponsabilidad en los cuidados, modelos de desarrollo y desigualdades norte sur. El hilo conector de todas estas realidades fueron los testimonios grabados en vídeo por “La Mirada Invertida” de mujeres trabajadoras de hogar bolivianas.

 

Los instrumentos de muerte y destrucción que no sirvan para diversión

 

Los ciudadanos de Vélez-Málaga y por contagio los de la Axarquía hemos asistido pasivamente en el último fin de semana de julio, a la contaminación sonora y medioambiental de mal gusto, que nos producía el rimbombante primer “Festival aéreo air show“.

Utilizar como reclamo la exhibición de un avión como el Eurofighter, cuyo programa de construcción tuvo un coste de 60.000 millones de €, de los cuales casi 12.300 corresponden a su desarrollo, teniendo un coste de despegue estimado en 2008 de 63 millones de €, con un coste de compra de 88,4 millones de €. El coste de adquisición varía en función de la configuración que cada país haya elegido para su avión, ya que en cada uno es diferente, el coste total de obtención del Eurofighter Typhoon británico en 2011 fue de 126 millones de £.

Como referencia, el coste por hora de vuelo era de 43.000 € en 2010, y el coste anual de mantenimiento en el período 2009-2019 sería de 15 millones de €.

El armamento interno del Eurofighter Typhoon consiste en un cañón automático Mauser BK-27, de calibre 27 mm, que tiene una cadencia de tiro de 1.700 disparos por minuto. Está ubicado en el encastre alar derecho del avión y dispone de una munición de 150 proyectiles.

En el exterior dispone de hasta 13 puntos de anclaje, de los que 5 están en el fuselaje y 8 bajo las alas. En estos soportes puede cargar una gran variedad de armamento lanzable aire-aire y aire-superficie, además de un máximo de 3 depósitos de combustible externos (de 1.000 o 2.000 litros) y contenedores (pods) como el designador de objetivos LITENING. El armamento lanzable consiste en: Misiles de corto alcance, Misiles de medio/largo alcance, Misiles antirradiación, Misiles para apoyo aéreo cercano, Misiles de crucero, Bombas guiadas, Bombas de caída libre / retardadas.

Alrededor del 25 de abril de 2008, un Eurofighter de la Royal Air Force sufrió daños al aterrizar en la base Aeronaval de China Lake (Estados Unidos).

El 24 de agosto de 2010 un Eurofighter Typhoon de entrenamiento se estrelló en la Base Aérea de Morón de la Frontera, en la provincia de Sevilla (España). El accidente ocurrió durante una sesión de entrenamiento de un piloto de Arabia Saudí, resultando éste muerto mientras que el instructor de nacionalidad española pudo salvar su vida al ser eyectado del avión.

El 9 de junio de 2014 un Eurofighter Typhoon del Ejército del Aire español se estrelló en la Base Aérea de Morón de la Frontera, en la provincia de Sevilla (España). En el accidente murió el piloto del aparato.

En fin una “maravilla de avión”, por el peligro potencial que conlleva su exhibición ante numeroso público, por lo que nos cuesta cada Eurofighter y por, lo más importante, la capacidad de asesinar, de generar desgracias y destrucción en los escenarios de guerra donde participe, lo convierte en el instrumento de peor gusto con el que ha podido contar este evento.

Otro instrumento de muerte y destrucción que participó en el evento y del que hace gala el Alcalde de Vélez-Málaga es el F-16, diseñado por la compañía estadounidense General Dynamics en los años 1970 para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, este avión ha sido utilizado:

Por la Fuerza Aérea Israelí en el valle del Bekaa, en la Operación Ópera y en la Operación Paz para Galilea (durante la Guerra del Líbano de 1982)

Por Pakistán en la guerra civil afgana.

Por Estados Unidos y los aliados en la Operación Tormenta del Desierto (1991)

Operaciones de entreguerras en territorio iraquí (1991-2003)

Golpe de Estado en Venezuela (1992)

Los Balcanes (1994-1995 y 1999)

Incidentes sobre el mar Egeo (1996 y 2006)

Guerra de Kargil (1999)

Operaciones en Afganistán (2001-actualidad)

Invasión de Irak y operaciones posteriores (2003-2011)

Segunda Guerra del Líbano (2006)

Operación Sol (2007-2008)

Conflicto Israel–Gaza (2008–2009)

Intervención militar en Libia (2011)

FondoInicio Seguir leyendo Los instrumentos de muerte y destrucción que no sirvan para diversión

ASPA condena la propuesta del partido ARENA que pretende incrementar las penas relacionadas con el aborto en El Salvador

ASPA se ha unido, mediante la firma de este manifiesto y el envío de correos electrónicos a las/os diputadas/os de la Asamblea Legislativa de El Salvador, a la campaña de presión política, organizada por Organizaciones Internacionales de Sociedad Civil y Defensoras de los Derechos Humanos de condena de la propuesta del partido ARENA que pretende incrementar las penas relacionadas con el aborto en El Salvador.

Las abajo firmantes, organizaciones miembros de la sociedad civil internacional y organizaciones defensoras de los derechos humanos condenamos enérgicamente  la propuesta de reforma presentada por el grupo parlamentario ARENA al Código Penal en El Salvador. En concreto, denunciamos la lamentable propuesta de elevar las penas criminales de aborto de 30 a 50 años de cárcel; y la propuesta de aumentar las sanciones contra el personal médico, y otros que sean sospechosos de infligir lesiones a la vida prenatal, en el ejercicio de su profesión o a los que abierta o veladamente anuncien procedimientos, medicamentos, sustancias y objetos destinados a provocar abortos.

7fa8f_aborto_efeVarios estudios han demostrado que la penalización y/o la restricción al acceso al aborto seguro no reduce el número de abortos.[1] Además, en países en donde el aborto está completamente restringido, y por lo tanto es inseguro, como es el caso de El Salvador, se obliga a las mujeres a poner en riesgo su salud y muchas veces hasta su vida.[2] Una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), también ha señalado que a menos que se garantice a las mujeres el acceso a un servicio completo de salud sexual y reproductiva, incluido el acceso a anticonceptivos y al aborto legal y seguro, es probable que se incremente el índice de abortos inseguros en todo el mundo.[3] La Relatoría especializada en Violencia contra las Mujeres de las Naciones Unidas ha señalado que la prohibición total del aborto en El Salvador es una causa directa de los altos índices de mortalidad materna en el país.[4] Además, las mujeres jóvenes, pobres y solteras son las que más probabilidades tienen de recurrir a un aborto inseguro, lo que pone de manifiesto el impacto de las leyes restrictivas de aborto en la perpetuación de la desigualdad e injusticia social. Es probable que la implementación de estas leyes restrictivas y sentencias criminales pongan en mayor riesgo la salud y la vida de las mujeres, ya que los proveedores de servicios médicos no podrán brindar el tratamiento necesario a las mujeres que experimenten urgencias obstétricas o postabortos, por temor a ser acusados de facilitar el acceso al aborto.

Una de las más graves consecuencias de la restricción total del aborto en el Salvador es el injusto encarcelamiento de muchas mujeres que han sufrido complicaciones obstétricas y abortos espontáneos.  Como ha indicado recientemente el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas (CESCR), la prohibición total del aborto en El Salvador ha dado lugar a “casos graves de sufrimiento e injusticia”, y ha permitido el procesamiento de mujeres por embarazos malogrados en cualquier circunstancia, siendo las más afectadas las mujeres de las clases socioeconómicas más bajas.[5] El CESCR también ha señalado casos concretos de mujeres como “Las 17”, que accedieron a servicios médicos como consecuencia de amenazas graves para su salud y recibieron sentencias penales extremadamente desproporcionadas por la sospecha de haber abortado, sin permitirles su derecho a un procedimiento reglamentario.[6] Un grupo de relatores especiales de las Naciones Unidas también ha instado al gobierno de El Salvador a que otorgue el indulto a todas las mujeres injustamente encarceladas por complicaciones durante sus embarazos, y a que  revoque sus leyes  restrictivas frente al aborto. [7]

Seguir leyendo ASPA condena la propuesta del partido ARENA que pretende incrementar las penas relacionadas con el aborto en El Salvador

Finalizamos el proyecto “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global”

El mes de junio acabamos los talleres del proyecto “Jóvenes Andaluces, Nuevas Tecnologías y Educación Global” en Córdoba, Granada y Málaga. El objetivo de esta iniciativa era sensibilizar a la juventud andaluza sobre temáticas como violencia estructural,  género, corresponsabilidad en los cuidados, modelos de desarrollo y desigualdades norte sur. El hilo conector de todas estas realidades fueron los testimonios grabados en vídeo por “La Mirada Invertida” de mujeres trabajadoras de hogar bolivianas. Sus historias de vida, llenas de lucha feminista y sindical en contra de la discriminación múltiple que sufren por ser mujeres, indígenas y dedicarse a los cuidados, han sido el motor y fuente de inspiración de todas las acciones y formaciones contempladas. El documental “Boconas”, reúne los encuentros con algunas de ellas en La Paz, con Radio Deseo de fondo.

DSC_0013Las actividades programadas en el marco de este proyecto incluyeron la realización de una serie de talleres en los que se presentaron los distintos temas desde un enfoque vivencial o socioafectivo, abordando las cuestiones a trabajar desde una perspectiva integral, en sus dimensiones emocional, intelectual y espiritual. Estos talleres estuvieron acompañados por sesiones técnicas de lenguaje audiovisual que culminaron con la grabación colectiva de un documental en cada provincia sobre alguna de las temáticas tratadas. Todo este proceso estuvo encaminado a que las personas participantes se conviertan en multiplicadoras de lo aprendido y reflexionado, y adquirieran las habilidades para crear y expresar sus propios mensajes de solidaridad y justicia social en el “idioma de las cámaras”.

El documental “Boconas”, los cortos realizados, las historias de vida de las mujeres bolivianas, las guías didácticas y todos los materiales generados están disponibles en la página web de este proyecto: http://www.aspafragmentos.org/

En Córdoba, se trabajó con dos grupos de jóvenes: la Asociación Meridiano, donde se grabó un documental sobre violencia de género; y la Facultad de Ciencias de la Educación de la UCO, en la que se grabó un documental sobre migraciones. En Granada, los talleres se hicieron en el CICODE. El alumnado participante grabó un corto de ficción sobre migraciones, que se presentó en el Festival Edita: “Viajer_s imprescindibles”. En Málaga, las sesiones se hicieron con alumnado del Ciclo Formativo de Grado Superior de Técnico en Agencias de Viajes y Gestión de Eventos del C.E.S. Santa María de los Ángeles. Se grabó colectivamente un documental sobre violencia de género titulado “El cuento que nunca debe empezar”.

Las experiencias vividas con esta iniciativa han sido muy positivas. Los procesos de sensibilización generados han dado pie a construir nuevos significados a partir de nuestras experiencias en colectivo, a repensar el mundo que nos rodea y nuestro papel en él.