de Sur a Sur, nº 82: Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais

En una Europa a la deriva en relación a las personas refugiadas, las ONGs y organizaciones proinmigrantes venimos denunciando las medidas que están asumiendo algunos países europeos. Medidas que pasarán a la historia de la infamia por la terrible violación de derechos humanos que suponen. Dinamarca ha comenzado a confiscar el dinero en efectivo de las personas refugiadas que supere los 1.340 euros. Países como Suecia, Holanda y Finlandia han anunciado deportaciones masivas. Mientras el periódico británico The Independent denuncia que miembros, algunos de ellos uniformados, de una milicia armada de extrema derecha llevan a cabo una campaña de violencia sin precedentes contra los inmigrantes que están en  el llamado campo de la Jungla, en la localidad francesa de Calais. Y en muchas de nuestras fronteras se construyen muros y alambradas que impiden la entrada de quienes tienen pleno derecho a la circulación por vías legales y seguras, y a una adecuada acogida.

calais1Hemos escogido este botón de muestra de la situación en Calais a través del artículo “Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais” de Andrea Olea publicado recientemente en Diario Público.

Los actos racistas y las muestras de solidaridad se multiplican al mismo tiempo en Calais, la ciudad del norte de Francia convertida en última etapa para miles de refugiados que sueñan con llegar a Reino Unido. La manifestación que este fin de semana recorrió sus calles en apoyo a los emigrantes, terminó en altercados con la policía y varias detenciones, escenificando la tensión creciente que vive la localidad.

Vista desde el aire, la Jungla se asemeja a un inmenso mar de plástico azul y blanco. Situado a apenas cinco kilómetros de la ciudad francesa de Calais, frente al Canal de la Mancha, este asentamiento acoge a más de 7.000 emigrantes de una quincena de nacionalidades que esperan dar el salto definitivo a Inglaterra: afganos, sudaneses, sirios, etíopes, eritreos… un paseo entre sus calles enlodadas se convierte en un recorrido por un mapa de conflictos.

En este gigantesco poblado, formado por chabolas y precarias estructuras de madera, todo es extremo: el frío, el viento, el barro. La Jungla es como un ser vivo que respira, inspira y expira, engulle y escupe a personas de muy distintos orígenes con dos cosas en común: una odisea a sus espaldas hasta su llegada a Calais y el sueño de alcanzar Reino Unido, considerado la verdadera Tierra Prometida.

Las cifras oscilan, pero en los últimos meses el número de habitantes de la Jungla ha explotado: de 3.000 personas pasó a 10.000, y en la actualidad se estima que malviven en ella entre 7.000 y 8.000 habitantes.

PARA SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO PINCHA EN ESTE ENLACE Seguir leyendo de Sur a Sur, nº 82: Xenofobia y solidaridad rivalizan en la Jungla de Calais

La justicia falló en contra de los demandantes por contaminación en la Amazonía ecuatoriana

A los pobladores de Pacayacu, en Sucumbíos, solo les queda la esperanza que la justicia internacional falle a su favor en una demanda por contaminación ambiental contra Petroamazonas. El juicio lo perdieron en su propio país, pero subsisten sus testimonios sobre el absurdo de sobrevivir a la pobreza y a la contaminación. Pacayacu es una de la zonas en las que esta trabajando nuestro socio Clínica Ambiental.

Contra la expulsión del jesuita Esteban Velázquez por parte de Marruecos

ASPA se une a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía en la repulsa y denuncia por la expulsión por parte del Reino de Marruecos del sacerdote jesuita Esteban Velázquez y pedimos la intervención diplomática española para su vuelta a Nador.

CcpEl comunicado de las CCP de Andalucía dice así: “Las personas pertenecientes a las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía denunciamos la expulsión del sacerdote jesuita Esteban Velázquez por parte del reino de Marruecos y pedimos la intervención diplomática española para su vuelta a Nador.

El sacerdote jesuita Esteban Velázquez es una persona avezada a situaciones fronterizas de enorme gravedad y tensión, como la guerrilla en el Salvador. Desde hace tres años venía siendo responsable de la Delegación de migraciones del Arzobispado de Tánger en la ciudad de Nador, unos 15 kilómetros al sur de Melilla. El pasado 11 de enero le fue denegada la entrada a Marruecos y se le requisó su permiso de residencia marroquí, del que era titular, cuando intentaba entrar a través de Melilla.

Esteban ha sido silencioso, tenaz e incansable en la defensa de los derechos fundamentales y la atención humanitaria a las personas migrantes y refugiadas que se encuentran en tránsito por el norte de Marruecos como etapa final de su periplo migratorio hacia Europa. También realizaba una importante labor de inclusión social con los jóvenes marroquíes en riesgo de exclusión en la región.

Nos parece enormemente grave esta prohibición de entrada a una persona, que destaca por su insobornable defensa de los Derechos Humanos. Y muestra bien a las claras que la monarquía marroquí necesita todavía un largo recorrido para hacer efectivas libertades tan básicas como la religiosa, la de conciencia y la de expresión. Seguir leyendo Contra la expulsión del jesuita Esteban Velázquez por parte de Marruecos

Manifiesto en solidaridad con Alfonso y con Raúl

ASPA ha firmado el manifiesto en solidaridad con los titiriteros Alfonso y Raúl. El manifiesto dice así: “El viernes 5 de Febrero Alfonso y Raúl representaban su última obra en el distrito de Tetúan (Madrid), con ocasión de los Carnavales organizados por el ayuntamiento. Un grupo de padres y madres, molestos por los contenidos de la obra, que se representaba ante un público infantil, llamaron a la policía para denunciar un supuesto caso de enaltecimiento del terrorismo, que apoyó la fiscalía. Esta acusación es manifiestamente falsa y absurda. Miente quien diga que en la obra de teatro se alaba al terrorismo.

12745917_933729973369223_2571543198504839673_nLos artistas fueron detenidos, y tras una noche en comisaría, llevados a declarar ante Ismael Moreno, juez de guardia de la Audiencia Nacional. Éste confirmó las acusaciones, y al delito de “enaltecimiento de terrorismo”  e “incitación al odio”. Además, dictó prisión preventiva incondicional (sin fianza) para los artistas. Por este motivo se están recogiendo firmas para encausar al juez Ismael Moreno por prevaricación.

Mientras tanto, los medios de comunicación se hacían eco de la versión de los denunciantes, y llevaban a cabo una campaña de criminalización de los titiriteros. Expresando de esta manera su servicio al espíritu de Don Cristobal retratado en la obra,  están manipulando deliberadamente la información para atacar al ayuntamiento de Madrid, a la vez que crean una cortina de humo y desvian la atención de los escándalos de corrupción que se están destapando éstos días.

Pocas horas después, el Ayuntamiento de Madrid movido por el miedo, se plegaba ante la presión mediática, destituía al responsable de haberlos contratado, e interponía una denuncia contra ellos. Denunciamos que el Ayuntamiento ha gestionado pésimamente este caso, con una postura ambivalente que ha propiciado la criminalización de nuestros compañeros: Recordemos que fue la policía local, dirigida por el ayuntamiento de Madrid, la que entregó a los detenidos a la brigada de información de la policía nacional, reconociendo por tanto un posible delito de terrorismo.

Tras 5 días en prisión preventiva, la fiscalía y el juez ha cedido ante la presión social, que ha desatado un fuerte movimiento de solidaridad con los titiriteros, y los ha puesto en libertad con cargos; con la obligación de presentarse cada día en comisaría o en los juzgados y la prohibición de salir del Estado. Sin embargo, no retiran las acusaciones de enaltecimiento del terrorismo.

Ante esta hilarante pérdida de sentido común, queremos exponer:

– El espectáculo “La Bruja y Don Cristobal” no estaba diseñado para un público infantil, como figura en la página de “Títeres desde Abajo”. Además los titiriteros lo advirtieron de viva voz antes de la actuación. El error de programación es responsabilidad del ayuntamiento.

-Que la escena del juez colgado pertenece a la tradición de títeres de guante inglesa. En particular es una escena de Mr. Punch. Personaje y escena que cuentan con siglos de historia. (en 1963 este personaje celebró su 300 aniversario) -Que en los títeres de guante o “cachiporra” han sido golpeados hasta la muerte… del personaje: demonios, perros, policías, jueces, hombres, mujeres y niñ@s. -Que en el teatro existe una forma de rechazar el talento y/o el mensaje de la representación, sea lanzando tomates, silbando o abandonando el auditorio. – Que en el espectáculo  satírico “La Bruja y Don Cristobal” no se ensalza el terrorismo, sino que se denuncia la criminalización de la protesta social . La (mini) pancarta que dice “gora alka-eta” se lecoloca a la bruja de la función para inculparla falsamente, mediante un montaje policial. El mismo método usado para inculpar a los titiriteros. La realidad supera la ficción. Seguir leyendo Manifiesto en solidaridad con Alfonso y con Raúl

¿Qué hay detrás de la epidemia del Zika?

Compartimos este artículo que nos ha llegado de Acción Ecológica, nuestra asociación hermana en Ecuador y que muestra lo que hay detrás de la “epidemia del zika”. ¿sabías, por ejemplo, que la transmite el mosquito transgénico (Aedes agyptis) creado por la empresa britanica Oxitec?, ¿tendrá que ver algo que haya surgido en América Latina con que sean en Brasil las próximas olimpiadas, lo que obligará a miles de personas a vacunarse contra el virus?,  ¿no os recuerda a las anteriores “epidemias” de la gripe A, gripe aviar, ebola, … con titulares sensacionalistas que generan paranoia en la población? Por cierto, ya hay empresas como Pfizer Inc, Johnson and Johnson and Merck & Co Inc. dispuestas a hacer negocio con la vacuna. El artículo dice así:

Virus-transmitidos-por-mosquitosEn los últimos días ha circulado abundante información sobre la epidemia del zika, y su relación con niños nacidos con microcefalia, y a pesar de que no hay pruebas científicas contundentes que asocien estas malformaciones con el virus del sika, ya hay un gran negocio montado.

Se trata del mosquito transgénico (Aedes agyptis) de Oxitec, empresa británica relacionada con la Universidad de Oxford. El sancudo transgénico ha sido liberado en Brasil, Malasia y las Islas Caimán y Panamá, y está en agenda hacerlo en La Florida, con el fin de controlar la fiebre del dengue[1].

A pesar de que no se ha demostrado su efectividad en la reducción de la enfermedad del dengue, especialmente en la ciudad de Juazeiro, en el estado brasileño de Bahía, donde se han hecho ya liberaciones masivas (800.000 mosquitos transgénicos por semana), se propone que este mosquito transgénico, podría ser la solución a esta epidemia.

Organizaciones de Brasil se han opuesto a la liberación del zancudo transgénico desde que se empezó su liberación en 2011, porque existe duda de su efectividad tanto en la reducción de las poblaciones de mosquitos, como de la enfermedad en si mismo. Hay además preocupaciones sobre el efecto en la salud humana si un zancudo transgénico llegara a picar a una persona. Aunque la empresa Oxitec dice que sólo se liberan mosquitos machos (que no pican), la técnica de separación es bastante rudimentaria y podrían pasarse “infiltradas” hembras transgénicas y ser a la vez portadoras de dengue, chikungunya o sika.

Por otro lado, mientras las poblaciones de Aedes agyptis disminuye, podrían crecer otros mosquitos portadores de las enfermedades, como el mosquito tigre asiático, que se reproduce mucho más rápido y es extremadamente agresivo. Seguir leyendo ¿Qué hay detrás de la epidemia del Zika?

Somos una ONGD, que desde Andalucía y desde un compromiso transformador, trabaja en la construcción de un mundo solidario y en paz.